Despedir un chofer no es solución.

 

El estado ante­rior, el actual y el futuro de nues­tra YPF lo gra­fica un ejem­plo que si bien parece absurdo ayuda a la com­pren­sión. Supon­ga­mos que el interno 17 de la línea 60 se encuen­tra en con­di­cio­nes mecá­ni­cas deplo­ra­bles, con sus cubier­tas cual telas de cebo­llas, sus cilin­dros fumando una espesa y rene­grida huma­reda, los peda­les des­tro­za­dos, falto de luces, sin fre­nos y con un par de pie­zas del motor des­a­pa­re­ci­das en alguna ochava de San Cris­tó­bal. Lle­gado que fuera a la ter­mi­nal, las que­jas de los pasa­je­ros se hacen oír en el frente del Tigre Hotel recla­mando por la terri­ble aven­tura vivida. Ante esta apre­miante situa­ción se reúnen los direc­ti­vos de la Empresa y luego de horas de deli­be­ra­ción resuel­ven por una­ni­mi­dad… cam­biar de chofer!!!

Los aplau­sos atro­nan la sala de reunio­nes y los con­fet­tis le dan ese toque tan carac­te­rís­tico de las cru­za­das tras­cen­den­tes. Luego de tomada la deci­sión se la hace efec­tiva con noti­fi­ca­ción feha­ciente a todos los accio­nis­tas quie­nes a su vez dan vivas y ofre­cen hurras a los res­pon­sa­bles de esta medida. El interno 17 sigue su humeante iti­ne­ra­rio con un nuevo cho­fer. Y ahora vea­mos los cam­bios pro­du­ci­dos en YPF. La Ley de “Sobe­ra­nía Hidro­car­bu­rí­fera de la Repú­blica Argen­tina” esta­blece en sus dos pri­me­ros artícu­los la médula fun­da­men­tal de la “nueva polí­tica energética”

Artículo 1º: Declá­rese de inte­rés público nacio­nal y como obje­tivo prio­ri­ta­rio de la Repú­blica Argen­tina el logro del auto­abas­te­ci­miento de hidro­car­bu­ros, así como la explo­ta­ción, indus­tria­li­za­ción, trans­porte, y comer­cia­li­za­ción de hidro­car­bu­ros, a fin de garan­ti­zar el desa­rro­llo eco­nó­mico con equi­dad social, la crea­ción de empleo, el incre­mento de la com­pe­ti­ti­vi­dad de los diver­sos sec­to­res eco­nó­mi­cos, y el cre­ci­miento equi­ta­tivo y sus­ten­ta­ble de las dis­tin­tas pro­vin­cias y regio­nes. Artículo 2º: El Eje­cu­tivo nacio­nal arbi­trará las medi­das con­du­cen­tes al cum­pli­miento de los fines de la pre­sente, con el con­curso de los Esta­dos pro­vin­cia­les y del capi­tal público y pri­vado nacio­nal e inter­na­cio­nal No hare­mos comen­ta­rios sobre la equi­dad social ni la crea­ción de empleo por tra­tarse de fines que, en todo caso, debe­rán ser con­se­cuen­cia de polí­ti­cas gene­ra­les y no de un deseo de impo­si­ble con­cre­ción a tra­vés de un enun­ciado legal. Resulta por otra parte super­flua e incon­gruente la cita que “El Eje­cu­tivo nacio­nal arbi­trará las medi­das con­du­cen­tes al cum­pli­miento de los fines de la pre­sente ley”, Se supone que con­tri­buir al cum­pli­miento de la ley es una de las fun­cio­nes fun­da­men­ta­les de cual­quier Estado. No es nece­sa­rio que norma alguna se lo recuerde, la sim­ple cita linda con la dema­go­gia. En cuanto a la nueva YPF vemos que el Minis­tro De Vido, junto al joven Kici­loff, serán sus inter­ven­to­res y por lo tanto quie­nes mar­ca­rán los nue­vos rum­bos de la polí­tica ener­gé­tica a par­tir de la fecha. Y no escapa al sen­tido común que una empresa puede ser exi­tosa o todo lo con­tra­rio depen­diendo de muchos fac­to­res, pero fun­da­men­tal­mente de la capa­ci­dad de sus timo­ne­les a la hora de tomar deci­sio­nes acor­des con las líneas pro­gra­má­ti­cas que se hayan fijado en su géne­sis y las direc­ti­vas fun­da­men­ta­les que las auto­ri­da­des les hayan otor­gado. Y es aquí donde nos sur­gen las mayo­res dudas. Se supone que los cita­dos inter­ven­to­res tie­nen mar­ca­das sus áreas de com­pe­ten­cia: Téc­nica y eco­nó­mica res­pec­ti­va­mente. Esta última estará coman­dada por el Dr. Kici­loff quien ostenta en su currí­cu­lum la ges­tión finan­ciera de Aero­lí­neas Argen­ti­nas con un défi­cit de dos millo­nes de dóla­res dia­rios. Su ascenso al nuevo cargo, sin dar expli­ca­cio­nes del ante­rior, genera incer­ti­dum­bre res­pecto al cum­pli­miento del “cur­sus hono­rum”. Y en cuanto a la polí­tica ener­gé­tica pro­pia­mente dicha, los ante­ce­den­tes del coin­ter­ven­tor Julio De Vido no son menos preo­cu­pan­tes. Al frente del Minis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Fede­ral Inver­sión Pública y Ser­vi­cios de la Nación, bajo el gobierno kir­ch­ne­rista, está a punto de cum­plir una década ocu­pando el mismo sillón. Lleva casi diez años a cargo, entre otras, de la Secre­ta­ría de Ener­gía, algu­nas de cuyas accio­nes más impor­tan­tes son las siguien­tes: 1. Enten­der en la ela­bo­ra­ción, pro­puesta y eje­cu­ción de la polí­tica nacio­nal en mate­ria de ener­gía, con un amplio cri­te­rio de coor­di­na­ción fede­ral con las juris­dic­cio­nes pro­vin­cia­les, super­vi­sando su cum­pli­miento y pro­po­niendo el marco regu­la­to­rio des­ti­nado a faci­li­tar su eje­cu­ción. 2. Estu­diar y ana­li­zar el com­por­ta­miento de los mer­ca­dos ener­gé­ti­cos, ela­bo­rando el pla­nea­miento estra­té­gico en mate­ria de ener­gía eléc­trica, hidro­car­bu­ros y otros com­bus­ti­bles, pro­mo­viendo polí­ti­cas de com­pe­ten­cia y de efi­cien­cia en la asig­na­ción de recur­sos. 3. Efec­tuar la pro­puesta y con­trol de la eje­cu­ción de la polí­tica nacio­nal de hidro­car­bu­ros y otros com­bus­ti­bles, en lo que hace a la pro­mo­ción y regu­la­ción de sus eta­pas de explo­ra­ción, explo­ta­ción, trans­porte y dis­tri­bu­ción, en coor­di­na­ción con las demás áreas com­pe­ten­tes. 4. Estu­diar y ana­li­zar el com­por­ta­miento del mer­cado des­re­gu­lado de hidro­car­bu­ros, pro­mo­viendo polí­ti­cas de com­pe­ten­cia y de efi­cien­cia en la asig­na­ción de recur­sos. 5. Pro­mo­ver y super­vi­sar la explo­ta­ción racio­nal de los recur­sos hidro­car­bu­rí­fe­ros y la pre­ser­va­ción del ambiente en todas las eta­pas de la indus­tria petro­lera. Se puede com­pro­bar a sim­ple vista que no hay dife­ren­cias sus­tan­cia­les entre los obje­ti­vos de la Secre­ta­ría de Ener­gía y los de la fla­mante ley, a excep­ción del cam­bio de cho­fer repre­sen­tado por el enro­que de Rep­sol y el Estado Argen­tino. ¿Cuá­les son las dife­ren­cias entre lo que estaba obli­gado a hacer De Vido y no hizo y lo que se supone que hará a par­tir de mañana? Si no cum­plió antes las cla­ras pau­tas mar­ca­das en ambas nor­ma­ti­vas ¿Lo hará ahora? ¿Podrá mudar el rumbo de la his­to­ria quien durante diez años tuvo en sus manos la polí­tica ener­gé­tica lle­ván­do­nos al actual estado de des­abas­te­ci­miento? Por­que tal vez De Vido reco­nozca que sus fun­cio­nes estu­vie­ron siem­pre limi­ta­das por la abso­luta falta de polí­ti­cas de estado en mate­ria ener­gé­tica y que sus pará­me­tros los mar­caba la Pre­si­den­cia de la Naciòn. Y en ese caso tam­poco se debe­rán espe­rar cam­bios fun­da­men­ta­les luego de una década de “Vamos por todo”… ya es poco lo que queda. Final­mente ¿Podrá lograr ren­ta­bi­li­dad en YPF quien lleva sobre sí el dudoso mérito de haber con­tri­buido a que Aero­lí­neas Argen­ti­nas lle­gue a ser la empresa aérea con mayor can­ti­dad de emplea­dos, menor can­ti­dad de vue­los y más alto défi­cit del mundo? Yo tengo mis serias dudas, pero les deseo el mayor de los éxitos, aun­que sigo opi­nando que la culpa no es de uno de los cho­fe­res sino de las altas auto­ri­da­des de la empresa…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: