Cristina Kirchner fue atendida por una ” bursitis del trocánter izquierdo”

 

 

 

 

 

 

 

 

La presidenta Cristina Kirchner padece un cuadro “compatible con una bursitis del trocánter izquierdo”, una inflamación de la bolsa sinovial, que amortigua el hueso puntudo de la cadera, según el segundo parte médico difundido por el Hospital Universitario Austral tras los estudios realizados a la jefa de Estado.

A la primera mandataria se le indicó “tratamiento fisiokinésico” y el establecimiento sanitario anticipó que la mandataria “será controlada periódicamente para constatar su evolución”.

“Luego de examinar a la doctora Cristina Fernández de Kirchner y evaluar los estudios radiológicos y de resonancia magnética nuclear, se ha observado una imagen compatible con una bursitis del trocánter izquierdo”, se enfatizó en el parte médico, firmado por los doctores Carlos Autorino, Ruy Lloyd y Federico Burgo, del equipo de Cadera y Columna del hospital.

Los profesionales añadieron que a la jefa de Estado “se le ha indicado tratamiento fisiokinésico y será controlada periódicamente para constatar su evolución”.

La Presidenta se había realizado ayer una consulta programada en el Hospital Universitario Austral a raíz de una “lumbociatalgia”, síntoma conocido popularmente como “ciática”, dolor de espalda baja común que se produce por algún trastorno asociado con las vértebras lumbares u otros tejidos, como los músculos, los ligamentos, los nervios o los discos.

Hace dos años, la Presidenta había sido asistida también en el Hospital Austral, cuando le extirparon la glándula tiroides, luego de que le diagnosticaran un cáncer que, finalmente, resultó ser un “falso positivo”.

“Con el trigo se hace la harina y con la harina se hace el pan”

Ja ja ja………que tipo ignorante que explicaciones da…….

El jefe de Gabinete cuestionó al campo que rechazó la autorización de exportación de trigo. Dio una explicación sobre cómo se hace el pan que causó ironías en las redes sociales. Ruralistas amenazan con volver a las rutas

 

 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, criticó a las entidades del agro que se quejaron luego de que el Gobierno liberó trigo para exportación y reclamó que digan “si estaban de acuerdo o en desacuerdo” con las restricciones a la venta de ese cereal.
 
En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, el funcionario afirmó que el anuncio del Gobierno de liberar en forma “gradual” 1,5 millones de toneladas de trigo anuales y autorizar en lo inmediato la venta al exterior de medio millón es “de una racionalidad absoluta”.
 
“La mejor medida que puede tomar una Presidente de la Nación es garantizar que exista trigo suficiente para abastecer la cadena de valor con el objeto que llegue el pan, el fideo a la mesa de los trabajadores argentinos”, afirmó Capitanich.
 
Consultado sobre el rechazo de la Mesa de Enlace a la apertura parcial de exportaciones de trigo anunciada ayer, Capitanich dijo que “había quejas por parte de ellos de que no se había registrado
un mecanismo de apertura para comercialización de trigo; cuando se produce la apertura para la comercialización de trigo, se quejan porque se abre la exportación de trigo”.
 
“Con el trigo se hace la harina y con la harina se hace el pan”, agregó el funcionario en defensa de la política oficial y un recurso al que calificó de estratégico.
 
Además, se preguntó “qué pasa si no hay trigo” para abastecer el mercado interno y señaló: “Se perjudica el trabajador, el consumidor argentino”. “Es una política racional de sentido común”, señaló Capitanich, al defender las medidas anunciadas ayer por el gobierno nacional.
 
Pero sus declaraciones le costaron una serie de críticas en las redes sociales, algo a lo que nos tiene acostumbrado cada tanto el jefe de Gabinete.  
 
 

El legislador batió su propio récord negativo y en 2013 no asistió a ningún debate

El ex presidente estuvo ausente en todas las reuniones de la Cámara Alta. Los mendocinos tuvieron asistencia perfecta pero sólo se sesionó en 18 ocasiones en todo el 2013.

Las ausencias de Carlos Menem en el recinto del Senado dejaron de sorprender desde hace tiempo. El año 2012, el riojano faltó a más de las tres cuartas partes de las reuniones. Sin embargo, el legislador batió su propio récord negativo y en 2013 no asistió a ningún debate. Sólo concurrió a la jura de los senadores electos, el 27 de noviembre pasado.

Así surge del relevamiento que cada año realiza Semanario Parlamentario para su Índice de Calidad Legislativa, de acuerdo con los datos oficiales publicados en el sitio web del Senado de la Nación. El conteo se efectuó sobre un total de 18 sesiones, sin tener en cuenta aquella en la que juraron los senadores electos -casualmente, la única a la que Menem asistió-.

De hecho, el ex presidente no participa de un debate parlamentario desde la sesión extraordinaria del 19 de diciembre de 2012. Las últimas discusiones relevantes que presenció fueron la transferencia de los depósitos judiciales del Banco Ciudad al Nación, la reglamentación del per saltum y el Presupuesto nacional, tres leyes clave para el Gobierno nacional.

De los 18 debates de 2013, el senador Roy Nikisch se ausentó en siete -dos veces más que en 2012-, quedando segundo en el podio de los más ausentes del año. El chaqueño tampoco encontró lugar en las listas para renovar su banca, de modo que deja el Congreso con sabor amargo.

El jefe de la bancada del peronismo opositor, Juan Carlos Romero, faltó la misma cantidad de veces que el año pasado: un total de seis, al igual que la correntina Josefina Meabe. El podio se completa con Emilio Rached, Mario Colazo y María Ester Labado, que se ausentaron en cuatro oportunidades. La santacruceña había tenido el año pasado asistencia perfecta.

Con tres inasistencias figuran Sandra Giménez, Juan Agustín Pérez Alsina, Juan Carlos Marino, Samuel Cabanchik, Eugenio “Nito” Artaza, María Eugenia Estenssoro y Carlos Verna. También faltó tres veces Horacio Lores, del Movimiento Popular Neuquino, quien se justificó por estar “en comisión”. Lo mismo sucedió con el catamarqueño Aníbal Castillo, que tuvo dos ausencias con aviso y una por comisión.

Dos veces faltaron el sanjuanino Roberto Basualdo; los cordobeses Luis Juez y Norma Morandini; el misionero Salvador Cabral y el entrerriano Arturo Vera.

Hay un caso especial y es el del senador radical Pablo Verani, quien falleció en 2013, luego de haber lidiado durante años con un cáncer al que llegó a vencer en su momento, pero que finalmente volvió y se llevó su vida. Su deceso se produjo el pasado 25 de septiembre. Vale aclarar que si bien pidió varias veces licencia por su salud, al momento de su muerte había asistido a más de la mitad de las reuniones: ocho de las quince reuniones que se habían llevado a cabo.

Casi el 46 por ciento de los senadores tuvo asistencia perfecta, incluso un 10 por ciento más que el año pasado. Los que repitieron esa actitud fueron los kirchneristas Aníbal Fernández, Marcelo Fuentes y Miguel Pichetto.

La presidenta provisional de la Cámara alta, Beatriz Rojkés de Alperovich, no pudo volver a alzarse este año con asistencia perfecta, ya que faltó una vez. Sin embargo, tuvo el honor de presidir desde el inicio una sesión del Senado, cuando el vicepresidente Amado Boudou suplantaba en funciones a Cristina Fernández. Fue en el debate por el Presupuesto 2014.

Otro que no había faltado en todo 2012 fue el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá, quien se ausentó este año en una oportunidad, lo mismo que el santafesino Carlos Alberto Reutemann.

Tuvieron asistencia perfecta (33)

Hilda Aguirre de Soria; Walter Barrionuevo; Rolando Bermejo; Fabio Biancalani; Inés Blas; María José Bongiorno; Mario Cimadevilla; Ana María Corradi; Elena Corregido; María Graciela de la Rosa; María Rosa Díaz; Sonia Escudero; Liliana Fellner; Aníbal Fernández; Daniel Filmus; Marcelo Fuentes; Ruperto Godoy; Pablo González; Marcelo Guinle; Ada Itúrrez de Cappellini; Jaime Linares; Teresita Luna; Laura Montero; Gerardo Morales; Liliana Negre de Alonso; Nanci Parrilli; Daniel Pérsico; Luis Naidenoff; Miguel Pichetto; Marina Riofrío; José María Roldán; Elsa Ruiz Díaz y Ernesto Sanz.

Luego de tres semanas, Cristina volvió a la Casa Rosada

La Presidenta había regresado ayer del sur luego de 18 días de descanso.

Foto de archivo.

La presidenta Cristina Kirchner llegó esta tarde a la Casa Rosada después de tres semanas de ausencia y tras mantener reuniones hoy por la mañana en la Residencia de Olivos.

La Presidenta llegó a las 18:55 a la Casa Rosada, mientras que por el momento no tiene actividades agendadas.

Pepe Mujica: “Veremos si podemos arreglar las relaciones con la Argentina”

 
El presidente uruguayo dijo que las relaciones bilaterales están “un poco obturadas” y dijo que la Argentina “tiene que cambiar sus papeleras porque son de la época del ñaupa”
 
 

 
“Obturada”. El presidente uruguayo, José “Pepe” Mujica, busca palabras nuevas, pero el mensaje es siempre el mismo. La relación bilateral con la Argentina está en un momento complicado, o “trancada”, como dijo recientemente. “Veremos si las podemos arreglar”, deseó esta vez en una entrevista con un diario chileno. 

Al referirse al importante lugar que ocupan las plantas de celulosa en la economía uruguaya, Mujica remarcó que la autorización que otorgó el año pasado para que las pasteras aumente su producción formó parte del “lío” que generado a nivel bilateral. 

“Tuvimos que dar ese paso, que creó problemas en Gualeguaychú, y nos creó el problema con la Argentina”, dijo al diario El Mercurio. 

“Ellos tienen papeleras, y las tienen que cambiar porque son de la época del ñaupa. Son de las que dañan el medio ambiente”, opinó. 

En ese sentido dijo que con la Argentina las relaciones están “un poco obturadas”. “Veremos si las podemos arreglar”, lanzó. 

Además, dijo que esta crisis bilateral “es más dura” que la que surgió después de que una grabación revelara que Mujica hablaba de “vieja” y “tuerto” en referencia a Cristina y Néstor Kirchner. 

“Nos estábamos jugando una fábrica que no es para mi gobierno, será para 2017. (…)Y bueno, tengo la obligación de pelear por ello para mi país. La Argentina, claro, estaba en período electoral y le cayó mal. No hay otro camino que negociar y ceder”, dijo. 

SIN NACIONALIZACIONES NI REELECCIÓN 

Mujica aseguró que se sigue sintiendo tupamaro, pero tiene que “cambiar el camino”. “Por esta contradicción es fácil desatar el cataclismo. Se nacionaliza esto, se nacionaliza lo otro, me cae la producción, me caen las cifras, y después la gente tiene que hacer cola, me falta esto y lo otro, y la gente lo pasa mal”, explicó. 

“Prefiero ir más despacio. Conciliar, dejar vivir el capitalismo, rezongarlo un poco usando el machete, pero no matarlo, porque si no mato la gallina de los huevos de oro. Pero al mismo tiempo ayudar a hacer otras cosas, por otro lado”, sostuvo. 

Además, dijo ser un “enemigo de la reelección”. “Hay que barrer con todo”, expresó. 

Mujica termina el mandato este año y señaló que quiere “dar paso a la renovación”. Al respecto, dijo que planea dedicarse a “una escuela de oficios rurales” cuando salga de la Presidencia y que será senador. “Pero estoy gastando los últimos cartuchos, tengo 78 años, que más voy a pedir”, dijo.

La trágica historia del médico argentino que vive como indigente y conmueve las redes sociales

Hace 18 años el hombre protagonizó un accidente en la ruta y fue el único sobreviviente. Desde ese momento vive allí sometido a una penitencia eterna.

La trágica historia del médico argentino que vive como indigente y conmueve las redes sociales
La historia conmueve y en menos de tres días fue compartida por más de 77 mil usuarios enFacebook.  El médico que vive como indigente tras perder a su familia en un accidente automovilístico, se sometió a una penitencia eterna.

El kilómetro 1.508 de la ruta nacional 237 que va desde Piedra de Águila a Bariloche, en Collón Cura esconde una penosa historia que tiene como protagonista a un hombre que hoy recorre los perfiles de miles de usuarios de la red social más utilizada del mundo.

Según cuenta la historia, hace 18 años una mala maniobra automovilística acabó con la vida de toda la familia de este médico convertido en indigente quien fue el único sobreviviente. En una curva peligrosa, donde año tras año es el escenario de cientos de accidentes, allí es donde hace casi dos décadas vive este hombre.

Autocondenado a una penitencia eterna, quizás por culpa, Libertador Araneda se construyó una casilla de chapa y allí sobrevive a las heladas del invierno y las altas temperaturas del verano, entre el polvo y la indigencia extrema.

Junto a la casilla miserable, entre cartones y chaperíos de vehículos, hay un corralito de bebé destrozado. Además, colgando de un palo, un volante negro de un auto imposible de identificar.

Cientos de automovilistas y transportistas que pasan por allí y conocen su historia le acercan víveres y ropa al “loco de Collón Cura”, tal como lo bautizaron. Mientras tanto en las redes sociales dan a conocer su historia para que todos aquellos que pasen por el kilómetro 1.508 de la ruta 237 le acerque comida, agua o abrigo.

Una historia que hiela la sangre y que forma parte de las leyendas ruteras. 

Hebe es Cristina

Ella dice lo que piensa la Presidenta: “Se quejan porque tienen el freezer lleno”.

Cristina junto a Hebe de Bonafini en un acto en abril de 2010.

Cristina junto a Hebe de Bonafini en un acto en abril de 2010.

Todos los Presidentes han tenido voceros informales, esos personajes astutos y desprejuiciados que dicen en público aquello que sus mandantes no pueden expresar. Por ejemplo, Luis Barrionuevo conCarlos MenemEs el caso de Hebe de Bonafini, quien, junto con Estela de Carlotto, Aníbal Fernández yLuis D´Elía, integra el selecto grupo de lenguaraces de Cristina Kirchner.

Cumplen un rol muy útil para el presidente o la presidenta de turno. Y en el caso de las últimas declaraciones de la titular de las Madres de Plaza de Mayo, cuando criticó ásperamente a quienes se quejan de los perjuicios causados por los cortes de luz, hay varios indicios que revelan que, una vez más, Hebe expresó el pensamiento profundo de Cristina. “Me parece que cada argentino que se queja porque se le pudren las cosas de la heladera es porque tienen el freezer lleno y hay gente que todavía no puede comer; entonces los que tenemos, no nos quejemos tanto”, dijo Hebe de Bonafini. Y no fue criticada por nadie en el oficialismo porque todos sus exponentes saben que, cuando habla Hebe, en realidad está hablando la Presidenta.

La frase es brutal pero tiene su lógica para un kirchnerista; con mayor sutileza, varios periodistas de ese sector lo han repetido hasta el cansancio: la culpa de los cortes en el suministro de electricidad es de los propios usuarios que gastan mucho aprovechando los subsidios y las facilidades para comprar artefactos como el freezer de Hebe. A lo sumo, la culpa es de las empresas, que no han invertido como debían. A tono con la épica de los setenta, el kirchnerismo nunca se siente responsable de nada; todo es culpa de los otros. Por eso, es inútil pedirle un atisbo de autocrítica los cultores de los setenta, como Cristina o su alter ego, Hebe.

Además, Hebe tiene motivos de sobra para cumplir bien un rol tan difícil de digerir: el gobierno nacional se apresta a estatizar la Universidad de las Madres de la Plaza de Mayo; aspira a que ese gesto borre cualquier problema en el manejo de esas cuentas. El tema será tratado por el Congreso. Ya se sabe cómo votará el oficialismo; habrá que ver qué hace la oposición, que no quiere confrontar con Hebe de Bonafini porque teme que ella les recuerde qué hacían durante la última dictadura.

Hebe es una persona astuta y valiente, que ha sabido lucrar (políticamente) con la cobardía de otros.