Como Funcionan Las “Listas Negras”

Desde hace 57 años escribo artícu­los y libros, siem­pre para difun­dir y defen­der mis opi­nio­nes basa­das en la doc­trina cató­lica, en la razón natu­ral y en el sim­ple sen­tido común. Obvia­mente, eso me ha lle­vado a com­ba­tir ince­san­te­mente el comu­nismo, el socia­lismo, el libe­ra­lismo, el moder­nismo pro­gre­sista y otros erro­res relacionados.

Durante todos esos años he tro­pe­zado con­tra una mura­lla de silen­cio que tenía de vez en cuando algu­nas fisu­ras por las que pasa­ban algu­nos de mis escri­tos, pero eso era de muy corta dura­ción. Por lo tanto puede decirse que, salvo bre­ví­si­mas excep­cio­nes, no he tenido acceso a la prensa, ni a las edi­to­ria­les, ni a las cade­nas de dis­tri­bu­ción de obras escritas.

Últi­ma­mente, la mura­lla ha cerrado todas sus aber­tu­ras de manera que ni siquiera pude dejar “en con­sig­na­ción” mi último libro, la novela his­tó­rica “Aque­llas aguas tra­je­ron estos lodos”, en las libre­rías más impor­tan­tes. Gra­cias a Dios, hay un puñado de peque­ñas libre­rías hones­tas que lo han reci­bido y lo ven­den normalmente.

Sin embargo, es intere­sante que el público se entere cómo y por qué esto es así.

* * *

La gente cree que los “best sellers” son libros excep­cio­na­les escri­tos por auto­res genia­les y que su alta cali­dad los con­vierte natu­ral­mente en “best sellers”.

Eso no es así. Hay todo un sis­tema que fun­ciona acei­ta­da­mente para con­ver­tir deter­mi­na­dos libros y deter­mi­na­dos auto­res en “best sellers” y ese sis­tema está, obvia­mente, al ser­vi­cio del “Pen­sa­miento Único” y con­tra el cato­li­cismo tra­di­cio­nal, (obvia­mente, no con­tra los modernistas-progresistas que son lo con­tra­rio del cato­li­cismo, como lo son todas las here­jías que en el mundo han sido, siendo esta última la peor de todas según enseñó el Papa San Pio X en su Encí­clica “Pas­cendi” –ver nros. 1162 al 1167 de “La bote­lla al mar” donde se explica el asunto más detalladamente-).

El sis­tema en cues­tión se basa en la exis­ten­cia no con­fe­sada de “lis­tas negras” que son lis­tas de per­so­nas o ins­ti­tu­cio­nes que deben ser dis­cri­mi­na­das en alguna forma de tal manera que no se pueda saber de su exis­ten­cia ni de su obra o sólo pueda cono­cerse de ellas una cari­ca­tura dise­ñada “ad hoc” para engen­drar un “odium ple­bis” con­tra esas per­so­nas o instituciones.

No me opongo a que los libros obs­ce­nos, men­ti­ro­sos, ton­tos o de indi­gesta lec­tura, sean exclui­dos de su venta por razo­nes vali­das. Pero esos no son la mate­ria de las “lis­tas negras”, sino los libros que no coin­ci­den con la ideo­lo­gía domi­nanteque abo­rrece el cato­li­cismo y la ver­dad histórica.

La con­tra­par­tida de esas “lis­tas negras” son las “lis­tas blan­cas”, tam­bién man­te­ni­das fuera de la vista de los pro­fa­nos. Éstas últi­mas son las lis­tas de las per­so­nas o ins­ti­tu­cio­nes que deben ser pro­mo­vi­das y reco­men­da­das a la sim­pa­tía pública por­que son aque­llas que difun­den el pen­sa­miento rec­tor del mundo moderno, que suelo lla­mar el “Pen­sa­miento Único”, y que cuenta con un efi­ciente “tri­bu­nal de la inqui­si­ción” a su servicio.

Si Ud. reco­rre las libre­rías más impor­tan­tes de Bue­nos Aires se encon­trará con una inmensa can­ti­dad de libros. Eso pare­ce­ría ser una prueba de la uni­ver­sal impar­cia­li­dad de los due­ños de esas libre­rías y que allí “hay de todo”. Error. En esas libre­rías sólo se ven­den los libros de la “lista blanca” pero ni uno solo de la “lista negra”. Soy tes­tigo y víc­tima de ese sis­tema por­que yo estoy de cuerpo y obra por entero en la “lista negra”.

* * *

Para mues­tra basta un botón, dice el refrán. A riesgo de abu­rrirlo, pero por­que es intere­sante dejarlo regis­trado en la His­to­ria de nues­tro des­ven­tu­rado país, paso a rela­tar­les cómo me tra­ta­ron los due­ños y emplea­dos de la cadena de libre­rías “El Ate­neo”, “Yenny” y no sé cuan­tas otras que per­te­ne­cen al grupo “ILHSA”, pro­pie­dad del Sr. Ricardo Grü­nei­sen, por­que ese relato mues­tra, en vivo, cómo fun­ciona la mis­te­riosa “lista negra” (que por supuesto quie­nes la hacen o la tie­nen y la apli­can, nega­rán que exista).

He escrito tres nove­las his­tó­ri­cas en los últi­mos 13 años, la pri­mera, “Bue­nos Aires recon­quis­tada” (en el 2000), trata sobre la inva­sión inglesa de 1806; la segunda “¿Donde está el pue­blo?” (en el 2005), trata sobre la Semana de Mayo de 1810 y la ter­cera, ter­mi­nada en este año 2013 (des­pués de 4 años de tra­bajo) titu­lada “Aque­llas aguas tra­je­ron estos lodos” trata sobre el difí­cil y com­plejo período de nues­tra His­to­ria que va desde la elec­ción del Pri­mer Triun­vi­rato, en Sep­tiem­bre de 1811 y hasta la subida de Rosas al poder en Diciem­bre de 1829.

Por supuesto, tuve que pagar yo la edi­ción por­que nin­guna de las gran­des edi­to­ria­les ni siquiera recibe para su con­si­de­ra­ción un libro mío. Por eso estoy muy agra­de­cido a la edi­to­rial “Arme­rías” del Sr. Enri­que Piñeyro Velasco por haber acep­tado incluir ese último en su catá­logo y haberse esfor­zado por dis­tri­buirlo enfren­tando la con­tra­co­rriente bru­tal de la “lista negra”.

Cuando le pre­gunté cómo era que no lo tenían en las libre­rías de “El Ate­neo” y Cía. me informó que esas libre­rías no acep­ta­ban ni siquiera ver el libro sino que exi­gían su ofre­ci­miento por “e mail” a una deter­mi­nada per­sona cuya ofi­cina está en la calle Pata­go­nes (“El Ate­neo”, como todo el mundo sabe, esté en Flo­rida al 300).

Así fue que el 28 de Mayo mandó el siguiente “e mail”:

“From: info@editorialarmerias. com. ar
To: Gisela Sueyro. Ilhsa Ate­neo Yenny
Sent: May 28, 2013, 5: 30 PM
Sub­ject: Nuevo título

Esti­mada Gisela:

… ..En tal sen­tido tene­mos para ofre­certe un libro del Dr. Cosme Bec­car Varela, muy cono­cido en los ámbi­tos polí­ti­cos e his­tó­ri­cos.
Te envío la tapa del mismo en archivo adjunto. El título es: Aque­llas aguas tra­je­ron estos lodos… … …

Enri­que Piñeyro Velasco
Edi­to­rial Arme­rías
Tel.: 4880–7002″

El silen­cio fue la res­puesta. Así que nue­va­mente insis­tió con el siguiente “e mail”:

“From: info@editorialarmerias. com. ar
To: gsueyro@ilhsa. com
Sent: Vie, Jun 14, 2013, 5: 30 PM
Sub­ject: Nuevo título

Esti­mada Gisela:

Que­ría­mos reto­mar como edi­to­rial la posi­bi­li­dad de hacerte entrega de los títu­los comer­cia­les que saca­mos.
En tal sen­tido tene­mos para ofre­certe un libro del Dr. Cosme Bec­car Varela, muy cono­cido en los ámbi­tos polí­ti­cos e his­tó­ri­cos.
Te envío la tapa del mismo en archivo adjunto. El título es: “Aque­llas aguas tra­je­ron estos lodos”.
Espe­rando tu con­fir­ma­ción, te con­sulto tam­bién por cobran­zas atra­sa­das, cómo debe­ría­mos pro­ce­der para poder reti­rar los che­ques, o con quien debe­ría­mos hablar.
Te envío un cor­dial saludo,

Enri­que D. Piñeyro
Edi­to­rial Armerías”

Tam­poco hubo res­puesta, pero el texto demues­tra que la edi­to­rial “Arme­rías” ya había tenido nego­cios con “El Ate­neo” puesto que había una cobranza pen­diente por libros ven­di­dos. O sea, no es una edi­to­rial des­co­no­cida y no sé qué dife­ren­cia hay entre eso y ser un “dis­tri­bui­dor acep­tado”, que es la excusa que ahora ponen para no reci­bir mi libro.

En vista de eso, el exce­lente Sr. Piñeyro insiste:

“From: info@editorialarmerias. com. ar
To: MPicasso@ilhsa. com, NSajnin@ilhsa. com, Lasanchez@ilhsa. com
Sent: Sab, Jun 15, 2013, 4: 21 AM
Sub­ject: Nuevo título

Esti­ma­das:

Adjunto correo enviado a Gisela Sueyro, que está ausente y cuyo men­saje me remite diri­gir el mismo a Uds.

Aguardo vues­tra atenta res­puesta.
Muchas gra­cias, saludos,

Enri­que D. Piñeyro
Edi­to­rial Armerías”

Nuevo mutismo y nuevo e mail:

“From: info@editorialarmerias. com. ar
To: gsueyro@ilhsa. com
Cc: lasanchez@ilhsa. com, nsajnin@ilhsa. com, mpicasso@ilhsa. com
Sent: Mie, Jun 19, 2013, 3: 12 PM
Sub­ject: Fwd: Nuevo título

Esti­ma­das:

Adjunto nue­va­mente correos envia­dos ante­rior­mente.
Roga­ría por favor una res­puesta.
Muchas gra­cias, saludos,

Enri­que Piñeyro”

Más silen­cio. Nuevo e mail:

“From: info@editorialarmerias. com. ar
To: rperez@ilhsa. com
Cc: gsueyro@ilhsa. com
Sent: Lun, Jul 8, 2013, 4: 21 PM
Sub­ject: Fwd[2]: Nuevo título

Esti­mada Gisela:

Roga­ría por favor una res­puesta. Estoy inten­tando comu­ni­carme con­tigo, pero siem­pre está el con­tes­ta­dor. Te he dejado men­sa­jes y enviado mails.
Te pido por favor una res­puesta.
Muchas gra­cias, saludos,

Enri­que Piñeyro Velasco
Direc­tor
Edi­to­rial Armerías”.

Siem­pre la callada por res­puesta y nuevo ” e mail”:

“From: info@editorialarmerias. com. ar
To: ajorge@ilhsa. com, gsueyro@ilhsa. com
Sent: Mar, Jul 16, 2013, 5: 42 PM
Sub­ject: Fwd[3]: Nuevo título

Esti­mada Gisela:

Te envío nue­va­mente el correo. Te dejé varios men­sa­jes en el con­tes­ta­dor y copié este mail a varios cola­bo­ra­do­res tuyos.
Te pido me con­fir­mes si reci­biste el correo y si se le va a dar curso al alta del libro del Dr. Cosme Bec­car Varela,
“Aque­llas aguas tra­je­ron estos lodos”.
Gra­cias, aguardo tu respuesta.

Enri­que Piñeyro”.

* * *

En vista de este des­pre­cio de la Srta. Sueyro, única empleada, al pare­cer, que decide qué se vende y qué no se vende en esos empo­rios libres­cos, resolví inten­tar comu­ni­carme con ella. La llamé por telé­fono varias veces pero nunca aten­dió y ni siquiera podía dejar men­saje por­que su casi­lla no admi­tía nue­vos men­sa­jes. Enton­ces le mandé el siguiente “e mail”, con copia a la Secre­ta­ria del Sr. Grüneisen:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: