¿EXISTE LA IZQUIERDA?

images (1)

En los tiempos de este nuevo milenio y con las complejas circunstancias en las que se ven inmiscuidos los estados en la mucho más compleja realidad internacional,  los idearios y doctrinas políticas de “izquierda” nacidas hace dos siglos de autores europeos, parecen haber caído en saco roto.  A partir de la segunda mitad del siglo pasado, el supuesto antagonismo entre el capitalismo conservador y el ideario marxista que acabaría con aquel estado de cosas que consagraban al capitalismo, fue quedando en claro una insoluble situación de contradicción que hasta el momento no ha sido salvada.

Para algunos, la izquierda en la Argentina nunca ha tenido vocación de política de estado pero para otros, el problema pasaba por una cuestión de términos, algo que  nunca termino por definirse.

Para comienzos del siglo XX en una Argentina ganadera, conservadora  y dependiente del mercado británico, ser socialista era una cuestión para hombres de cuero duro.  En señeros modelos de estos luchadores que influidos por los intelectuales franceses y alemanes y los hechos que sacudía la realidad agitada de una Europa de comienzos del siglo que solo encontraría como catarsis, una gran guerra mundial. De este modo hombres como Alfredo Palacios,  Agustín Tosco y obviamente Juan B. Justo pusieron en marcha la lucha por instalar al Socialismo dentro del estrecho espectro político de una nación manejada y conducida por las familias más acomodadas del Río de la Plata.

Tras los violentos cambios que surgieron en Europa con la revolución Bolchevique en 1917 en medio de una cruenta guerra mundial,  comenzaron a evidenciarse las grietas y diferencias entre aquel socialismo idealista al mejor estilo de Saint Simon o Tomas Moro, con la nueva y radicalizada versión de un movimiento popular con foco de agitación en la Rusia zarista y que fue manipulada por una serie de agentes financiados por la banca neoyorkina. Tal fue el caso del joven Lev Davidovich Bronstein más conocido como León Trotsky quien como el intelectual de la revolución junto al agente alemán Vladimir Lenin, dieron los primeros pasos para lo que se convertiría en el Comunismo.

Con la intervención de estos intereses económicos que, valiéndose de estos personajes que hoy en día son centro de profundas revisiones históricas, mediante el financiamiento del movimiento marxista que por dichas intervenciones, se radicalizó a niveles horripilantes que pudo verse con las masacres y las purgas interminables que culminaron con el liderazgo de Stalin.

Tan inconveniente se presento el estilo stalinista de entender y aplicar el socialismo, que en Europa surgió su propia visión de esta doctrina  con el llamado Eurocomunismo como una mirada más liviana separándose del Comunismo revolucionario y corrientes maoístas con inspiración en la revolución popular china de 1949.

Tras esa ensalada de interpretaciones del marxismo, en Argentina el minúsculo pero activo partido comunista nacido a comienzos de la década de los veinte (1918) liado con otros partidos de izquierda, comenzó a sucumbir al magnetismo del incipiente Peronismo que cooptaría a varios de sus miembros para luego ser parte de la estructura de este nuevo partido. A partir de allí, se separa una corriente denominada “Unión Democrática” opositara al peronismo y el “Movimiento Obrero Comunista” aliado al Tte Coronel.

Tras la revolución Libertadora en 1955 la atomización se hizo mayor y las distancias entre comunistas, socialistas, intransigentes y demás denominaciones de izquierda se hizo mucho mayor.
Saltando la época de plomo que desemboco en el golpe de  estado de 1976 y llegados a estos días, las divisiones en la izquierda nacional ha ido creciendo disgregando aún más la orientación doctrinal que dicen representar.

La realidad de la izquierda en el ámbito internacional no fue la excepción; o mejor dicho, fue el reflejo desconsolador de lo que se había transformado la izquierda europea en rigor del interés y el real politik. Salvando el caso de pocos como Adenauer, muchos de los socialistas europeos  entregaron sus convicciones al servicio de los gobiernos más reaccionarios e incluso, a organizaciones internacionales imperialista como la OTAN.

Con farsantes pagados por la CIA como Lech Waleza en Polonia, el traidor Gorbachev en Rusia y el impresentable socialista español Javier Solana como vocero de la Alianza Atlántica (OTAN), la izquierda quedo mellada y lo peor de todo, es que no son los únicos que se han pasado por sus bolsillos las convicciones que decían representar. Con un incompetente como el “demócrata cristiano” Romano Prodi  versión lavada de socialismo en Italia, Felipe González y Zapatero en España (PSOE) quienes colaboraron como ni el PP lo hizo con EEUU, Francois Hollande en Francia tan neocolonialista como su predecesor Sarcozi y por último –pero no el único del espectro- Alexis Tsipras líder de la Coalición de Izquierda Radical en Grecia, tras la crisis financiera provocada por los mismos de siempre, debió hincar la rodilla al piso cuando el FMI y el Banco Mundial le emplazó a pagar o morir.

Con estas terribles desilusiones se han dejado lugar a que presuntas nuevas corrientes oxigenadoras de la política partidaria como “Podemos” en España,  los partidos clásicos de izquierda se han visto abandonados en medio de escándalos de enriquecimientos personales y corrupción al mejor estilo liberal.

Con estos reflejos modelo y con una clara crisis de liderazgo, los izquierdistas argentinos no pueden más que estar tan confundidos como desorientados. Así ante la proximidad de estas elecciones 2015 se puede ver un verdadero bolillero donde hay un PTS, PARTIDO SOCIALISTA, MAS, MST, IZQUIERDA UNIDA, PARTIDO OBRERO, AUTODETERMIANCIÓN Y LIBERTAD, LIBRES DEL SUR, BARRIOS DE PIE  PC, PCR, MAOISTAS y otras fracciones más pequeñas.  Entonces, para ciudadano de a pie y con expectativas de cambio con mucha razón se preguntara ¿quién de todos estos, son la izquierda nacional que honre a un Tosko, Palacios o a un Juan B. Justo?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: