“¿OPERAN LA CIA Y SUS ALIADOS CONTRA EL GOBIERNO ARGENTINO?”

NACIONAL

662

Tras el enigmático asesinato del fiscal federal de la AMIA Alberto Nisman, el gobierno de Cristina Fernández ha echado mano al recurso de la intriga y las sospechas sobre una mano negra que conspira contra su mandato y claro, contra el país.

De esta manera, el gobierno de Cristina se vería asediado por las poderosas  agencias de inteligencia como la CIA y el Mossad israelí que en búsqueda de sabotear “el proyecto”, están interviniendo activamente para desestabilizar la vida política de la Argentina.
En este plan –y según la hipótesis del gobierno- los bochornosos hechos que han sacudido las elecciones en Tucumán, son una clara operación de dichas agencias extranjeras con lo cual, para el gobierno, los actos fraudulentos, las quemas de urnas y la indignación popular habrían sido la calculada agitación de operadores extranjeros reiterando las tácticas en Túnez, Egipto y Libia. El escenario no podría ser más catastrófico.

Ahora bien ¿es posible que semejante hipótesis sea real? En realidad, ambas agencias han venido controlando todo el espectro nacional sin necesidad de crear alborotos o innecesarias manifestaciones de sentimientos antigubernamentales; el gobierno por si solo lo logra. Además hay que recordar que hay sectores en el espectro político nacional hay suficientes colaboradores para que estas agencias tengan que operar de encubierto.

Que los gobiernos de EEUU y el derechista en Tel Aviv no les cae muy bien el gobierno nacional no es una novedad pero, eso no los involucra en una conspiración como la acusada, primero porque no es muy lógico que de ser ello así, los “agentes extranjeros” se pusieran a colaborar con el fraude que favorecía al gobierno.   En este punto, una participación semejante sería claramente torpe y algo que estas agencias son famosas es que no tienen nada de torpe en sus procederes.  Y por último, es claro que para Argentina, estas potencias tienen otros métodos para conspirar. Intentar imaginar que montaran operaciones como en Libia, Iraq, Siria o los asesinatos de científicos en Irán, es subestimar a la inteligencia de estas potencias.

Editor

¿SERÁ SCIOLI LA CONTINUACIÓN DEL GOBIERNO K?

imagen no mostrada

Aunque sea difícil de entender o –para muchos- muy duro de creer, el gobernador Daniel Scioli es el “hombre”, el candidato para suceder a éste gobierno en retirada. Pero muchos pueden preguntarse ¿de dónde saca usted la seguridad de sus afirmaciones? Como dice el dicho, aprende a ver las señales y sabrás anticiparte a los hechos.

Los contactos con Washington no son nuevos. Ya desde el año pasado, tanto Scioli como sus “opositores” viajaron para entrevistarse con el Departamento de Estado, la Cámara de Comercio estadounidense (AmCham) y con los principales  “Think Tanks” que son los formadores de opinión de la clase política estadounidense.  El enviado del gobernador prometió que con su elección se restablecerá las relaciones normales entre Washington y Buenos Aires.  A diferencia de otras propuestas como las llevadas por las macristas Patricia Bullrich y Laura Alonso,   las de Scioli cayeron mucho más creíbles que las explayadas por las obsecuentes colaboradoras en Buenos Aires.

Pese a las cautelas del enviado sciolista, los evaluadores norteamericanos tomaron en serio a sus posiciones y a su persona. El realismo de sus propuestas se veían sustentados con los encuentros que el mismo Daniel Scioli había tenido con el representante estadounidense en el país, Noha Mamet, en los cuales coincidieron en que había que retomar las relaciones negociales que atrajera las inversiones.

Scioli hubo entablado muy buenas relaciones con los principales líderes demócratas como Bill Clinton, quien lo invito a participar de las jornadas “El futuro de las Américas”  que se desarrollo en la ciudad de Miami entre el 10 y 11 de diciembre del 2014.

Pero la aprobación de la persona de Scioli como el elegido para ocupar el poder en la Casa Rosada, va más allá de las simpatías despertada en los círculos políticos oficiales de Washington. Su curriculum le precede. No hay que olvidar que accedió a la política de la mano de Carlos Menem, un verdadero adalid del neoliberalismo y destructor del estado nacional.

La personalidad de Scioli se presenta adusta y equilibrada, distante de las de Bullrich y Alonso e incluso de su oponente Mauricio Macri, que se esfuerzan por demostrar que son incondicionales de las directivas que irradian las embajadas estadounidense e israelí en Buenos Aires.
Washington sabe que si quiere retomar la plaza argentina, no puede regresar al país en forma agresiva o basándose en la discordia, al menos no por el momento. Con lo creado por el propio gobierno es material suficiente para que Washington pueda maniobrar recolectando adeptos descontentos. Según algunos analistas, el gobierno de CFK no tiene chances de sobrevivir, quedándole como última ratio, mantener las conexiones estratégicas en diversas áreas de la institucionalidad para seguir digitando la situación política nacional.

Por lo pronto, Scioli deberá tolerar que los tentáculos del kirchnerismo sigan sujetando su mano como seguro nexo, para que –por medio del maoísta Zanini- Cristina Fernández logre la influencia en la nueva etapa que se abrirá a partir de octubre.

Conmoción institucional por Aníbal

Leuco (2)

Anoche, Jorge Lanata por canal 13, tiró una verdadera bomba periodística de fragmentación. Eso produjo una hecatombe en el seno del gobierno de Cristina y una conmoción institucional casi sin antecedentes. El árbol de tanta información impactante no nos permitió ver el bosque del pantano en el que se está hundiendo Anibal Fernández. Dicen que el que se ahoga no repara en lo que manotea. El famoso manotazo de ahogado. Es una obviedad que aburre por lo reiterada que Aníbal haya acusado a Clarin, canal 13 y Lanata de montar una operación para perjudicarlo. Pero es absolutamente novedoso que haya denunciado como cómplice de esos tres demonios nada menos que a sus contrincantes en la interna, Julián Domínguez y Fernando Espinosa. Esto habla de un nivel de descomposición pocas veces visto en el poder K y de una profundidad de revelaciones que todavía nos pueden dar varias sorpresas. Le resumo en pocas palabras lo que pasó y vamos a comprender la gravedad de lo que se viene. Aníbal fue acusado de ser un triple criminal y de liderar un cartel de la efedrina que es una droga necesaria para fabricar otras llamadas sintéticas. No estamos hablando de un consejal de un pueblo. Es el jefe de gabinete y precandidato a gobernador el acusado que a su vez acusa al presidente de la Cámara de Diputados y al intendente de La Matanza y presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. Semejante escándalo no para ahí. Por el tráfico de efedrina además estáprocesado el ex titular del Sedronar, Jose Ramon Granero, quien fuera amigo personal y dentista de Néstor y los hermanos Zacarías, gente de la máxima confianza del ex presidente fallecido. La doctora Elisa Carriódijo que estamos ante “una pelea de mafias justicialistas por quedarse con el negocio del narcotráfico”. Y como si esto fuera poco, uno de los asesinados fue aportista de 200 mil pesos para la campaña electoral de Cristina en el 2007.

No quiero hacer autobombo pero el viernes, en este mismo espacio de mi columna editorial que cualquiera puede consultar en las páginas de radio Mitre o en alfredoleuco.com yo le dije que varios cuadros de la iglesia católica me habían dicho al oído que los ayudara a combatir a Anibal y a evitar que llegara a ser gobernador de Buenos Aires. Sugerían que el Papa les había encomendado esa misión. No solamente para beneficiar a su amigo Julián Dominguez sino para cortarle las piernas a quien consideraba una puerta abierta a los narcotraficantes. Incluso me pregunté si semejante preocupación del Papa tenía que ver con la ineficiencia que Anibal evidenció cuando tuvo a su cargo las fuerzas federales para enfrentar a los narcos, o a que está a favor de la despenalización del consumo o que directamente, Francisco disponía de información que nosotros desconocíamos. Cada vez que el Santo Padre advirtió sobre el peligro de los narcos, Aníbal le salió al cruce para desmentir que este sea un país donde se fabrica droga y, tozudamente, insistía en que “apenas” era un país de “tránsito”. El Papa y la inmensa mayoría de los argentinos no queremos que este país se convierta en una “Narcocracia”

No fue nada casual que hasta Felipe Solá dijera en su spot que Anibal era mas droga o que fuera  fustigado hasta por su compañero de militancia cristinista, Francisco “El Barba” Gutierrez quien lo derrotó en su propio distrito de Quilmes. En la columna del viernes me refiero concretamente al triple crimen de General Rodríguez y a la efedrina. Es que todos los caminos de Martin Lanatta conducían a Anibal Fernandez y a algo peor todavía, el RENAR que es uno de los lugares donde mayor cantidad de armas hay almacenadas. El RENAR en ese momento estaba conducido por Andres Meizsner, intimo amigo de Aníbal y Lanatta dice que el trabajaba en esa repartición del estado. Le recuerdo que Lanatta con doble “te” está condenado en forma efectiva a prisión perpetua por esos tres asesinatos.

Drogas, crimenes, armas, dinero sucio y manchado de sangre para la campaña de Cristina, un jefe de gabinete involucrado que acusa al presidente de la Cámara de Diputados y funcionarios que fueron amigos de Néstor en la mira de la justicia. El cóctel es explosivo. Es un terremoto en los cimientos del gobierno a pocos días de las elecciones PASO. Es tan delicado el tema que Anibal se quejó de la “poquitita” solidaridad que había recibido de sus pares de gabinete. Se quiso agarrar de las polleras de La Cámpora, de Cristina y de Victor Hugo Morales porque dijo que todos ellos sufrieron operaciones similares.

Nunca en su vida política, Aníbal Fernandez estuvo tan complicado. Dijo mentiras como aquello de la sensación de inseguridad y de que hay mas pobres en Alemania que en Argentina. Pero esta acusación de narcocriminal es mucho mas grave que cuando era intendente y tuvo que huir en el baúl de un auto para eludir un pedido de captura de la justicia, según lo recordóJulián Dominguez. Como si esto fuera poco, Alejandro Burzaco, que está libre pero con tobillera electrónica y después de haber pagado una fianza de 20 millones de dólares, involucró con sus acusaciones por la megacorrupción de la FIFA a Pablo Paladino. Se trata del capo que maneja Fútbol para Todos que, ademas, es amigo y responde a Anibal. Una tormenta perfecta.

El viernes les dije que Aníbal degradaba la democracia y que era un digno representante de este gobierno autoritario y agresivo. Anibal Fernandez, el lenguaraz. Aníbal, el patotero de estado hoy está en su peor momento. Es hábil para declarar. Pero tal vez esta vez no le alcance para eludir la justicia. Porque esto recién empieza.

¿EXISTE LA IZQUIERDA?

images (1)

En los tiempos de este nuevo milenio y con las complejas circunstancias en las que se ven inmiscuidos los estados en la mucho más compleja realidad internacional,  los idearios y doctrinas políticas de “izquierda” nacidas hace dos siglos de autores europeos, parecen haber caído en saco roto.  A partir de la segunda mitad del siglo pasado, el supuesto antagonismo entre el capitalismo conservador y el ideario marxista que acabaría con aquel estado de cosas que consagraban al capitalismo, fue quedando en claro una insoluble situación de contradicción que hasta el momento no ha sido salvada.

Para algunos, la izquierda en la Argentina nunca ha tenido vocación de política de estado pero para otros, el problema pasaba por una cuestión de términos, algo que  nunca termino por definirse.

Para comienzos del siglo XX en una Argentina ganadera, conservadora  y dependiente del mercado británico, ser socialista era una cuestión para hombres de cuero duro.  En señeros modelos de estos luchadores que influidos por los intelectuales franceses y alemanes y los hechos que sacudía la realidad agitada de una Europa de comienzos del siglo que solo encontraría como catarsis, una gran guerra mundial. De este modo hombres como Alfredo Palacios,  Agustín Tosco y obviamente Juan B. Justo pusieron en marcha la lucha por instalar al Socialismo dentro del estrecho espectro político de una nación manejada y conducida por las familias más acomodadas del Río de la Plata.

Tras los violentos cambios que surgieron en Europa con la revolución Bolchevique en 1917 en medio de una cruenta guerra mundial,  comenzaron a evidenciarse las grietas y diferencias entre aquel socialismo idealista al mejor estilo de Saint Simon o Tomas Moro, con la nueva y radicalizada versión de un movimiento popular con foco de agitación en la Rusia zarista y que fue manipulada por una serie de agentes financiados por la banca neoyorkina. Tal fue el caso del joven Lev Davidovich Bronstein más conocido como León Trotsky quien como el intelectual de la revolución junto al agente alemán Vladimir Lenin, dieron los primeros pasos para lo que se convertiría en el Comunismo.

Con la intervención de estos intereses económicos que, valiéndose de estos personajes que hoy en día son centro de profundas revisiones históricas, mediante el financiamiento del movimiento marxista que por dichas intervenciones, se radicalizó a niveles horripilantes que pudo verse con las masacres y las purgas interminables que culminaron con el liderazgo de Stalin.

Tan inconveniente se presento el estilo stalinista de entender y aplicar el socialismo, que en Europa surgió su propia visión de esta doctrina  con el llamado Eurocomunismo como una mirada más liviana separándose del Comunismo revolucionario y corrientes maoístas con inspiración en la revolución popular china de 1949.

Tras esa ensalada de interpretaciones del marxismo, en Argentina el minúsculo pero activo partido comunista nacido a comienzos de la década de los veinte (1918) liado con otros partidos de izquierda, comenzó a sucumbir al magnetismo del incipiente Peronismo que cooptaría a varios de sus miembros para luego ser parte de la estructura de este nuevo partido. A partir de allí, se separa una corriente denominada “Unión Democrática” opositara al peronismo y el “Movimiento Obrero Comunista” aliado al Tte Coronel.

Tras la revolución Libertadora en 1955 la atomización se hizo mayor y las distancias entre comunistas, socialistas, intransigentes y demás denominaciones de izquierda se hizo mucho mayor.
Saltando la época de plomo que desemboco en el golpe de  estado de 1976 y llegados a estos días, las divisiones en la izquierda nacional ha ido creciendo disgregando aún más la orientación doctrinal que dicen representar.

La realidad de la izquierda en el ámbito internacional no fue la excepción; o mejor dicho, fue el reflejo desconsolador de lo que se había transformado la izquierda europea en rigor del interés y el real politik. Salvando el caso de pocos como Adenauer, muchos de los socialistas europeos  entregaron sus convicciones al servicio de los gobiernos más reaccionarios e incluso, a organizaciones internacionales imperialista como la OTAN.

Con farsantes pagados por la CIA como Lech Waleza en Polonia, el traidor Gorbachev en Rusia y el impresentable socialista español Javier Solana como vocero de la Alianza Atlántica (OTAN), la izquierda quedo mellada y lo peor de todo, es que no son los únicos que se han pasado por sus bolsillos las convicciones que decían representar. Con un incompetente como el “demócrata cristiano” Romano Prodi  versión lavada de socialismo en Italia, Felipe González y Zapatero en España (PSOE) quienes colaboraron como ni el PP lo hizo con EEUU, Francois Hollande en Francia tan neocolonialista como su predecesor Sarcozi y por último –pero no el único del espectro- Alexis Tsipras líder de la Coalición de Izquierda Radical en Grecia, tras la crisis financiera provocada por los mismos de siempre, debió hincar la rodilla al piso cuando el FMI y el Banco Mundial le emplazó a pagar o morir.

Con estas terribles desilusiones se han dejado lugar a que presuntas nuevas corrientes oxigenadoras de la política partidaria como “Podemos” en España,  los partidos clásicos de izquierda se han visto abandonados en medio de escándalos de enriquecimientos personales y corrupción al mejor estilo liberal.

Con estos reflejos modelo y con una clara crisis de liderazgo, los izquierdistas argentinos no pueden más que estar tan confundidos como desorientados. Así ante la proximidad de estas elecciones 2015 se puede ver un verdadero bolillero donde hay un PTS, PARTIDO SOCIALISTA, MAS, MST, IZQUIERDA UNIDA, PARTIDO OBRERO, AUTODETERMIANCIÓN Y LIBERTAD, LIBRES DEL SUR, BARRIOS DE PIE  PC, PCR, MAOISTAS y otras fracciones más pequeñas.  Entonces, para ciudadano de a pie y con expectativas de cambio con mucha razón se preguntara ¿quién de todos estos, son la izquierda nacional que honre a un Tosko, Palacios o a un Juan B. Justo?

MEDIO ORIENTE DESCALABRADO…POR EL ENGAÑO

mccain-isis

Hace unos días la llamada guerra contra el “Estado islámico” ha abierto un nuevo capítulo en esta tragedia que, no quede dudas, ha sido planificada con mucha antelación.  Para entender lo que está sucediendo, se hace necesario echar luz sobre el origen de los protagonistas  que ahora se presentan como los malos de la historia.

Tal como comente, hace unos días Turquía lanzaba una portentosa ofensiva sobre territorio sirio e iraquí presuntamente para atacar al “Estado Islámico”. Al menos eso fue lo que parte de la prensa informó en sus sitios. Pero lo cierto era que esos bombardeos no habían sido dirigidos únicamente contra el EI –si es que así hubiera sido-, sino también y sorpresivamente contra los campamentos y bases de las guerrillas kurdas del YPG sirio y del PKK en Iraq. Esto representa un quiebre, una fractura muy peligrosa en la coalición que lucha contra los grupos mercenarios que componen al llamado “Califato”  liderado por el misterioso Abu Bakr Al Bagdadi.

Tanto Turquía como los kurdos iraquíes del Clan Barzani son históricos aliados de EEUU y como tales, habían –cada uno por su lado- venido ayudando a  los esfuerzos por aportar más leña al fuego en la hoguera encendida por aquella franquicia en junio del 2014.  Pero el lector se preguntara ¿qué quiere decir con esto último? Aunque parecía descabellado, lo cierto era que tanto unos como los otros –turcos y kurdos- jugaban el papel de alimentadores del fuego y con él, de los fabulosos negocios que venían detrás de aquel.
Ambos enemigos íntimos, son los dos y a su vez, aliados de EEUU que sin escrúpulos  los usa  a gusto y placer.

En el caso de Turquía, el gobierno de Tiyip Erdogan había venido participando en forma activa en las actividades de los grupos de “yihadistas” que reclutados en varios países y con la colaboración de las agencias de inteligencia occidentales, eran ingresados a campamentos de entrenamiento regenteados por militares, mercenarios privados con enlaces de la CIA  y con el MIT turco. Entonces ¿Todos son parte del mismo bando? La respuesta es tan clara que parece inexplicable.

Para quienes no pueden hilar el curso de los hechos que ocurren en la región,  quizás podrían hacerse una somera idea de que tan sucio era el asunto, si veía entre los documentos que se obtuvieron en Siria a mediados del 2013, entre los cuales están las fotografías que retrataban reuniones impensables entre altos personeros estadounidenses y los jefes de los grupos mercenarios que asolaban Siria y que unos meses después, asaltarían Iraq. Entre ellos se pueden ver al senador republicano John Mc Cain con quien luego se convertiría en Abu Bakr Al Bagdadi entonces muchos dirían con entendible incredulidad ¿pero qué ocurre aquí? Bienvenidos al embuste.

Tan esclarecedores como comprometedores, estos hechos han tratado de ser borrados por los medios masivos, distrayendo con nuevos hechos que traten restarle importancia a tan inconsecuentes situaciones. Aunque por estos lares no se hable nada de aquellas postales, en EEUU existe una campaña turbulenta entre quienes apoyan a Mc Cain y los que piden su enjuiciamiento por traidor.

Pero la crisis va más allá de un personaje como Mc Cain; esto llega a niveles intergubernamentales. Las controversias que se habían causado con estos hechos y con las revelaciones de la ayuda logística al EI, definitivamente fraccionó a los generales y políticos en Washington.  Mientras algunos seguían creyendo que luchaban contra el terrorismo otros se dieron cuenta que eran marionetas en un juego siniestro para favorecer otros intereses.

En ese sentido, el embuste tenía varias patas. Por ejemplo, en Siria jamás existió el llamado Ejército sirio Libre (ESL), solo se trató de un fallido proyecto de la CIA que intento impulsar con algunos oficiales sirios que obviamente recibieron incentivos económicos por su traición.

Al fracasar aquello, aparecieron los mercenarios bien organizados y pertrechados pero, ya con inspiración wahabí y Takfir que respondían a intereses que provenían del Golfo Pérsico.  Esto último no significaba que los elementos estadounidenses hubieran abandonado sus operaciones; por el contrario, formaban parte de lo mismo y en ese plan  unificaron los medios y las metas. ¿Pero de que metas estaban hablando?

Como bien se señalo desde el principio, todo este embrollo, fue planificado con mucha antelación. En los llamados “Think Tanks” estadounidenses, se elaboran las estrategias y las planificaciones para su ejecución, de acuerdo a los intereses nacionales con una visión temporal de desarrollo bien extendida en el tiempo.  Las invasiones a Afganistán, Iraq y Libia  ya estaban en los planes de proyecciones  elaborados en las décadas de los setentas y ochentas y que para el 2001, con el conveniente atentado del 11 de septiembre, dio pie a la fase dispositiva de estos  y que el General Wesley Clark denunció ante los medios hace una década. Uno de los principales objetivos de todo esto, era el petróleo.
Las predicciones de Clark no solo se cumplieron, sino que se comprueban con la realidad actual. Hoy por hoy EEUU acapara la producción mundial del crudo  y eso ha hecho que los precios cayeran por debajo de los inimaginable causando una crisis que aún no vislumbra solución.

Las revelaciones de Clark se asemejan a las arrimadas por ex agentes de la CIA y de la NSA quienes no han tenido reparos en señalar que todo el asunto que rodea al “ISIL” era una gran farsa montada en principio por las agencias occidentales. Precisamente y sobre esto, hace apenas unas semanas, aparecieron imágenes de un video donde se muestra como en un set, se escenificaron varias de las ejecuciones del ISIL contra rehenes estadounidenses que supuestamente hoy estarían muertos. Y si eso no bastaba, solo hay que recordar el traspié del mismo presidente Obama en rueda de prensa que traicionado por el subconsciente declaro que “seguirían entrenando al estado Islámico”.

La lista de embustes similares es extensa. Entre los más significativos están, el origen de Al Qaeda, el supuesto asesinato de Osama Bin Ladem, el origen y desarrollo del ISIL en 2013, la instantánea aparición de una franquicia del EI en Afganistán en postrimerías del 2014 para señalar los más destacables.

Con los últimos acontecimientos que tienen como protagonistas a Turquía y a los kurdos amigos de EEUU,  no hay dudas de que el embrollo en torno al EI ha superado a Washington y las consecuencias como siempre, serán absorbidas por los civiles que nada tienen que ver.