La noche está muy caliente … señal que viene una tempestad

Los tiem­pos de tor­men­tas pare­cen acen­tuarce, el viento arre­cia arran­cando de cuajo las raí­ces secas de un modelo que nunca ger­minó. En medio del hura­cán el des­pres­ti­gio y la corrup­ción es lo único que queda en pie.

Durante estos casi nueve años de des­pil­fa­rro lo único que flo­re­ció en el país fue el patri­mo­nio de los Kir­ch­ner, fun­cio­na­rios y ami­gos del poder. Miles de millo­nes de dola­res apor­ta­dos por ese grupo que toda­vía se man­tiene fiel a la cul­tura del tra­bajo fue­ron dila­pi­da­dos por la fiesta kirchnerista.

En medio de la deba­cle, la Señora y su elenco de mario­ne­tas apo­li­lla­das se entre­tie­nen haciendo estra­gos a la vida de los por­te­ños, juga­das pro­pias de malan­dras, digi­ta­das para des­per­tar el mal humor de los habi­tan­tes de la Ciu­dad Autónoma.

Gene­rar pro­ble­mas a los demás siem­pre fue la cons­tante del matri­mo­nio Kir­ch­ner. Tirar la pie­dra y escon­der la mano, su polí­tica de per­sua­sión. Habi­tan­tes de la villa 31 siem­pre vie­nen bien para harrui­nar el día a los que tran­si­tan la zona, y si se  agre­gan otros con­flic­tos  como la pasada semana, la Ciu­dad arderá mien­tras esté sitiada, Pri­mero fue­ron los sub­tes, luego el retiro de la segu­ri­dad de los mis­mos, ahora 33 lineas de colec­ti­vos y un tran­vía. un paquete com­pleto para des­es­ta­bi­li­zar el pre­su­puesto de la Ciu­dad y el bol­si­llo de los por­te­ños, esos que se equi­vo­ca­ron y no supie­ron votar, ese 65% que enfu­re­cía a Anibal Fer­nán­dez y pro­vo­caba el asco de Fito Páez.

Macri como punta del ice­berg, es la presa ele­gida para pagar los cos­tos que el Gobierno Nacio­nal no puede sos­te­ner. Una treta que el kir­ch­ne­rismo estima ava­lar con la mayo­rías par­la­men­ta­ria, aun cuando cons­ti­tu­cio­nal­mente no es valida como así lo refrenda La Cons­ti­tu­ción que obliga a la Nación a tras­la­dar un ser­vi­cio con la corres­pon­diente asig­na­ción de fondos

Crear el caos para sacar par­tido de la situa­ción no resulta nove­doso y como ya lo dijo la pre­si­dente en varias opor­tu­ni­da­des ” va por todo “. Los repe­ti­dos incum­pli­mien­tos a las leyes incluso a los fallos de la jus­ti­cia, así lo han confirmado.

Hablando de jus­ti­cia, el caso Cic­cone que según algu­nas fuen­tes cada vez impregna más a Amado Bou­dou es mate­ria pen­diente y, esta man­cha que hasta ahora invo­lu­cra al vice­pre­si­dente es motivo de divi­sión den­tro del avis­pero, mien­tras la abeja reina no emite sonido alguno sobre el tema, los zum­bi­dos den­tro de la Casa Rosada cada vez son más audibles

Mien­tras tanto…

Ella per­dió toda la pers­pec­tiva y apunta a la cer­teza que todo es legal, no acepta ni quiere impo­si­cio­nes, la suya es la única ver­dad. Así, con­tra viento y marea impone su demagogia..

No per­diendo un ins­tante para la des­ca­li­fi­ca­ción de los que pien­san dis­tinto, la Señora en un rudi­men­ta­rio acto de imper­ti­nen­cia y sober­bia acuso a perio­dis­tas de nazis y anti­se­mi­tas por emi­tir opi­nión y aclara cier­tos datos sobre un inte­grante de La Cámpora.

El grupo de into­ca­bles que la acom­paña durante todas sus actua­cio­nes e insulta a todo aquel que no com­parta su espa­cio, ni sus ideas, alen­tado por la pro­pia Pre­si­dente Fue pre­sen­tado en socie­dad como víc­tima de los perio­dis­tas independientes.

La desatada polé­mica argu­men­tada por Cris­tina Kir­ch­ner con res­pecto a la nota de Car­los Pagni reside en este con­texto ” Axcel Kici­loff es un aca­dé­mico mar­xista”. indi­cado así por el autor.

Por lo que cabe pre­gun­tarse por­qué le dis­gusta que a un maxista se lo nom­bre como tal –

Ade­más Pagni comenta -” En los últi­mos tiem­pos Kici­llof se con­cen­tró más en Marx. Está apren­diendo ale­mán para leerlo en su ver­sión ori­gi­nal. Hijo de un psi­coa­na­lista, bis­nieto de un legen­da­rio rabino lle­gado de Odessa, la genea­lo­gía de Kici­llof parece ser una suce­sión de dog­má­ti­cas. En su caso, sos­tiene que las cien­cias eco­nó­mi­cas, tal como se las enseña en las uni­ver­si­da­des argen­ti­nas –o en el 90% del sis­tema aca­dé­mico internacional-, son la fachada téc­nica de un apa­rato de domi­na­ción. Es la razón por la que pro­pone la reforma de todos los pla­nes de estudio.

– Otra pre­gunta que viene a cola­ción: es: que tiene de sio­nista hacer refe­ren­cia a los orí­ge­nes de Kici­llof. a quién molesta que se aclare que es bis­nieto de un rabino, por­qué, con tanto énfa­sis la Señora lo cuestionó -.

La ver­dad no sé si será mar­xista, — aclaró– Cris­tina –nunca le pre­gunté.- es más, yo no les pre­gunto a mis fun­cio­na­rios ni a nadie cómo piensa ni qué ideas tie­nen polí­ti­cas o religiosas “-.

No le pre­gunta a los fun­cio­na­rios, pero acosa a opo­si­to­res, perio­dis­tas y a cual­quier hijo de buen vecino que no com­parta los idea­les mar­xis­tas., lle­gando a ata­que de pánico si cual­quiera de los antes cita­dos res­pon­den a pen­sa­mien­tos de derecha

¿Quién la entiende ?-

No está bien digan que Axel es mar­xista pero si que pien­sen como él

She… no insi­núes que su bisa­buelo fue un rabino por­que te coloco el sello de antisemita

La noche está muy caliente … señal que viene una tempestad

La Frase del Día

“Los argen­ti­nos vamos a finan­ciar nues­tro cre­ci­miento y desa­rro­llo con nues­tros pro­pios ahorros”

Julián Domin­guez

Cristina acusó a periodistas de Clarín y La Nación de nazis y antisemitas

En un acto ofi­cial, la Pre­si­denta se enfu­re­ció por lo que escri­bie­ron sobre el vice­mi­nis­tro de Eco­no­mía Axel Kici­lloff. Qué dijo del “poder” de La Cámpora.

Junto a Amado Bou­dou, minis­tros y gober­na­do­res, Cris­tina Fer­nán­dez enca­bezó el lan­za­miento del Plan Nacio­nal de Igual­dad Cul­tu­ral. Luego de las exten­sas viceo­con­fe­ren­cias con auto­elo­gios a la ges­tión K, la Pre­si­dente des­cargó como nunca antes su ira con­tra los dia­rios La Nación y Cla­rín las colum­nas de opi­nión de perio­dista Car­los Pagni y Osvaldo Pepe sobre el vice­mi­nis­tro de Eco­no­mía Axel Kici­lloff y La Cámpora.

La Jefa de Estado tildó al matu­tino de los Mitre de “anti­se­mita”, lo vin­culó con “las ideas de Videla” a raíz de la columna titu­lada “Axel Kici­llof, el mar­xista que des­plazó a Bou­dou” publi­cada en la tapa de este lunes de La Nación.

Si bien en dis­tin­tos actos el Gobierno cri­ticó a La Nación –como a Cla­rín, Noti­cias o dia­rio PER­FIL– desde el con­flicto con el campo en 2008, sor­pren­dió la viru­len­cia en la agre­sión con­tra La Nación por el artículo de Pagni, a quien el kir­ch­ne­rismo ya intentó, con un video mon­tado, vin­cu­larlo a hechos delictivos.

“No me gustó para nada cuando hablan en el artículo del abuelo judío de Kici­lloff, que escapó de algún pro­grom de Odessa. Tiene un tufi­llo anti­se­mita”, dis­paró la Presidenta.

Car­los Pagni no fue el único perio­dista crí­tico alu­dido en la alo­cu­ción pre­si­den­cial. “Me pare­ció muy nazi”, dijo CFK luego de refe­rirse durante minu­tos a una columna del edi­tor del dia­rio Cla­rín Osvaldo Pepe.

Y luego apuntó: “Lo que no me pare­ció tan gra­cioso es cuando decía que muchos de ellos, de los chi­cos son hijos o fami­lia­res de mili­tan­tes mon­to­ne­ros. Los iden­ti­fica el mismo gen (…) Me sonó a Men­guele. Me pare­ció muy nazi”.

Cris­tina apro­ve­chó su dis­curso para res­pal­dar a La Cám­pora al vice­mi­nis­tro de Eco­no­mía, a quien ella designó como repre­sen­tante del Estado en Side­rar (Techint) y luego como mano dere­cha de Her­nán Lorenzino.

“Si la extrema dere­cha dice que es mar­xista y la extrema izquierda que es un revo­lu­cio­na­rio, enton­ces fijo que es pero­nista”, dijo en defensa de Axel Kici­loff, el fun­cio­na­rio de La Cámpora.

Con las son­ri­sas cóm­pli­ces de todo el audi­to­rio, la Pre­si­denta quiso mini­mi­zare el ascen­dente poder de La Cám­pora en el Gobierno. “Acá dice que tie­nen tres inte­den­cias cuando hay más de 2.000 en todo el país; que tie­nen tan­tos con­ce­ja­les cuando hay miles (…). Yo creo que estos chi­cos van a tener que tra­ba­jar más para tener poder”, dijo en tono irónico.

Fuente: Perfil.com

No Tenga Dudas Sra. Presidente

La pre­si­dente Cris­tina Kir­ch­ner, en su extenso dis­curso de aper­tura de sesio­nes ordi­na­rias en el Con­greso Nacio­nal, visi­ble­mente emo­cio­nada, dijo que por momen­tos, tiene “dudas” sobre “si vale la pena seguir ade­lante”, tras recor­dar una vez más a su finado esposo.

Como un sim­ple ciu­da­dano, sin nin­guna pre­ten­sión, ni mucho menos, de arro­garme la repre­sen­ta­ción de los 16 millo­nes de argen­ti­nos que no la vota­ron, qui­siera a tra­vés de esta nota dejar asen­tado algu­nas refle­xio­nes refe­ren­tes a las dudas que tiene la Sra. presidente.

En pri­mer tér­mino creo nue­va­mente, y tengo pleno dere­cho a supo­nerlo en base a sus nume­ro­sos ante­ce­den­tes, que la pre­si­dente vol­vió a tea­tra­li­zar, sabiendo que con ello puede impac­tar en el sen­ti­men­ta­lismo y la parte emo­tiva que es carac­te­rís­tica de los argentinos.

Esa frase fue sim­ple­mente un poco más, de su ya sis­te­má­tica actua­ción teatral.

No obs­tante qui­siera ana­li­zar esa frase presidencial.

¿Puede alguien en su sano jui­cio aban­do­nar su ges­tión des­pués de dos meses de haber asu­mido nue­va­mente su cargo, ele­gida por el 54% de los votos válidos?

¿Puede alguien aban­do­nar volun­ta­ria­mente su cargo, que le ha per­mi­tido hacer uso indis­cri­mi­nado del poder para satis­fa­cer sus increí­bles fan­ta­sías, mane­jar el país irres­pon­sa­ble­mente como si fuese un feudo pro­pio e incre­men­tar su for­tuna per­so­nal en forma ver­da­de­ra­mente escan­da­losa (durante su ges­tión y la de su difunto esposo).

¿Puede alguien con una per­so­na­li­dad nar­ci­sista y egó­la­tra como lamen­ta­ble­mente tiene Cris­tina, renun­ciar y vivir sin su séquito de adu­la­do­res, aplau­di­do­res y lamecolas?

¿Puede alguien aban­do­nar el gobierno, sabiendo que deja tras si un ver­da­dero agu­jero negro, nunca visto en nues­tra his­to­ria, dejando en su reem­plazo al bota­rate “can­tante y gui­ta­rrista de la cam­pera” que la reem­place y con­de­nar así al país a entrar en un ver­da­dero y peli­gro­sí­simo estado de anarquía?

¿Puede alguien aban­do­nar su fun­ción sabiendo que sin la impu­ni­dad de su cargo, comen­zará un largo des­file por los tri­bu­na­les fede­ra­les para res­pon­der a la larga lista de deman­das judi­cia­les por deli­tos de corrup­ción y otros rela­cio­na­dos por mal desem­peño en su ges­tión? Y que a con­se­cuen­cia de ello, segu­ra­mente pasará lar­gos años en una celda de una pri­sión federal.

Y así siguiendo, habría más pre­gun­tas para formularse.

Cono­ciendo sim­ple­mente a nues­tra pre­si­dente por lo que infor­man los medios y por su per­ma­nente actua­ción en la tele­vi­sión, la res­puesta es cate­gó­ri­ca­mente que no.

Para que quede más claro, Cris­tina de nin­guna manera renun­ciará volun­ta­ria­mente a su cargo de pre­si­dente de los argentinos.

Pero como todas las cosas y hechos de esta vida, habría entre otros muchos, un enfo­que tam­bién rea­lista como el ante­rior­mente men­cio­nado, pero con resul­tado dia­me­tral­mente opuesto. Es el siguiente:

La situa­ción polí­tica y eco­nó­mica del país se va dete­rio­rando a pasos agi­gan­ta­dos a con­se­cuen­cias de los gra­ves y grue­sos erro­res que se fue­ron sumando a lo largo de casi una década y que ahora en esta difí­cil coyun­tura, van aflo­rando y explo­tando en manos de la presidente.

El gobierno es casi en su tota­li­dad, un con­junto de inca­pa­ces e inú­ti­les, muchos de ellos sos­pe­cha­dos de corrup­ción, (entre ellos el boba­li­cón moto­quero gui­ta­rrista de pelo largo) sin capa­ci­dad para solu­cio­nar los gra­ves pro­ble­mas que aflo­ran por doquier, agra­va­dos por el hecho que hay varias líneas inter­nas enfren­ta­das entre sí, que hacen impo­si­ble la cohe­sión del equipo gober­nante, impi­diendo el tra­bajo armó­nico en con­junto. Más que un gabi­nete parece una bolsa de gatos.

Lo men­cio­nado hace que el gobierno sea prác­ti­ca­mente inma­ne­ja­ble, casi una uto­pía. La pre­si­dente no tiene en quien con­fiar, con su noto­rio des­equi­li­brio psí­quico, per­dida en sus fan­ta­sías irrea­les, sin rumbo y su capa­ci­dad de ges­tión actual­mente es casi nula

Las bases que masi­va­mente la han votado hace solo pocos meses por lo expre­sado en el punto ante­rior y por una grave suce­sión de tor­pe­zas mayús­cu­las y absur­dos erro­res, repen­ti­na­mente han des­per­tado a la reali­dad y han comen­zado lenta pero con­ti­nua­mente reti­rarle el apoyo que sos­tiene a este con­tra­dic­to­rio gobierno.

–Que al aca­barse los fon­dos a los cua­les echaba mano el gobierno, su “polí­tica más efi­caz”, se inte­rrum­pió la per­ma­nente com­pra de volun­ta­des y conciencias.

Que por lo expre­sado tiene nece­si­dad de rea­li­zar lo que siem­pre dijo que no haría: un sal­vaje ajuste a las tari­fas de los ser­vi­cios públi­cos que incide fuer­te­mente en el costo de la vida, en par­ti­cu­lar en la de los nive­les más depri­mi­dos y echar mano escan­da­lo­sa­mente a las reser­vas del Banco Central.

–La corrup­ción es cada vez más escan­da­loso lo que es agra­vado por la acti­tud de la pre­si­dente, quien en vez de des­pe­dir a los pre­sun­tos delin­cuen­tes, los apaña y pro­tege. Casi da la impre­sión, de una aso­cia­ción ilí­cita des­ti­nada a por depre­dar las arcas y los bie­nes de los argentinos.

Y así se podría seguir enu­me­rando un inmenso lis­tado de fac­to­res alta­mente negativos.

Las dos alter­na­ti­vas que señalé pre­ce­den­te­mente, la de no aban­do­nar el poder y esta última, por los fac­to­res que acabo de enu­me­rar, resig­nar el poder, lle­va­rán inde­fec­ti­ble­mente a la pre­si­dente y a muchos de sus fun­cio­na­rios a los juz­ga­dos para ren­dir cuen­tas y final­mente a lar­gos años en la cárcel.

Pero hay una impor­tante dife­ren­cia, que la pre­si­dente, si tiene solo un mínimo de res­pon­sa­bi­li­dad y amor a la Patria debe­ría considerar.

Es sabido que los pue­blos son velei­do­sos y cam­bian­tes y esos cam­bios de humor y deseos son en gene­ral, muy repen­ti­nos. En poco tiempo pue­den pasar del blanco al negro, del amor al odio, del apoyo al repudio.

Es tam­bién sabido que el poder des­gasta rápi­da­mente. Que las segun­das par­tes no son buenas…y mucho menos las ter­ce­ras. Todos estos aspec­tos no los tuvo en cuenta Cris­tina. Tam­poco nin­gún cola­bo­ra­dor se lo hizo ver. O se lo hicie­ron ver, pero ante su des­me­dida ambi­ción y autismo no lo quiso ver ni oír en su ver­da­dera dimensión…como con tan­tas otras cosas.

Your brow­ser may not sup­port dis­play of this image. La pre­si­dente debe­ría saber que las masas, cuando están desen­can­ta­das o frus­tra­das, viendo como los polí­ti­cos no encuen­tran solu­cio­nes y obser­van el dis­pen­dio y des­pil­fa­rro de sus dine­ros, se vuel­ven agre­si­vas y vio­len­tas. Más aún cuando son con­du­ci­dos por diri­gen­tes alterados.

Y Cris­tina y su gobierno están enfren­ta­dos con casi todos los sec­to­res de la socie­dad. Algu­nos la des­pre­cian, otros la odian, otros la odian mucho, pero todos están mal­hu­mo­ra­dos, dis­con­for­mes y fuer­te­mente disgustados.

Y ahí está el pro­blema. Cuando los pue­blos se enojan y pier­den la pacien­cia puede ocu­rrir lo que dijo Perón en su opor­tu­ni­dad, “va a tro­nar el escar­miento”. Y la situa­ción del país pare­ciera que se está enca­mi­nando hacia la vio­len­cia popu­lar. La rebe­lión de las masas. Sabe­mos que la rebe­lión de las masas siem­pre es irra­cio­nal y no tiene lími­tes con su con­se­cuente secuela des­truc­ción, vio­len­cia y muertes.

La pre­si­dente debe­ría saber esto. Y si lo sabe la única solu­ción, si tiene un mínimo de res­pon­sa­bi­li­dad y amor a la Patria es su dimi­sión orde­nada a su cargo.

La Argen­tina durante su ges­tión, ya tiene un enorme número de muer­tos y heri­dos por diver­sas cau­sas, muchas por falta de capa­ci­dad para pre­ver y solu­cio­nar los pro­ble­mas, otros por inep­ti­tud mani­fiesta en el con­trol de las acti­vi­da­des de su responsabilidad.

Cris­tina mani­festó recien­te­mente que “Siento que he ganado en la polí­tica, como mili­tante de toda la vida, lo que nunca soñé. Pero al mismo tiempo en mi vida he per­dido lo que nunca pensé que iba a per­der. Y si pudiera cam­biar todo lo que gané por todo lo que perdí, la ver­dad es que no lo dudaría”.

Ahora es la hora de tomar esa deci­sión pre­si­dente. Ahora, antes de que sea dema­siado tarde.

Antes de que comience la des­truc­ción y la vio­len­cia popu­lar. Segu­ra­mente no se sal­vará de los jui­cios y la cár­cel, pero el daño al país será infi­ni­ta­mente menor.

Autor: Dr. Alfredo Raúl Weinstabl

Tiros en el pie

 

“Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana”.

Tho­mas Fuller

El Gobierno ha con­fir­mado, esta semana, los más negros pre­sa­gios que casi todos los ana­lis­tas for­mu­la­mos cuando supi­mos que había enviado al Con­greso un pro­yecto de ley para la reforma de la Carta Orgá­nica del Banco Cen­tral. En reali­dad, ya lo había hecho la pro­pia Pre­si­dente cuanto, en Rosa­rio, moduló para sus aplau­di­do­res su grito de gue­rra. “¡Vamos por todo!”.

Eso es, pre­ci­sa­mente, lo que hará doña Cris­tina cuando, sin lugar a dudas o a dis­cu­sio­nes, la escri­ba­nía en que los Kir­ch­ner han trans­for­mado al Poder Legis­la­tivo lo con­vierta en ley, otor­gando a la Pre­si­dente “en comi­sión” de la auto­ri­dad mone­ta­ria tan amplias facul­ta­des que le per­mi­tirá resol­ver cuál es el nivel “óptimo” de reser­vas inter­na­cio­na­les (dóla­res en caja) y como “orien­tar” el crédito.

A pesar de lo reite­ra­tivo, debo recor­dar que, cuando don Nés­tor (q.e.p.d.) prohi­bió las expor­ta­cio­nes de carne, escu­pió al Cielo con tan poca fuerza que cayó sobre su pro­pia cabeza y la de su suce­sora. La Argen­tina per­dió doce millo­nes de cabe­zas de ganado, cin­cuenta y ocho mer­ca­dos para su pro­ducto y la esca­sez hizo subir los pre­cios del prin­ci­pal insumo de la “mesa de los argen­ti­nos” a nive­les tales que invia­bi­li­za­ron su com­pra para los más humil­des, haciendo que el con­sumo cayera de setenta a cin­cuenta y cinco kilo­gra­mos por habi­tante y por año. Fue un ver­da­dero tiro en el pie.

Otro fue el genial pro­grama que don De Vido –muy soli­da­rio y aplau­di­dor de don Schiavi, des­pués de echarlo– imple­mentó, por orden de don Nés­tor (q.e.p.d.) en mate­ria de com­bus­ti­bles y de ener­gía. Con el pro­pó­sito de debi­li­tar a las empre­sas que actua­ban en la Argen­tina y per­mi­tir que los nue­vos “amigo-socios” nac&pop entra­ran a saco en ellas, con­geló las tari­fas de tal modo que las trans­formó en rui­no­sas, se dejó de explo­rar y de pro­du­cir, se per­dió el auto­abas­te­ci­miento de petró­leo y hoy, con valo­res inter­na­cio­na­les quin­tu­pli­ca­dos, nos ha con­de­nado a ser neta­mente importadores.

¿Qué otra expli­ca­ción que un bru­tal nego­ciado cabe dar a una ope­ra­ción que implica que la Argen­tina importe un gasoil más con­ta­mi­nante y más caro que el que pro­duce y exporta?

Allí, aun­que por supuesto no lo diga, está el pro­blema de la falta de inver­sión en infra­es­truc­tura que la Pre­si­dente adju­dicó a la nece­si­dad de pagar el Boden 2012, emi­tido para indem­ni­zar a los afec­ta­dos por el “corra­lito” de 2002; la señora de Kir­ch­ner, como tan­tas otras veces, min­tió a la socie­dad en gene­ral y al Con­greso en par­ti­cu­lar, por­que omi­tió decir que el 50% de esos bonos fue­ron emi­ti­dos por su marido para per­mi­tir “pagar” al papa­gayo cari­beño Chá­vez por las impor­ta­cio­nes de ese gasoil, que Vene­zuela no pro­duce, per­mi­tiendo la rea­li­za­ción, por la exis­ten­cia de doble mer­cado en ese país, de uno de los mayo­res “nego­cios” finan­cie­ros de este des-gobierno.

Dadas las difi­cul­ta­des que pre­senta el esce­na­rio externo, por la auto­im­puesta nece­si­dad de pagar la deuda y de impor­tar cada vez más com­bus­ti­bles –gas licuado, en este caso– doña Cris­tina, tan igno­rante de las leyes eco­nó­mi­cas, no tuvo mejor idea que enco­men­dar a Pato­tín levan­tar un “muro de Ber­lín” que impi­diera, al menos en teo­ría, que los dóla­res aumen­ten de pre­cio y, ade­más, se fuguen del sis­tema. Es cierto que, si el ritmo de esa fuga con­ti­nuaba superando los veinte mil millo­nes anua­les, el pano­rama se con­ver­ti­ría, auto­má­ti­ca­mente, en inso­por­ta­ble­mente explo­sivo; pero no lo es menos que, como todos sabe­mos, las res­tric­cio­nes impues­tas por don Moreno están para­li­zando, día a día, a nue­vas indus­trias, que depen­den en gran medida de insu­mos impor­ta­dos que no pue­den com­prar por no poder pagarlos.

Es decir que, para evi­tar gran­des movi­mien­tos cam­bia­rios, se están per­diendo innu­me­ra­bles pues­tos de tra­bajo y redu­ciendo el con­sumo a fuerza de medi­das tan, pero tan cor­to­pla­cis­tas que no apor­tan solu­ción alguna y sólo más ten­sión a una eco­no­mía tan com­pli­cada como la nues­tra. Menudo tiro se está pegando el Gobierno en el pie.

A los pro­ble­mas de arras­tre que tenía la rela­ción con la CGT y, par­ti­cu­lar­mente, con don Camión Moyano, el Gobierno le ha sumado un frente más com­pli­cado aún. Los exa­brup­tos de la señora Pre­si­dente con­tra los maes­tros ha gene­rado aún más males­tar que el pro­blema de los sala­rios; muchos de ellos han tomado esos agra­vios como algo per­so­nal, y harán tro­nar el escar­miento, pese a que ello impli­que dejar a mon­to­nes de chi­cos sin cla­ses y, por ende, con una peor educación.

Si el Minis­tro Sileone, que no paga a un solo maes­tro en el país pero que enca­beza una pari­ta­ria nacio­nal, acepta el reclamo del magis­te­rio, abrirá un frente de tor­menta aún mayor en las nego­cia­cio­nes sala­ria­les de los demás gre­mios, espe­cial­mente con ATE, de con­se­cuen­cias pre­vi­si­bles para la infla­ción y, si no acuerda, segui­rán las huel­gas. Tal como todos pre­veía­mos, des­pués de años de ganarle con los aumen­tos reales que obte­nían, nin­gún diri­gente gre­mial pon­drá su firma en un acta-acuerdo que impli­que una caída en el sala­rio real y, menos aún, des­pués del aumento escan­da­loso en las die­tas de los legis­la­do­res nacionales.

Con el tema del Banco Cen­tral suce­derá lo mismo. Digo esto por­que, saqueando el fondo de la lata de las reser­vas para pagar la deuda externa y las cre­cien­tes –en can­ti­dad y en pre­cios– impor­ta­cio­nes de com­bus­ti­bles, dejará sin res­paldo alguno a nues­tra moneda nacio­nal; si a ello le suma­mos que, para seguir ali­men­tando el “modelo” popu­lista, man­te­ner los sub­si­dios (como rati­ficó De Vido esta misma semana) y “orien­tar” el cré­dito, doña Marcó del Pont hará tra­ba­jar horas extras a la maqui­nita de impri­mir pesos, ten­dre­mos un pano­rama mone­ta­rio que, por repe­tido, no dejará de pro­du­cir una explo­sión, tra­du­cida en una fuga mayor de capi­ta­les, una mar­cada dife­ren­cia­ción entre los tipos de cam­bio ofi­cial y “libre” (nada, gra­cias a Pato­tín y sus medi­das poli­cia­les) y, cuando la socie­dad tome cono­ci­miento del vacia­miento, hasta una corrida bancaria.

El Gobierno ha deci­dido man­te­ner el rumbo, a pesar de saber que cho­cará inde­fec­ti­ble­mente la cale­sita, para inten­tar ganar las elec­cio­nes legis­la­ti­vas de 2013 que, siguiendo una inve­te­rada cos­tum­bre y si el pano­rama apa­rece como com­pli­cado, hasta podría ade­lan­tar. Si triunfa en su empeño, refor­zando con ello sus mayo­rías par­la­men­ta­rias, podrá soñar seria­mente con la reelec­ción en 2015. Pero, para octu­bre del año pró­ximo, los efec­tos del nuevo tiro en el pie –deri­va­dos de la reforma de la Carta del BCRA– con­ver­ti­rán a ese even­tual nuevo man­dato en un infierno.

El ase­si­nato de las cin­cuenta y una per­so­nas por parte del Gobierno y de TBA (cir­cula por la red un curioso y anó­nimo mail que atri­buye la pro­pie­dad de la mayo­ría de esta empresa a los pro­pios Kir­ch­ner y la ame­naza de Ciri­gliano de expo­ner esa situa­ción y sus deri­va­cio­nes cre­ma­tís­ti­cas en caso de ver com­pli­cado su pano­rama judi­cial) no cesa de reper­cu­tir sobre la ima­gen pre­si­den­cial, en espe­cial des­pués del ver­gon­zoso acto de reem­plazo del Secre­ta­rio de Trans­por­tes, que se trans­formó en una gra­ví­sima ofensa a la socie­dad en su con­junto y, en espe­cial, a los deu­dos de las víc­ti­mas del cri­men. Este es otro, y no el menos grave, tiro en el pie que el Gobierno se ha auto­in­fli­gido, lo cual se com­pro­bará con el pró­ximo “acci­dente” que, si todo sigue igual, don De Vido vol­verá a atri­buir a déca­das aje­nas omi­tiendo, por supuesto, la de los Kir­ch­ner, que tan­tos recur­sos hubie­ran podido vol­car a la infraestructura.

Para achi­car el gasto y no car­gar con la res­pon­sa­bi­li­dad polí­tica de aumen­tar las tari­fas, el Gobierno intenta un nove­doso camino, que viola una vez más la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal: pre­tende impo­ner a la Ciu­dad Autó­noma de Bue­nos Aires, mediante una ley del Con­greso, la acep­ta­ción del explo­sivo sis­tema de trans­por­tes den­tro de su radio geo­grá­fico, pese a que su uti­li­za­ción por habi­tan­tes del Con­ur­bano que ingre­san dia­ria­mente a la capi­tal duplica a la pobla­ción de ésta. El dife­rendo plan­teado por la férrea volun­tad de no trans­fe­rir los recur­sos nece­sa­rios para las inver­sio­nes y el man­te­ni­miento que los Kir­ch­ner pro­me­tie­ron a lo largo de estos nueve años de vacas gor­das y que nunca cum­plie­ron, debe ser some­tido a la deci­sión de la Corte Suprema, y no de una escri­ba­nía legislativa.

Esto nos lleva al dis­curso que pro­nun­ció don Loren­zetti en la tar­día aper­tura del año judi­cial. Des­pués de anun­ciar que habla­ría de los gran­des pro­ble­mas que exce­den al Poder Judi­cial, trazó a gran­des ras­gos polí­ti­cas que, si fue­ran defen­di­das por el Tri­bu­nal supremo, per­mi­ti­rían con­ser­var espe­ran­zas sobre el futuro de la Repú­blica. Su mejor frase, “nadie puede ser per­se­guido, desde el poder, por pen­sar dis­tinto”, reci­bió una tan fuerte repri­menda de doña Cris­tina que lo obligó a recu­lar en chan­cle­tas, pre­ten­diendo que sólo se había refe­rido a los pro­ce­sos militares.

Con ello, el Pre­si­dente de la Corte vol­vió a ser quien es, es decir, un mero calienta-sillón, dis­puesto a tole­rar que, desde el Eje­cu­tivo, se des­co­noz­can impu­ne­mente las sen­ten­cias del alto Tri­bu­nal y, peor aún, con­feso fir­mante, con el resto de los pode­res del Estado, de unas arbi­tra­rias y anti­cons­ti­tu­cio­na­les “polí­ti­cas de Estado” en mate­ria de jui­cios pena­les. ¡Sólo le faltó aplau­dir, él tam­bién, la desig­na­ción de don Bal­ta­sar Gar­zón como ase­sor del Congreso!

Para con­cluir, un breve párrafo refe­rido a nues­tro inimi­ta­ble Vice­pre­si­dente, don Gui­ta­rrita Bou­dou, ya que este affaire, des­pués de la cerrada e increí­ble defensa que hizo el Gobierno por orden de la señora Pre­si­dente, se con­ver­tirá, Dres. Rafe­cas y Del­gado mediante, en un nuevo tiro en el pie.

Es que nadie, pro­pio e extraño, entiende cuá­les fue­ron las razo­nes que lle­va­ron a doña Cris­tina a ele­gir como com­pa­ñero de fór­mula a este paya­dor des­a­fi­nado; si los tras­cen­di­dos tie­nen algo de ver­dad –y los “boudou-truchos” arro­ja­dos por las barras ofi­cia­lis­tas en el Con­greso dicen que es así– su nom­bre era resis­tido por pesos pesa­dos del entorno: el niño Máximo, La Cám­pora (curioso, hoy se cum­plen 39 años del triunfo elec­to­ral de quien da su nom­bre a este colec­tivo de pseudo pro­gres ricos como Creso), Pato­tín, don De Vido, don Ran­dazzo y muchos más; sin embargo, Ella obligó a todos a acep­tar el acto con­tra natura y hoy se ve obli­gada a pagar las mere­ci­das con­se­cuen­cias, dado que esta­mos frente a un gobierno en el cual nadie hace o dice nada sin permiso.

Tengo la sen­sa­ción –jus­ti­fi­cada por la his­to­ria inter­na­cio­nal– que la ciu­da­da­nía, asus­tada por las tor­men­tas que comien­zan a verse sobre el hori­zonte eco­nó­mico, está comen­zando a intere­sarse –al menos, a ente­rarse– por los escán­da­los de corrup­ción en el seno del Gobierno, ya que éstos, sin maqui­llaje posi­ble, aca­ban de cobrarse cin­cuenta y un muer­tos y sete­cien­tos heri­dos. Por eso creo, como Majul, que están empe­zando a entrarle las balas, esas que ha tirado con­tra su pro­pio pie desde 2003.

 

Autor: Enrique Guillermo Avogadro 

Lavado de prendas intimas

La monarca del impe­rio de hoja­lata, pre­tende seguir dis­fru­tando del baca­nal que se ha venido sos­te­niendo durante casi nueve años. Sin embargo el oxido ha gene­rado estra­gos en el impe­rio car­co­miendo las bases de la gran men­tira oficial.

La dis­yun­tiva que pre­senta el pano­rama de qui­mera, arras­tra los ins­tin­tos ani­ma­les de un séquito, que tarde o tem­prano verá rodar las cabe­zas de sus inte­gran­tes a los pies de la señora de negro, si ella así lo ordena. De ahí, parece pro­ve­nir la deses­pe­ra­ción de los que hasta ahora se pen­sa­ron into­ca­bles. Los mis­mos que al día de hoy se encuen­tran bata­llado en luchas intes­ti­nas para sal­var sus sucios y corrup­tos pelle­jos Revol­ca­dos todos. y todas en el lodo del estado bene­fac­tor que lleno sus bol­si­llos durante los años de la mafia ins­ti­tu­cio­na­li­zada, por él que no está, y por su des­per­jui­ciada here­dera, que si está.

Al borde del cata­clismo, los per­cu­di­dos tra­se­ros de los fun­cio­na­rios y cola­bo­ra­do­res de doña Cris­tina, no cuen­tan con arti­lu­gios cos­mé­ti­cos para cubrir el excre­mento acu­mu­lado por años en esas par­tes que han dejado de ser inti­mas y se expo­nen ante una socie­dad que ante­rior­mente, en algu­nos casos, se había dejado sedu­cir por los ropa­jes, mien­tras, otros a sabien­das, de esas sucie­da­des inte­rio­res, qui­zás por como­di­dad algu­nos, y por con­ve­nien­cia otros, guar­da­ron en silen­cio esas ver­da­des que unos pocos no callaban.

Esos que nunca se ven­die­ron al enemigo pare­cen con­for­mar hoy una espe­cie en extin­ción den­tro del gran basu­rero opor­tu­nista creado por el kir­ch­ne­rismo con la com­pli­ci­dad de muchos… Y serán esos muchos … los que un día… pre­via ras­ga­dura de ves­ti­du­ras bus­ca­ran redi­mir sus peca­dos tra­tando de lim­piar con excu­sas el pasado que los con­dena, Como ha venido suce­diendo des­pués de falli­das ges­tio­nes de ante­rio­res gobier­nos, un sin fin de nue­vos Pila­tos se lava­rán las manos, cuando no quede nada por repartir .

En estos los momen­tos los encar­ga­dos de sos­te­ner el falso relato pre­si­den­cial, se encuen­tran alte­ra­dos por la defensa de lo inde­fen­di­ble. El lavado de pren­das inti­mas, aun­que a este se le colo­que lavan­dina (lejía), no alcanza para remo­ver tanta inmun­di­cia. Sin embargo el equipo de Cris­tina, en todas sus varia­das divi­sio­nes ha salido a demos­trar que la lavan­de­ría se ha puesto en fun­cio­nes a toda máquina. Están los que lavan para Bou­dou o los ensu­cian  como Eche­ga­ray, los que como De Vido hacen un lavado inte­gral y otros que lavan espe­cial­mente para ellos mis­mos. Estos lava­dos no inclu­yen los cal­zo­nes de Cris­tina, por que una vez usa­dos los des­carta, para no acu­mu­lar prue­bas de las más inti­mas sucie­da­des monárquicas.

En medios de estas baje­zas terre­na­les, ella, con su pala­bre­río gro­sero, juega a com­pe­tir con el jet set. Se rodea de artis­tas y como una diva de tele­vi­sión posa para las fotos. Mos­trán­dose como una ridí­cula quin­cea­ñera, se pavo­nea enfun­dada en su lujoso luto. Con la cha­ba­ca­ne­ría a flor de piel la prima donna del espec­táculo ofi­cial rie… a car­ca­ja­das ante la inau­gu­ra­ción de la nueva jugue­te­ría para mos­trar a los visi­tan­tes extranjeros.

Siem­pre preo­cu­pada por el entre­te­ni­miento del pue­blo, la Señora inau­gu­ra­ción “La Gale­ría De Ídolos Popu­la­res” en la Casa Rosada, según lo espe­ci­fico para la ale­gria y la vida de los argentinos.

Si bien, los ídolos popu­la­res son parte del país y cada uno es dueño de ido­la­trar a quien le plazca, la ale­gría y la vida los argen­ti­nos se debe­ría medir de otra manera –por ejem­plo –con bue­nos ser­vi­cios de trans­por­tes m, segu­ros y con­for­ta­bles, con segu­ri­dad per­so­nal, con una jus­ti­cia ver­da­dera que defienda al ciu­da­dano, sin tomar par­tido por el vic­ti­ma­rio como tiene por cos­tum­bre los jue­ces que tra­ba­jan exclu­si­va­mente para el poder, esos que nunca con­de­nan a los cul­pa­bles o cajo­nean las cau­sas que invo­lu­cran al gobierno nacio­nal y a pri­vi­le­gia­dos ami­gos, fun­cio­na­rios y ele­gi­dos como Hebe de Bona­fini, Estela de Car­lotto … y tan­tos que com­po­nen la inter­mi­na­ble lista enca­be­zada por la fami­lia Kirchner.

Feli­ci­dad, edu­ca­ción, salud, segu­ri­dad, res­peto, jus­ti­cia, dig­ni­dad, bie­nes­tar son las reglas que ins­pira la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal, esa Cons­ti­tu­ción nunca res­pe­tada por los Kir­ch­ner durante res­pec­ti­vos gobier­nos. Algo que una gale­ría con imá­ge­nes de famo­sos no puede reemplazar.

Mien­tras tanto, todo se tapa con la pavada, sería bueno y salu­da­ble, que esa Señora de ocupe real­mente de los gober­na­dos y para que se refres­que su memo­ria comience por enmar­car las fotos de todas las vic­ti­mas olvi­das desde el 2003 a la fecha, víc­ti­mas que no tie­nen un lugar pri­vi­le­giado en los salo­nes de la Casa Rosada, pero por las cua­les debe­ría asu­mir su res­pon­sa­bi­li­dad y la de él.

Pero, tal como están las cosas, es como pedirle peras al olmo mien­tras todo oscu­rece, y la viuda se divierte arrui­nando la vida de los demás para su bene­fi­cio pro­pio y el de unos pocos que fes­te­jan sus maquia­vé­li­cas pues­tas en escena o su gua­rango decir.

Y sigue… sigue… el deplo­ra­ble espec­táculo …sin que nadie se anime a reaccionar.

¿Qué les pasa con los argentinos?

¿ Si alguien tiene está res­puesta, que se apure a com­par­tirla antes que en el país, no que­den ni los árbo­les en pie?

 

 

La Frase del Día

“Yo me siento per­te­ne­ciente a la Nación argen­tina y res­peto a todos y cada uno de sus habi­tan­tes, inclu­sive a los que des­pre­cian al resto de sus compatriotas”

Cris­tina Kirchner