La nueva soledad en la que está encerrado el kirchnerismo

kk

 

 

 

 

 

 

 Los últimos actos en los que estuvo presente el ex presidente Néstor Kirchner quedaron marcados por la soledad en la que se encuentra sumergido el patagónico. Cómo repercute esto en el ánimo del santacruceño, y las repercusiones al interior del Partido Justicialista Ayer POLíTICA COMENTAR El pasado miércoles en la ciudad de Tres de Febrero, el ex presidente Néstor Kirchner efectuó una reunión con los intendentes justicialistas del Conurbano bonaerense para manifestarle cuáles eran a su modo de ver los pasos a seguir por parte de los seguidores del gobierno nacional en el corto y mediano plazo. En ella el santacruceño manifestó los postulados básicos del kirchnerismo que se vienen repitiendo a coro desde hace meses por los mensajeros del gobierno, como son la construcción de una sociedad más igualitaria y tendiente a una redistribución de la riqueza, que permita a los más pobres dar un paso cuantitativo en su vida. Pero lo que más impactó a aquellos que estuvieron presentes en los pagos conducidos por Hugo Curto, fue la soledad en la que estuvo inmiscuido el ex mandatario a lo largo de toda su visita. Parece que los jefes comunales, salvo honradas excepciones, casi ni se acercaron a saludar a Néstor Kirchner, que mientras tanto veía como todos los alcaldes hablaban entre sí dejándolo de lado, para sólo luego salir sonrientes para la foto periodística. Esta soledad en la que parece encontrarse el patagónico al interior del Partido Justicialista es algo que preocupa de sobremanera al matrimonio presidencial, y muchos de los que responden al riñón más íntimo de la pareja santacruceña, añaden que no saben cómo puede repercutir esto en el ánimo sobre todo de Néstor Kirchner, un personaje muy peculiar y predispuesto a los constantes cambios de humor, que lo llevan a ir de un lado hacia el otro casi sin miramientos en el juego político. Quienes vieron a Kirchner el pasado miércoles en Tres de Febrero, aseguran que su rostro reflejaba el de una persona desencajada, poco afecta al diálogo y sólo dispuesta a escuchar lo que quiere oír. Incluso destacan que las palabras dichas por el patagónico a los intendentes, demuestran una falta de conocimiento de lo que en realidad piensa la gente común, alejando aún más a la clase dirigente de la sociedad. En su discurso de “adoctrinamiento” a los jefes comunales del Justicialismo, éstos últimos se mostraron totalmente sorprendidos por el mensaje del patagónico, ya que se desprende del mismo que desde el gobierno nacional se quiere seguir peleando con el campo, con la Iglesia y con Clarín hasta lo último, sin importar las consecuencias que de allí puedan surgir para el futuro del país. El temperamento K parece estar por el piso, más allá de los triunfos legislativos conseguidos en las últimas semanas, que han llevado a que ayer la presidenta Cristina Fernández enviara al Congreso el proyecto de la nueva Ley de Radiodifusión para su tratamiento en el parlamento, y esta manera abrió un nuevo frente de conflicto con diversos sectores de la sociedad que vuelven a introducir a la gestión K en un nuevo cortocircuito con la sociedad. En el seno del PJ estas actitudes asumidas por Néstor Kirchner ya no tienen el consenso que tenían en su momento, y empieza a surgir un cierto fastidio y hartazgo por las acciones del patagónico, que lo único que hacen es seguir crispando los ánimos de una sociedad que está cansada de las peleas y la división, y pide diálogo y consenso para resolver los problemas. Situación complicada por la que se encuentra pasando hoy en día el ex presidente Néstor Kirchner, demostrando que la soledad del poder parece ser real en su persona, y que lo lleva a tener que lanzar todas sus movidas políticas mientras siga teniendo quien lo escuche y siga, antes de caer en el ostracismo en el que suelen caer aquellos que tuvieron un gran poder en nuestro país, y que con el tiempo lo fueron perdiendo poco a poco.

Anuncios

La fábula del fútbol la tevé y el viejo zorro

El nuevo matrimonio se ha consumado y la promesa de amor garantizada por 10 años y 600 millones de pesos para sanear las devastadas finanzas de los clubes volteó todos los eufemismos. El último y más memorable, el del vocero de la AFA, Ernesto Cherquis Bialo, quien a las puertas de la institución e indagado por los periodistas sobre el origen de los fondos que permitirán que hoy retorne el fútbol oficial, contestó sin contestar y sin rastros de duda: “La plata la pondrá el socio de la AFA”.

A la misma hora, en su página web, la casa de Julio Grondona informaba lo que todos sabían desde hacía dos semanas: el socio de la AFA es el Estado. Dicho letra por letra en internet: “se logró acuerdo entre la AFA y el Estado. En su reunión, el Comité Ejecutivo aprobó un proyecto de contrato asociativo con la AFA, etc., etc.”. Un antecedente legal que el kirchnerismo, todavía descorchando champán, ni siquiera se ocupó de registrar.

Zorro viejo, Grondona tiene más calle que Kirchner y tanto poder como él, pero con menos problemas que resolver como no sean los de su comarca. Por eso mandó a su vocero a usar fórmulas diagonales y por otro ordenó colgar en la página oficial de la institución la obvia verdad, todavía no dimensionada en su punto justo.

Es al revés de lo que se piensa: el fútbol arrastró al Estado a uno de los peores negocios de su vida, a cifras que no son las del mercado sino las de los tiempos políticos de Kirchner, obsesionado en su batalla contra el Grupo Clarín. El problema es que el Estado asume un compromiso en nombre de un gobierno que atraviesa la segunda mitad de su mandato constitucional y que, a pesar de las promesas de diálogo, no incluyó a la oposición en esta abrupta decisión de asociarse al negocio del fútbol profesional, algo a lo que ni siquiera se animaron las dictaduras que asolaron el país, salvo el caso del Mundial 78, declarado “cuestión de Estado”.

No se trata sólo de lo que significan 600 millones de pesos por año en un país con las carencias que tiene la Argentina. Habría que dejar de lado eso, si fuera posible, por un momento. La trampa para el gobierno es que, de ahora en más, será también socio no de la fiesta de la presunta tevé gratis sino de todos y cada uno de los desquicios del fútbol: las malas administraciones, las minisociedades de los dirigentes con los barrabravas, la licuación de las deudas impositivas y las muertes en las canchas.

El contrato anterior, discutible para algunos, involucraba una cuestión entre privados estrictamente focalizada en la puntual televisación y los derechos de la misma. Pero cuando la plata viene del Estado la ecuación cambia. Ya no podrá Aníbal Fernández explicar que de la seguridad en las canchas deben encargarse los clubes y que los episodios de violencia no son inherentes al patrullaje del Estado ni podrá el gobierno perseguir a morosos impositivos y previsionales cuando, por otro lado, perdona a uno de los principales y más notorios.

El viejo Zorro está feliz, con cara de yo no fui, como siempre. Nadie percibe que el verdadero ganador de esta batalla, por ahora, es él. Aunque el champán lo descorchen otros.
DyN

Un paso al abismo

“Hoy hemos dado algo más que un paso en materia deportiva, de promoción del deporte, de acceso a mirar el deporte, hemos dado un paso grande en la democratización de la sociedad argentina.”

Cristina Kirchner

De fusilamientos, mentiras y desvergüenzas

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo que el gobierno es víctima de los “fusilamientos mediáticos” , en otra defensa de sus políticas ante las críticas de los medios de comunicación.

No son cómplices, son el delito

Las noticias, aunque no llaman la atención, no pueden ser peores. Marcan una realidad conocida pero que no queremos aceptar.  La ministro de defensa, Nilda Garré, recortó en un 50% los fondos correspondientes a las fuerzas armadas, dejando de esta forma, al país sin poder controlar sus fronteras marítimas y su espacio aéreo. Los aviones en tierra y los barcos fondeados.

ABRAZO DE OSOS ”’

 

 

Bonafini-abraza-a-Fidel

 

 

 

 

 

¿Lesa Humanidad o Justicia Revolucionaria?La “activista de derechos humanos” argentina pide justicia mientras abraza al asesino de miles de cubanos.

La Mentira Siempre Tiene Patas Cortas

Cristina-Fernandez-Nestor-Kirchner-al-cielo

 

 

 

 

¿Hubo alguna vez 30.000 desaparecidos?

En general todos los partidos políticos utilizan como bandera política la pobreza en el país. No solo aquí en la Argentina, sino en todo el mundo. Es lógico y comprensible. El mayor número de electores está en los sectores más carenciados.