Memoriosos Y Mentirosos

 

Mien­tras el régi­men que nos gobierna nos dis­trae con cuba­nís­ti­cas medi­das de con­trol: “Niño, que eso no se mira, que eso no se hace que eso no se com­pra que eso no se importa”…

Aníbal feliz Fer­nán­dez… ¿pen­sando en pesos tal vez?. Lo dudo.

Y mien­tras con un relato infan­til intenta con­ven­cer­nos de que la infla­ción que se ha dis­pa­rado hasta casi des­bo­carse es un tema “cul­tu­ral”, y no la con­se­cuen­cia fatal de una polí­tica de gasto público astro­nó­mico. Y mien­tras Abal Medina enca­beza junto al inefa­ble Aníbal Fer­nán­dez la cru­zada patrió­tica con­tra los que esca­pan al refu­gio de los dóla­res para defen­der parte de sus aho­rros de las garras de un plan eco­nó­mico que se muerde la cola. Digo, mien­tras todo esto sucede, en la Argen­tina de ver­dad suce­den cosas peores.

Es curioso que Abal Medina diga que son tras­tor­na­dos aque­llos que bus­can dóla­res, cuando casi todo el gabi­nete del régi­men que nos gobierna, con la Mamá pre­si­denta a la cabeza, tie­nen la mayor parte de sus aho­rros decla­ra­dos, pre­ci­sa­mente en dóla­res. Eso, y decir que esta­mos gober­na­dos por un grupo de tras­tor­na­dos obse­si­vos com­pul­si­vos… es lo mismo.

Lo de Aníbal Fer­nán­dez fue menos sutil. Nos dio cla­ses de civi­li­dad y ciu­da­da­nismo, acon­se­ján­do­nos: “los argen­ti­nos ten­drán que acos­tum­brarse a pen­sar en pesos”. Pero resulta que le gran simu­la­dor tiene la mitad de sus aho­rros decla­ra­dos en dóla­res. Y cuando le pre­gun­ta­ron por qué, dijo: “por­que se me antoja”. A ellos se les puede anto­jar, a noso­tros no se puede ocu­rrir. Modelo K: Ellos pien­san en dóla­res, noso­tros pena­mos en pesos.
El relato ofi­cial baja línea… y todo el séquito de la cor­po­ra­ción mediá­tica ofi­cia­lista, esos que viven y hablan bajo el sol tibio de los fon­dos públi­cos, repi­ten: “Esta­mos eco­nó­mi­ca­mente colo­ni­za­dos”. Claro claro, resulta que los que nos pro­te­ge­mos en una moneda esta­ble de una infla­ción sui­cida, somos cipa­yos. Por lo que se ve en las decla­ra­cio­nes jura­das, los pri­me­ros colo­ni­za­dos son los Kir­ch­ne­ris­tas: nadan en dólares.

Abal Men­tira, per­dón, Medina

Curioso curioso… esta semana apa­re­cie­ron los cace­ro­la­zos con fuerza en gran parte de la Capi­tal Fede­ral. ¡Igual que con De la Rua!. Como para que la pre­si­denta no tenga que meterse en la cama cada tanto para curarse de espanto.

Pero decía que estos des­ma­nes que son la urgen­cia, no dejan ver des­ma­nes mayo­res. Ver­güen­zas peo­res. Como se sabe, la ban­dera de per­se­guir a los mili­ta­res argen­ti­nos que com­ba­tie­ron al terro­rismo en los años 70, es la única ban­dera que abraza al kir­ch­ne­rismo con algu­nos sec­to­res de la izquierda. Pero con­forme pasa el tiempo, vemos que los jui­cios lla­ma­dos pom­po­sa­mente de “Lesa Huma­ni­dad” son cada vez más insó­li­tos. Si uno se toma el tra­bajo de hur­gar un poco en estos jui­cios rea­li­za­dos en tri­bu­na­les espe­cia­les, verá que Argen­tina se ha con­ver­tido en la afor­tu­nada tie­rra de las per­so­nas más memo­rio­sas del mundo. Cada tes­tigo estre­lla en cada jui­cio armado en cada pro­vin­cia, hace que­dar insig­ni­fi­cante el gran per­so­naje del cuento este­lar de un tal Bor­ges: “Funes el memo­rioso”. Cien­tos y cien­tos de tes­ti­gos que recuer­dan des­ca­ra­da­mente con foto­grá­fica memo­ria, hasta los más peque­ños deta­lles de lo suce­dido hace más de 30 años.

Les rela­taré un reciente caso ocu­rrido en la pro­vin­cia argen­tina de San Juan.

El pasado miér­co­les 16 de Mayo de 2012, en esa pro­vin­cia con­ti­nuó el jui­cio oral de la causa con­tra seis mili­ta­res y un poli­cía, por pre­sun­tos deli­tos de lesa humanidad.

Vol­vie­ron los Cace­ro­la­zos esta semana en Bue­nos Aires

La ex dipu­tada pro­vin­cial por el Par­tido Jus­ti­cia­lista, Rosa­lía Garro, vieja mili­tante revo­lu­cio­na­ria, miem­bro de la banda terro­rista Mon­to­ne­ros y actual fun­cio­na­ria del gobierno de la pro­vin­cia de San Juan en el cargo de Sub­se­cre­ta­ria de Dere­chos Huma­nos, fue citada como tes­tigo en la causa. Doña Garro declaró en la citada jor­nada ante el Tri­bu­nal Oral de San Juan que inte­gran los jue­ces Héc­tor Cor­tez, Raúl Four­cade y Ale­jan­dro Piña. En su extensa decla­ra­ción tes­ti­mo­nial no hizo otra cosa que repe­tir las fala­cias del cono­cido “relato ofi­cial” sobre actos pro­pios de la Gue­rra Revo­lu­cio­na­ria y Con­tra­rre­vo­lu­cio­na­ria de los años ’70. Des­tacó que a su enten­der “hubo civi­les par­ti­ci­pando en el pro­ceso”, e incluso iden­ti­ficó al juez que actuó en su deten­ción, Rafael Sar­miento, como “parte del apa­rato represivo”.

Garro ase­guró que el 01 de Marzo de 1975 fue citada a la Dele­ga­ción de la Poli­cía Fede­ral de San Juan junto a otro inte­grante de la OPM Mon­to­ne­ros –cuyo nom­bre no recuerda…je, recuerda todo menos lo que no le con­viene– y en esa opor­tu­ni­dad el Comi­sa­rio Ernesto Pateta (Jefe de la dele­ga­ción de la Poli­cía Fede­ral de San Juan) luego de tres horas de inte­rro­ga­to­rio les mani­festó que si con­ti­nua­ban mili­tando en Mon­to­ne­ros “SERÍAN BOLETA”, Garro dice que se retira de dele­ga­ción de la Poli­cía Fede­ral y decide de inme­diato des­a­pa­re­cer de la pro­vin­cia de San Juan por­que tenía miedo a las ame­na­zas reci­bi­das del Comi­sa­rio Pateta. Dice que al lle­gar a Bue­nos Aires, se con­tacta con inte­gran­tes de Mon­to­ne­ros y comienza a tra­ba­jar en el Sana­to­rio Güe­mes durante 8 meses, hasta que un día alla­nan el sana­to­rio y la lle­van dete­nida; cuenta que luego de dos meses es lle­vada ante un Juez Fede­ral en lo Penal de la Capi­tal Fede­ral y el juez que la indaga es el Dr. Rafael Sar­miento, según Garro juez pro­ce­sista y vio­la­dor de los dere­chos humano; este hecho acon­te­ció entre fines de febrero y prin­ci­pios de marzo de 1976.

El abo­gado de la defensa pre­gunta: “Señora ¿podría usted repe­tir y con­fir­mar las fechas de su con­ver­sa­ción con el Comi­sa­rio Pateta de la Poli­cía Fede­ral de San Juan y la fecha de su deten­ción en la Ciu­dad Autó­noma de Bue­nos Aires por parte del Juez Fede­ral?”. Con­testa “la tes­tigo estre­lla” y con­firma las fechas seña­la­das anteriormente.

El abo­gado San Eme­te­rio, diri­gién­dose al Tri­bu­nal le soli­cita “la inme­diata deten­ción de la tes­tigo Garro por falso tes­ti­mo­nio y le peti­ciona tam­bién que sea con­du­cida como dete­nida al penal de Chim­bas de San Juan. San Eme­te­rio fun­da­menta su peti­ción en los siguien­tes aspec­tos: El Comi­sa­rio Pateta se pre­sentó como Jefe de la dele­ga­ción de la Poli­cía Fede­ral en San Juan en sep­tiem­bre de 1975 y per­ma­ne­ció en ese cargo hasta el 23 de marzo de 1976, fecha en la que es ase­si­nado por la orga­ni­za­ción terro­rista Mon­to­ne­ros de 23 tiros a una cua­dra de la dele­ga­ción en San Juan. Nunca pudo enton­ces el Comi­sa­rio Pateta haber con­ver­sado con la tes­tigo el 01 de marzo de 1975, en razón que el mismo aún no estaba en la pro­vin­cia de San Juan. Ade­más, el Juez fede­ral Dr. Rafael Sar­miento, recién se hace cargo del juz­gado que men­ciona Garro el 4 de mayo de 1976, el juez que deja dete­nida a “la tes­tigo estre­lla”, es el Dr. Euge­nio Zaf­fa­roni (actual inte­grante de la Corte Suprema de Jus­ti­cia de la Nación).

Se pro­duce un gran revuelo en el Tri­bu­nal; se pasa a un cuarto inter­me­dio en el cual los jue­ces del Tri­bu­nal deli­be­ran; pre­via orden a “la tes­tigo estre­lla” de per­ma­ne­cer en la sala a espera de la reso­lu­ción del tri­bu­nal. Fina­li­zado el cuarto inter­me­dio, se reanuda la audien­cia y el pre­si­dente del tri­bu­nal anun­cia: “que el pedido de deten­ción por falso tes­ti­mo­nio, que­dará en sus­penso hasta que lle­guen los reque­ri­mien­tos de infor­mes soli­ci­ta­dos por el tri­bu­nal a las peti­cio­nes rea­li­za­das por el abo­gado defensor”.

Rosa­lía Garro

Auto­ri­zan a reti­rarse a “la tes­tigo estre­lla” y le mani­fies­tan que tiene prohi­bido salir de la pro­vin­cia sin auto­ri­za­ción del Tri­bu­nal Oral Fede­ral de San Juan.
Evi­den­te­mente, algu­nos tie­nen más suerte con la jus­ti­cia. Sobre todo cuando las cau­sas son judi­cia­les son polí­ti­cas.
Atra­pa­dos esta­mos, en un régi­men de men­ti­ro­sos que rela­tan, y de memo­rio­sos que mienten

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: