Tiempos de cólera

 

La con­flic­ti­vi­dad social domina el esce­na­rio polí­tico, mien­tras los dere­chos ciu­da­da­nos se estran­gu­lan y el país esta­lla en añi­cos. Los cul­pa­bles se rego­dean jus­ti­fi­cando sus haza­ñas como parte de lo que han deci­dido nom­brar hechos his­tó­ri­cos de una revo­lu­ción cultural.

Curioso nom­bre adju­di­cado a ese modelo apo­dado nacio­nal y popu­lar, que en reali­dad de nacio­nal y popu­lar nunca tuvo nada y, pre­ci­sa­mente fue el pro­mo­tor de des­vir­tuar la jus­ti­cia social para impo­ner el clien­te­lismo, como base de sus­tento de un poder avasallador.

Las mani­pu­la­cio­nes a la opi­nión publica tra­tan de encu­brir, la cri­sis polí­tica y eco­nó­mica que se ace­lera con el correr de los días, evi­den­ciando la inca­pa­ci­dad de quien se cree dueña del Estado

Hace varios meses, que la señora Kir­ch­ner, no gana para sus­tos, la caída de popu­la­ri­dad, debido a las medi­das que afec­tan a la gente direc­ta­mente, son como una man­cha negra que le cuesta redo­bla­dos arran­ques de deses­pe­ra­ción e histeria.

La impro­vi­sa­ción, como método ele­gido en vez de curarla en vida afecta su salud futura. Un futuro que se puede encon­trar todos los días a la vuelta de la esquina y que real­mente cada día es mas oscuro.
Sin embargo, envuelta de odio y nece­dad, embiste a todos los que disien­tan con  ese país ima­gi­na­rio, que trata de ven­der a todos los que quie­ran escu­char sus monólogos.

Ante la impo­si­bi­li­dad de des­an­dar su infierno la viuda con­tra­ataca. Los fren­tes de bata­lla abier­tos por su pro­pia deci­sión, le impo­nen seguir bus­cando en saco roto, los palia­ti­vos para remen­dar una situa­ción que ella misma creo y no parece que­rer aceptar.

El ele­mento ven­ga­tivo que siem­pre acom­paño su ges­tión se ha endu­re­cido y el sin razón como moneda corriente, la lleva ha meterse en la boca del lobo sin que nadie la empuje.

Los moti­vos que exas­pe­ran a la Señora son atí­pi­cos y varia­dos, un cace­ro­lazo, una foto, un paro, una mirada de reojo, son capa­ces de des­per­tar el mons­truo de la into­le­ran­cia. La nece­si­dad de apla­car su sed de ven­ganza no tiene liḿites Pro­tes­tar según los códi­gos irra­cio­na­les de la hués­ped de Casa Rosada es una afrenta al régi­men que con­duce, pero sobre todo a ella, que sigue afe­rrada a un 54% de votos con­se­gui­dos por medio del fraude. Un argu­mento decan­tado por la reali­dad y repe­tido por los pre­go­ne­ros de la farsa para jus­ti­fi­car lo injustificable

Capri­chosa, terca y egó­la­tra pre­fiere estre­llarse con­tra las pare­des antes de dar el brazo a tor­cer, al tiempo, que corrompe, des­truye y divide todo lo que toca.

Al des­pun­tar el invierno, la fría y cal­cu­la­dora señora K. aque­jada de un mal, que ella misma creo deci­dió com­ba­tirlo. Moyano por­ta­dor de la enfer­me­dad del poder acu­mu­lado durante ocho años se retobó ante la ope­ra­ción de extir­pa­ción pro­mo­vida por doña Cris­tina, uti­li­zando las mis­mas armas, que antes fue­ran diri­gi­das a otros enemi­gos en épocas de entra­ña­ble con­ni­ven­cia con el falle­cido ex pre­si­dente Kir­ch­ner. Apa­ren­te­mente deci­dido ha redo­blar la apuesta, hoy trata de cobrar cara la traición.

De nada sir­vie­ron, las acu­sa­cio­nes de llo­ro­nes y atra­gan­ta­dos que salie­ron en defensa de la viuda, vic­ti­mi­zán­dola, el mal ya estaba hecho, por orden de la misma vic­ti­ma­ria se com­pli­ca­ron las medi­das de fuerza de los huel­guis­tas que con­si­guie­ron lo bus­cado, el impen­sa­ble apoyo de cier­tos sin­di­ca­lis­tas enfren­ta­dos ante­rior­mente con el líder cege­tista, esta vez se unie­ron en el reclamo de la actua­li­za­ción de los mon­tos del mínimo no impo­ni­ble y la asig­na­ción fami­liar para todos, que afecta a muchos tra­ba­ja­do­res agru­pa­dos en dis­tin­tos gremios.

Levan­tada la medida de fuerza por un arre­glo del monto sala­rial entre la parte patro­nal y el gre­mio de camio­ne­ros, Moyano con­vocó un paro de acti­vi­da­des en todo el país para el miér­co­les 27 de junio con movi­li­za­ción a Plaza de Mayo, invi­tando a otros sin­di­ca­tos a unirse a la con­cen­tra­ción y al paro de acti­vi­da­des. La reac­ción del gobierno, lejos de cues­tio­narse que el reclamo es legi­timo, opto por la con­fron­ta­ción, un error con­du­cido por Cris­tina Kir­ch­ner en su afán de demos­trar poder, donde hace falta la razón. Intem­pes­ti­va­mente dejo la cum­bre de Río +20 para ponerse al frente de un nuevo plan de dis­trac­ción que opa­que la movi­li­za­ción del 27 de junio, en vez de solu­cio­nar los temas que la convocan.

Des­pués del silencio…

Sor­pre­si­va­mente la señora que se comu­nica por medio de los dis­cur­sos, se pre­sentó en la Sala de perio­dis­tas de la pre­si­den­cia, para dia­lo­gar con los perio­dis­tas pre­sen­tes. Sin embargo, el tema de Moyano, y las denun­cias pre­sen­ta­das con­tra él y su hijo ante la jus­ti­cia no se toca­ron, tam­poco la inse­gu­ri­dad, ni los cua­tro meses que se cum­plie­ron desde la tra­ge­dia de Once, que dejó 52 muer­tos y 713 heri­dos, ni la infla­ción que afecta los bol­si­llos, ni del cepo cam­bia­rio, ni del stop de la eco­no­mía, la caída de la indus­tria, los miles de tra­ba­jos que se están per­diendo, la falta de impor­ta­cio­nes de insu­mos, las clí­ni­cas adhe­ri­das a PAMI, que dejan de aten­der a los bene­fi­cia­rios por falta de pago en las pres­ta­cio­nes, ni del sin­ce­ri­ci­dio de Capi­ta­nich que anun­cio que el Estado no se encuen­tra en con­di­cio­nes de sus­ten­tar la modi­fi­ca­ción del minimó no impo­ni­ble. Pêro no, una señora nota­ble­mente dema­crada como si en unas horas se le hubie­ran caído veinte años encima, anun­cio gra­cio­sa­mente que“la Argen­tina no va a con­va­li­dar el golpe de Estado en Paraguay·

Ade­más de ejer­cer la intro­mi­sión en los asun­tos inter­nos de la Repú­blica del Para­guay, cues­tionó los meca­nis­mos ins­ti­tu­cio­na­les que prevé la Cons­ti­tu­ción para­guaya para casos como el de Lugo. Esta señora que cree ser la dueña de la ver­dad, fus­tigó las  reglas  de juego del país hermano,dentro de un mira que  digo,  pero no lo que hago, se  puso a la altura de la dic­ta­dura cubana, que por medio de una hipó­crita decla­ra­ción emi­tida por la can­ci­lle­ría de la isla señala “no reco­no­cerá auto­ri­dad alguna que no emane del sufra­gio legí­timo y el ejer­ci­cio de la sobe­ra­nía por parte del pue­blo para­guayo”, en otro párrafo expresa -“Des­pués de déca­das de san­grien­tas dic­ta­du­ras mili­ta­res que ase­si­na­ron cien­tos de miles de per­so­nas y ejer­cie­ron el terro­rismo de Estado y la tor­tura, con plena impu­ni­dad, esta estra­te­gia vio­lenta y anti­de­mo­crá­tica ha sido reto­mada con méto­dos clá­si­cos o nue­vos”, (decla­ra­ción completa)

Esta ver­gon­zosa y humi­llante decla­ra­ción de los san­grien­tos dic­ta­do­res cuba­nos, des­pués de 53 años de haber tomado el poder, des­truido la isla, tor­tu­rado y ase­si­nado al pue­blo cubano, lle­varlo a la mise­ria, des­po­jarlo de la liber­tad y, no res­pe­tando la pro­pie­dad pri­vada, colo­carlo en estado de ser­vi­dum­bre y seguir con­de­nán­dolo en la actua­li­dad a los más cruel de los tor­men­tos, vedando los dere­chos huma­nos de ese sacri­fi­cado pue­blo, y come­tiendo  deli­tos de lesa huma­ni­dad, mere­cen el repu­dio del mundo civilizado.

Sin embargo, son apa­ña­dos por orga­nis­mos inter­na­cio­na­les y por la Unión de Nacio­nes Suramericanas(UNASUR), que hoy se rasga la ves­ti­du­ras ante la des­ti­tu­ción cons­ti­tu­cio­nal de Fer­nando Lugo, pro­ce­di­miento que  les  com­pete  única­mente  a los  para­guayo, que son los  due­ños  de su pro­pio destino.

Mien­tras en la Argen­tina, Cris­tina Kir­ch­ner tras­grede todos los prin­ci­pios, vio­lando las liber­ta­des y apos­tando al Estado mar­xista, no reco­no­ciendo los dere­chos de los ciu­da­da­nos e incum­pliendo los fallos judi­cia­les, elu­diendo res­pon­sa­bi­li­da­des, demos­trando inep­ti­tud para ‚el cargo ade­más de crear un clima de con­fron­ta­ción cada vez más peli­groso que apunta a la vio­len­cia y puede gene­rar un esta­llido social, como ya ha ocu­rrido en Jujuy, For­mosa y en la Ciu­dad Autó­noma… tal vez  no resulte extraño com­pren­der  la vehe­men­cia en la defensa de Lugo, por parte de la señora, com­par­tida con su que­rido amigo Hugo Chá­vez y Rafael Correa, todos ellos han puesto el grito en el cielo, qui­zás, por el temor que en un futuro pró­ximo tam­bién pueda ser alcan­za­dos por un jui­cio polí­tico en su con­tra, dado que ele­men­tos sobran en estas tira­nías con dis­fra­ces de democracia.

Evi­den­te­mente la Señora Kir­ch­ner en pos de ade­lan­tarse a cual­quier acon­te­ci­miento  ordenó  el retiro del emba­ja­dor en Para­guay, adu­ciendo que la medida se toma por la inte­rrup­ción del gobierno demo­crá­tico. Sin embargo, según  con­firmó –el can­ci­ller  para­guayo José Fer­nán­dez Esti­ga­rri­bia, Rafael Romá, quien fue reti­rado ayer por el gobierno argen­tino tras la des­ti­tu­ción del ex pre­si­dente Lugo, ya había ter­mi­nado su misión diplo­má­tica en el país gua­raní. “¿Cómo van a reti­rar a un fun­cio­na­rio que no está?”, declaró el  can­ci­ller.    Sumando a la  lista otro  pape­lón pre­si­den­cial  y  una  grave  falta  de  can­ci­lle­ría , que  parece  no  informó  a la Señora que  el  emba­ja­dor  argen­tino  , hace apro­xi­ma­da­mente  dos  meses  había  ter­mi­nado  su  misión  y desde esa fecha la Argen­tina  no tiene  emba­ja­dor alguno en ese país.

Se espera otro capi­tulo pro­ta­go­ni­zado por los pre­si­den­tes inte­gra­dos en Mer­co­sur para el pró­ximo fin de semana en tie­rras men­do­ci­nas, donde se deci­dirá si Para­guay es apar­tado del orga­nismo. El revuelo del avis­pero coman­dado por Dilma  Rous­seff y  apo­yado  por Mujica,  Chá­vez , Correa  y Cris­tina ‚  segu­ra­mente dará la nota. Mien­tras  el obispo rojo, pasea su inmo­ra­li­dad por las calles  de Para­guay reclu­tando  sim­pa­ti­zan­tes , detras de  enga­ño­sas ondas  de amor y paz, sus alia­dos  ami­gos,  tra­ta­rán  de defen­der , a este  pro­yecto de  hom­bre,  que trai­cionó sus  votos  y se dedicó a una  vida promiscua.

La preo­cu­pa­ción de la señora K…

Ade­más de ocu­parla el tema de Para­guay, pro­mo­ver al fra­caso la mar­cha de Moyano a Plaza de Mayo, es otro de los impe­rio­sos obje­ti­vos de Cris­tina ‚y su equipo de obse­cuen­tes que se comu­ni­can con todos los sin­di­ca­lis­tas, para con­ven­cer­los de la quita de apoyo al camio­nero. Cono­ciendo como actúan, es posi­ble a que se trate de per­sua­dir a los gre­mia­lis­tas bajo ame­na­zas y aprie­tes o con algu­nas pro­me­sas redituables.

Con los ner­vios ten­sos como cuer­das de vio­líń, Cris­tina espera redu­cir el número de par­ti­ci­pan­tes e indu­cir a los medios ha igno­rar el acto como lo hace el mono­po­lio K. Obse­sio­nada, por hacer fra­ca­sar la movi­li­za­ción, que hasta hora se pre­sa­gia muy concurrida.

Segun infor­ma­cio­nes apor­ta­das por secre­ta­rio gene­ral de la pre­si­den­cia, la Señora, par­tirá a la pro­vin­cia de San Luis para la inau­gu­ra­ción de una planta de cha­ci­na­dos en la loca­li­dad de Lle­rena, per­te­ne­ciente al depar­ta­mento de Peder­nera. Una pequeña loca­li­dad de 300 habi­tan­tes, será la que la reciba por  pri­mera vez en el suelo pun­tano. Casual­mente la visita a esos lares se con­firma para el día de la movi­li­za­ción de Moyano, un día 27 de junio que si Cris­tina pudiera borra­ría del almanaque.

Serán dos días de pro­testa con­se­cu­tiva, dado que el jue­ves 28 de junio se con­voca para un nuevo cace­ro­lazo, agu­di­zando los tiem­pos  de cólera de una señora que se resiste a acep­tar la realidad.

La Frase del Día

“Espe­re­mos que Camio­ne­ros no siga joro­bando la vida a los argentinos”

Amado Bou­dou

Homenaje Al Estadista

“Esta­dista” en nues­tro idioma refiere al “hom­bre ver­sado en nego­cios de Estado”, hoy gene­ral­mente seña­lado como “polí­tico” por su voca­ción e inter­ven­ción en el “gobierno del Estado Nación”, la más de las veces sin hon­rar la volun­tad de sus repre­sen­ta­dos y sin apego a la supe­rior dig­ni­dad y hono­ra­bi­li­dad que demanda el “gobierno de la polis” (la política).

La visión inte­lec­tual de Aris­tó­te­les, el último gran filó­sofo griego de la anti­gue­dad, observó “que el cono­ci­miento de un mal inci­piente no es tarea de cual­quier hom­bre, sino del polí­tico” y por ello es con­di­ción exclu­siva para estos pro­fe­sio­na­les el domi­nio y prác­tica de una con­ven­cida mora­li­dad, si lo que se pre­tende es avan­zar hacia un ven­tu­roso por­ve­nir comu­ni­ta­rio. Nues­tro gene­ral Manuel Bel­grano, abo­gado, fun­cio­na­rio esta­tal del Virrei­nato, eco­no­mista, sol­dado defen­sor de Bue­nos Aires durante las inva­sio­nes ingle­sas, inte­grante de la Pri­mera Junta y difu­sor de la eman­ci­pa­ción de 1810 al ser­vi­cio de la naciente orga­ni­za­ción polí­tica del Río de la Plata, dejó incues­tio­na­ble evi­den­cia de sus afa­nes y sacri­fi­ca­das par­ti­ci­pa­cio­nes mediante su corres­pon­den­cia per­so­nal y el legado colec­cio­nado por la His­to­ria Argentina.

Entre sus car­tas, escri­bió a Mariano Moreno: “Mi amigo, todo se resiente de los vicios del anti­guo sis­tema, y como en él era con­di­ción sine qua non el robar, toda­vía quie­ren con­ti­nuar. Es de nece­si­dad que se abran mucho los ojos en todos los ramos de la admi­nis­tra­ción y se per­siga a los píca­ros por todas par­tes, por­que de otro modo, nada nos bastará”.

Acon­sejó, en esas ins­tan­cias, al gober­na­dor de Cór­doba: “Con­ti­núe ins­pi­rando el espí­ritu público que nos es tan nece­sa­rio, para que en los casos que se pre­sen­ten, halle la patria el fuego del patrio­tismo que he obser­vado por todas par­tes tan apagado”.

Con inte­li­gen­cia y pre­vi­sión advir­tió: “Nues­tros patrio­tas están reves­ti­dos de pasio­nes, y en par­ti­cu­lar, la de la ven­ganza; es pre­ciso con­te­nerla y pedir a Dios que la des­tie­rre, por­que de no, esto es de nunca aca­bar y jamás vere­mos la tranquilidad”.

Ante un nuevo aniver­sa­rio del falle­ci­miento de Manuel José Joa­quín del Cora­zón de Jesús Bel­grano, quien inter­vino en cir­cuns­tan­cias crí­ti­cas y situa­cio­nes lími­tes apor­tando sus sabe­res y expe­rien­cias con des­pren­di­miento per­so­nal, genio, dedi­ca­ción, voca­ción de ser­vi­cio y estra­té­gica visión de incues­tio­na­ble esta­dista, los ciu­da­da­nos de bien no pue­den menos que evo­car con sen­tido home­naje a este “abo­gado de pro­fe­sión”, “polí­tico por con­vic­ción” y “gene­ral por nece­si­dad ins­ti­tu­cio­nal de la patria naciente”. Su pro­pia apre­cia­ción acerca de sí mismo brinda ejem­plo de supe­rio­ri­dad ética y moral, tan nece­sa­ria en La Argen­tina de nues­tro tiempo: “Mucho me falta para ser un ver­da­dero padre de la patria, me con­ten­ta­ría con ser un buen hijo de ella”.

El tiempo pasó, los abu­sos de los malos polí­ti­cos desde el poder con­ti­nua­ron y reno­va­dos des­pro­pó­si­tos pro­du­cen con­se­cuen­cias que vuel­ven a moti­var la decep­cio­nada última excla­ma­ción del pró­cer, que data del año 1820: “¡Ay, patria mía!”.

¡Dema­siado tiempo!

La dictadura K

 

“DICTADURA.*Se entiende común­mente por dic­ta­dura la forma de gobierno en que una o varias per­so­nas lle­gan a ejer­cer el poder polí­tico de modo abso­luto e irres­tricto, sin con­trol ni res­pon­sa­bi­li­dad de nin­guna espe­cie”.[1]

Para Osso­rio la dic­ta­dura “es el gobierno que, invo­cando el inte­rés público, se ejerce fuera de las leyes cons­ti­tu­ti­vas de un país.” Y agrega que: “Los Esta­dos moder­nos some­ti­dos a un régi­men de dic­ta­dura son lla­ma­dos tota­li­ta­rios, pues el dic­ta­dor (ya sea uni­per­so­nal, ya plu­ri­per­so­nal) asume todos los pode­res, que­bran­tando la arma­zón cons­ti­tu­cio­nal de la nación y eli­mi­nando todos los dere­chos polí­ti­cos, así como todas las garan­tías y liber­ta­des indi­vi­dua­les, espe­cial­mente las de opi­nión, expre­sión, reunión, sin­di­ca­ción (como no sea diri­gida), de con­cien­cia, etc. Asi­mismo suprime el hábeas cor­pus y la acción de amparo o, por lo menos, los coarta. Suprime todos los par­ti­dos o sólo admite uno, que es, natu­ral­mente, el del pro­pio dic­ta­dor. Crea figu­ras delic­ti­vas, por lo gene­ral de orden polí­tico, muchas veces dán­do­les efecto retro­ac­tivo”[2]

El mismo autor, cuando define la tira­nía nos dice: “Según afirma Hora­cio San­gui­netti, “se dice del régi­men donde el mando se ejerce arbi­tra­ria­mente, sin razón, dere­cho o jus­ti­cia. La tira­nía tiene siem­pre un sen­tido abo­mi­na­ble, y desde Pla­tón y Aris­tó­te­les ha mere­cido gene­ral exe­cra­ción. Para este último, hay tira­nía cuando el poder es des­pó­tico y la sola volun­tad del gober­nante es ley, o bien cuando la monar­quía se corrompe y el monarca manda sin res­pon­sa­bi­li­dad a hom­bres mejo­res que él y reina no en pro­ve­cho del pue­blo, sino en el suyo pro­pio”. Y mas ade­lante: “En gene­ral puede decirse que todas las dic­ta­du­ras moder­nas tie­nen bas­tante de tirá­ni­cas y des­pó­ti­cas, pero ha sido en los regí­me­nes tota­li­ta­rios donde dichas mani­fes­ta­cio­nes han adqui­rido mayor volu­men, ya que el poder esté deten­tado por un solo hom­bre, ya lo esté por un par­tido polí­tico, por un grupo mili­tar o por cua­les­quiera otras orga­ni­za­cio­nes”.[3]

Vis­tas estas clá­si­cas defi­ni­cio­nes de muy pres­ti­gio­sos juris­tas, cabe que ensa­ye­mos nues­tros pro­pios con­cep­tos y que ana­li­ce­mos hasta qué punto los mis­mos son apli­ca­bles a la Argen­tina gober­nada por el lla­mado Frente para la Vic­to­ria (FPV) bajo cuyas siglas lle­vara al poder al matri­mo­nio Kir­ch­ner. Recor­de­mos que el FPV se pre­senta como una rama del pero­nismo o par­tido Jus­ti­cia­lista (PJ). Este par­tido –con­forme la his­to­ria lo demues­tra– siem­pre ha tenido una mar­cada voca­ción tota­li­ta­ria. El FPV ins­ta­lado en el poder desde el año 2003 mer­ced a un arti­lu­gio elec­to­ral por pocos adver­tido y (de los que lo advir­tie­ron) por muchos ya olvi­dado, tuvo desde sus inicios como meta lle­gar “a ejer­cer el poder polí­tico de modo abso­luto e irres­tricto, sin con­trol ni res­pon­sa­bi­li­dad de nin­guna espe­cie” tal como nos enseña el Dr. Kaplan con su ya clá­sica defi­ni­ción de dic­ta­dura. Y lo han logrado a tra­vés de dife­ren­tes vías entre las cua­les se destacan:

Con­trol de los dos pode­res res­tan­tes: si bien la Argen­tina es for­mal­mente una “repú­blica”, en los hechos pocas veces fun­cionó como tal. Razo­nes de índole his­tó­rica y de tra­di­ción polí­tica deter­mi­na­ron que el país se rigiera por lo que la doc­trina en la mate­ria deno­mina “pre­si­den­cia­lismo” y que –en resu­mi­das cuen­tas– deri­vara en el actual “híper-presidencialismo”. De allí a la dic­ta­dura –como se comprenderá- hay un paso. Paso que los Kir­ch­ner se han esme­rado en dar. Para este con­trol de los otros dos pode­res, pro­ce­die­ron de la siguiente manera:

Des­ca­be­za­miento de la Corte Suprema de Jus­ti­cia remo­viendo a la mayo­ría de sus miem­bros y cam­bián­do­los por otros proclives.

Con­trol del Con­greso: para lo cual recu­rrie­ron a diver­sos méto­dos de cap­ta­ción y coop­ta­ción, faci­li­ta­dos por la dilu­ción y debi­li­dad de los res­tan­tes par­ti­dos polí­ti­cos (ya ato­mi­za­dos y pro­fun­da­mente divi­di­dos) lo que tornó a los legis­la­do­res –mal lla­ma­dos de la “opo­si­ción”- en cola­bo­ra­cio­nis­tas del régi­men o direc­ta­mente en cóm­pli­ces abier­tos del mismo. “Coc­tel” que en los hechos, da como resul­tado un sis­tema de par­tido único, típico de las tira­nías como ilus­tran las defi­ni­cio­nes que hemos dado al comienzo.

En lo que resulta ser un ver­da­dero “ope­ra­tivo tenaza”, como toda dic­ta­dura, no sólo se buscó el con­trol y la domi­na­ción de la rama polí­tica de la socie­dad, sino tam­bién de la socie­dad civil, para lo cual los K recu­rrie­ron a las siguien­tes “téc­ni­cas”:
Enfren­ta­miento social: prác­tica divi­so­ria de anti­gua data uti­li­zada por la mayo­ría (sino todos) los dic­ta­do­res de la his­to­ria. En Argen­tina pro­pul­sada por J. D. Perón cuando divi­dió anto­ja­di­za­mente la socie­dad entre pero­nis­tas y anti­pe­ro­nis­tas (estos últi­mos lla­ma­dos “gori­las” por los pri­me­ros, tér­mino reflo­tado por los adic­tos al FPV).

Clien­te­lismo polí­tico: método (tam­poco nove­doso) ejer­cido con el sec­tor afín de la socie­dad, con­sis­tente en el reparto de pre­ben­das y pri­vi­le­gios a gra­nel bajo dife­ren­tes nom­bres según quie­nes fue­ren los des­ti­na­ta­rios: pla­nes “socia­les” si se tra­ta­ban de “caren­cia­dos”, o sub­si­dios en el mismo caso o en el de empre­sa­rios adic­tos al régi­men que, por supuesto, no fal­tan en nin­guna dic­ta­dura. Este método es –sin duda– una resul­tante del ante­rior, habida cuenta que el sec­tor clien­te­lar surge de la divi­sión antes expli­cada y repre­senta al sec­tor segui­dor al régimen.

Inti­mi­da­ción: en reali­dad, es la téc­nica mediante la cual el sis­tema man­tiene no sola­mente divi­dida la socie­dad sino –y fun­da­men­tal­mente– some­tido al sec­tor disi­dente. Y más que some­tido auto-sometido. Cuando el pro­fe­sor Osso­rio nos decía en la cita ante­rior que “Suprime todos los par­ti­dos o sólo admite uno, que es, natu­ral­mente, el del pro­pio dic­ta­dor” alude, de alguna manera –que­rién­dolo o no– a este fenó­meno. El caso de la Argen­tina de los Kir­ch­ner es para­dig­má­tico por cuanto, si bien se man­tiene la estruc­tura for­mal de los par­ti­dos polí­ti­cos, estos –en la prác­tica– son com­ple­ta­mente inope­ran­tes como opo­si­ción, lo que –a su turno– con­tri­buye a un régi­men de par­tido único (el gober­nante) ele­mento típico, como sabe­mos, de toda tiranía.

[1] Dr. Mar­cos T. Kaplan, voz “Dic­ta­dura” en Enci­clo­pe­dia Jurí­dica OMEBA, Tomo 8, Letra D

Reflexiones De Un Viaje

 

La nota con los com­pa­ses inin­te­rrum­pi­dos del reloj de ese tiempo que hoy nos saca las garras y en su com­pás cam­bia la música y sus notas se trans­for­man en penosa y angus­tiosa armo­nía pues se acerca sin pie­dad la hora de defi­ni­cio­nes que no aparecen.

Pero el cadá­ver sigue riendo en su sepul­cro remo­vido una y mil veces, cada vez que ella lo invoca desde el atril de su locura. Desde la eter­ni­dad del hondo que­branto, nos legó la des­gra­cia de este edi­fi­cio pútrido de estruc­tu­ras terre­na­les y en su lecho de muerte, muerta la ilu­sión de un pue­blo cada vez más cer­cano a la desidia.

Hoy los vien­tos de trai­ción traen el olor fétido de todo un sis­tema que se afianza ante una opo­si­ción, de opo­si­ción con opo­si­to­res entre sí sin saber, en defi­ni­tiva, a quien comen­za­ron por opo­nerse. De carác­ter neta­mente des­truc­tivo. Ella se erige con sus ropa­jes negros, con mar­cha fúne­bre de fondo, con pisada firme y su men­tón en alto a su glo­ria per­so­nal pero al entie­rro defi­ni­tivo de la República.

Esos votos del 2009 ya no exis­ten. Es otro país, pues así lo deter­minó el muerto muriendo como mue­ren los que trans­for­man sin que nadie le oponga resis­ten­cia. Y esa resis­ten­cia sur­gió del CAMPO. Hoy tam­poco existe como en aquél tiempo. En un poco más de dos años todo cam­bió dejando el camino llano para que la araña pueda zur­cir su tela ampliando su espec­tro y expec­ta­ti­vas de caza.

Somos cada vez menos los que con mente libre de espe­jis­mos guber­na­men­ta­les pode­mos seguir PEN­SANDO y pocos tam­bién los que libres de espe­cu­la­cio­nes atra­yen­tes que­da­ron fuera de su pega­josa y bri­llante “tela verde”. Hoy el con­glo­me­rado lla­mado “opo­si­tor” se con­forma con los men­dru­gos que con dis­pli­cen­cia y frial­dad, dejan aque­llos que cam­bia­ron la ÉTICA Y LA MORAL por el poder por el poder mismo. Hoy no exis­ten ya los ami­gos, son cir­cuns­tan­cias para lograr un come­tido. La cone­xión entre las per­so­nas es cir­cuns­tan­cial alle­gado a los medios moder­nos de comu­ni­ca­ción. Los jóve­nes “idea­lis­tas” de la Cám­pora entien­den muy bien este sis­tema, pues más vale un mili­tante que alguien que sepa per­fec­ta­mente cómo se solu­cio­nan los gra­ves pro­ble­mas que nos afli­gen a los ciu­da­da­nos. El poder por el poder mismo. Esta lucha se da bajo todas cate­go­rías socia­les y todos los esta­men­tos de nues­tra socie­dad. Tal vez un Doc­tor en Filo­so­fía lo pueda expli­car en alguna ocasión.

Nues­tra nación está san­grando por sus heri­das más pro­fun­das y ha caído en la inmo­ra­li­dad más per­versa vista.

Hoy año­ra­mos los aires fres­cos de la LIBER­TAD, el per­fume refres­cante del poder hacer sin impe­di­men­tos impues­tos por el régi­men, la suave cari­cia de la libre deter­mi­na­ción de un ciu­da­dano… Hoy el régi­men oprime sin cesar a todos, a todos aque­llos que no son de per­te­nen­cia de ella.

Nece­si­ta­mos más que nunca una pro­funda refle­xión sobre cómo vamos a salir y de qué manera, de las garras de este enemigo de la PATRIA para enca­rri­lar­nos nue­va­mente en el camino de la REPÚ­BLICA.

¡A mucha honra!

 

Refle­xio­nando des­pués de haber reci­bido un comen­ta­rio de (*) Eduardo Pala­cios Molina refe­rido a los cace­ro­la­zos del jue­ves pasado, des­ca­li­fi­cando a los que salie­ron a gol­pear los cacharros.

He deci­dido, basar esta sín­te­sis de hoy, en ese comen­ta­rio, que publico al pie de la nota.

Como no me siento una mas­ca­rita can­sada, ni un payaso entris­te­cido por haber par­ti­ci­pado en la pro­testa, estoy orgu­llosa de esta gripe con­traída, aun cuando me ha man­te­nido unos días en reposo. No es lo mismo haberla con­tra­ido en un par­tido de fút­bol, como esa mayo­ría que corrió a la can­cha ese mismo día, la mia es” una gripe a toda honra, ” diga­mos una gripe patrió­tica com­par­tida con mis hijos que molesta pero no duele.

Dolor causa,  el no hacer nada … mirar por TV, cómo­da­mente ins­ta­lado en desde el sillón, con un rosa­rio en la mano, como salen a las calles los que se resis­ten ha seguir con­de­na­dos por la hués­ped de la Casa Rosada y su tribu de corruptos.

Gozando toda­vía de las con­se­cuen­cias de mi gripe patrió­tica, con el rosa­rio, junto a las cace­ro­las “seguiré orando y batiendo las cace­ro­las en otras con­vo­ca­to­rias … “hasta que algu­nos se tra­guen la len­gua y otros se ani­men a com­par­tir la patriada .

La Frase del Día

 

“Este pro­grama se suma a las dis­tin­tas ini­cia­ti­vas que, hasta el momento, han repre­sen­tado un cam­bio his­tó­rico para el pue­blo para acce­der a la vivienda.”

Axel Kici­llof