Vivencia, Recuerdos y Experiencia de un Piloto de Combate

Amigos a continuación transcribiremos detalles de la entrevista que realizáramos a uno de nuestros más conspicuos héroes de Malvinas, el Capitán (RE) CARLOS CACHÓN ex piloto de combate de nuestra FUERZA AÉREA, quien en la gesta de 1982,  con el grado de  Primer Teniente, formaba parte como numeral, de una escuadrilla de Cazabombarderos  Mc. Donnell Douglas A-4B Sky Hawk, la que comandaba el – por entonces –  Capitán Pablo Marcos Carballo.

(1982) El entonces 1º Teniente Cachón es el que está de frente en el centro. A su izquierda el Teniente Rinke, a su derecha, el Alférez Carmona, de espaldas el Capitán Carballo.

La misión más destacada que le tocó en suerte llevar adelante – y con marcado éxito por cierto – fue sin duda la que protagonizara el 8 de junio de 1982, en la zona de Bahía Agradable, en que se produjo el ataque a los buques ingleses Sir Galahad y Sir Tristan  que,  fondeados en dicho accidente geográfico, procedían al desembarco de efectivos, (los Guardias Galeces) materiales y gran cantidad de munición.

El motivo que singulariza esta acción es sin dudas el hecho que, la misma, fue confiada por la superioridad a dos escuadrillas de A-4B, la del Capitán Carballo y la del Primer Teniente Filippini  (ocho máquinas en total) pero cuando arribaron al punto en que debían efectuar reabastecimiento de combustible en vuelo, tres de las ocho aeronaves, no pudieron hacerlo, atribuido a que posiblemente, debido a la muy baja temperatura que se registró en esa madrugada (varios grados bajo 0 ) estarían congelados los mecanismos de las lanzas de reabastecimiento de los mismos, lo que obligó a estos  pilotos a retornar a su base, pero curiosamente, las máquinas afectadas eran las correspondientes a los dos jefes de escuadrilla y la del primer numeral del Primer Teniente Pilippini y en consecuencia nuestro entrevistado,  pasó a ser el oficial responsable no de una, sino de dos escuadrillas, función para la que, si bien se encontraba capacitado, nunca la había desempeñado y ahora se veía obligado a hacerlo y no como una acción de entrenamiento sino, en combate real. Su Capitán, luego de transmitirle la novedad e imponerlo de los pasos a seguir le dijo “llévelos a la gloria”.

Así lo hizo, ya que éste ataque sumado a los que luego se sucederían, por parte de otras escuadrillas de la F.A. provocaron la pérdida de los buques detallados, más el Sir Lancelot y la fragata  HMS Plymounth  que fue hundida por los Mirage V Dagger y posteriormente, se centraron los hostigamientos sobre la cabeza de playa. Todo ello constituyó lo que la Royal Navy calificó como “El día más negro de la Flota”.

Este episodio, el Capitán Cachón  lo relata con detalles en el libro que publicara el Capitán Carballo después de la guerra ( “Dios y los Halcones” Editorial Abril 1983 Páginas 160/162)

Sabíamos por referencias de las cualidades humanas del Capitán Cachón, pero una cosa es suponer y otra comprobar, sinceramente consideramos que los juicios vertidos sobre su persona, por parte de sus allegados, superiores y amigos  no terminan de hacerle justicia. Resulta casi increíble que pueda, un individuo que protagonizó actos de arrojo que van mucho más allá de lo que cualquiera de nosotros, simples civiles mortales pudiéramos aceptar o protagonizar, fuera un ser tan sencillo y humilde, condiciones que sólo poseen los grandes de espíritu.

Aclaramos que para nosotros un piloto que se desempeña en inferioridad técnica y táctica contra un enemigo muy superior, dueño de la más moderna tecnología y los elementos bélicos de defensa más sofisticados a los que se podía acceder , y lo hace, no sólo arriesgando su más preciada posesión –  su vida –  sino que, anteponiendo los sagrados intereses de la patria a su seguridad  lleva a cabo las misiones encomendadas  y además, obtiene marcados éxitos, es merecedor, como compatriota,  de nuestro eterno agradecimiento, admiración y respeto.

Cuando establecemos comunicación con el Capitán, lo hacemos vía telefónica  debido a la  gentileza del Comodoro Spath quien nos suministrara su número, a través de la efectiva colaboración de la Señorita Myrian Acuña, de relaciones públicas y protocolo de Fuerza Aérea,( a quien, aprovechamos para agradecer su empeño y amabilidad) Por toda respuesta nuestro amigo accede inmediatamente a la requisitoria, pero demostrando lo que expusiéramos anteriormente referente a su persona, lo hace citándonos en su propio domicilio, alegando que lo prefería, para estar más cómodos y tranquilos.

Demás está decir que, aceptamos más rápido que ligero, de la extensa charla en un ambiente cordial y distendido trataremos de reflejar sus principales aspectos.

Al instalarnos comodamente en un sillón del living observamos algo que no pudimos dejar pasar, se trata de una maqueta de un A4B que el Capitán recibió como obsequio hace muy poco tiempo según nos contó. Las realiza un Señor residente en Villa Mercedes (San Luis) cerca de la Base natural de asiento de estas máquinas (Villa Reynols) lógicamente la fotografiamos pero les podemos asegurar que no se le hace justicia, es digna de ver por la precisión y calidad de sus detalles, baste con decir que se observa al mirar en la cabina el piloto e incluso la carta de navegación sobre el costado derecho junto al tablero de instrumentos.

En la foto inferior el Capitán Cachón durante la entrevista (2002)

Pregunta: ¿Coincide Ud. con la opinión generalizada de sus colegas de armas, en el sentido que la Argentina fue “inducida” a la guerra ?

Respuesta: Por supuesto, no me caben dudas. Lo que pasa es que en el momento y en el fragor de la lucha, no se piensa con frialdad pero, después, analizando detalladamente, atando cabos como se dice, esto surge como evidente. Además, te vas enterando de cosas, por ejemplo, el hecho de que los EE.UU.   apoyó a Gran Bretaña, pero puso como condición que no se atacara el continente, pues no querían una reacción de otra potencia (léase URSS.) lo que hubiera determinado una peligrosa escalada bélica indeseada por ambos y de resultados impredecibles. Todo lo que pretendían era circunscribir el conflicto a las Islas para lograr el objetivo de usarlas, una vez reconquistadas, como asiento de una base militar, para lograr sus  pretensiones de dominio y control del Atlántico Sur, y realizando esta maniobra sin la oposición del resto del mundo, que vería en esta acción sólo el derecho de Inglaterra de luchar por lo que consideraba suyo.

P : ¿Como juzga Ud. hoy, a veinte años de los hechos, con su actual experiencia y a la luz de los resultados, el accionar de la Fuerza Aérea Argentina.

R: Creo que se actuó de la mejor y única manera posible, debíamos hacerlo con lo que teníamos, sabíamos positivamente de nuestra inferioridad, técnica  y de potencial bélico, pero era nuestra misión y tratamos de cumplirla de la mejor manera, supliendo en la medida de lo posible, la falta de medios con empeño y mucha maña, adquiriendo a su vez experiencia, claro que de la manera más difícil.

P: ¿Que nos puede decir con referencia a  lo asegurado por los pilotos de la Royal Navy, que calificaron a sus colegas argentinos como “excelentes pilotos de bastón y pedal”( es decir muy buenos conductores de aviones ) pero “carentes de tácticas de combate”?

R: Bueno creo que son puntos de vista, por otra parte estas declaraciones se refieren con seguridad a los pilotos de caza interceptora, que eran los que podían y debían en definitiva combatir con ellos en las clásicas “peleas de perros”, éstos eran los pilotos de Mirage, curiosamente,  los Británicos rehuían estos enfrentamientos. Nosotros, siendo pilotos de cazabombarderos, obviamente que no teníamos configuración, capacidad, ni experiencia para esas circunstancias, pero reitero, no era nuestra misión.

P: ¿Cuanto hay de cierto y cuanto de falacia en el famoso tema de las bombas?

R: Como todo lo que se llevó adelante en esa guerra, fue un continuo aprendizaje por el método de prueba y descarte. Al no tener nosotros ningún tipo de entrenamiento ni experiencia en el difícil metier de la guerra aeronaval, (tampoco tenían experiencia de combate los pilotos aeronavales) comenzamos usando las mismas bombas que utilizaba la Armada, de 1000 Libras, de cola frenada, luego experimentamos con las convencionales y más tarde se llegó a la conclusión que las que realmente nos daban resultado eran las de fabricación nacional (había también algunas de procedencia española ) de 250 Kg. que se cargaban en número de tres en el lanzador central del  avión. Nuestro mayor inconveniente era que, por el tipo de aviónica de nuestros aparatos,( agregamos nosotros que debería decirse por ausencia de aviónica) y el tipo de material explosivo era menester no sólo ver el objetivo, sino pasar sobre él físicamente, para llevar adelante el ataque. Con estas bombas conseguíamos realmente hacerles mucho daño, pues al tener un tamaño/peso relativamente bajo, penetraban y se alojaban en el interior de los cascos de los buques, las de mayor peso, debido a la fragilidad de los materiales empleados en la construcción de los navíos modernos (aluminio) los atravesaban con facilidad y explotaban luego, fuera de la nave. Esto resultaba tremendamente decepcionante para el piloto, ¿sabés que bronca te da el hecho de poner, no sólo tu esfuerzo personal, hay que contar el de los mecánicos que mantenían tu avión volando, el de los armeros, el de los encargados de planificar las misiones etc.,  para que luego de arriesgar tu vida en varias oportunidades, sólo consiguieras hacerles un bonito agujero ?. Con esas bombas conseguimos realmente muy buenos resultado.

P: ¿Cual es su opinión sobre lo que se menciona de la actuación de las distintas fuerzas, fundamentalmente la crítica manifiesta hacia el ejército.

R: Yo vengo sosteniendo hace mucho que la diferencia básica que existió fundamentalmente, entre el Ejército  y la Fuerza Aérea, consistía en que el soldado que apretaba el gatillo en las trincheras, era un “colimba” que en el mejor de los casos tenía unos meses de instrucción, aunque de hecho había muchos pibes que no superaban los quince días, en cambio el que lo hacía en la Fuerza Aérea era un profesional con quince años de entrenamiento y capacitación, eso a la larga se nota. El caso de la Marina fue distinto, ellos tenían un sistema de instrucción más profesional con el soldado de infantería y además contaban con el sistema de dos años de servicio, por eso fue destacable la actuación del BIM.

P: ¿Podemos inferir que no es partidario del Servicio Militar Obligatorio?

R: Para nada, es más sostuve desde siempre que es el dinero más mal gastado. El ciudadano que es incorporado a las filas de las Fuerzas Militares – no importa cual sea –  lo es de resultas de una ley de la que no participó, con la que por supuesto no esta de acuerdo pues la asume como una actitud coercitiva. Al no haber una culturización patriótica en el sistema de enseñanza primaria en nuestro país, el niño, más tarde adolescente se forma en un ambiente que podríamos decir, aséptico en cuanto a los sentimientos nacionales, en consecuencia nadie cree en el “verso” de sentir el orgullo de servir a la Patria. De resultas de esto no es un soldado confiable en cuanto a su dedicación y capacitación, sabe que es cuestión de aguantar un año y listo. por eso, no cuida la ropa ni lo elementos ni nada es, como dije antes, la plata más mal invertida. Creo que en Malvinas quedó bastante claro.

P: ¿Que opinión le merece el concepto vertido por el Brigadier Ernesto H. Crespo y que elevara oportunamente al estado Mayor, referente a la conveniencia de una escuela Militar común a las tres Fuerzas?

R: Esta bien como expresión de deseo, pero lamentablemente eso no depende de ninguna de las tres Fuerzas Armadas, aunque la F.A. sí está de acuerdo, es un tema que debe bajar como mandato por parte del poder político, es decir, el gobierno central debe instituirlo como ley y de esa forma tendría vigencia plena, al principio habría cierta resistencia por esa especie de rivalidad que existe entre las FFAA pero, con el correr de las distintas promociones se iría convirtiendo en algo natural.

P: También se propone en dicho informe la aplicación de una premisa que debiera regir definitivamente como norma para el desempeño futuro de acciones militares, la misma establece que: Todo lo que se desplace o actúe sobre la tierra es responsabilidad del Ejército. Lo que se desplace o actúe sobre o bajo la superficie del agua (mar, ríos) es de competencia de la Armada y todo lo que lo hace en el medio aéreo sobre ambas superficie es de competencia exclusiva de la Fuerza Aérea. ¿Esta Ud. de acuerdo con esto?

R: Esa es desde siempre la opinión de la Fuerza Aérea, pero nunca hubo acuerdo para llevarla adelante, es más existen diferencias y controversias aún en las funciones que están debidamente establecidas, por ejemplo: la protección de los aeropuertos con medios antiaéreos es responsabilidad exclusiva del Ejercito, así está establecido, sin embargo no se lleva a cabo, eso determinó que la Fuerza Aérea debiera empeñar los medios necesarios para dar protección al aeropuerto en Malvinas,  ya que el Ejército colocó sólo una batería (2 piezas) de 35 mm en la zona de la pista, la Fuerza Aérea colocó 10 piezas. Había también es verdad lanzadores Tiger Cat pero eso sólo no hubiera bastado. En un estudio personal que realizara hace ya mucho, una propuesta que presenté, hablaba de la conveniencia ( aquí entra a tallar lo político )  de una integración sudamericana, al estilo “Mercosur” en el que los países integrados, de acuerdo a sus capacidades y conveniencia,  asumieran roles prefijados y que a modo de ejemplo  – para que me entiendan – sería más o menos así: Por decir, Brasil sería responsable de la armada, en consecuencia las principales bases navales se establecerían en ese territorio, los militares argentinos o de otras naciones integrantes del acuerdo serían destinados a los mismas. El arma Ejército podría ser responsabilidad de , por ejemplo Paraguay o Uruguay o quien sea y ocurriría otro tanto y el medio Aéreo,( la Fuerza Aérea) responsabilidad por caso de la Argentina. Esto que a primera vista parece casi una utopía no sería tan así, se conseguiría en primer lugar, unas Fuerzas Armadas poderosas, ya que cada país aporta su cuota y se alejarían definitivamente las hipótesis de conflicto en la zona.

P: Se menciona también por parte de analistas e investigadores del tema, algo que se cataloga como grueso error, aunque no se lo atribuye a los pilotos sino que se aclara que lo hacían siguiendo órdenes emanadas de la superioridad, es el referido al tema de la selección de los blancos batidos. La crítica específicamente dice que se deberían haber atacado los lanchones de desembarco, los buques de abastecimiento e incluso la misma cabeza de playa, – hablamos de San Carlos – en su lugar los blancos elegidos eran los buques de guerra. ¿ Que nos puede decir al respecto ?.

R: Todo tiene su como y su porqué. En primer lugar no es verdad que nos ordenaran tácitamente atacar a los buques de guerra, aunque en algunas ocasiones si lo fue, pero se trataba de naves que efectuaban cañoneo sobre las islas o piquetes de radar. En el caso de San Carlos la misión era, batir cualquier blanco enemigo. Lo que ocurre en este caso es que por el sistema que debíamos emplear para acercarnos sin ser detectados y atacar con alguna posibilidad de éxito, debíamos hacerlo volando a ras del agua y San Carlos ( el estrecho ) forma una especie de cañadón. en el que al ingresar, – lo hacíamos por el norte o el sur, pues si lo hacíamos por el oeste debíamos tomar altura para superar las elevaciones del terreno, lo que nos colocaba peligrosamente en sus radares de tiro y en consecuencia se perdía el factor sorpresa que era lo que más jugaba a nuestro favor, –  como decía, al ingresar, los ingleses, que no eran estúpidos, nos presentaban un abanico de fragatas que actuaban como cortina de protección para el resto. Prácticamente no teníamos margen para la maniobra pues, cualquier cambio que deseáramos  realizar implicaba aún, instintivamente elevar el avión y como dije antes,  esto era lo que menos queríamos hacer porque, no éramos suicidas como se dijo por ahí, sino que actuábamos como profesionales que llevábamos el margen de seguridad y efectividad al límite de las posibilidades para obtener resultados y  en consecuencia la alternativa que nos quedaba era atacar a los buques en cuestión. Generalmente se elegía el que se presentaba más favorable o más cerca o al que apreciábamos sorprendido (sin reacción). Lo que jugaba en contra era la capacidad de reposición con la que contaba el enemigo, cada buque que le averiábamos o hundíamos, era inmediatamente reemplazado por otro. Eso pienso que fue lo que le permitió a los ingleses consolidar el desembarco, tal vez si hubiéramos contado con el doble de aviones……

P: ¿ Es verdad que en los entrenamientos ultrarrápidos que llevaron a cabo con buques de la Armada, para aprender algo de la guerra aeronaval, no contaron con la colaboración de esta fuerza que, según se dice falseaba sus informes?

R: No es tan así. Lo que ocurre es que pienso que todos éramos un poco ( o bastante ) ignorantes al respecto, e incluyo a los ingleses, que fueron sorprendidos por las tácticas que empleamos y que creo contribuyeron a que se modificaran todos los parámetros que se tenían sobre la guerra aeronaval en el mundo. Nosotros manteníamos muy buena relación con la gente de Cte Espora ( base aeronaval próxima a Puerto Belgrano ) y con ellos llevamos adelante una serie de experiencias con distintos perfiles de ataque, los que fuimos puliendo y tratando de minimizar las consecuencias pero, habíamos obtenido si se quiere, pobres resultados, tal vez influenciados por el concepto de invulnerabilidad que ostentaban estos navíos. El descubrimiento del sistema que en definitiva se  empleó, surge de pura casualidad, cuando se dio por concluido el operativo y nos retirábamos de la base,  hicimos lo que habitualmente se lleva a cabo en estos casos, una especie de tradición, sobrevolamos las naves a muy baja altura alabeando( movimiento oscilante que se le imprime al avión “bastoneando de izquierda a derecha alternativamente) y que se realiza a modo de saludo, es en esa oportunidad que el personal del buque y nuestros especialistas presentes aprecian que, nuestra corrida de aproximación no había sido detectada en los radares de tiro de la nave, luego de varias pruebas se concluye en una explicación muy lógica ( pienso que hoy la deben haber corregido )  era que,  los radares de tiro de las naves tenían serias dificultades para detectar a los aviones que se aproximaban al buque en ángulo negativo, es decir por debajo de la horizontal. Haciéndolo en altura, el avión era fácilmente identificado sobre un fondo “limpio que nos presenta el aire, pero – reitero –  al adoptar el ángulo negativo ( hacia abajo) el radar encuentra como fondo , el mar, casi una pared, lo que un poco enmascara al avión y el sistema no reacciona. Aquí la suerte jugó a nuestro favor.

P: Capitán, seguramente Ud. habrá escuchado una versión existente y de la que nosotros nos enteramos hace muy poco, referente al HMS SHEFFIELD, ¿ la conoce ?

R: Por supuesto no sólo la conozco, sino que puede decirse que  yo formé parte.

P: Cuéntenos por favor.

R: Bueno ocurre que, como recordarán todos, el día 1º de mayo la Fuerza Aérea lleva a cabo el primer ataque  a la flota británica y lo hace contra unas naves que estaban cañoneando impunemente el sector del aeropuerto, eran perfectamente visibles para el personal apostado en tierra ( tal la proximidad de estos buques a la costa ) con esa misma claridad se convierten en testigos oculares de la acción que llevaron adelante los aviones  de la escuadrilla de “Dagger”  Mirage V que integraban el Capitán Dimeglio ( lider) el Teniente  Aguirre Faget  y el Primer Teniente Román (numerales) y cuyo indicativo era “Torno”. El personal apostado en el aeropuerto ( de las tres fuerzas ) observa como uno de los buques, el más grande y notable es impactado por la bomba que arroja uno de los aviones, presencian luego una tremenda explosión que conmueve a esta nave la que se ve envuelta en una gran humareda, era evidente que en la misma había hecho explosión la bomba que impactara en su casco y continuaron registrándose esporádicas explosiones y era visible un furibundo incendio. Horas más tarde, cumpliendo con una misión de ataque, me toca sobrevolar en ese sector, S.S/E de Puerto Argentino y a unas 8/ 10 millas de la costa, es cuando detecto y paso sobre una nave de guerra, que evidentemente se encontraba abandonada y con muestras inequívocas de haber sufrido un importante incendio, incluso su característico color gris perla se había convertido en casi todo el casco, en una especie de  marrón/rojizo, lógicamente por efecto del fuego y el intenso calor, también era visible un boquete en la parte central de su casco y  a la altura de la línea de flotación por la amura de estribor. Presté especial atención a este hecho y acopié mentalmente la mayor cantidad de datos para poder informar del mismo cuando regresáramos a la base, es así que compruebo que se trata evidentemente, de un destructor clase 42, muy fácilmente identificable su silueta por los dos clásicos radomos en forma de pocillos de café invertidos presentes a proa y popa de la embarcación. Otro dato importante a tener en cuenta era que el mar curiosamente se encontraba absolutamente “planchado” –  como se dice comúnmente – era una pileta,  condición de mar  para nada habitual en esa latitud  y a esa altura del año, de hecho no volvió a repetirse esa circunstancia en los días subsiguientes.

Los ingleses alegaron que la incursión de los aviones argentinos no arrojó daños para los buques de la flota.

Ahora bien, el ataque llevado a cabo por los Súper Etendard de la Armada Argentina con misiles EXOCET, el día 4 de mayo sobre un blanco detectado por radar, no fue visualizado por testigos argentinos, ni tan siquiera por los propios pilotos, que por el método que se emplea, en ningún momento tienen contacto visual con el objetivo. Los resultados sobre la acción se adquieren por las declaraciones del enemigo. “Curiosamente” Gran Bretaña en forma casi inmediata admite el ataque y la pérdida del navío, también “curiosamente” casi de inmediato se publican las fotos que muestran al HMS SHEFFIELD con las consecuencias del supuesto ataque de los Exocet, y aquí, también ” curiosamente” observamos un detalle altamente significativo. El Sheffield (destructor clase 42) es observado en las fotos con un boquete a la altura de la línea de flotación, por la amura de estribor, su clásico color gris perla se había tornado casi en marrón/rojizo por efecto del fuego y además se aprecia en las fotos, un mar “absolutamente calmo” condición que no imperaba el 4 de mayo, fecha del supuesto ataque, ya que había mar “movido”

Todo lo cual nos hace suponer que:

1º) El navío en cuestión podría en realidad tratarse del buque alcanzado en el ataque de la Fuerza Aérea, llevado a cabo el 1º de mayo. Los ingleses  sostienen que el mismo resultó infructuoso y que no se produjeron daños (los testigos de la acción opinan lo contrario y me incluyo)

2º) El ataque de los Súper Etendard con misiles Exocet, bien puede haber impactado en un portaaviones, que podría ser el HMS HERMES que se sabía estaba en la zona ( los pilotos argentinos mencionan que dispararon sobre un blanco “grande”) Esta tesitura se apoyaría en el hecho que en los días posteriores y hasta el desembarco, disminuyó considerablemente el accionar aéreo enemigo. Los ingleses decían no volar por las condiciones climáticas desfavorables pero, esto teóricamente nos afectaba sólo a nosotros pues ellos poseían sistemas de vuelo “todo tiempo”, recuérdese que se especuló mucho con que el Hermes estaba averiado.

3º) ¿Por que la maniobra? Muy simple, en principio no se reconoció el ataque de la Fuerza Aérea, pues habría resultado casi bochornoso, para la invulnerable flota Británica, pero ante el ataque posterior con los Exocet, si estos impactaron como se presume en un portaaviones, era conveniente presentar una victima menor ( El Sheffield) que de esta forma lo “blanqueaban” y le daban a los argentinos una víctima de su ataque.

Claro que todo ésto, no pasa del terreno de la especulación, sea como sea, el Sheffield está en el fondo del mar.

También aprovechamos para consultar al Capitán su opinión y motivos de la adquisición de los nuevos A-4 incorporados a la Fuerza, al respecto nos menciona:

El Sky Hawk resultó desde siempre y para todas las fuerzas militares que lo operaron en el mundo – incluido  los EE.UU.- un avión económico, confiable, rendidor  y muy fuerte, A lo largo de su dilatada carrera fue modernizándose incorporando nuevos elementos y tecnología pero manteniendo incólume las características con que nació, sencillez de construcción fortaleza y un alto coeficiente de relación costo/eficacia.

Estas razones, sumadas a las experiencias obtenidas en Malvinas  con los veteranos A- 4 B y C , que soportaron con entereza, el uso y abuso a que se los sometió, con mantenimiento muy precario debido a las paupérrimas condiciones de trabajo de nuestros sacrificados mecánicos y técnicos en general, hacían a todas luces lógico el pretender que se continuara en la misma línea. El sucesor, el A-4 arm 2 es un avión que incorpora la última tecnología disponible, muchos no lo saben pero, por ejemplo tiene el mismo sistema de radar que el F-16  y prestaciones similares, pero su costo es de poco más del 10% del F-16. En el momento de la compra los Norteamericanos pretendían entregarlos sin el sistema de radar, el Comodoro, (jefe de la Fuerza Aérea en ese momento) se opuso terminantemente pues dijo que para comprar unos planeadores con motor nos quedábamos con lo que teníamos, al final cedieron. Lo único que no poseen es el sistema de disparo de misiles A/A (si bien se lo puede adosar en cualquier momento) porque con esta tecnología elevaban su costo en algo de U$S 4.000.000.-y en realidad no es necesario en nuestro medio pues, deben desempeñarse como cazabombarderos y no en la caza interceptora, rol que le compete en exclusiva a los MIRAGE III.

Luego nos ilustró sobre las diferencias que distinguen a los veteranos A-4 B  y C entre sí. Por ejemplo en el C el motor es algo más potente, 103% contra 100% del B. El C tiene un sistema distinto de horizonte artificial, tiene dos afustes más (subalares) para carga de material bélico, el depósito de oxigeno en el C tiene una capacidad de 10 Litros contra los 5 del B. exteriormente, a simple vista los distingue el tipo de pintura.   (Ver algo muy bonito)

Por supuesto que hubiéramos querido permanecer no horas sino días charlando con el Capitán Cachón, pero no podíamos abusar más de su gentileza  y predisposición. En este relato tratamos de sintetizar los puntos más sobresalientes de la charla que, por supuesto fue más extensa y abarcó muchos temas a los que el Capitán no rehuyó en ningún momento.

Sinceramente, consideramos que la exquisita personalidad de nuestro amigo,( un “TIPAZO” como se suele decir) un “HÉROE DE MALVINAS”, merecería algo más que una frase vulgar, pero debemos recurrir a ella, fue sin duda: “un verdadero placer conocerlo”.

“QUE DIOS BENDIGA A NUESTROS HÉROES”

Oscar Lombas – Web Master

– 0 – 0 – 0 – 0 – 0 – 0 – 0 –

Los Pilotos de Combate, se agrupan en dos secciones fundamentales, si bien ambos surgen de la misma, son los Pilotos de Caza interceptora y los Cazabombarderos.

De ellos el conocido héroe francés, piloto de la 2º guerra mundial dijo tras la guerra de Malvinas:

“Nunca en la historia de la guerra desde 1914, tuvieron aviadores que afrontar una conjunción tan terrorífica de obstáculos mortales, ni aún los de la RAF sobre Londres en 1940, o los de la Luftwaffe en 1945″.

“Vuestro valor nos ha deslumbrado y no sólo el pueblo argentino no debe olvidaros nunca, sino somos muchos los que en el mundo estamos orgullosos  que seáis nuestros hermanos pilotos”.

“A los padres y a las madres, a los hermanos y a las hermanas, a las esposas y a los hijos de los pilotos argentinos que fueron a la muerte con el coraje más fantástico y más asombroso, les digo que ellos honran a la  Argentina y al mundo Latino”.

“¡ Ay ! La verdad vale únicamente por la sangre derramada y el mundo cree solamente en las causas cuyos testigos se hacen matar por ella”.

Fuente: porsiempremalvinas.com.ar

Un discurso desconectado de la realidad

Cuando uno lee o escucha los discursos de Cristina Fernández sobre temas económicos, no solo entiende porqué estamos en una situación complicada sino que, además, lo que es peor, con los diagnósticos que hace, uno comienza a temblar por el rumbo de colisión que llevamos. Es como, si viendo el iceberg delante, el capitán del barco, en vez de cambiar el rumbo, decide apuntarle bien al iceberg y acelera la marcha afirmando caprichosamente que el iceberg no está delante de sus narices.

Al menos tres puntos son realmente preocupantes. En primer lugar, la Presidenta afirmó que el Gobierno, con el aumento del gasto público, dinamiza la economía generando más demanda. A renglón seguido pide más inversiones para responder a esa mayor demanda.

Pregunta elemental: ¿qué efecto mágico tiene sobre la economía que un peso gastado por el Estado produzca más actividad que si lo gasta el sector privado? Si vía impuestos le sacó 100 pesos al sector privado, y esos 100 pesos los gasta el Estado, ¿qué matemáticas maneja la Presidenta para afirmar que los 100 pesos gastados por el Estado generan el milagro de multiplicar lo panes y producir una demanda mayor a 100 pesos?

Solo podría darle la razón a Cristina Fernández si reconociera que parte del aumento del gasto se financió con el ahorro que se le confiscó a la gente que los tenía en las AFJP. Es decir, si Cristina Fernández reconociera que aumentaron el gasto a costa de la futura miseria de los jubilados. Dicho en castellano básico, se gastaron el ahorro de la gente y el costo lo pagarán los gobiernos y jubilados futuros.

Pero tampoco es del todo así, porque ese ahorro que se gastó el Estado podría haberse volcado a financiar consumo o inversión privado, generando más actividad económica. El mayor consumo del Estado tuvo como contrapartida menor consumo y/o inversión en el sector privado.

Como, debido al default, su gobierno y el de su marido no pudieron financiar el gasto con el ahorro de los japoneses, alemanes o italianos, las últimas dos alternativas que tenían para financiar el aumento del gasto eran: a) mayor presión impositiva o b) emisión monetaria.

El aumento de la presión impositiva ha llegado a niveles intolerables para el sector privado teniendo dos efectos. Por un lado, reduce la capacidad de demanda del sector privado trasladándosela al sector público, con lo cual es un juego de suma cero con ineficiente asignación de recursos. Salvo que, por ejemplo, Cristina Fernández pueda afirmar que los 6 millones de pesos diarios de subsidio que recibió el año pasado Aerolíneas Argentinas han aumentado el bienestar de la población.

El segundo efecto del aumento de la presión tributaria es que ahoga la inversión, con lo cual resulta realmente paradójico que pida más inversiones mientras anula al sector privado con una carga tributaria feroz.

La opción ha sido, entonces, que desde varios meses atrás el Estado está financiando el gasto público con emisión monetaria utilizando contabilidad creativa para esconder este mecanismo.

Cristina Fernández dice que la emisión monetaria no produce inflación. Veamos. Supongamos que hay dos bienes en la economía y solo 100 pesos en circulación. ¿Pueden realizarse transacciones por valor de 110? Si un bien sube de precio, inevitablemente el otro tiene que bajar, salvo, claro está, que Cristina Fernández haya descubierto una nueva matemáticas, por la cual con 100 pesos se pueden realizar compras por 110 pesos.

Desde 2004 en adelante la expansión monetaria estuvo entre el 25 y 28 por ciento anual. Semejante expansión primaria de moneda implica que la producción de moneda fue mayor que la producción de bienes y servicios, por lo tanto, la lógica más elemental indica que el valor de la moneda disminuye por mayor oferta (emisión) con relación al resto de los bienes y servicios de la economía. Lo que comúnmente se conoce como inflación. Y agreguemos que en diciembre la tasa primaria de emisión monetaria estuvo en el 17% y en enero en el 19%. Si Cristina Fernández cree con esa emisión no va a producir inflación, podemos afirmar que los argentinos estamos realmente en un serio problema y los escenarios más sombríos afloran hacia el futuro inmediato.

Pero veamos un último punto. Dijo la Presidenta que lo que tiene que hacer el sector privado es invertir más para igualar el aumento de la demanda que “mágicamente” produce el Estado vía el gasto público, con más inversiones. Es decir, el Estado, con la varita mágica, genera más demanda y el sector privado tiene que invertir para compensar con más oferta esa mayor demanda.

Pregunta elemental: ¿conocerá Cristina Fernández la relación que existe entre calidad institucional e inversiones? ¿Quién puede tomar en serio la sugerencia de la Presidenta de invertir en el país si luego viene Moreno y le dice a qué precio tiene que vender, cuánto tiene que producir y qué calidades tienen que tener las mercaderías? ¿Quién puede invertir en un país que no tiene moneda y que, encima, el Ejecutivo toma casi por asalto el BCRA para hacerse de las reservas para financiar un gasto público desbordado? ¿Quién puede invertir en un país en el cual nadie sabe cuántos impuestos va a tener que pagar, si va a poder exportar o si tendrá acceso a los insumos? En definitiva, ¿quién puede invertir con tanta incertidumbre en las reglas de juego que impone el matrimonio?

Cristina Fernández dice que no le vengan con que hay que achicar el sueldo de la gente, jubilaciones y el ingreso de la sociedad. La realidad es que ella está haciendo exactamente eso: achicando el poder de compra de los jubilados y trabajadores en general porque la inflación les come el ingreso real. Porque la política de expansión monetaria que ella lleva a cabo produce inflación por más que ella crea que no existe. El ajuste lo está haciendo de la peor forma y de la manera más regresiva. Aplicando un feroz impuesto inflacionario que, como de costumbre, siempre afecta a los sectores menos favorecidos de la sociedad.

Cuando uno escucha a Cristina Fernández hablar de economía, no puede menos que recordarse la película La Caída en la cual, en sus últimos días, Hitler mueve divisiones que no existen, imagina ataques de ejércitos que desaparecieron y hace proyectos para conquistar países con petróleo mientras los rusos están golpeando la puerta. Hitler negaba tanto la realidad que vivía en un mundo irreal. El mundo irreal de Cristina Fernández es que no existe inflación y cree que seguir emitiendo moneda y aumentando el gasto público nos llevará a la estabilidad y al crecimiento.

Frente a tal grado de desconexión con la realidad, uno no puede menos que apiadarse del futuro de los jubilados y trabajadores, además de la Argentina en general.

Fuente: La Nación

¡Los cueros de ovejas están en liquidación!

“Los procesos de memoria, verdad y justicia tienen que avanzar hasta el fondo. La Justicia tiene que tomar postura, fallar; los culpables tienen que estar en la cárcel”.- Soledad Martínez, diputada PRO.

Días atrás escribí “Inasequibles a la grandeza” donde intentaba poner en blanco sobre negro que era el PRO, y si bien en general fue masivo el apoyo que recibí a lo que decía hubo algunos que me reprocharon desviar la batalla contra el kirchnerismo ya que éste, según ellos, es el principal enemigo.

No se si por liviandad o ignorancia o abrumados por el desquicio en que se ha convertido la República mucha gente no ve que en el fondo y aunque a veces se peleen son lo mismo. SON “PROGRES”, donde la única diferencia se da en que unos, los pretendidos “zurdos”, son resentidos de alma y los otros son tilingos con pretensiones de creerse de Avenida Alvear. Es esa liviandad, ignorancia o abulia, la que a muchos les ha hecho olvidar que Gabriela Michetti fue funcional al “emprendimiento inmobiliario” de la madre Bonafini aportando su voto para que la dulce viejita pudiera hacerse con la propiedad de diecisiete hectáreas en plena Avda. del Libertador, o mirar para el costado cuando con su voto se prestó a la payasada del parque de la memoria donde hay 30. 000 cruces de las cuales sólo el 24% tienen nombre porque el otro 76% responde a una mentira infame y donde a aquellas que tienen nombre se les han sumado, para hacer número, el nombre de una prestigiosa jueza que aún no ha devuelto su indemnización de desaparecida junto al de un psicópata como fue Gorriarán Merlo.

No nos confundamos, son “PROGRES” y como tales tienen, aunque traten de disimularlo los tics comunes a estas bandas de logreros que asolan la República: la cobardía, el desprecio por la palabra empeñada, el desconocimiento en función de su propio provecho de la historia reciente, la duplicidad frente a las creencias de las mayoría de los que, equivocados, los votaron. Y esta tilinguería militante se sigue renovando. Con sólo leer las declaraciones de la diputada Martínez vemos que la ignorancia y la conveniencia siguen siendo el componente esencial del discurso de estos pretendidos bien pensantes. La diputada Martínez que, embanderada en la estupidez sociológica de su jefe, se declara por el “matrimonio” homosexual y el derecho de estos a adoptar, desconoce en su ignorancia – al menos quiero creer que desconoce – que llamar matrimonio a algo que ni siquiera semánticamente se sostiene y que se soslayaría con una unión civil, implica una descarga ideológica disparada contra, esencialmente, la Iglesia Católica. Se frena, porque quizás le han avisado que está entrando en un tembladeral, cuando toca el tema del aborto alegando que “en principio está en contra, pero que tendría que trabajarlo más”, ¿Qué significa “trabajarlo más”?, ¿Ver como una aguja elimina una vida indefensa?, ¿Ver como los desperdicios de una clínica de abortos de Madrid son usado para hacer galletas “premiun” para mascotas?, ¿O ver como una banda de yeguas resentidas pinta consignas en las Iglesias?.

Pero es refiriéndose a temas de la historia reciente donde la novel diputada llega a excelsos niveles de necedad y amontonando frases hechas y huecas alude a “los procesos, de memoria, verdad y justicia” que transcribo en el acápite. Su visión de la historia es segada, más cerca, diría similar, a la enunciada por las madres y abuelas de terroristas y por la izquierda en general. Nada hay de original en ella, ni siquiera hace una concesión a la teoría de los dos demonios esbozada por los progres del radicalismo. Para ella no existieron ni Larrabure ni Ibarzábal y menos aún sus calvarios. Los culpables lo son, taxativamente, todos aquellos que en la guerra contra la subversión vestían uniformes y que disciplinados obedecieron el mandato de defender a la República de una agresión marxista. Cabe acotar, en beneficio de la diputada que, como está más allá de las ideologías, para su esquema cerebral no pudo haber existido una agresión marxista, solo una algarada de “chicos maravillosos” comprometidos con algo que probablemente ni siquiera ella sepa que era. Si esto no fuera doloroso para los que vivimos en carne propia la otra parte de la historia que la diputada no ve, su estrechez mental hasta podría serle perdonada aunque más no sea pues es una bella joven, pero no contenta con eso se acerca a lo cómico cuando dice que la justicia debe ir a fondo, ¿Que justicia?, ¿La de los Gauleiters KUNKEL y CONTI?, ¿Sabe la diputada que la justicia que menta ya ha dejado morir en abandono a más de cincuenta presos políticos?, ¿Alguna vez esta señorita que a partir de ahora cobrará no menos de $ 12. 000 mensuales que todos le pagaremos, fue a ver lo que es la payasada institucionalizada de un TOF?, ¿Ha visto el tratamiento que reciben los presos políticos que aún antes de pisar un juzgado ya están condenados?, ¿Sabe, o por lo menos ha tratado de enterarse que hay Oficiales de Ejército y Marina Para los cuales no corren, no ya tratados internacionales, si no ni siquiera la Constitución nacional?

No escribo esto para intentar justificar posiciones con los que me criticaron por el artículo anterior. No estoy para congeniar con nadie y menos aún con “PROGRES” de cualquier ralea. Desde hace más de tres años, cuando el PRO apoyó al montonero Kestelboim como defensor de la ciudad vengo diciéndole a aquellos que se ilusionaron con la idea de un partido que rescatara valores que eran caros para una gran parte de la sociedad que eso que veían como algo brillante y que les hacía imaginar un futuro mejor no era un oasis al fin de la travesía, sólo era un pozo séptico con azulejos en lugar de ladrillos. No lo voy a negar, “entre esos tipos y yo hay algo personal” y no estoy diciendo que no hay que votarlos más, les estoy diciendo que hay que destruirlos antes que sigan creciendo porque son lo mismo que combatimos. Y eso es algo que podemos hacer, porque con los que somos, restándole votos, estos logreros desaparecerán. Yo vi a un diputado PRO cagarse encima cuando antes del 28 de junio un alto oficial retirado le dijo que él, y otros como él podían – por el solo prestigio del que gozaban entre sus camaradas – cambiar la manera de votar de una gran parte del personal militar, en actividad y en retiro. Podemos hacerlo, ni siquiera son lobos, son solo hienas disfrazadas con apolillados cueros de oveja.

Autor: José Luis Milia

¡Ademas Imbecil!

En la Argentina, como dije una vez, la corrupción ha derivado en un genocidio pero ahora, además, se ha vuelto imbécil.

La primera de las afirmaciones se vinculaba a preguntas básicas, que cualquier ciudadano medianamente pensante debe formularse todos los días: ¿cuántos hospitales podrían hacerse con lo que pagamos como sobreprecios en las obras públicas?, ¿cuántas computadoras para chicos de escasos recursos podrían comprarse con los millones de dólares del “fútbol gratis”?, ¿cuántas familias comerían lo necesario con los desaparecidos fondos de Santa Cruz?, ¿cuántas campañas sanitarias podrían hacerse con lo que costaron el yacht y el avión de Jaime?, ¿cuántas escuelas podrían construirse con la venta pública de los terrenos del Calafate?, y muchísimos etcéteras por el estilo.

He sostenido que, en la medida en que la corrupción está provocando la destrucción de un sector determinado de la población nacional, a través del incremento de la pobreza y de la miseria, de la disminución de la salud y de la educación, del abandono de la juventud en manos de la droga y de la delincuencia, reviste todas las características del tipo penal creado por la humanidad entera bajo la denominación de genocidio.

Pero hoy quiero centrar esta nota en dos casos o temas estrechamente vinculados entre sí, ya que incorporan a esas características la imbecilidad.

El primero es el de Aerolíneas Argentinas. Todos sabemos que el Congreso “escribanía” del que disfrutaron los Kirchner hasta el 10 de diciembre de 2009, aprobó -por cierto, con aplausos comparables a los que acompañaron la declaración de default, en 2002- la reestatización de nuestra “línea de bandera”.

El gesto fue acompañado, y lo sigue siendo, por la progresía izquierdoide, que parece haber dejado de pensar hace treinta años, ya que sus ideas son anteriores a la globalización y a la caída del muro de Berlín.

Sigue sin darse cuenta que el desarrollo, el crecimiento y la grandeza del país sólo puede venir de la mano de la genuina inversión, que sólo llegará cuando Argentina pueda garantizar reglas claras, respeto a los contratos, seriedad y una Justicia independiente. Mientras tanto, el Estado -como enseño Mujica esta semana- se seguirá devorando la cola, expoliando lo poco que queda para saquear.

El costo de la apropiación de Aerolíneas -no concretada aún- para el Estado nacional ha sido, hasta diciembre de 2009, US$ 900 millones (o los $ 3. 400 millones) hasta diciembre de 2009, y promete seguir creciendo exponencialmente. ¿Alguien puede imaginar cuánto se podrían mejorar, por ejemplo, los ferrocarriles con ese dinero?

Porque, y aquí llega la característica imbécil, es que esa enorme suma ha sido destinada, exclusivamente, a beneficiar a los más ricos, a aquéllos que pueden pagar un pasaje de avión. La cifra total, según la propia empresa, alcanza a los dos millones de pasajeros por año.

Esa cantidad de gente, que podría parecer grande, deja de serlo cuanto se la compara con los usuarios de los otros medios de transporte público: setecientos millones de personas. La enorme mayoría de ellos viaja en trenes de corta distancia, en pésimo estado, hacinados como ganado y sumidos en la más abyecta inmundicia e inseguridad.

Entonces, y más allá de las obvias ventajas que reporta a su novel Presidente y a los amigos de éste contar con una línea aérea propia para poder ver jugar a la selección nacional en Montevideo, ¿no es una imbecilidad grande como una casEl segundo tópico que tenía intención de tratar en esta nota es el del tributo más regresivo que existe, el impuesto al valor agregado, o IVA.

Resulta de Perogrullo explicar que, en la medida en que pagamos lo mismo quienes más tenemos y quienes carecen de todo, queda claro lo injusto de la gabela. El Estado se queda con el 21% de todo lo que compramos y, en especial, de los alimentos que, en las clases más pobres, representa casi la totalidad del gasto familiar.

Esta administración, que pretende -falsamente, por cierto- ser la más progresista de cuantas ha habido en la historia argentina, ¿no podría eliminar o, al menos, reducir sensiblemente el IVA a los alimentos de primera necesidad?

Si se adoptara una medida tan elemental su resultado sería, claro, otorgar un aumento generalizado de 21% a todos los pobres y a todos los miserables del país, permitiéndoles incrementar en el mismo porcentaje el consumo de esos sectores

En esta época en que la inflación, nuevamente, está devorando los salarios, situación especialmente grave en las clases más desfavorecidas, ¿no es una imbecilidad dejar de hacer algo tan elemental?

Es cierto que todos los demás deberíamos, entonces, pagar más impuestos para que los Kirchner pudieran seguir disponiendo de los dineros públicos que tanto necesitan para dilapidar pero, al menos, el esfuerzo permitiría elevar el nivel de vida de nuestros hermanos más pobres.

Dejo ambas cuestiones planteadas al Congreso que, si el tirano de Olivos no dispone otra cosa, se reunirá dentro de escasos diecisiete días. En especial, la segunda, ya que se trata de algo urgente y fácilmente remediable.

Ojalá que la revocación de los superpoderes, la derogación del blanqueo y el perdón impositivo, la modificación del Consejo de la Magistratura, la revisión del Presupuesto y la recuperación de la coparticipación federal, todos temas importantísimos, les dejen tiempo para tratar, y resolver, este tema.

Autor: Enrique Guillermo Avogadro

¡Todos somos perro, Sra, Presidenta!

Acabo de leer en los diarios de esta mañana una frase que Ud. habría dedicado a sus opositores, es decir a los argentinos que no opinan como Ud., una frase “cristinesca” según su propia definición: “Ladran, Sancho, señal que son perros”. Como argentino que no comparte su visión acerca de los méritos de su gobierno, me siento alcanzado e incluido en la categoría de los que, en lugar de opinar, ladran, y por lo tanto, son perros. Obviamente, la suya no ha sido, de ser cierta, una frase feliz.

Quizás desde aquel grito terrible de “Muerte a los salvajes unitarios” ningún Jefe de Estado argentino, más allá de lo que hubieran sido sus actos, había hablado así de sus propios conciudadanos. ¡Qué contraste, Sra. Presidenta, con las actitudes y las palabras de sus vecinos! ¿No ha escuchado Ud. el discurso del ex Presidente Frei, felicitando a su adversario el futuro Presidente Piñera, de Chile? ¿No ha escuchado al ex Presidente Lacalle, saludando el triunfo de su adversario José Mujíca y diciéndole, “de aquí en más Ud. es mi Presidente”? ¿Imagina Ud. a la Presidenta Bachelet o al Presidente Lula, tratando de perros a sus adversarios políticos? ¿No comprende Ud. que al tratar así a sus adversarios, justificaría que cualquiera que no estuviera de acuerdo con sus opiniones la trate de “perra”, “gata” o “cebra”?

Algo que ningún argentino debería permitir porque sería una afrenta a la figura institucional más importante del país, aquella a la que todos debemos respetar porque debe estar por encima de todos nosotros. Alguien que, a su vez, debe tratar a todos los argentinos por igual, sin distinciones de banderas políticas o ideológicas, porque fue elegida para gobernar para todos y en nombre de todos los argentinos.

Quizás esta noción le sea ajena, o quizás esté muy ofuscada por las sucesivas derrotas electorales y judiciales y por la enfermedad de su marido. Pero comprenda, Señora, que así va a quedarse cada vez más sola, acompañada solamente por aquellos que necesitan de Ud. y de su esposo para sobrevivir políticamente en un país cuyos ciudadanos ya dejaron de creer en Ud. y en sus discursos. Por eso, sus tristes palabras de ayer no han tenido mayor repercusión: fueron tomadas como un exabrupto más, otro desliz verbal de aquellos a los que nos tienen acostumbrados, Ud., su esposo y su Jefe de Gabinete.

En todo caso, Señora, gracias por haberme tratado de “perro”, no me molesta ser comprado con tan noble animal. Mal me habría sentido, en cambio, si me hubiera tratado de “cerdo”, ese sucio animal que parece animar -según sus propios dichos- sus fantasías eróticas. Cálmese Señora, comprendemos que está Ud. viviendo tiempos difíciles y que su futuro, como el de todos nosotros, los argentinos, no es brillante. Pero ¡cálmese, por favor! Que todos queremos que termine su mandato en paz. No siga así, que cuando los perros son muchos y están hambrientos, se juntan en jauría y pueden devorar a cualquiera.

Autor: Juan C. Sánchez Arnau

La frase del dia

“Sabemos quien es quien en nuestro país, y por eso decimos, señora Presidenta que siga con el coraje y el empeño que ha mostrado que la mayoría del pueblo argentino la va a seguir apoyando”.

Hugo Moyano

Es hora de mostrar los dientes

Desde que Cristina Kirchner se instalara en el sillón presidencial ese 10 de diciembre del 2007 con anuncios de cambios espectaculares inducidos al refuerzo de una institucionalidad que su compañero de toda la vida había despedazado, la ciudadania supo a que atenerse. La destrucción sería total.

Si embargo esa presidente cuyo desapego constitucional es constante, tal como lo fuera en la anterior gestión de su esposo, indigno más todavía a una parte importante de la comunidad que no coincide con la Señora ni con frases remanidas  utilizadas para justificar la demagogia tanto de su gobierno como de otros de la región esos que actúan en nombre de un mal llamado progresismo y se han encaramado en poderes totalitarios.”Somos gobiernos de presidentes y presidentas que se parecen a sus pueblos”sigue declamando la Presidente hasta el cansancio, mientras las redes de corrupción y las políticas erráticas aplastan la calidad de vida de esos ciudadanos condenados y expuestos por medio de un eslogan a compartir pecados que son de atributo exclusivo de un régimen antipopular y vengativo.

Estas mismas voces que arrastran a los pueblos a la indignidad son las que se pueden oír en Venezuela y Bolivia donde sin la capa de maquillaje con que los Kirchner tratan de embadurnan su descarrilada gestión, quedan más expuestos. Las violentas arremetidas contra el soberano como también a los atisbos de toda oposición que intente poner freno a las conductas aberrantes de estos arrebatados tiranozuelos latinoamericanos. Sin embargo el grado de perversión del matrimonio no difiere en nada con la prepotencia y la grosería del tirano venezolano con quien comparten las líneas de corrupción (valijas voladoras ) y la mentira descarnada, como también odios y venganzas que son tan pero tan estrechos, al punto que han adoptado las mismas madres y abuelas putativas, representantes de todos los derechos deshumanos del planeta, es decir donde se encuentren los más terribles terroristas y delincuentes, doña Hebe de Bonafini y doña Estela de Carlotto allí estarán para defenderlos y protejerlos por medio de retorcidos derechos humanos. Esto incluye la cercana interacción de estas mujeres con los sanguinarios Castro dictadores que cumplen con todos los requisitos para ser venerados por los nuevos aspirantes latinoamericanos.

Los 51 años de permanencia de la revolución cubana hace brillar los ojos codiciosos de seudo gobernantes que desde democracias de ficción tratan de instalar propias y perpetuas revoluciones en sus respectivos países. Un trio que en realidad es un cuarteto se arrima cada vez más a la serenata de ese “socialismo siglo XXI” que inventara Chávez para adueñarse de lo ajeno. Incorporando en esta practica hasta las voces y los pensamientos de los que disienten con sus dilapidadas políticas de extorsión y fraude. Una política que los Kirchner desde su actuación encaminan hacia el mismo rumbo, y que el mismo Evo Morales esta llevando a cabo en Bolivia.

Chávez en su loca carrera está destruyendo Venezuela y su ira ante los reclamos de un pueblo acosado por las medidas revolucionarias ha provocado más desequilibrios emocionales en ese hombre sin límites, ni moral. Un galopante proceso inflacionario, una insufrible crisis energética por falta de inversión, un avance de la delincuencia que deja tendales de muertos en las calles venezolana, ha hecho de la hermana Venezuela un infierno corolado por un violento tirano y un grupo de tareas ( un ejercito popular de millares de hombres y mujeres ) enfundados en sus franelas rojas que son los encargados de sembrar el pánico en la sociedad .

Una sociedad que a pesar de todo se sigue resistiendo y se vuelca a las calles en repudio de un débil pero enajenado presidente, que coarta las libertades individuales, mata la libertad de prensa y no respeta la propiedad privada. Hundiendo en el hecatombe a millones de venezolanos que le exigen a gritos que presente la renuncia. Once años han transcurrido desde el advenimiento de ese personaje a la eterna presidencia y que Venezuela se debate entre la vida y la muerte. Con la ayuda de ese padre putativo cubano que no conforme con los estragos y la esclavitud que produjo en la que fuera la perla del Caribe exportó su nefasta revolución a través de el impresentable y brutal energúmeno que se dice bolivariano.

Las consecuencias por supuestos se encuentran a la vista, Bolivia es una de ellas y la participación de Hugo Chávez en las políticas internas de ese país que posee es un secreto a voces. Evo Morales amparado por el destructor caribeño ha cometido todo tipo de tropelías y por lo que se puede comprobar en estos días, no parece dispuesto a moderar la violencia ni respetar la Constitución. La mayoría que posee en el Asamblea legislativa permitió a Morales la aprobación de una polémica ley que le otorga al presidente boliviano el libre nombramiento de las máximas autoridades del poder judicial poniendo en grave peligro la independencia de poderes .

En el senado boliviano se pudieron ver carteles exhibidos por la oposición con estos textos “Hoy murió la democracia”, “La Democracia que en paz descanse”, al tiempo que los sectores de la clase media, como la misma oposición temen que se instale en Bolivia un socialismo unipartidista al estilo de Cuba.

En la Argentina las cosas no están mejor, los Kirchner a un cuando han perdido credibilidad y poder de convocatoria se lanzan de cabeza para conseguir los votos faltantes para que el Senado les permita echar mano a las reservas del Banco Central. La clave para Néstor es la compra de gobernadores a quienes se les adeudan parte de los fondos de coparticipación, con la promesa de que con parte de los dineros sustraídos del tesoro se aliviarían las cuentas en rojo de varias provincias, incluso de la provincia de Buenos Aires cuyas cuentas no son capaces de resistir ni el primer trimestre. Dinerillos contantes y sonantes a cambio de votos positivos esa es la oferta del recién operado diputado a los gobernadores dependientes. Aunque existen muchas dudas de que el gobierno pueda lograr su objetivo la operación seducción se encuentra en marcha.

Mientras esto sucede, también el fantasma de la delincuencia esta presente, y las muertes de ciudadanos inocente pasaron a ser algo de moneda corriente  y las autoridades insensibles nada hace para remediarlo, su prioridad es el cobro de impuestos abusivos que no vuelven a la sociedad en calidad de servicios estos se esfuman en el camino o en los bolsillos del malandrinaje oficial. La inflación se alimenta de los salarios de trabajadores y jubilados al son de un gobierno que no admite la suba de todos los artículos de la canasta familiar, y sólo reconoce el aumento de la carne. Los servicios también inciden en el presupuesto de los argentinos, expensas, medicina privada, cocheras, escuelas privadas, combustibles, servicios de energía eléctrica y tantos otros completan la odisea de llegar a fin de mes no parecen estar registrados por la presidente y sus ministros quienes descaradamente le mienten a la sociedad negando el proceso inflacionario sin que se les mueva un musculo de sus caras de piedra.

Sin embargo la osadía de los impresentables fue capaz sobrepasar lo imaginable en medio de una escalofriante inflación, el jefe de Gabinete Anibal Fernández se refirió al índice de precios después de conocerse las cifras de medición del INDEC correspondiente al mes de enero que arrojaron el 1% contra las mediciones privadas estimadas en un 2.2% de inflación para el mismo mes. Fernández sostuvo que “hay aumentos en sectores determinados donde hay algunos que son beneficiados” y aseveró que “La inflación no es por las complicaciones históricas que ha sufrido la Argentina, sino por un mejoramiento de la situación económica” además – subrayó que “todas las herramientas que el Estado tenga para ordenar el funcionamiento interno y que no impacte en el consumo se van a utilizar, todas, y no solamente en carne”.

Al tiempo que la especulación y la mentira avanzan con los códigos carentes de ética que se multiplican ante las cada vez más pronunciadas dificultades del régimen. El aumento de los discursos reaccionarios de la Presidente, así lo indica, como también el cinismo con que se dirige en sus presentaciones, marca un estado de total desequilibrio comparable con su par venezolano el que al igual que la mandataria argentina pretende gobernar con gritos e insultos en vez de enfrentarse a un dialogo civilizado con la oposición, sólo son capaces de transmitir ordenes sesgadas que atentan contra los intereses de la ciudadanía.

En estos momentos el oscurantismo parece haberse impuesto como una sistemática oposición al progreso, dejando atrás los logros conseguidos. La imposición de límites anula la extensión del conocimiento, como principal objetivo de control Un elaborado plan de la codicia que busca desalentar la diversidad del pensamiento.

La brutalidad, el autoritarismo y el atropello son factores determinantes de estos fraudulentos gobernantes instados en la región, quienes como en caso de los Kirchner pretenden sobrevivir in secula seculorum dentro de un sistema acabado con las únicas armas que saben utilizar la mentira, la caja, el oprobio, la descalificación y el patoterismo.

La Presidente al parecer no ha  contado con que el tiempo de resignación del soberano ha llegado a su fin y esos animalitos a los que hizo referencia para castigar con eufemismos a quienes no se adaptan a encasillare en el” pensamiento único ” también pueden reaccionan de otra manera.

El tragicómico discurso desesperado de la Señora apestó a terror, un terror promovido por alguien que ve como el poder se escurre entre las manos. Con una disparatada versión” cristinesca” adaptada para la ocasión de aquella conocida frase del Hidalgo Caballero, Cristina declamó: “ladran sancho, señal que son perros”, por lo que cabe agregar que los perros además de ladrar” muerden ” cuando se encuentran en peligro y así con ese ánimo se puede identificar a una sociedad que ya ha venido ladrando durante largos años sin ser escuchada y, que ya comenzó a mostrar los dientes…

Autor: Susana Sechi