Cristina y su mundo

 

Los “indig­na­dos” mis­mos, aque­llos jóve­nes que creen que su pro­pio por­ve­nir será mucho más gris de lo que habían anti­ci­pado y que están pro­ta­go­ni­zando pro­tes­tas mul­ti­tu­di­na­rias en Europa, no pare­cen saber muy bien lo que quie­ren, razón por la que los inte­gran­tes de este movi­miento, que se inició hace poco en España para enton­ces pro­pa­garse con rapi­dez ful­mi­nante a tra­vés de los medios socia­les elec­tró­ni­cos a otras par­tes del mundo, opta­ron por cele­brar un “día de refle­xión”, pero la pre­si­denta Cris­tina Fer­nán­dez de Kir­ch­ner no tiene dudas al respecto.

Según ella, lo que están recla­mando los “jóve­nes de la vieja Europa” es “lo que hemos hecho y esta­mos haciendo aquí en estos años feli­ces”. Así, pues, a su enten­der las calles de las prin­ci­pa­les ciu­da­des de España y otros paí­ses euro­peos están lle­nán­dose de mani­fes­tan­tes que, sin haberse dado cuenta, son kir­ch­ne­ris­tas que sue­ñan con tener la “espe­ranza y cons­truc­ción de futuro” que, gra­cias a Cris­tina y su marido falle­cido, ya tie­nen sus afor­tu­na­dos con­tem­po­rá­neos argentinos.

Aun­que es nor­mal que polí­ti­cos pro­fe­sio­na­les exa­ge­ren sus pro­pios apor­tes a la feli­ci­dad del género humano, les con­viene res­pe­tar cier­tos lími­tes. La ver­dad es que, lejos de aspi­rar a com­par­tir el des­tino triste de la pro­por­ción muy grande de nues­tra juven­tud que se ha resig­nado a la pobreza extrema ya que ni tra­baja ni estu­dia, los espa­ño­les y otros euro­peos que están pro­tes­tando con­tra la reali­dad que les ha tocado vivir temen más que nada que el futuro de su país se ase­meje a lo que suce­dió en la Argen­tina a par­tir de la Segunda Gue­rra Mun­dial. Les asusta la posi­bi­li­dad de que, luego de una etapa carac­te­ri­zada por la abun­dan­cia y el opti­mismo gene­ra­li­zado, su pro­pio país dege­nere en uno en que una pequeña mino­ría dis­fruta de ingre­sos ade­cua­dos pero la mayo­ría abru­ma­dora per­cibe mon­tos que en el mundo desa­rro­llado la ubi­ca­ría por debajo de la línea de pobreza. Tales temo­res dis­tan de ser fan­ta­sio­sos. Con cierta fre­cuen­cia, los ana­lis­tas ita­lia­nos, espa­ño­les e incluso fran­ce­ses alu­den al peli­gro, que les parece alar­mante, plan­teado por “la argen­ti­ni­za­ción”, o sea de lo que puede suce­der en socie­da­des una vez con­si­de­ra­das ricas que se depau­pe­ran a causa de la inope­ran­cia de sus diri­gen­tes. Desde su punto de vista, el kir­ch­ne­rismo es sólo la forma más reciente que ha tomado el cor­po­ra­ti­vismo dema­gó­gico que en su opi­nión está en la raíz de la noto­ria deca­den­cia argen­tina. Huelga decir que nadie en sus caba­les lo toma­ría por una “solu­ción” para las difi­cul­ta­des que tan­tos enfrentan.

Si bien a esta altura sería absurdo supo­ner que los euro­peos se sal­va­rían de la cri­sis que se les ha venido encima si adop­ta­ran “el modelo” infla­cio­na­rio reivin­di­cado por Cris­tina, dejando de preo­cu­parse por deta­lles engo­rro­sos como la esta­bi­li­dad mone­ta­ria, la pro­duc­ti­vi­dad, la cali­dad edu­ca­tiva, la segu­ri­dad jurí­dica o la con­ve­nien­cia de atraer inver­sio­nes, la pre­si­denta y otros miem­bros de nues­tra clase polí­tica sí están en con­di­cio­nes de ense­ñar­les mucho que podría resul­tar­les útil, sobre todo a los atri­bu­la­dos gober­nan­tes de España, Gre­cia, Por­tu­gal e Ita­lia, paí­ses que están per­diendo terreno frente a socios de la Euro­zona como Ale­ma­nia, Holanda y Fran­cia. Des­pués de todo, cuando de mane­jar el dete­rioro colec­tivo sin poner en riesgo el bie­nes­tar de la clase diri­gente se trata, los polí­ti­cos argen­ti­nos han resul­tado ser autén­ti­cos maes­tros. Al des­plo­marse la con­ver­ti­bi­li­dad, pasa­ron por un período des­agra­da­ble, el del “que se vayan todos”, pero pronto, enca­be­za­dos pri­mero por Eduardo Duhalde y des­pués por Nés­tor Kir­ch­ner, se die­ron cuenta de que el método más efi­caz de defen­derse con­tra sus crí­ti­cos con­sis­tía en atri­buir todas las lacras nacio­na­les a la mal­dad de extran­je­ros pode­ro­sos, entre ellos los fun­cio­na­rios del FMI, a acree­do­res codi­cio­sos, a eco­no­mis­tas “neo­li­be­ra­les” loca­les y a cons­pi­ra­cio­nes sinies­tras urdi­das en el exte­rior por los resuel­tos a frus­trar las expec­ta­ti­vas legí­ti­mas del pue­blo. Hasta ahora, sólo los extre­mis­tas de izquierda y dere­cha en Europa han caído en la ten­ta­ción de emplear varian­tes del dis­curso favo­re­cido aquí por los kir­ch­ne­ris­tas y otros mili­tan­tes popu­lis­tas que están acos­tum­bra­dos a hablar como si ellos mis­mos fue­ran víc­ti­mas de los males que denun­cian, pero no sor­pren­de­ría dema­siado que en los años pró­xi­mos lo hicie­ran muchos más.

Dia­rio de Río Negro

Fuente: Diario de Río Negro

¡Otro Agravio A Los Argentinos! ¡Ahora El Gobierno Nos Roba Una Fiesta Patria!

 

Todos sabe­mos que la Argen­tina es muy par­ti­cu­lar. Casi pode­mos afir­mar que real­mente es insó­lita por muchas de sus par­ti­cu­la­ri­da­des, únicas en el mundo.

Sabe­mos que a dife­ren­cia del resto de los paí­ses tene­mos dos fies­tas patrias: el 25 de Mayo, aniver­sa­rio del pri­mer gobierno patrio y el 9 de Julio, fecha de nues­tra inde­pen­den­cia del poder colonial.

Ambas fechas fue­ron el pro­ducto de des­ve­los, sacri­fi­cios de nues­tros prohom­bres, muchos de ellos que entre­ga­ron sus vidas en el come­tido, pero que logra­ron cimen­tar y con­so­li­dar defi­ni­ti­va­mente nues­tra glo­riosa Nación.

Desde siem­pre, desde los pri­me­ros años de la escuela, nos fue incul­cado la impor­tan­cia y la tras­cen­den­cia de esas fechas, por el ejem­plo de los valo­res evi­den­cia­dos por los patrio­tas de esos pri­me­ros tiem­pos, en nues­tro naci­miento como país.

Por años fui­mos for­ma­dos bajo el lema del amor y la devo­ción hacia la patria.

Ambas fechas des­pier­tan un sen­ti­miento casi reve­ren­cial en todos los argen­ti­nos, desa­rro­llan un sen­ti­miento de per­te­nen­cia e iden­ti­fi­ca­ción con la tie­rra que nos vio nacer y el orgu­llo de ser argen­ti­nos, con todos nues­tros nume­ro­sos defec­tos, pero tam­bién nues­tras inne­ga­bles virtudes.

Cons­ti­tu­yen nues­tras máxi­mas fechas patrias.

Las mili­cias de aquel enton­ces fue­ron el ins­tru­mento mili­tar, que con­jun­ta­mente con los pre­cla­ros patrio­tas civi­les, cons­ti­tu­ye­ron los artí­fi­ces de la cons­truc­ción social de la argen­ti­ni­dad y de los hechos y sen­ti­mien­tos que tene­mos en común con quie­nes com­par­ti­mos nues­tro territorio,

Las FF. AA. de la Nación, con­ti­nua­do­res de la glo­ria de esos hom­bres fue­ron, son y serán, la columna ver­te­bral de la argen­ti­ni­dad y cus­to­dia de sus más puras tra­di­cio­nes y valores.

Es una obli­ga­ción del gobierno no solo man­te­ner, sino fomen­tar e incen­ti­var el espí­ritu patrió­tico. Juega un rol fun­da­men­tal el res­peto a nues­tra tra­di­ción, a los sím­bo­los patrios, el recuerdo de las prin­ci­pa­les efe­mé­ri­des y obvia­mente a nues­tra fechas patrias de mayor significación.

Es abso­lu­ta­mente impres­cin­di­ble para la con­so­li­da­ción del sen­ti­miento de arraigo a un suelo, a una cul­tura, a una comu­ni­dad, que esta sea pro­pi­ciada y faci­li­tada por el gobierno.

Pero esta impor­tante tarea estuvo rele­gada a un segundo plano en casi todos los gobier­nos de esta etapa demo­crá­tica, para des­a­pa­re­cer casi com­ple­ta­mente en el gobierno que tomó el poder en el año 2003.

En esas fechas, cada vez, hay menos ban­de­ras que enga­la­nan nues­tros edi­fi­cios. Tam­bién rara vez se ven los colo­res azul y blanco ondeando en clu­bes, loca­les par­ti­da­rios, socie­da­des de fomento y facha­das de casas y otros edificios.

En los edi­fi­cios públi­cos, tal vez con un poco de suerte, encon­tre­mos una ban­dera sucia, des­co­lo­rida y deshilachada

Muy pocos argen­ti­nos lucen con orgu­llo sobre sus pechos las tra­di­cio­na­les esca­ra­pe­las. El “Ser Nacio­nal”, el “Ser Argen­tino” que no hace muchos años exta­siará las almas de nues­tro pue­blo, pare­ciera que ha desaparecido.

Esta fecha ya no es un ver­da­dero día fes­tivo en donde se res­pi­raba el “Ser argen­tino”, cuando los padres lle­va­ban a sus hijos a pre­sen­ciar las para­das y des­fi­les mili­ta­res que se rea­li­za­ban en todas las ciu­da­des impor­tan­tes del país. Orgu­llo­sos de ver en esos des­fi­les, la mate­ria­li­za­ción de parte del poten­cial del país.

Pare­ciera que ahora el “Ser nacio­nal” sola­mente apa­rece en oca­sión de algún cam­peo­nato de fut­bol u otra com­pe­ten­cia inter­na­cio­nal.
Este per­verso y corrupto régi­men enca­be­zado por el matri­mo­nio Kir­ch­ner, tal vez por su esqui­zo­fre­nia o su dis­tor­sio­nada ideo­lo­gía fue apar­tando de su camino todo lo que no fuera útil a sus oscu­ros e incon­fe­sa­bles desig­nios. Lo único que los guiaba era afe­rrarse al poder a toda costa. Es así que nues­tro país, fue tes­tigo de tram­pas y arti­ma­ñas de lo más insó­li­tas, para el logro de sus fines.

Pero ver­da­de­ra­mente el colmo de los col­mos es la reciente con­me­mo­ra­ción ofi­cial de este 25 de Mayo.

Como ya es usual en este gobierno, de hacer lo que le plazca y rom­per cen­te­na­rias tra­di­cio­nes, la pre­si­dente deci­dió cele­brar el acto cen­tral en Resis­ten­cia, capi­tal del Chaco. Una de sus razo­nes, fue segu­ra­mente, esca­par de la Capi­tal Fede­ral, para no tener que enfren­tar la siem­pre justa, ati­nada y crí­tica homi­lía de Mon­se­ñor Ber­go­glio en el Tedeum ofi­cial y tam­bién evi­tar un público que no es pre­ci­sa­mente par­ti­da­rio de su gobierno.

Pero lo que esta nota quiere des­ta­car es el insó­lito dis­curso de la pre­si­dente. Con­sis­tió en casi su tota­li­dad, como tam­bién es su cos­tum­bre, en exal­tar su ges­tión y la de su marido, y los muchos logros alcan­za­dos, sin hacer una sola refe­ren­cia al día patrio que supues­ta­mente se con­me­mo­raba. Pode­mos defi­nirlo como, un dis­curso par­ti­da­rio con fuerte acento electoral.

Un pres­ti­gioso colum­nista de un matu­tino de la Capi­tal (ref. 1) en su columna expresó cla­ra­mente: “…el 25 de Mayo los argen­ti­nos con­me­mo­ran la lle­gada de Nés­tor Kir­ch­ner al poder y el ven­tu­roso pro­ceso de trans­for­ma­cio­nes que se inició en ese momento. ¿1810? Ni una sola refe­ren­cia. Borrado de la historia.

El 25 de Mayo quedó redu­cido ayer, en el Chaco, a ser una efe­mé­ride de fac­ción. El cum­plea­ños de la patria pasó a ser el cum­plea­ños del kir­ch­ne­rismo en el poder. Cris­tina Kir­ch­ner apro­ve­chó el calen­da­rio ofi­cial para ren­dir un home­naje emo­cio­nado a su esposo muerto. Esa apro­pia­ción supone que la memo­ria de Nés­tor Kir­ch­ner está rodeada de un con­senso unánime.”

Como tam­bién ya es una cos­tum­bre en la pre­si­dente, uti­lizó una retó­rica enga­ñosa y falsa des­cri­biendo una reali­dad ima­gi­na­ria, adop­tando la actua­ción tea­tral de doliente viuda ves­tida de rigu­roso color negro, llo­rosa y angus­tiada, y uti­li­zando la ima­gen de su esposo muerto, como argu­mento para con­mo­ver y obte­ner apoyo, en espe­cial en el elec­to­rado de menor nivel.

La uti­li­za­ción espe­cu­la­tiva de su falle­cido marido, ensal­zán­dolo en forma gro­sera y casi obs­cena y uti­li­zán­dolo como eje del dis­curso pro­se­li­tista, resulta irri­ta­tiva y cho­cante para los millo­nes de argen­ti­nos, la mayo­ría del país, que no comul­gan con este régi­men autoritario.

Recor­de­mos que Nés­tor Kir­ch­ner murió víc­tima de su pro­pio veneno des­pués de dis­cu­tir tele­fó­ni­ca­mente con un mons­truo polí­tico que el mismo construyó.

Si en algo se carac­te­riza este gobierno es en el altí­simo grado de corrup­ción e impu­ni­dad. Ahora nos roba­ron tam­bién una fiesta patria.

Lo que llama la aten­ción es la poca y escasa infor­ma­ción de este hecho sin pre­ce­den­tes. Solo he leído seis o siete artícu­los refe­ri­dos a este tema en los medios. ¿Somos indi­fe­ren­tes los argen­ti­nos a este robo? ¿Nos da lo mismo que la pre­si­dente haga y des­haga sin impor­tar de qué se trata?

Per­so­nal­mente estoy indig­nado. ¿No ten­dría­mos todos los argen­ti­nos que estar indig­na­dos por este agravio?

NOTAS: (1) Dia­rio “La Nación” 26–05-11 La efe­mé­ride de una fac­ción por Car­los Pagni

Autor: Dr. Alfredo Raúl Weinstabl

Los mafiosos y golpistas se vuelven contra uno

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, cuestionó hoy el enfrentamiento entre el Gobierno y la CGT y le advirtió a la presidenta Cristina Kirchner que “cuando uno alimenta mafiosos y golpistas, se vuelven en contra de uno inevitablemente”.

“Hoy los que eran socios están golpeando las puertas. Cuando uno alimenta mafiosos y golpistas los mafiosos y golpistas se vuelven en contra de uno inevitablemente”, sostuvo Carrió al participar de un acto de campaña en la Ciudad de Buenos Aires junto a su candidata a jefa de Gobierno porteño, la senadora María Eugenia Estenssoro.

Recién llegada de una gira por Europa, la diputada nacional sostuvo que los argentinos “somos desnutridos morales” y agregó que “en el exterior no entienden como un país tan rico tiene tal ausencia de conductas públicas ejemplares”.(NA). –

Fuente: La Mañana de Neuquén

La insólita historia de la foto de Néstor y Cristina

Parece que la señora Cristina vio la foto publicada en LA NACIÓN anteayer y se mordió los labios de envidia. Con motivo de los 200 años del ejército uruguayo, el Pepe Mujica había logrado retratarse junto a los cuatro presidentes que lo antecedieron en el período democrático que empezó en 1985: Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle, Jorge Batlle y Tabaré Vázquez. Todos aparecían sonrientes, felices, orgullosos. Un fotón, qué duda cabe. El Pepe los había condecorado, además, por sus “relevantes servicios” a esa fuerza durante el ejercicio de sus mandatos.

¿Un ex guerrillero tupamaro, que en los años 70 fue detenido y torturado por el ejército, agradeciendo a otros presidentes lo que hicieron por ese ejército? A la señora todo eso le pareció demencial, pero cuando vio la foto hizo las cuentas y ordenó: “Quiero lo mismo acá. Junten a los ex presidentes para el 25 de Mayo. En la Casa Rosada”.

A los que la escuchaban -un puñadito, como siempre- se les heló la sangre. El primero de una larga serie de argumentos en contra fue que los uruguayos lo pudieron hacer gracias a que no había elecciones a la vista. “Nadie se presta a esa movida en medio de una campaña”, dijo uno. La Presidenta, que siempre ve más lejos que su gente, le respondió: “Nosotros vamos a hacerlo precisamente porque estamos en campaña. Hay que taparse las narices, posar y empezar a contar los votos. Con esa foto no hay segunda vuelta, se los aseguro. ¡Seré la primera presidenta de la historia argentina que reúne a sus antecesores!”

Estaba tan entusiasmada que no entraba en razones. Por de pronto, ¿a quiénes había que convocar? ¿A Ramón Puerta, que apenas estuvo unas horas y todavía le dura el miedo? ¿A Adolfo Rodríguez Saá, que estuvo una semana y no dejó macana por hacer? “No. No voy a poner a dos insignificantes a mi misma altura”, asestó la señora. También rechazó el argumento de que podían servir para distanciarla a ella, en la foto, de los más indeseables, como Duhalde o Menem.

Llevaban un rato hablando, cuando alguien recordó que se la debería llamar a Isabelita, presidenta constitucional y, por si fuera poco, última esposa de Perón. Cristina, acaso la presidenta peronista menos peronista, se opuso terminantemente. Las fuentes que filtraron esta historia de la foto me pidieron por favor que no revelara las razones que expuso la jefa para esta negativa, por considerarlas impublicables. Pero me las contaron, y estoy de acuerdo: son impublicables.

Siguieron analizando la lista. De la Rúa. Uno preguntó si todavía vivía en el país. Otro, si seguía peregrinando por los tribunales, porque no le parecía oportuno que la Presidenta apareciese al lado de un acusado o procesado. Y un tercero bromeó con que ahora trabajaba para Tinelli, imitándose a sí mismo. La señora dijo que lo quería bien cerca en la foto, para que la gente pudiese comparar.

Menem. Las consideraciones respecto del riojano fueron de lo más variadas. Por supuesto, reflexionaron sobre si cabía invitar al que entronizó al neoliberalismo, al rabioso privatizador, al de las relaciones carnales con Estados Unidos, al símbolo de los nefastos años 90. Pero también asumieron que desde hace tiempo es un buen aliado en el Senado, que le deben favores y que acaba de declarar que la Presidenta ya tiene ganada la reelección. “Mal que nos pese, hoy es más leal que mucho de los nuestros”, se escuchó. “Y no nos sale tan caro.” Primó la idea de invitarlo, pero advirtiéndole que a último momento debía dar parte de enfermo, como hace en el Senado cada vez que la Casa Rosada se lo pide.

Duhalde. Tremendo dilema. El más odiado, el enemigo activo, el mismísimo demonio. La Presidenta tomó la palabra. Explicó que se lo llamaba por necesidad, que para ella iba a ser un gran sacrificio y que por eso mismo quería dejar bien claras las condiciones: convocarlo a último momento, ponerlo en el lugar más alejado, prohibirle abrir la boca y hacerle saber que cuanto más rápido se fuera, mejor.

El debate les llevó más de cuatro horas, y si la iniciativa no fue descartada rápidamente por inviable se debió a que, testarudona como es, la Presidenta había dicho que quería esa foto sí o sí. Que iba a ser un himno a la democracia y una aspiradora de votos.

Pero a la hora de hacer las cuentas concluyeron que, de los seis ex presidentes que aún viven, cuatro no iban a estar: dos por falta de mérito (Puerta y el Adolfo), uno por razones que no se pueden publicar (Isabelita) y otro por prescripción más ideológica que médica (Menem). De los otros dos, De la Rúa no era una apuesta segura y Duhalde, con las condiciones que se le iban a poner, tampoco.

-Cristina -le preguntaron-, ¿le parece hacer tanto barullo para que sólo vengan uno o dos? Va a ser una foto un tanto desvalida, ¿no? Salvo que, como postrer homenaje, de fondo pongamos un gran póster de Néstor. El llena todo.

La respuesta fue terminante.

-Al diablo con los ex presidentes. Como siempre digo, en este país no te dejan ser democrático. El 25 pongan una bandera, cuelguen el póster y avísenme cuando esté todo preparado. En la foto vamos a salir Néstor y yo. Los demás no existen.

Fuente: La Nación

Autor: Carlos M. Reymundo Roberts

La Frase del Día

“Hay un mundo que está cambiando, hay un mundo que reclama inclusión social, que reclama objetivos, porque yo creo que lo que están pidiendo esos jóvenes(en la vieja Europa y de los países del África) es tener esperanzas y construcción de futuro, que es lo que nosotros hemos hecho y estamos haciendo en estos años felices.”

Cristina Kirchner

Hipotensa, Loca O Suicida En Potencia

Casualmente en la semana pasada se mezclaron los tunecinos y su revolución de los jazmines, France Telecom y la política en general argentina, americana, francesa y española, demasiados ingredientes para mi gusto, así no tendría sabor a nada.

Separemos la paja del trigo. La ministro de defensa de España que no defiende a nadie y solo ataca a los españoles que no piensan como ella tuvo su artículo el domingo.

France Telecom y los jazmines ayer, Sarkozy está en espera, parece haberse librado del zángano que le zumbaba en la oreja, aún no es caso cerrado; de Obama, y Rodríguez Zapatero no hay mucho que agregar, solitos escriben su propio libreto con epitafio incluido, queda una, precisamente la que me interesa. La que no se muere por ser presidente otra vez y se terminará muriendo atragantada por un micrófono.

Los analistas y políticos caseros todos entretenidos en si hay un giro hacia un mensaje correcto para la clase media creyendo frenar la caída libre con jarabe de pico; si le pegó a este o aquel, si es una pobre mujer angustiada por las presiones en medio del dolor de su viudez o es si o si porque no tienen repuesto como dice su jefe de gabinete. ¿A qué tanto esfuerzo si ya ganó?

La lectura de sus seguidores o mejor dicho mercenarios asociados es sorprendente: no le habló a nadie, su discurso no fue para los sindicatos, gremialistas, su propio partido, los trabajadores, piqueteros o protestantes varios; es loca habla sola con las paredes.

Sinceramente creo que si se ve y se escucha, ni ella misma lo podría soportar y se suicida, es demasiado falsa, necia y extorsionadora serial.
En verdad el insólito discurso como salida de una de las crisis que obligan a sacarla de circulación, amordazarla y encadenarla, cada vez con mayor frecuencia, tiene otra lectura en una maníaca depresiva. bipolar o perdidamente esquizofrénica; poco me importa que utilice el argumento para ser inimputable con tal que la encierren enchalecada y con bozal de por vida. Puede morder y es más ponzoñosa que un dragón de Komódo por el zoológico de bacterias y restos en descomposición que tiene en la boca.

Terminen con la pavada de la hipotensión y deshidratación.

Su mesa chica debiera pensar seriamente si son peores las crisis depresivas o las contra crisis delirantes para salir de ellas.

Cuando comience a gritar háganle tragar una brasa encendida que le ase las cuerdas vocales para siempre y asunto zanjado, a este paso cualquier día se va a dar vuelta los va a nombrar, señalar y se los tirará a los leones.

Hace meses que el discurso necrófilo se reitera cada vez con mayor claridad y frecuencia: Vestida cada vez más negra, medias y conciencia incluida. Hay un muerto que la sobrevuela y siempre está presente. Nadie es imprescindible reitera, estoy cansada de hipócritas que me vivan, no puedo más física y mentalmente. No quiero seguir, no me presionen, ya di todo.

Un psiquiatra diría que son los encriptados mensajes pidiendo ayuda del que está a punto de eliminarse. Solo verle la cara y los gestos para descartar que esto sea pura actuación. Los médicos tenemos el hábito de semblantear a la gente y jugar a hacerle el diagnóstico al que está en la mesa de enfrente. Está definitiva y peligrosamente demente.

¿Recuerdan al otro? Sacando medio cuerpo del palco las manos extendidas y suplicando ¡Ayúdenme! Estaban el mensaje, el psicópata, y la enfermedad conveniente, finalmente se mató solo haciendo todo lo que no debía hacer. Más claro échele agua.

No dudo que la grabación e imagen de sus últimas apariciones son examinadas con lupa por el ejército de psicólogos y psiquiatras que asesoran al Depto. de Estado y la CIA, quizás nunca resuelvan nada pero siempre están preparados para todo, tener en carpeta la copia de un yo lo dije o yo avise es garantía de permanencia en todas partes y con algo hay que ocupar horas vacías para que no se note que sobra gente en la plantilla.

Cuidado con la loca, debe ser la voz de alerta que circula por despachos y cancillerías. Conociendo el vecindario puede iniciar un incendio de proporciones continentales.

Naturalmente ya debe haber dos planes de contingencia: el de los halcones para cortarlo de raíz, y el de las palomas: laissez fere, laissez paser.

Sospecho que la filtración de alguno ya se la hicieron llegar discretamente a Chávez y a Itamaraty.
Personalmente no omitiría en el futuro inmediato considerar que extraños movimientos en las relaciones exteriores y comerciales de Sudamérica respondan a un clásico de la política: posicionarse en condiciones ventajosas de fuerza para apretar o cambiar figuritas, según venga la mano

Teniendo en apariencia todo el poder, sus recursos parecen escasos, presumo que la deben tener muy vigilada, ¿cortarse las venas, tirarse por la puerta del helicóptero? Es muy trillado y puede ensuciarse, lo hará en grande para dejar culpables, pasar a la historia como una mártir y estar presentable en

un velatorio para el mundo por Cadena Nacional, allí radica el peligro.
Toda la jauría política se hará presente moqueando, con las túnicas desgarradas, buscando heredar los votos de la pareja martirizada por los malos.

Entonces si, el país se muere definitivamente pero el cáncer sobrevive y se perpetúa.

De allí que reitero un concepto del viernes pasado, no hay que ponerle nombre propio a la peste, esta gentuza cambia de camiseta como de bombacha, por cada uno que lleva la careta y tiene impecables títulos, hay 100 encubiertos con otros disfraces.

Solo recuerde el 55 repetido tantas veces, prohibir peronistas y conservar intacto el sistema perverso.

No se puede ni tiene sentido evitarlo pero es bueno saber por donde, sin que nadie lo vea pueda venir el tsunami final.

Cada uno ve las cosas con los ojos de su experiencia y conocimientos; como médico estoy cansado de escuchar como se inventan síntomas y enfermedades que no existen, es solo un mensaje pidiendo que les presten atención y les hagan un mimo, un recurso común a lactantes, adultos y ancianos. En general gente con una absoluta incapacidad para desempeñarse como presidentes de una nación. Si te dejas guiar por un ciego o un disminuido no me jodas con quejas.

Ayer habló nuevamente la enferma en recuperación, le pusieron un discurso abarrotado de cifras para que preste atención y no se vaya para el lado de los tomates, igualmente deliró con la hemofilia y las carísimas ampollas que les salvan la vida, olvidando que el santón Rasputin prestaba el mismo servicio por unos Vodka y un par de señoritas.

No se curó ni esta normalita en cualquier momento se le cruza un gato negro y hace el desastre.

Se embrollan solos


El populismo debe radicalizarse

Fuente: Los puntos sobre las íes

Los Errores Empiezan A Aflorar Con Más Fuerza

 

 

Ante la tragedia del terremoto y el tsunami en Japón, el Emperador Akihito, realizó por primera vez, una declaración en la televisión oficial en sus veintidós años de mandato, y fue también la primera vez que el emperador se dirigió al país.

Como un irónico, cruel y duro contrasentido, en nuestro país, Cristina de Kirchner, en sus tres años y medio de su gestión gubernamental, realizó seguramente por milésima vez, tal vez me quedo muy corto, su aparición en los medios, para recriminar o denostar a algún sector de la sociedad.

Pareciera que tiene una necesidad psíquica de hablar. Seguramente una especie de narcisismo o alguna desviación de esa naturaleza. Habla y comunica aspectos de absoluta irrelevancia, que ni se justifica que lo haga un secretario o inclusive alguien de menor nivel.

Pero esta vez, es una de las pocas veces en que se le puede justificar su enojo, fastidio y disgusto.

El monstruo creado por ella y su esposo, la poderosa Confederación General de Trabajo, liderada por el cada vez más exigente Secretario General de la misma, Hugo Moyano, amenaza pasar de los límites que mantiene esa inestable y cada vez más conflictiva alianza.

Moyano confunde su tarea de defender los intereses de los trabajadores con requerimientos y exigencias que pertenecen al plano político. Si quiere que su gente participe en los puestos y listas electorales debería hacerlo dentro de su partido o crear un partido político.

Y por otro lado, su forma extorsiva en sus exigencias salariales, están colocando al gobierno entre la espada y la pared. El torpe engaño del INDEC, ya no se puede ocultar.

La reacción de la presidente fue dura, pero siempre con su toque actoral buscando victimizarse y explotar el sentimentalismo de su auditorio.

Desquiciada, con vehemencia y casi a los gritos, con ira, cólera contenida y tristeza, mencionó que no se iba a dejar presionar, aprovecho para decir que se encontraba haciendo un enorme esfuerzo personal y físico y que no se desvivía por volver a ser presidente.

Si analizamos este párrafo, lo primero que podemos deducir es que cuando alguien se enoja y grita, es indefectiblemente, para ocultar alguna debilidad o falencia propia.

Y es evidente que la debilidad de Cristina surge por doquier. El gobierno no tiene conducción, falta un líder que aglutine, encamine los conflictos y no solamente los haga públicos.

La debilidad de Cristina no es por su género como a ella le gusta expresarlo. Las mujeres suelen ser mucho más fuerte que los hombres. Su debilidad es el no tener la capacidad de gestión para manejar los conflictos, su enfermedad es cada vez más evidente y asoma más frecuentemente, los campos minados que su esposo y ella fueron montando desde el 2003, postergando y difiriendo las medidas de fondo esenciales necesarias para encaminar al país, empiezan a estallar a medida que pasa el tiempo.

Su futuro se presenta muy dudoso y cada vez más negro. Su incierta reelección, en caso de ser reelegida, es simplemente postergar el escarnio y la cárcel. Postergar, pero no por mucho tiempo, ya que la trampa que los Kirchner armaron se cerrará antes de finalizar el próximo mandato. Se irá destituida y echada del gobierno, repudiada por sus connacionales y entrará a la Historia como la responsable directa de otra grave frustración argentina.

Renunciar a la reelección significa tener un Plan B que podría tener dos o tres variantes, pero no firmes y seguros, y cuyo análisis no es tema de este artículo.

Volviendo a Moyano otra de sus exigencias se refiere al polémico pedido que los trabajadores participen en la distribución de las ganancias de las empresas. Habría que decirle a su asesor letrado, el Dr. Héctor Recalde, que este procedimiento se comience en todo caso, a aplicarse en la empresa Aerolíneas Argentinas.

El presidente de esta empresa, precisamente el hijo de Recalde, tuvo un pequeño error en la administración de la misma, reconociendo que el déficit de Aerolíneas será casi el doble de lo proyectado.

Transcribo un párrafo saliente de una Carta de Lectores de un importante matutino que refleja y se ajusta perfectamente al kirchnerismo: “…no es más que un entramado pergeñado para juntar votos y voluntades de mayorías embrutecidas por la falta de instrucción y por las dádivas que son sustentadas por el erario público, incentivando la ociosidad…”. Luego agrega que “…todos tienen un denominador común: la demagogia, el engaño y la corrupción y el apetito sin fin del poder por el poder en si mismo…” (ref. 1). Excepcional definición del Partido de Cristina de Kirchner.

¿Que puede hacer la presidente en este escenario nacional y con la conflictividad existente? Cristina no tiene salida posible. El conflicto con Moyano es difícilmente evitable.

En otro orden de cosas, de acuerdo a una versión, Néstor Kirchner falleció después de una violenta discusión telefónica con Moyano. Si esto es cierto, el jefe de la CGT ya carga sobre sus hombros con un presidente muerto. Debería ser más cuidadoso cuando extorsiona o presiona de esa manera a la incapaz, débil y enferma presidente. No vaya a ser que también cargue en su haber con otro presidente fallecido o suicidado.

Notas: 

Carta de Lectores – Diario “La Nación” – 12-05-11 – Borges y el peronismo – Ing. Tomás Amadeo

 

Autor: Dr. Alfredo Raúl Weinstabl