Fabuladora Serial!!!

“Estás desorien­tado y no sabés  que “trole” hay que tomar para seguir.Y en este des­en­cuen­tro con la feque­rés cru­zar el mar y no podés.”

La Pre­si­dente Cris­tina Kir­ch­ner en su abu­sivo uso de la cadena nacio­nal para diri­girse al país y al resto del mundo, vuelca comen­ta­rios que pasan de sus pro­pias y exa­ge­ra­das ala­ban­zas a los más viru­len­tos denues­tos con­tra sus adver­sa­rios. Pero den­tro de tal para­fra­seada – inter­ca­lada con voca­blos o giros idio­má­ti­cos de ado­les­cen­tes, impro­pios de su edad y cargo –  incluye datos que nadie cree, ni siquiera aque­llos que por clien­te­lismo polí­tico y volun­tad cau­tiva deben aplau­dir e inclu­sive lagri­mear cuando llega la hora de la cano­ni­za­ción de NK.

Se refiera tanto a la exa­ge­rada o dis­tor­sio­nada infor­ma­ción de sus “logros” cuanto a la denun­cia de los “crí­me­nes” de sus opo­si­to­res.
Debe­ría hablar más seria­mente con quien le escribe los libre­tos, dado que, salvo sus cor­te­sa­nos, el resto de la socie­dad queda inmersa en serias dudas.
Por ejem­plo, el magro aumento a jubi­la­dos, ¿Es una gra­ciosa dádiva de Cris­tina o es, como todos creía­mos, el sim­ple cum­pli­miento de una ley que obliga al aumento semes­tral, le guste o no a quien deba aplicarla?

¿Será que cada vez que se cum­ple una ley, cual moderno heraldo, lo anun­cia a los cua­tro vien­tos? Tal vez sería pre­fe­ri­ble, por can­ti­dad de infor­mes y cali­dad de ges­tión, publi­ci­tar cada vez que se viola la Cons­ti­tu­ción y/o las nor­mas lega­les en gene­ral, con indi­vi­dua­li­za­ción del infrac­tor y el castigoimpuesto.

El des­pec­tivo tra­ta­miento de “veta­dor serial” que aplica al Jefe de Gobierno Por­teño, ¿Tiene Cris­tina en cuenta el sen­tido de tales vetos? ¿Conoce el hecho de que se trata de leyes que dis­cu­tió la legis­la­tura con ampli­tud de argu­men­tos y en abso­luto res­peto por las opi­nio­nes diver­sas? ¿Hubo en todo caso algún veto de la impor­tan­cia de negarle el 82% a los jubi­la­dos, o dero­gar la ley de pre­ser­va­ción de los gla­cia­res, en espu­ria con­ni­ven­cia con las “corpo”, a las que tanto critica?

Por último, cuando se sor­prende por los Direc­to­res de Empre­sas que cobran “bue­nos suel­dos a costa del Estado” ¿Se está refi­riendo a los jóve­nes de La Cámpora?

¿O será que nos esta­mos haciendo los rulos?

Autor: Juan Manuel Otero

Anuncios

La Frase del Día

 

“La Pre­si­denta le saco el ban­quito a Moyano y no Moyano a la Pre­si­denta. Este pro­blema que tiene que ver con los tra­ba­ja­do­res se va a pro­fun­di­zar aún más”

Luis Barrio­nuevo

El “chusmerío” de conventillo se apoderó de la presidente


Las nue­vas for­mas de comu­ni­carse de la pre­si­dente con la ciu­da­da­nía tiene el estilo de “chus­me­río” de con­ven­ti­llo. Por supuesto que no vamos a des­me­re­cer al con­ven­ti­llo, pero si al “chus­me­río” ofi­cial, por­que nunca se ha visto este estilo de comu­ni­ca­ción. La moda usada por la pre­si­dente con el nuevo léxico ofi­cial: “con­cheto”, “guarda con lo que hacés”, hay que reco­no­cer que pro­duce una inno­va­ción en el terreno del pro­to­colo que requiere un audi­to­rio recep­tivo de la misma cali­dad. Al mismo tiempo no cree­mos en la recep­ti­vi­dad cha­ba­cana, por­que la gran mayo­ría de la ciu­da­da­nía no le gusta que le hablen en ese estilo.

Con­cre­ta­mente, en este caso, nos esta­mos refi­riendo a las mane­ras que usa la pre­si­dente para cri­ti­car los actos de gobierno de la Ciu­dad de Bue­nos Aires, sin men­cio­nar a su titu­lar, lo cual la coloca ni siquiera en una par gober­nante, ya que su cargo no la habi­lita para cri­ti­car públi­ca­mente, en cadena ofi­cial, a un gober­nante cuya sobe­ra­nía emana del voto de la ciu­da­da­nía, y si lo hace, inde­bi­da­mente, corres­pon­de­ría men­cio­nar al gober­nante con todas las pala­bras de su nom­bre, para afron­tar las con­se­cuen­cias de lo que dice o para que le con­tes­ten por los carri­les de gobierno que corres­pon­den. Por­que se trata de dos man­da­ta­rios sobe­ra­nos, y no del entre­na­dor de Depor­tivo Casa Rosada al colega de Atlé­tico Bue­nos Aires.

La pre­si­dente dice: “Decían que me iba a con­ver­tir en una veta­dora serial, en la reina de los vetos, que iba a ir vetando por la calle”. Señora, esa no son for­mas: eso es chus­me­río y por aña­di­dura: barato.

Ese estilo de: si yo soy más o menos que éste o aquel, para hacer ésta o cual­quier cosa, no son mane­ras de expre­sarse de una pre­si­dente de la Repú­blica, o al menos no qui­sié­ra­mos que lo hiciere. Si tiene méri­tos para cri­ti­car a otro jefe de Estado, están los con­duc­tos natu­ra­les para hacerlo y no uti­li­zar el “decían”, sin espe­ci­fi­car el ori­gen de la crítica.

Por otra parte, está uti­li­zando la señora pre­si­dente la cadena de infor­ma­ción pública, sin la menor res­tric­ción men­tal. Lo hace por­que cree que tiene dere­cho, pero no lo tiene. El uso de los cana­les de infor­ma­ción públi­cos es para infor­mar los actos de gobier­nos y no la crí­tica polí­tica. Por­que hacerlo es pro­ce­der inde­bi­da­mente con el uso de los medios públi­cos. Para qué que­re­mos modi­fi­car la Cons­ti­tu­ción, si lo pri­mero que hay que hacer es cum­plirla res­pe­tando, por ejem­plo, el dere­cho de expre­sión, ya que el uso ofi­cial abu­sivo, tam­bién es trans­gre­dir la liber­tad de expre­sión, ya que no se per­mite el uso igualitario

Fuente: http://www.historiaconopinion.com.ar

Autor: Rodolfo Sala

La cicatriz desvergonzada


 

Desde hace años, siem­pre vi ese cuello cubierto, al menos, de cua­tro vuel­tas de per­las o pie­dras. Era algo que la edad deman­daba y el dinero “de todos”, satisfacía.

Estuve veinte días sin noti­cias de lo que acá suce­día, es cierto, y esa ten­den­cia tan humana y a veces tan cobarde de apar­tarse can­sado de todo lo sór­dido y vil sin hacerle frente hasta me había dado el efí­mero gozo de olvi­dar esa cara que de golpe vol­vía acom­pa­ñada de un tajo de degüe­llo, des­nudo y des­ma­drado, que se habría paso entre los plie­gues que siem­bra la edad.

Es cierto que el “relato”- ese en el que se espe­cia­li­zan algu­nos pele­les gra­ti­fi­ca­dos con la pauta ofi­cial — y en el que se esme­ra­ron para darle la dimen­sión de una gesta heroica había lle­gado a har­tarme. Sin tener yo el más mínimo sen­ti­miento para con Evita, me resultó afren­toso aso­ciar la extrac­ción de una molleja vieja, a esa foto en la que, comida por el cán­cer y lobo­to­mi­zada a causa del dolor, la segunda esposa de Perón votaba.

Pero, ¿Había alguna posi­bi­li­dad de que no se inten­tara sacar al menos un mínimo rédito de un sai­nete con pre­sun­ción de tra­ge­dia? No creo. Nadie, con el escaso jui­cio que tiene esa men­ta­li­dad de circo crio­llo que prima en quie­nes “diri­gen” la Repú­blica podría dejar esca­par esa sim­pá­tica farsa de la que nadie sabe aún si era algo grave o solo el pro­blema de una tra­viesa avispa. Oca­sión única para mos­trarle a los enanos que com­po­nen estas tris­tes Pro­vin­cias Uni­das del Sur siem­pre absor­tos en un LCD de oca­sión, que allí había habido riesgo, y del grave.

¡Y que mejor que mos­trar una cuchi­llada en la papada!. No siem­pre es mor­tal pero la cer­ca­nía del cere­bro, si lo hay, la hace pre­su­mir de peli­grosa. Toda una cica­triz mili­tante, toda una mues­tra del “sacri­fi­cio” dia­ria­mente consumado.

Podría­mos seguir tomando este tema den­tro del aire de vode­vil que los guio­nis­tas de la pavada, en su igno­ran­cia y falta de pro­fe­sio­na­lismo, se encar­ga­ron de otor­garle, pero esta­mos a sesenta días de que se cum­plan los treinta años de la Gesta de Mal­vi­nas y vaya si hay allí cica­tri­ces de sobra para tener en cuenta. Cica­tri­ces que aún abo­nan la turba de las Islas, cica­tri­ces que se mime­ti­zan en las algas del mar helado, cica­tri­ces que per­ma­ne­cen eter­nas en las almas de aque­llos que per­die­ron un hijo, un padre o un marido. ¡Esas son cica­tri­ces!, no un des­ver­gon­zado tajo sutu­rado con hilos de oro.

Autor: José Luis Milia

Carta Abierta de la Sra. Delicia Giachino a La Sra.Presidenta de La Nación

 

Dra. Cris­tina Fer­nán­dez de Kirchner

Sra. Pre­si­dente:

Me tomo la liber­tad de vol­ver a escri­birle, con el objeto de hacerle lle­gar algu­nos comen­ta­rios y refle­xio­nes, sobre sus pala­bras al reasu­mir su impor­tan­tí­simo cargo en la Casa Rosada el 25 del corriente.Ante todo, me impactó su apa­ri­ción con esa horri­ble cica­triz, cica­tri­zando en su cue​llo​.Al estu­por siguió en mi algo que me hizo cerrar los ojos, una impre­sión muy fuerte de repulsa.Admiré su auda­cia por­que siendo usted como lo mani­festó “esclava de la estética“exhibir tal tro­feo debió resul­tarle muy duro.

Des­pués me dio lás­tima y entendí su sacri­fi­cio ante la “polí­tica”. No sé a que se refe­ría. Yo más que a la política,lo atri­bui­ría al” cho­lu­laje”. ¿Tanto la asusta “el que dirán”?

Ya debía estar por encima de estos chis­mes. Si usted fue la que  sufrió en el qui­ró­fano, ¡que le importa lo que digan las malas len­guas opo­si­to­ras ! Seguro algún infil­trado de esos, se lo aconsejó.Muy valiente su acti­tud, pero a mi poco enten­der de pésimo gusto.Con su perdón…

Pero como se refi­rió al tan vapu­leado tema de la GUE­RRA DE MALVINAS,debo trans­mi­tirle mi pen­sa­miento sobre sus palabras.

Con dolor debo decirle que me ofen­dió pro­fun­da­mente con sus expre­sio­nes y hago exten­siva esa ofensa a todos y todas los que de una u otra forma cons­ti­tui­mos  una gran fami­lia tocada por el dolor y el honor y el orgu­llo de haber sido pro­ta­go­nis­tas de uno de los accio­nes más sig­ni­fi­ca­ti­vos de la His­to­ria Argen­tina, cual fué la DECI­SIÓN DE RECU­PE­RAR LAS ISLAS MAL­VI­NAS, des­pués de 150 años de opro­biosa usurpación.

La reaper­tura del Informe Rat­ten­bach es , cier­ta­mente , inne­ce­sa­ria. Cual­quier argen­tino media­na­mente intere­sado en el tema MAL­VI­NAS, conoce tal informe, lo leyó, lo comentó,lo dis­cu­tió. Incluso no creo que usted lo des­co­nozca y su público aplau­di­dor o no sabe de que se trata o son una manga de adulones…

En cuanto a su refe­ren­cia a la nece­si­dad de la Junta de tapar epi­so­dios dolo­ro­sos de una gue­rra fra­tri­cida, sór­dida, cruel, es por lo menos, abe­rrante. Como Coman­dante en Jefe de las FFAA de la Nación que gobierna, jamás debe­rían menos­ca­bar la gran­deza de una GUE­RRA JUSTA,militar e ins­ti­tu­cio­nal­mente librada por hom­bres que vis­tiendo el informe se su PATRIA,sin otro incen­tivo que la JUS­TI­CIA y el DEBER,sin ideo­lo­gía ni fana­tismo die­ron de si lo más pre­cioso, su vida, su sangre,sus amo­res, sus fami­lias, su futuro…

Dijo al pasar que a los muer­tos de MAL­VI­NAS “se los recuerda y se los homenajea”¿le parece sufi­ciente? A mi enten­der les está diciendo que fue­ron unos “idio­tas útiles“y a sus familias¡¡¡QUE DIOS LAS AYUDE!, Que dis­tinto, Señora, a como reivin­dica el dolor, muy res­pe­ta­ble por cierto, de las Madres de Plaza de Mayo. Las com­pa­ra­cio­nes son siem­pre odio­sas, pero esta, ade­más, es denigrante.

Debió ser más sin­cera y decir que las FFAA que comanda, no tie­nen ni hon­das para tirar pie­dras , mal que nos pese y por lo tanto humil­de­mente pedir al usurpador,que nego­cie­mos, por­que seguro que a ellos les va a ir mejor que a nosotros.Esgrimen la “auto­de­ter­mi­na­ción de sus súb­di­tos” y …listo. Como mos­tró su cica­triz, así ahora les esta­mos mos­trando al enemigo las heri­das puru­len­tas de una ARGEN­TINA que  ni siquiera valora sus HÉROES. No sé si sabe que el Reino Unido, ha decre­tado por 90 años la aper­tura de sus secre­tos de la GUE­RRA DEL ATLÁN­TICO SUR .Son vie­jos gue­rre­ros, no se equivocan.Aprendamos…

Res­pecto al poco feliz epí­teto de “colo­nia­lis­tas”, tómelo como un elo­gio. Nos com­pa­ran con ellos, a noso­tros, que nos aver­gon­za­mos de haber­los enfrentado.Y los man­dan su can­ci­ller y su vice­pre­si­dente a estu­diar his­to­ria, a ellos que la escri­bie­ron por esos mares del Globo. Y ellos, toda­vía nos ele­van de cate­go­ría refor­zando sus defen­sas, con­tra nosotros…realmente debe­ría sen­tirse orgullosa.Pero le advierto, así como piensa que la RECU­PE­RA­CIÓN DE MALVINAS,fue el mano­tón de aho­gado de un gobierno que se caía y que el pue­blo no tuvo nada que ver, el enemigo sabe que los argentinos“no somos empa­na­das que se comen con la boca abierta”(GRAL JOSÉ DE SAN MAR­TIN) y toma sus recau­dos ..Para su mejor ase­so­ra­miento le reco­miendo la lec­tura de “LOS CIEN DIAS“del ALT´SANDY WOOD­WARD  y “NO PICNIC“del BRI­GA­DIER JULIAN THOM­PSON. impor­tan­tes jefes mili­ta­res ingle­ses que pelea­ron MAL­VI­NAS y reco­no­cen el valor y la gallar­día del sol­dado argen­tino y lo que usted llamó “SUI­CIDO” fue la admi­ra­ción del mundo entero.

Señora, si usted pre­tende que rene­gue­mos de la GESTA, que nos aver­gon­ce­mos de las autén­ti­cas cica­tri­ces sin cicatrizar,que des­pil­fa­rre­mos nues­tros recur­sos, que nos sin­ta­mos pode­ro­sos por­que los indi­fe­ren­tes y trai­do­res  de 1982 hoy son con­ve­nien­te­mente ami­gos, está en tre­mendo error​.La san­gre de MAL­VI­NAS aún está fresca y bulle en el cora­zón de los argen­ti­nos de bien de los cua­les formo parte y no le per­mito su ofensa..

¡¡¡ AL GRAN PUE­BLO ARGENTINO,SALUD !!!

RES­PE­TUO­SA­MENTE

Autor: María Delicia Rearte de Giachino

La Frase del Día

Lo que me parece grave, más allá de la ideo­lo­gía polí­tica, es que gene­ran en la gente terror, es una polí­tica del terror; esto no es bueno”

Juan Pablo Schiavi

Si te votan haces lo que te parece

Afuera el dilu­vio, en el inte­rior de la Casa Rosada, más pre­ci­sa­mente en el Salón de las Muje­res del Bicen­te­na­rio, la Pre­si­dente. Des­pués de una semana de su reapa­ri­ción ante las cáma­ras, aquel memo­ra­ble 25 de enero en el que pre­sentó en socie­dad la cica­triz, había des­a­pa­re­cido de la escena, pero res­pe­tando el dicho popu­lar “el que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llame”, a una semana de que su voz no inte­rrum­pía la pro­gra­ma­ción de los cana­les por medio la abu­siva cadena nacio­nal, vol­vió… ahí estaba nue­va­mente en el atril, al tiempo que la voz de la locu­tora ofi­cial anun­ciaba la tras­mi­sión en cadena, dando comienzo al acto polí­tico dis­fra­zado como es cos­tum­bre de acti­vi­dad oficial .

En el lugar a pleno, no fal­ta­ron los aplau­di­do­res, esos que se van reno­vando, des­pués de la selec­ción digi­tada, de acuerdo a la con­ve­nien­cia de la Señora. Los hay, de todo tipo, algu­nos ya han sido expul­sa­dos, con­si­de­ra­dos mate­rial des­car­ta­ble. Sin embargo, la lista de besa­ma­nos sigue vigente. Con solo arro­di­llarse ante la diva. adu­larla y expre­sarle admi­ra­ción, es decir ali­men­tar su insa­cia­ble ego y repe­tirle… una y otra vez como el espe­jito mágico del cuento, ese que a la — pre­gunta de la madras­tra de Blan­ca­nie­ves ¿quién es la mas bella del reino? — respondía-” tu eres la más bella del reino, ” podrá cali­fi­car para inte­grar el club de los pri­vi­le­gia­dos y ocu­par los luga­res vacan­tes deja­dos por los desecha­dos. Si a todo esto ade­más se lo con­di­menta con la pon­de­ra­ción la ges­tión, más un susu­rro de por medio y para aro­ma­ti­zar un toque de pen­sa­miento ideo­ló­gico com­par­tido, es posi­ble una carrera ascen­dente den­tro del cris­ti­nismo. Siem­pre que el can­di­dato se encuen­tre dis­puesto a tomar el papel de mario­neta en la “Com­pa­ñía Tea­tral Nacio­nal y Popu­lar “, cuya direc­ción y papel pro­ta­gó­nico esta a cargo de doña Cristina.

Y así como Gabriel Mariotto sen­tirse orgu­lloso y feliz… Tan feliz y obse­cuente que ase­guró. -“Se debate donde se tiene que deba­tir y ahora ya no. En este caso ya no da para ser libre pen­sa­do­res y tener liber­tad. Yo recibo ins­truc­cio­nes, no doy ins­truc­cio­nes y todos debe­mos ser así. Entiendo que cuando hay un pro­yecto nacio­nal y no es de débil obe­de­cer, sino que es de fuerte, obe­de­cer. A mí me llena de honra reci­bir ins­truc­cio­nes y cum­plir­las, aun­que a Hugo le parece mal”, .

Muy elo­cuente Mariotto — aclaró — tal vez, por si no había que­dado plas­mada su idea– “quien con­duce es Cris­tina sobre la base de la trans­for­ma­ción que inició Nés­tor en el 2003. Todos noso­tros somos acto­res y tene­mos que ocu­par el rol que nos com­pete y no que­rer impo­ner abso­lu­ta­mente nada, con mucha voca­ción y mucha entrega”- Qui­zás no con­forme toda­vía con sus decla­ra­cio­nes — agregó al pos­tre la fru­ti­lla -.“No me importa ser un chi­ro­lita de Cristina”.

Real­mente todo comen­ta­rio sobre este indigno per­so­naje tras­pa­sa­ría los lími­tes de las bue­nas costumbres.

Vol­viendo. a la actua­ción de la Señora en la que batió el récord de paro­dia, men­tira y burla, en el intento deses­pe­rado de ocul­tar una reali­dad que le esta pisando los talo­nes, no se privó de des­ca­li­fi­car y de ofen­der a quie­nes cri­ti­can u opi­nan sobre el camino sinuoso que ha tomado la eco­no­mía del país.

Tam­poco podía fal­tar en su peri­plo de incon­ti­nen­cias el irre­ve­rente des­trato al Jefe de Gobierno de la Ciu­dad, cali­fi­cán­dolo de” veta­dor serial “, jus­ta­mente esta Señora que hoy se ríe de los jubi­la­dos osten­tando un aumento mise­ra­ble des­pués de haber vetado la ley del 82% apro­bada en ambas Cáma­ras del Con­greso. Alar­deando una pos­tura bene­fac­tora al otor­gar­les un aumento devo­rado por una infla­ción que los con­dena a una mala cali­dad de vida, en tanto se vacía gra­cio­sa­mente la caja del ANSES y fue­ron saquea­dos los fon­dos de las AFJP. Jubi­la­dos que des­pués de apor­tar durante 30 o 40 años hoy son esta­fa­dos nue­va­mente por Cadena Nacional.

Recor­de­mos otro veto de la Señora a la ley de pro­tec­ción de los gla­cia­les. Sin embargo hoy se ha decla­rado ambien­ta­lista por su lucha con­tra el PET. “Vamos ganando los del vidrio por­que ade­más es reci­cla­ble y vamos ganando los ambientalistas”-afirmó_para luego cues­tio­nar ¡Qué raro que nin­gún ambien­ta­lis­tas se queje de las bote­lli­tas de plás­tico! Por­que no hay cosas más con­ta­mi­nante que las bote­lli­tas de plás­tico. ¡Vamos por el vidrio que no es con­ta­mi­nante, que da tra­bajo a la gente y que es total­mente argen­tino !- expreso eufó­rica la Pre­si­dente. Aun­que nada dijo de las minas a cielo abierto que más que con­ta­mi­nar enve­ne­nan, el agua y a los habi­tan­tes del lugar. Parece que para la Señora, Fama­tina no existe o las bote­lli­tas de plás­tico no le dejan ver el bosque.

Entre des­ca­be­lla­das men­ti­ras, ata­ques, elu­cu­bra­cio­nes y cíni­cos argu­men­tos. La Señora esgri­mió su ver­dad — Esta Pre­si­denta– dijo– ha sido votada hace muy poco tiempo por más del 54 por ciento de los argen­ti­nos. Las deci­sio­nes polí­ti­cas que cons­ti­tu­cio­nal­mente me corres­pon­den, las voy a ejer­cer como Pre­si­denta de los argen­ti­nos. Y los que pien­sen dife­rente, que tie­nen todo el dere­cho a hacerlo, los que crean que se deben hacer cosas dife­ren­tes desde la Pre­si­den­cia, lo que tie­nen que hacer es par­ti­ci­par en un par­tido polí­tico, pos­tu­larse a pre­si­dente y” si te votan hacés lo que a vos te parece” en mate­ria sala­rial, en mate­ria de impues­tos y demás.

Hacer lo que le parece por que un por­cen­taje de argen­ti­nos la votó no parece muy demo­crá­tico. Uti­li­zando los núme­ros que le rega­la­ron sus emplea­dos y reti­rando equi­ta­ti­va­mente los votos en blanco, los obser­va­dos y los impug­na­dos que no son de nadie, diga­mos que la mitad del país no la votó, aún cuando ese resul­tado al día de hoy sigue siendo dudoso. El Pre­si­dente la Nación debe cum­plir a raja­ta­bla con el arti­cu­lado de la Cons­ti­tu­ción, la libre expre­sión es un dere­cho ciu­da­dano. Todo ciu­da­dano debe estar asis­tido por el dere­cho de opi­nar libre­mente le guste o no le guste al Presidente.

Impo­ner el pen­sa­miento único como pre­tende la Pre­si­dente res­ponde a regí­me­nes tirá­ni­cos o a dic­ta­du­ras como la cubana. El Estado en los paí­ses libres demo­crá­ti­cos y repu­bli­ca­nos se ocupa de admi­nis­trar, no de extor­sio­nar, ni mal­tra­tar a los gober­na­dos, como tam­poco dis­cri­mi­nar­los o infe­rir impro­pe­rios en su contra .

Ase­gu­rar la inde­pen­den­cia de los tres pode­res, Eje­cu­tivo, Legis­la­tivo y Judi­cial, es con­di­ción sine qua non en una repú­blica que se pre­cie como tal, lamen­ta­ble­mente esta desin­te­grada Argen­tina ha ido dejando jiro­nes de repú­blica en el camino.

Y… pen­sar que a esta pobre Argen­tina la aguar­dan cua­tro lar­gos años más, de cinismo, men­tira y corrup­ción a cargo de la “Com­pa­ñía Tea­tral Nacio­nal y Popu­lar “regen­teada por Cris­tina… mien­tras los que se dicen opo­si­to­res con­tem­plan el cam­biante espec­táculo y sólo ati­nan a mirarse el ombligo .

Fuente: La Historia Paralela