“A DÓNDE APUNTARA LA GEOPOLITICA DE CAMBIEMOS”

CAMBIEMOS-hoy

A pesar de que Cambiemos no ha tomado el gobierno, ya se pueden vislumbrar con cierta preocupación el destino elegido para el país

Por Pepe Beru

Se han creado muchas expectativas en torno a cuáles serán las políticas que implementara el nuevo gobierno de Mauricio Macri en varias áreas de la vida política del país. Una de ellas es sin dudas, el desarrollo de una política exterior que represente y defienda los intereses nacionales sin las sutiles y subterráneas injerencias foráneas  que acostumbran acompañar todas las gestiones sin importancia del signo político que sea. Pero al parecer, éste nuevo gobierno –al igual que sus predecesores- destruirá todo lo que ideológicamente no esté acorde con los nuevos intereses en danza.

Al parecer lo poco y acertado que hubo gestionado en política exterior la administración saliente, podría irse al caño por una visión contrapuesta de lo que debe representar la geopolítica argentina ante la región y el mundo.  Los lineamientos políticos e ideológicos que nutren a la coalición CAMBIEMOS parecen que no se desviaran de sus objetivos tanto internos como externos.

Según algunas fuentes reservadas, unas horas antes de que se conocieran los resultados de los comicios, los contactos entre interlocutores de CAMBIEMOS con interlocutores de las embajadas de EEUU e Israel en Buenos Aires se hicieron asiduos y extendidos a lo largo de la noche. Siguiendo con estas fuentes, estos contactos no se hicieron por los medios como el Twitter o comunicaciones de móviles particulares sino, por el viejo y más discreto email. Las comunicaciones no eran establecidas por los principales exponentes de esta corriente política sino por operadores y colaboradores anónimos que iban, a medida que recibían informaciones,  acercándolas a los principales asesores del mismo Macri.

Con el triunfo del mosaico policromatico de Macri, los sectores de las altas finanzas que casualmente coinciden con los grupos del lobbie sionista basamentados en New York y con sus hilos bien tendidos en Washington y Buenos Aires, preparan su entrada por la puerta principal para “salvar a la economía Argentina” a costa de su independencia política entre otras condiciones.  Si estos grupos oscuros se afincan en el país, sin dudas que habrá jornadas sombrías  para la relativa estabilidad social que irán escalando hasta un estado de inseguridad inusitado.

imagen_618x464

Estas conclusiones surgen por un motivo claro, pero que se halla escondido en la profundidad del inconsciente colectivo y que se vincula con un revanchismo siempre presente en la cultura argenta. Sin dudas que esto será explotado por los “aliados” externos del nuevo gobierno y solo Dios sabe, hasta qué grado lo harán.

Anteriormente lo habíamos previsto (1), la cantidad de errores y sus posicionamientos dubitativos del gobierno de la presidente CFK no podía conducir a otro resultado. Una de las mejores decisiones políticas tomadas en torno a las alianzas estratégicas, especialmente referida a las establecidas con Rusia y China, con el asenso del gobierno de Macri será abandonada.  Las posibles tratativas para restaurar la operatividad de las Fuerzas Armadas con sistemas de la Federación rusa o la adquisición de reactores para recomponer la desarticulada Fuerza Aérea, quedarán en el arcón de los recuerdos que como siempre, serán el testimonio de lo que “Argentina pudo, pero no fue”.

Hasta un escolar de diez años puede darse cuenta que Argentina será enganchada al furgón de cola de EEUU, con lo cual –y ante las peligrosas circunstancias que se presentan- podría llegar a absorber las consecuencias de los juegos sucios que se están desarrollando en otros escenarios. Se sospecha que este sector político ha establecido contactos con los sectores ultraconservadores del estado profundo estadounidense,  que tiene ente sus más reconocidos representantes nada menos que la senadora Hillary Clinton y al veterano senador John Mc Cain.  Esto no representa ninguna buena noticia para el país, dado que  uno es el promotor del desastre político, humanitario y bélico  que se desató desde el 2010 en el norte de África y el otro el continuador y fomentador de esos mismos planes contra Siria.

 

MACRI-HILARYNY

Por lo que se puede intuir y a la vista de los contactos que se han establecido con Washington, no sería nada extraño que en unos meses los argentinos puedan ver caminando muy alegremente por las calles de Buenos Aires a Hillary Clinton que de seguro, será agasajada como una notable figura. Y aún bastante más chocante, sería el que criminales con amplios prontuarios en su haber, puedan entrar tranquilamente al país sin miramientos.

La sorpresiva y no informada travesía de la 4º flota del comando sur estadounidense por nuestras aguas australes no ha sido una casualidad ni mucho menos. A pesar de que oficialmente se dirigía a Punta Arenas para participar en el operativo “BlueSky” con la Armada chilena, ésta escuadra liderada por el portaaviones  USS “George Washington”(2) se mantenía –y aun hoy mantiene- un itinerario de ruta dentro de las aguas nacionales. Sin dudas, ésta fuerza naval mantiene contacto con sus aliados británicos que tienen su base en las islas Malvinas desde donde–y dicho sea de paso- se celebra la llegada del nuevo gobierno “pro-angloamericano”.

Oficialmente y en temas más pueriles, los primeros lineamientos del futuro gobierno parecen apuntar a un desarrollo geoestratégico meramente mercantil abriendo una ruta por el pacifico, estableciendo un eje con países como Colombia, Perú y México, abandonando a Venezuela, Cuba y todo el apoyo que se había formado mediante el UNASUR.

En ese mismo sentido, parece claro que el gobierno de Macri apuesta por respaldar políticamente a la oposición anti-bolivariana dentro y fuera de Venezuela, lo que para el tenor del asunto no es poco. Por supuesto que ello es aplaudido por los sectores de la oligarquía venezolana (3) que ha perdido mucho dinero por la instauración de un gobierno socialista. Sabiéndolo o no, el futuro mandatario argentino estaría cooperando con las planificaciones que desde hace muchos años, el Departamento de estado norteamericano y gobiernos aliados como el de Francia e Israel, buscan para derrocar el sistema político fundado por el fallecido Hugo César Chávez  mediante los archi gastados argumentos de la violación a los derechos humanos, la falta de libertad informativa y la crisis económica que campea al país.

Anuncios

¿DE DÓNDE SURGE EL AUGE DEL TERRORISMO?

bandera-falsa-featured

Vean como un nocivo coctel de engaños, mentiras mediáticas y millones de dólares, cubren la realidad de lo que hay detrás del terrorismo internacional

Por Dany Smith y Claude D´Puaux.

Desde el inicio, no fue nada difícil a los grandes medios y su comunicadores, endilgarle las culpas al “terrorismo islámico” de todo crimen o bomba que explotaba alrededor del mundo, especialmente a las que sacuden alguna capital occidental. Pero el prejuicio no sería tan grave si una vez advertidas las infundadas acusaciones, ésos mismos medios, periodistas y claro, los gobiernos para los que trabajan, saben que todo es mentira y continúan en la misma línea.

Los últimos acontecimientos en París han revelado una realidad que los gobiernos involucrados en la agresión contra Siria, trataron de mantener oculta a cualquier costo. Los supuestos grupos de terroristas auto organizados y con una dirección propia, solo son una pantalla de un programa mucho más complejo, elaborado y muy bien financiado desde  el exterior. Para ello, las agencias de inteligencia occidentales y sus colegas militares se han encargado de crear las condiciones de caos ideales dentro de los países árabes para obtener en ellos los bolsones aspirantes para ser la carne de cañón para engrosar los diferentes grupos de mercenarios que como “Al Qaeda”, “Ejército Sirio Libre”, “Al Nusra” y una veintena más de denominaciones  que por unos 300 dólares por día, pelearan contra las autoridades que gobiernan los países objetivo. Tan simple como sucio, así es este juego, donde por un lado los chicos de la CIA arman y generan el caos desde la sombra y los militares apoyan a los gobiernos de los países que invaden sin saber que están siendo usados como meros “dummies” de prueba.  El ejemplo más claro de esto último ha sido Iraq y que al día de hoy se debate entre una subsistencia miserable o una partición regional.

Para potenciar estos planes, era necesario inclinar un poco la balanza. En el oeste de Iraq los grupos de la resistencia nacional sobrevivían a duras penas tras una década de lucha contra los norteamericanos y su gobierno colaboracionista de Bagdad. Fue necesario darles una “ayuda” para que superaran –aunque más no fuera temporalmente- a las fuerzas gubernamentales de Al Maliki. Simplemente, un negocio redondo.

Mientras los mercenarios de la flamante franquicia reclutados y armados por la CIA y sus socios saudíes se aprestaban a colarse por todo el norte de Iraq, desde Washington los estadounidenses seguían vendiendo armas y vehículos blindados a los incautos del partido Dawa que muy tarde se darían cuenta que habían sido traicionados.

Ha quedado probado al detalle cómo todos estos grupos –especialmente el Daesh- recibieron y siguen recibiendo un constante financiamiento que pasa por diversos bancos sin que la “inteligencia estadounidense y británica” hicieran algo por bloquearlo. Esto despertó serias sospechas en la verdadera iniciativa por tratar de cortar el necesario financiamiento de las operaciones. Pero las mejores y más claras evidencias se hallan en el terreno, donde con pasmosa tranquilidad se ha podido ver como los grupos cruzan desde y hacia territorio turco con todo tipo de vehículos, armas y equipos que serán luego empleados contra los sirios.

 

F201108231004501872036301

El estado turco está claramente comprometido en todo esto pero, obviamente no puede hacerlo sin el consentimiento de Washington y de la OTAN.  Prueba de esto último ha sido claramente el derribo de un avión SU-24 que operaba a un kilometro dentro de la frontera turco-siria (1), lo que traerá consecuencias en breve. Las excusas de los turcos fue que el avión amenazaba su espacio aéreo pero estaba claro que solo fue una excusa. El hecho era que los SU-24 estaban destrozando las líneas de abastecimiento y corredores de transporte del crudo que es robado de los campos petroleros de Deir Zor en el norte de Siria.  En un solo día, los aviones rusos habían convertido una de las rutas del tráfico en un río de fuego y humo negro de unos cientos de camiones hechos añicos que se dirigían al puerto turco de Ceyhar.

Pero la crónica del auge del “terrorismo” contemporáneo no empezó con este incidente y tampoco con la charada denominada Primavera árabe.Según algunos informes y filtraciones de cables secretos (2) entre 2009 y 2010, EEUU por medio de sus agencias de inteligencia trabajaba activamente y sin pausa en el reclutamiento y preparación de grupos insurgentes compuestos por elementos de África, el Medio Oriente y Asia bajo la denominación “Red Cells” que serían dirigidos por la CIA (3). En estas actividades que se orientaban a operar en el exterior –casualmente en el Norte de África y el Medio Oriente- estaba complementada con programas internos de reclutamiento a cargo del FBI, algo que no sorprende para los conocedores de la mecánica de contrainteligencia estadounidense.

A las filtraciones de documentos clasificados y material interceptado por hackers solitarios,  no había que olvidar la proporción de valioso y sensible material informativo provisto por funcionarios dentro de las mismas agencias gubernamentales estadounidenses que como el caso de Eduard Snowden o de soldados destacado en Iraq y Afganistán, terminaron cerrando el círculo de las evidencias que comprobaban una anormalidad en el accionar de las agencias y las fuerzas estadounidenses en su llamada “guerra contra el terrorismo”.

Precisamente en el caso de Snowden, tan molesto ha llegado a ser para los intereses de Washington, que muchos representantes del Congreso han llamado abiertamente a cazarlo y condenarlo a muerte por traición.

Es algo seguro, que si este ex agente de la NSA no contaba todo lo que sabía, hoy habría desaparecido misteriosamente sin que jamás se supiera que le habría ocurrido. Pero, tras tomar las previsiones del caso, no solo reveló las molestas infidencias sobre la operatividad de su agencia sino y mucho más caustico para la Casa Blanca y el Pentágono, comenzó a revelar sus diversos programas ultra-secretos en los que EEUU invertía miles de millones de dólares. Uno de ellos, es el referido al “terrorismo” como un arma más, una táctica en esta nueva forma de hacerse con el control de otros países y que, tras las últimas revelaciones, dejan a la inteligencia estadounidense en un sitial de mayor sospecha.

Esto último se agravó cuando Snowden advirtió que “EEUU sabía que habrían ataques en París” y pese a la advertencia, tanto las agencias norteamericanas como sus homologas francesas dejaron que las acciones se concretaran.  Salvo por el aviso de un sector del espionaje israelí que advirtió unas horas antes al sistema de seguridad de la comunidad judía francesas, nadie más supo lo que se venía. El grado de acierto de Snowden fue proporcionalmente inverso a la  furia de los personeros de las agencias norteamericanas que literalmente, piden su cabeza a cualquier precio (4)

Pero no solamente las agencias estadounidense participaban en este “dejar hacer y dejar pasar”; según investigaciones sobre la actuación de las agencias de inteligencia francesas (DGSE) en torno a los ataques del 13 de noviembre, había mucho porque cuestionar a los ex jefes del área y a altos funcionarios del  “Palacio del Eliseo” dado que habrían  desdeñado sin motivos ciertos, el acceder a valioso material de inteligencia que se refería a potenciales terroristas franceses que estaban operando en Siria . Sobre esto, los mismos sirios le ofrecieron al entonces gobierno de Sarcozy, información sobre la cantidad y la identidad de extremistas franceses que habían llegado al país (5).  Esto además, se enmarcó en el desastre político que significo para el primer ministro Nicolás Sarcozy, el haber sido descubierto operando junto a las bandas mercenarias que fracasaron estrepitosamente en dar un golpe de estado con apoyo militar francés.  Al caer en desgracia y ante las evidencias –más de una docena de franceses capturados en Baba Amr 2012- Francia acordó con Damasco retirarse del conflicto y respetar la soberanía de Siria.

Pero apenas asume el socialista Hollande, se acerca aún más a los planes de Washington, rompe tácitamente este acuerdo y retoma las actividades subversivas contra Siria algo que al ser advertido por el funcionario Edouard Lacroix y antes de exponerlo al Parlamento,  por orden del mismo Francois Hollande fue asesinado. Casualmente, el gobierno de Hollande y Benjamín Netanyahu de Israel comenzaron a ahondar sus relaciones bilaterales, especialmente encaminadas a colaborar en darle nuevas perspectivas a la lucha contra Siria. En ese contexto se producirá el ataque a “Charlie-Hebdo” –rodeado de varios hechos nada claros- y éste último episodio de una clara operación de “Bandera Falsa” por la cual, Hollande se presenta como víctima escudándose tras la muerte de sus compatriotas.

Los rastros de este juego sucio y siniestro salpican toda la región y a la altura de las circunstancias, se le hace imposible a Washington y a sus socios tapar las evidencias de semejante enjuague. Las pruebas de las inconsecuencias y las incongruencias que rodearon a este último presunto ataque del “Estat Islamic” en tierras galas quedan a juicio de los hombres y mujeres juiciosos y críticos, que sin barreras o limitaciones pueden analizar  sin condicionamientos lo que realmente paso en esa jornada.

“¿PORQUÉ CARRIÓ NO QUIERE UN CARGO EN EL GOBIERNO?

0000343296 (1)

Por qué repentinamente, Elisa Carrió desiste de ocupar uno de los cargos más ajustados a su sed de Justicia y Verdad

Tras el triunfo de la fórmula presidencial de CAMBIEMOS, varios puestos clave entraron en compulsa para ser ocupados por los funcionarios  estrella de éste mosaico centroderechista muy peculiar. Uno de los puestos clave en este nuevo gobierno es sin dudas, el del Procurador de la Nación. Se dijo que Mauricio Macri le había prometido a Elisa Carrió que de ganar la presidencia, le daría este alto cargo para que se investigaran los escandalosos casos de corrupción del gobierno K (1).

Durante años si algo representó a la persona de la diputada Carrió, fueron sus estridentes pero nada desacertadas denuncias contra altos personeros políticos y empresarios, que entre otras cuestiones, se vinculaban con el lavado de activos provenientes del narcotráfico. Sin lugar a dudas, la diputada ha demostrado que tiene el cuero duro para resistir la presión de los sectores vinculados con estos negocios sucios que incluyen a muchos sectores de la política nacional y que desde hace bastante tiempo, han permeado en la vida institucional de todos los estamentos gubernamentales.

Pese a que muchos la tachaban de loca o de ser una denunciadora compulsiva, lo cierto es que sus presentaciones judiciales resultaban tener suficiente sustancialidad como para que, al menos, muchas veces las causas quedaran en un eterno Stand By  hasta que algún juez con “pelotas” se atreviera a darle curso. Pero no todo lo que brilla en el planeta Carrió es oro.

Algunos han puesto de manifiesto sus dudas sobre la imparcialidad que Carrió pretende mostrar en su combate contra la corrupción. Esas dudas se extienden a su curiosa visión sobre cuestiones sensibles en cuanto a las relaciones internacionales de Argentina con el concierto mundial.  Con una retórica neosionista, la diputada se hubo aventurado a tomar posición en su visión en el conflicto árabe-israelí, dando su mano derecha a Tel Aviv mediante una mezcla de posicionamiento político de izquierda, mesianismo judío y un toque del sionismo religioso, que pretende justificar las criminalidades del estado judío.

 

20 verdades Elisa Carrio

En esa línea, la diputada brega por que el memorando de entendimiento con la república Islámica de Irán, sea dejado sin efecto. Esta es la misma línea de los grupos sionistas nacionales e internacionales, que a su vez, cierran filas con los planes de la geopolítica israelí que se digita desde Tel Aviv. Como una forma de contrarestar “este lado negativo de la realidad israelí”, Carrió y varios de sus compañeros de éste mosaico político, no dudan en señalar como “el modelo para la Argentina” que el de Israel.

Uno de los promotores de esta idea, es su viejo compañero de fórmula Héctor “Toty” Flores, quien embelezado tras haberlo llevado de viaje por el estado judío,  agasajado como a todo turista, fue paseado lejos de los dolores de los palestinos y por supuesto, del otro lado del murallón del Apartheid volvió al país asegurando que todo lo que se dice sobre la violencia y las barbaridades que comete Israel no son reales.

Ciertamente que Israel se perdió un buen partido con el “Toty” Flores, ya que de haber ganado con la fórmula presidencial acompañado de Elisa Carrió, literalmente Tel Aviv habría puesto al país como un aliado político en el Cono sur.

Pero volviendo al “por qué” Carrió no quiere un puesto y menos aún el de Procurador, las suspicacias resuenan para varias direcciones. Primeramente, nadie se va a creer que Carrió es una gran persona desprendida y noble, que emulando a los grandes de verás como San Martín cede sus intereses por el bien de la república; por favor, quién a la altura de las circunstancias puede creerse eso? No, las razones de esto, están más bien orientadas a los asesoramientos que recibe de uno de los más consultados oráculos que le acompaña a todos lados.   Según algunas fuentes, pese al triunfo obtenido el domingo 22 de noviembre, Carrió fue advertida por su “oráculo” de que las cosas no iban a estar tan livianas como para estar contentos.

Aparentemente, el traje le queda grande a la diputada y siguiendo a esos consejos, si entra a ocupar la más alta magistratura del Ministerio Público debería lidiar con temas tan sensibles como escabrosos, tanto que los peligros que se ciernen sobre el horizonte son tan reales como cercanos. Aparentemente, influida por estos misteriosos consejos, la “valiente” Carrió se lo pensó mejor y para tapar esta falencia salió al cruce de las propuestas del nuevo presidente, tirando la pelota al corner diciendo que “quiero que el procurador sea el fiscal Campagnoli”(2).  Para quien no esté al tanto de la realidad política argentina, ésta actitud puede llegar a verse como de una hidalguía envidiable; pero para quienes estamos al tanto de cómo se mueven estas aguas negras, la decisión solo esconde un temor o algo que limita a la indomable diputada.

No caben dudas que entre las limitaciones que podría afrontar en ese cargo, será la investigación coherente de los atentados contra la embajada de Israel, la voladura de la AMIA y la muerte del fiscal Nisman, éste último rodeado de un sinfín de pistas que conectan al difunto con las redes de inteligencia extranjeras dirigidas para armar al “culpable islámico” encarnado en Irán. Si Carrió aceptara el cargo de procurador y obrara sobre la base de un funcionamiento leal e imparcial, no podría evitar tener que tocar a las agencias de inteligencia y grupos de presión de sus tan admirados países.

“LA MORAL DE LOS INMORALES”

ELAI-cas

Cómo crece cada día la conciencia en la opinión mundial sobre la realidad de la población palestina ante la brutal ocupación israelí justificada por el intelectualismo y ls propaganda sionista

Lejos y tan cerca a la vez, es el dolor ante la brutalidad que soporta la población palestina a manos de las autoridades sionistas de Tel Aviv que riegan impunemente la sangre de hombres, mujeres y niños sin que las organizaciones internacionales tomen carta en el asunto.  Pero a pesar del silencio de los grandes medios y de los “periodistas” comprometidos con la realidad, la verdad de lo que sucedió y sigue sucediendo en la Palestina ocupada por un régimen racista, xenófobo y de Apartheid se cuela sin que sus costosos operadores puedan evitarlo.

El problema de violación sistemática y atroz de los derechos humanos de la población palestina sin distinciones de edad, sexo o condición, ha saltado los grandes murallones de concreto para que se conozca en el mundo, cómo las autoridades ocupantes infringen dolor, sufrimiento y robo a miles de árabes palestinos por esta condición.

Las golpizas, los arrestos arbitrarios, las represiones desmedidas y las torturas mediante novedosos y horrorosos métodos, son algunas de las vivencias de la población que resiste con uñas y dientes las imposiciones de un poder sionista inhumano.  Incluso, el régimen sionista se cargado con la vida de ciudadanos de otras partes del mundo por haber demostrado su solidaridad con la causa y la lucha del pueblo palestino. Uno de esos eventos fue el brutal ataque de las FDI a la flotilla de la Libertad en 2010 que costó la vida de diez extranjeros algo por lo cual, el actual primer ministro y varios de sus funcionarios son requeridos por la justicia de varios países, algo de lo que Tel Aviv presiona para que las causas judiciales se cierren (1).

Estos hechos que se encuentran ampliamente documentados que son conocidos por los gobiernos del mundo y tras la creciente concientización de la opinión pública, han comenzado a ser vistos y evaluados por muchos de éstos llegando a considerar que Tel Aviv debe detener estas políticas genocidas sino quiere ser aislado de la comunidad internacional. A contraparte de esto, los simpatizantes de Israel y sus intelectuales tratan de minimizar esta realidad de arbitrariedades y brutalidad hablando de las bondades y de la paz en la que se viven en los “Kibbutz” –granjas colectivas-  que dicho sea de paso, son erigidos sobre terrenos usurpados a los pobladores palestinos.

Pese de que los medios occidentales ocultan la situación jurídica de estos crímenes, el mismo Benjamín Netanyahu está en la lista de los funcionarios israelíes requeridos por la justicia de varios países, entre ellos europeos y entre éstos últimos Inglaterra.  Se había visto desde comienzos de año, como Netanyahu y su gobierno de coalición de ultraderechistas, aspiraban por subir la apuesta y desde su gobierno, comenzaron a estimular la violencia contra la población palestina.

 

gaza1-709432

A pesar de que Israel lanzo todo su poder destructivo sobre las poblaciones y centros urbanos de la Franja de Gaza en 2014 (2), los palestinos que no temen a la lucha, se han alzado para reclamar con más fuerza los derechos indeclinables al retorno de sus territorios robados y al ejercicio de su propia soberanía. A toda costa y por todos los medios, el poder israelí en Tel Aviv y sus partidarios en el exterior unidos bajo el ideario sionista, han tratado de borrar todos los historiales informativos en el internet que testimonian las masacres que se habían cometido contra la población civil y que cínicamente, fue justificada por el mismo Benjamín Netanyahu.

Este comportamiento psicopático del primer ministro israelí, secundado por un gabinete de ministros, generales y jefes de sus agencias de inteligencia del mismo calibre, llegó al punto culmine cuando para mediados del mes de septiembre de este año (3), lanzó una agresión contra los lugares santos del Islam en Jerusalén. Tal como lo había hecho su antecesor Ariel Sharon allá por septiembre del 2000, provocando  a los peregrinos que rezaban en las mezquitas para desatar una ola de violencia que justificara mayores medidas de represión contra la población árabe-palestina.

Esta situación lejos está de haberse aplacado y el régimen sionista de Tel Aviv ha redoblado la apuesta al aplicar más fuerza bruta para acallar las protestas y las reivindicaciones palestinas. Otra parte de esta situación, es la de los reclusorios y las sofisticadas salas de tortura de los israelíes en donde además de dañar física y psicológicamente a la integridad humana del palestino, sirven como polígonos de prueba en donde los presos palestinos sirven como conejillos de indias para el testeo de las armas más  novedosas y dañinas que luego venden a algunos de sus más exclusivos clientes.

 

rabino-contra-el-sionismo

Precisamente en esta industria siniestra –y muy lucrativa-, participan muchas empresas y corporaciones que han celebrado contratos con gobiernos y agencias de varias partes del mundo, entre algunos de ellos  Argentina, que desde hace bastante tiempo recibe la asesoría en el área de entrenamiento a las policías (incluida la de la pcia de Bs As) y la venta de algunos equipos militares usados (4).  Pero las  relaciones en estos ámbitos no se limitan a estos simples campos de la seguridad y la defensa,  sino que existen conexiones más preocupantes y mucho más sensibles para la integridad de los derechos de los ciudadanos. Una de las empresas muy vinculadas a las fuerzas represivas israelíes y sus agencias de inteligencia es la “G4S”, que con frente de presentación comercial en Londres, presta una amplia variedad de servicios de vigilancia en las prisiones israelíes y que hoy por hoy, tiene contratos con municipios de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

Precisamente por la intolerable situación de la población palestina bajo las constantes violaciones de derechos humanos y  masacres  ejecutadas por las FDI y sus cuerpos antiterroristas de la Shin Bet, es que desde hace un tiempo y en todo el mundo, como medida de protesta, se ha venido  boicoteando los productos, empresas y sociedades comerciales israelíes que  tratan de hacer negocios con los gobiernos  extranjeros, a costa del sufrimiento de la población palestina (5).

De esta manera el movimiento BDS –Boicot, Desinversiones y Sanciones (6)-  contra el Apartheid israelí, nació del seno de la misma comunidad palestina y logro salir de la cerca impuesta por el sionismo israelí buscando que se tome conciencia en todos los gobiernos que negocian y acuerdan con el estado de Israel, de que existe una realidad nefasta e inhumana que ese estado y sus agentes, ejecutan, promueven y justifican sistemáticamente como una normalidad demostrando un grado de cinismo, racismo y desprecio por los semitas palestinos que  no se condice con las presuntas noblezas que pregonan los intelectuales sionistas.

A pesar de que el fuerte poder económico sionista trata de disolver esta iniciativa, no lo han logrado quedándole como una de las tretas muy utilizadas históricamente para tratar de destruir a un enemigo, es infiltrarla para tratar de cambiar la naturaleza del proyecto BDS. Aunque ello pareciera muy retorcido o que conllevaría mucho tiempo para lograr un propósito semejante, la actividad de sectores del sionismo internacional hace tiempo ya pusieron manos a la obra para tratar de secuestrar el proyecto y aprovecharlo en pro del mismo estado de Israel

“FRANCIA: SE AMPLIAN LAS SOSPECHAS SOBRE IMPLICANCIAS INTERNAS”

56472d7ac36188f7028b4659

Pese a las costumbristas aseveraciones sobre los presuntos autores de estos ataques, con una mirada más detenida de lo ocurrido, se pueden ver otros rastros que Paris pretende ocultar

Habíamos visto en una artículo anterior, como lo que los medios presentaban como un múltiple y sorpresivo ataque “yihadista” en plena capital francesa, tenía varios huecos que no podían explicarse con los monolíticos discursos que provenían de los medios informativos afines a lo que surgía de las fuentes oficiales (1).  Con estos contundentes y cruentos hechos achacados a los “extremistas musulmanes”, los sectores de la derecha francesa, muy ligada al sionismo trasnacional, han obtenido magnificas ganancias políticas para sus idearios y seguramente, lograran plasmar estas, en una profundización de la legislación invasiva de la vida privada de cada ciudadano francés –según la Ley de Información de Inteligencia, votada en Junio del 2015- que descargara sus frustraciones sobre los árabes y la amplia comunidad islámica que convive en el país galo.

También y recordando a lo que habíamos dicho, si los franceses pretendían saber la verdad de lo que llevó a que sus propias calles se conviertan en escenarios subrealistas de batallas que solo se veían en Siria y que lo más cerca que habían estado de cosas así,  era lo ocurrido en la ex Yugoslavia en la década de los noventas, debían revisar con meticuloso detalle, las actividades y relaciones de sus agencias de inteligencia con sus colegas anglosajones y sectores del extremismo militante que se extiende desde el norte de África hasta Bruselas, Bélgica.

Algunos casos estas conexiones han sido tan escabrosas como bochornosas para las autoridades francesas, en los cuales  se han revelado más bien, operaciones de “provocación” que de  prevención y combate al extremismo militante (2) .Cualquiera que aborde por primera vez estas temáticas podrá asombrarse ante el tenor de lo que se ventila y con sana curiosidad preguntarse ¿qué pueden ganar creando estos grupos? La primera respuesta que se viene a la mente es; “una justificación para los presupuestos negros que manejan éstas agencias”; pero también, la cobertura de intereses ajenos al interés nacional que busca consolidar una sensación de que el Islam y todo lo que ello representa, es un peligro para occidente.

Pero en el uso extendido de éstas tácticas sucias, donde el engaño y el artificio, matizadas convenientemente con la desinformación sistematizada,  juegan un papel preponderante para el posterior despliegue de políticas legislativas que ya se encuentran previamente elaboradas y guardadas en un cajón hasta que éstos hechos se materialicen, se han llevado la vida de muchos inocentes que pagan por las masacres de otros miles de inocentes más. Si recordamos los ataques contra el semanario Charlie Hebdo nadie interpretó cuales eran los reales objetivos de este hecho. Hoy y a meses de aquel hecho, investigadores serios como el periodista francés Therry Meyssan han descubierto que el jefe redactor de esa revista había recibido la suma de 200 000 euros para que continuara con su campaña antimusulmana y que los atacantes estaban vinculados con los servicios secretos franceses (3) los cuales para ejecutar dicha faena, usaron armas que actualmente se encuentran bajo SECRETO MILITAR.

Claramente, en aquel hecho este tipo de curiosidades sembraron más dudas que certezas y dejó en muchos el mal sabor a lo nebuloso.

Todo ese misterio en torno a lo ocurrido en aquella ocasión y que desde los medios se pretende plantear como la prueba de que ambos hechos fueron obra del “Estado Islámico”, en realidad busca esconder una situación mucho pero mucho más compleja que éste simple libreto de “terroristas malos” y “autoridades francesas buenas”. Tal cual como lo había señalado Vladimir Putin en la cumbre de Sochi en 2014, cuando ante la atenta audiencia de periodistas –entre ellos norteamericanos y británicos- aseveró que los llamados rebeldes sirios eran meros mercenarios y como tales, pelearan para quien mejor les pague.  Y tal como lo señalan varios mitos de la historia del terrorismo internacional,  a pesar de que algunos de los más afamados “terroristas” como fue “Carlos”, que con formación marxista y un acendrado odio a lo occidental, se alineó a la lucha de la OLP contra el Mossad en Europa, por dinero realizó atentados tanto para Libia como para Israel. Actualmente, el denominado “Califa” llamado Abu Bakr Al Bagdadi (4) no es más que un agente insertado junto a la franquicia del ISIS dentro del caos que reinaba en Siria. Y es en esta tela de araña, en la cual se entretejen los más oscuros planes para modificar situaciones geopolíticas, Francia quedó atrapada por las inconscientes maniobras de sus gobernantes y sus agencias de inteligencia, que tal como lo explica Therry Meyssan en uno de sus medulosos artículos la han dejado como un rehén de una guerra que no tiene fin (5)

En los ataques que habrían realizado dos hombres cargados de explosivos en cercanías del estadio de futbol,  fue justamente allí y casi inmediatamente donde las autoridades francesas anunciaron que habían hallado dos pasaportes árabes, uno sirio y otro egipcio, que habrían sido llevados por los atacantes al momento de detonarse sus cargas explosivas. Lo curioso era que ambos pasaportes, estaban intactos como si las detonaciones de sus presuntos portadores no les hubieran afectado.  Esta incongruencia se asemejaba a las aparecidas tras los atentados del 2001 en EEUU donde se las autoridades alegaron que habían encontrado los pasaportes de los pilotos que habían estrellado los aviones (¿¿) Era  un milagro que donde el fuego y el calor habían derretido grandes vigas de hierro, pasaportes de papel aparecieran casi sin rasguños (6).

Otra curiosidad que se registro en otro de los blancos –el Teatro Bataclán- de estos supuestos “yihadistas”, fue que tras el ingreso de estos tipos al recinto, sacaron sus fusiles AK-47 –otras de las cuestiones que darán mucho que hablar- y tras recargar cuatro veces –lo que se estimo como unos diez a quince minutos de disparos- sin que la policía fuera advertida de los estampidos que produce un arma de guerra en una zona urbana. Recién al paso de dos horas, aparecieron los policías cuando ya no eran necesarios.  A esto sin dudas, habría que hacer una gran reflexión sobre la calidad de las investigaciones que, dicho sea de paso,  para las primeras luces del sábado –increíblemente- ya habían terminado.

Igualmente, fuere un trabajo interno o una verdadera operación terrorista llevada a cabo por el ISIS propiciada por la infiltración de extremistas tras la avalancha de refugiados de apenas un mes atrás, los antecedentes contemporáneos sobre las participaciones bélicas abiertas y subterráneas  de Francia y sus socios europeos –alineados con Washington- contra poblaciones árabes, dan amplísimos argumentos –no justificaciones- para entender de donde salen los fundamentos para que grupos terroristas simplemente busquen matar a cuantos franceses se les cruzaran por el camino.  Recordando uno de los testimonios de un periodista que pudo ver claramente a los atacantes cuando irrumpieron en el “Bataclán”, según las señas descritas no parecían árabes, disparaban ráfagas cortas –como lo harían comandos- y algo mucho más curioso, hablaban perfecto francés sin acentos.

Como habíamos visto anteriormente, con el ascenso de Nicolás Sarcozy al poder, Francia comenzó a introducirse en forma progresiva y profunda en los planes de la reconfiguración del norte de África y del Medio Oriente que llevaría al colapso de varios estados para instaurar regímenes títeres que facilitarían el control de los recursos energéticos y sacarlos para los mercados occidentales sin pagar absolutamente nada.

Para poder justificar estas intromisiones los medios informativos y personajes como el filósofo sionista Herni Levy, jugaron un papel preponderante para maquillar mediáticamente los horrores que la OTAN cometería sobre las poblaciones en Libia.  Simplemente se trató de un asalto violento para zaquear sus riquezas.

Cuando postraron a Libia en la miseria y el caos, el siguiente objetivo era Siria, que seguramente calcularon que sería mucho más fácil, obviamente manipulando a conveniencia el mecanismo del Consejo de Seguridad. Pero las cosas no solo salieron mal, sino más bien fueron imprevistamente pésimas para Francia. Seguramente en Paris comenzaron a ver que no habría sido una buena idea el haberse involucrado en todo esto y tal vez, algún que otro ministro –en algún momento- hubo sugerido que había que cortar por lo sano.

Pero Hollande no cambió estás injerencias y peor aún, las profundizó a tal grado de que pese a que más del 60% de los franceses le dijeron que no a la participación de Francia en la guerra en Siria, igualmente y a espaldas de su pueblo continuó operando contra las autoridades del gobierno legitimo sirio y haciendo lugar a las continuas sugerencias del gobierno de Benjamín Netanyahu de endurecer su posición con los musulmanes franceses.

“QUÉ PASO REALMENTE EN FRANCIA”

Analisis-Dios-No-quiera-que-esto-suceda-Terrorismo-en-Francia_61900

Como la compleja trama que involucra agencias de inteligencia, grupos terroristas y dineros negros buscan crear el llamado choque de civilizaciones

Se trató sin dudas  de  la crónica de una masacre anunciada.  Por supuesto que los grandes medios desinformadores y los periodistas del “Status Quo” francés y occidental lo achacarán a los malvados terroristas islámicos que conllevara a una avalancha de islamofobia que fortalecerá las desconfianzas que han venido siendo fomentadas –con o sin motivos-contra toda la comunidad islámica.  Ahora los muertos franceses por estas acciones, serán el centro y el fondo de las noticias que taparan muy convenientemente a “los otros muertos” que se vienen apilando desde años en las morgues sirias e iraquíes.

Es a partir de esta panorámica, es que se puede evaluar con real magnitud que es lo que ha ocurrido y cuáles son sus posibles causas.  Para ello, los mismos franceses deberán taparse la nariz para poder resistir la nauseabunda verdad que se oculta sobre éste brote de terrorismo  y las intimas implicancias de los sectores más oscuros de su gobierno. Haciendo una breve reseña histórica de cómo fue escalando esto, debemos remontarnos a mediados de mayo del 2007 cuando el candidato a ministro de Francia Nicolás Sarcozy surge vencedor de las elecciones, sale a la palestra, acusaciones de que su campaña millonaria había sido sustentada por los dineros del gobierno de Muhammar Al Gadafy (1). Ni bien se acomodo en el poder, Sarcozy comenzó a plegarse a los planes geopolíticos que Londres le estaba susurrando al oído y que a su vez se vinculaban a un gran evento que reconfiguraría políticamente –o al menos así lo esperaban- el norte de África y el Medio Oriente.

Con las agitaciones que derribaron al gobierno tunecino en 2010 y las que se gestaron en el Cairo que culminaron con la caída de Hosni Mubarak, se fue creando una fuerza clandestina de choque organizada. Inmediatamente comenzaron a infiltrase en Libia y poco a poco, los francotiradores y hombres armados irrumpían medio de manifestaciones populares sembrando la muerte y confusión.  A la par los medios occidentales, aprovechaban para redactar las noticias a medida y conveniencia de los intereses de los instigadores que desde Washington, Londres y París digitaban los acontecimientos.

Entre aquellos estuvieron los servicios de inteligencia y militares franceses, quienes colaboraron con las mismas células de “Al Qaeda” en Libia que trabajando en la clandestinidad, habían estado durante buena parte de la década de los noventa atacando al gobierno de Gadafi. Claramente a Sarcozy no le importó el apoyo económico que había recibido unos años antes de su homologo libio que ahora, ante estas nuevas circunstancias debía ser eliminado. Una vez derrocado el gobierno en Trípoli, las agencias de inteligencia que colaboraron con esto –entre ellas el DGSE- continuaron trabajando para su nuevo objetivo: Siria. Como si se tratara de una mecánica bien ensayada, se comenzaron a dar los mismos fenómenos de  protestas espontaneas contra el gobierno en varias localidades de ésta república árabe. Al comienzo aquellas eran claramente populares pero, de pronto comenzaron a suceder los mismos y extraños hechos que se cubrían detrás de éstas reclamaciones callejeras. Francotiradores, pistoleros aparentemente aislados, disparaban contra policías y manifestantes a la vez;  al mismo tiempo, todo esto era deformado por los medios y presentado como represión gubernamental.

Tal como lo habían ejecutado en Túnez, Egipto y Libia, las agencias de inteligencia a la espera de que se obtuviera la masa crítica,  se preparaban para dar su golpe de gracia y descabezar al gobierno en Damasco  colocando a un “títere” que simplemente disolvería la unidad nacional. De esta manera,  la DGSE y sus colegas, prepararon  desde Libia y con bases en suelo turco lo que se conoció como el “Ejército Libre Siro”  que conformado por un grupo de oficiales desertores de las FFAA sirias, se vieron tentados –o más bien cohechados- para participar en la nueva aventura neocolonialista del siglo XXI.  Cuando los planes armados fracasaron en el terreno, los franceses y sus colegas británicos debieron huir para posicionarse en bases operativas en Turquía desde donde se lanzan en forma ininterrumpida grupos de mercenarios y armas para abastecer a los que ya estaban en el terreno. Sobre esto, cabe recordar que tras el fracaso de aquel intento, las fuerzas armadas sirias lograron capturar Baba Amr en Homs eliminando a más de 1500 mercenarios extranjeros y capturando a una docena de franceses, a lo cual se sumo la captura de 120 soldados  y varios oficiales franceses en la localidad de Zabadani ,  que a además de destara el escándalo a nivel diplomático más grave de Francia en lo que iba del siglo, costo la carrera política del mismo Nicolás Sarcozy (2)

Nicolas-Sarkozy-preocupado

De ese modo se puede ver que, la DGSE había venido teniendo mucho que ver con las operaciones secretas que desarrollaban –y aún continúan desarrollando- la CIA, MI-6 y sus aliados regionales delmujabarat de los países del Golfo y el Mossad israelí, vinculadas a la creación de grupos insurreccionales sin importar de que signo o procedencia fueran éstos.  Incluso varios de los comandantes de grupos armados que se alineaban al diminuto “Daesh”, denunciaban que muchos de los grupos que estaban saliendo de los campos de entrenamiento en Jordania estaban infiltrados por las agencias de inteligencia occidentales e israelíes. Casualmente, quienes denunciaban esto, terminaban asesinados.

En el caso de la participación de la DGSE, representaba una violación a su propia carta magna dado que, al estar librando una guerra secreta contra un gobierno extranjero y sin el sustento legal que permitiera estas actividades clandestinas, dejaba expuesto al mismo gobierno y a toda Francia a las consecuencias que podrían surgir de este peligroso juego que a los mismos estadounidenses parecía habérseles escapado de las manos.

Según algunos, la decisión de que los franceses se involucraran en estos planes, radicaba en que, principalmente la DGSE tiene una muy buena y aceitada relación con las redes del islamismo militante, especialmente de grupos argelinos como el GIA que desde hace décadas han venido sosteniendo una guerra de baja intensidad contra el estado francés que no tiene fin. De esta manera, sus colegas del DGSI –Inteligencia francesa interna- parecen haber demostrado una falta de capacidad para detectar, prevenir y mucho más evitar, ataques letales contra la seguridad ciudadana. Para muchos la relación entre sus servicios y las redes extremistas son tan  promiscuas que no se puede distinguir quien trabaja para la seguridad nacional, para otra agencia o para sus propios bolsillos.

 

clinton,cameron,sar

Sin dudas de que está crisis en la comunidad de inteligencia gala y que pudo verse con los hechos de Charlie-Hebdo a comienzos de año, ha sido blanco de estudios por academias de varias partes del mundo, llegando a conclusiones bastante desfavorables para estos  organismos europeos (3). Pero profundizando estos conservadores informes, si se quería indagar aun más sobre quienes habían sido los “presuntos” enmascarados que ingresaron aquella mañana al edificio de la revista satírica, las contradicciones y las curiosas situaciones que se produjeron unas horas posteriores a esos hechos, arrimaban los inoportunos  y secretos contactos entre agentes de la DGSE, agentes norteamericanos y marginales del submundo criminal que por dinero matarán a su madre.

Lo cierto es que desde el 2001, desde Washington se fueron implementando cada vez más políticas invasivas de la vida privada bajo la excusa del terrorismo y en Europa eso se viene acatando a pie juntillas sin que nadie –incluidos sus mandatarios- quede fuera de las escuchas y de las intervenciones de sus comunicaciones llevadas a cabo por la NSA o por las actividades de la CIA.  Ahora bien, si esto había venido siendo así, no se entiende como no se logró prevenir estos ataques que, para su orquestación y ejecución, debieron contar con una buena preparación previa. Incluso un medio israelí el The Time of Israel(4) había publicado que en la mañana del viernes 13 de noviembre, la seguridad de la Comunidad judía en Francia, había sido advertida de muy probables ataques contra de sus objetivos e incluso señalando que algunos de ellos, eran de activistas judíos que apoyan financieramente al FDI (Fuerzas de Defensa Israelies)

Lo cierto es que, había ciertos indicios de que algo estaba por ocurrir y algunos funcionarios franceses parecían saber algo. Para agregar mayores suspicacias a esto, algunos testigos importantes dentro de la discoteca, testimoniaron que algunos de los atacantes eran tipos normales, caucásicos y que al ingresar al recinto no gritaron nada y solo sacaron sus AK-47 y comenzaron a disparar indiscriminadamente contra cualquiera de los presentes.  Como sucedió anteriormente, uno de los atacantes perdió un pasaporte sirio –algo muy extraño ¿no?-  lo que agregaba una pista  muy sospechosa. Por último, éste periodista norteamericano que pudo detallar los pormenores de este evento, afirmó que esos tipos no tenían cinturones con explosivos o cosas por el estilo ni menos aún realizaron los tan alegados gritos “Alahu Akabar!

Tal como muchos están presintiendo, estos ataques buscan crear una ola de odio anti árabe y contra todo lo islámico, de la cual algunos sectores dentro y fuera de Francia muy seguramente aprovecharan para sus intereses.

Sin dudas, ante la magnitud de éste ataque, en dónde fue realizado, las características de los atacantes, la advertencia realizada a la Comunidad judía francesa en la mañana de ese mismo día,  la pasividad de la inteligencia francesa y –aparentemente- el total desconocimiento por parte de las fuerzas de seguridad de lo que se urdía, grafica un marco bastante  incogruente para un estado que apenas unos meses antes, había sido golpeado por el terrorismo.

Si tenemos en consideración todos estos  elementos, las preguntas surgen inevitables: ¿Acaso no existen canales de comunicación entre Tel Aviv y París? O mejor ¿Acaso el Mossad no advirtió a sus colegas del DGSE y DGSI sobre estas eventualidades?  O peor aún, ¿Será posible que se haya dejado hacer para cargar aún más las tintas contra la tan odiada comunidad islámica que tanto fastidia a la ultra derecha chauvinista?

“FERNANDEZ DE KIRCHNER O ELISA CARRIO”

Cristina-enojada

Rompiendo los mitos de que las mujeres son mejores o más justas al momento de manejar el poder político 

Desde antaño y en la creencia popular, se ha venido diciendo que las mujeres son más sensibles, más intuitivas y humanas que los hombres al momento de tomar decisiones. La Argentina ha podido comprobar la veracidad de esto y evidentemente, ocho años de presidencia de Cristina Fernández y compañía han sido suficientes para romper ese mito.

Como dice el tango “Cambalache”  el siglo XX problemático y febril, no podía haber previsto un panorama tan complejo e inesperado para una Argentina gobernada por una mujer en los comienzos del nuevo milenio.  Los temas de estado no siempre pueden ser arreglados con los llamados “toques femeninos” que tanto pretendió imponer la señora de pasado polivalente y sin ninguna convicción política. Clara muestra de ello es la misma fuerza política que se conformó como el Frente para la Victoria, hoy en desbande y con sus principales generales sacándose sus camisetas para un rápido recambio con aquel que gane en el próximo Balotage.

Ciertamente, CFK no demostró ser mejor que cualquiera de sus predecesores en el sillón de Rivadavia; tal vez abrió la puerta a sectores que antes estuvieron relegados de la política y asumió algunas medidas que pueden ser elogiables, pero no abandono la vieja costumbre de sus colegas varones: no pudo dejar de robar. Como cualquiera de sus predecesores, por acción u omisión, se paso la cosa pública por el forro de la conciencia y de ese modo, partidarios, amigos, íntimos, familiares de todos los grados y ascendencia pasaron a engrosar las filas de puestos gubernamentales  con generosos sueldos, pagados por la Nación.

Notoriamente con un discurso bien ensayado para la “popu” intentó revivir las explosivas palabras de Eva Duarte, tratando de manipular las emociones de los viejos recuerdos en las mentes de quienes conocieron la obra de aquella notable mujer.  Pero eso no fue efectivo; tal vez, bien pudo haberse convertido en actriz y protagonizar su obra cumbre representando a la líder de los descamisados.

Nadie duda de que CFK luce esplendida para su edad y que su cabello es magnífico, pero sus mañas y formas de maquinación son las mismas que la de cualquier viejo zorro de la política, solo que con polleras.

No cabe duda de que CFK pasara a la historia como una presidente con un trabajo de imagen muy acentuado y donde el discurso pasaba previamente  por un espejo pero, los problemas no se pueden arreglar con ambigüedades, slogans genéricos  y con medidas anodinas que solo perduran en el tiempo lo que el rocío de la mañana.  Uno de los ejemplos más emblemáticos de aquel vocabulario “popular”  es el peculiar apocope  “todos y todas”, con el cual decoró sus discursos y anuncios, pretendiendo imponer una presumible igualdad genérica que más bien, creó una rivalidad innecesaria y fútil.

Con la creación de esta atmosfera confrontativa y de polarización política, tal vez sin quererlo –o sin preveerlo-, ha permitido que los peligrosos enemigos del país escondidos en las sombras y que observan de cerca cada paso de sus actos, pudieran orquestar su obra cumbre para desbancarla definitivamente del poder, con el asesinato del corrupto fiscal Nisman, uno de los hechos que sin dudas golpeó duramente al gobierno CFK.

Sin dudas que el gobierno de ésta lozana mujer, dejará muchas anécdotas entre sus subordinados –porque eso es lo que eran- en la Rosada, que entre gritos y empaques, llevó a reabrir las viejas heridas setentistas que no queden dudas, comenzaran a producir sus frutos en breve.

Pero ejemplos de la histeria femenina como agregado en el ejercicio del poder, podríamos citar varios dentro del espectro nacional. Uno que no podemos dejar de mencionar, es el de la pintoresca diputada Elisa Carrió, que con sus místicas predicciones y visiones apocalípticas, de triunfar la candidatura de Mauricio Macri asoma con posibilidades de asumir el cargo de nada menos que procuradora de la Nación.  Tan estable como el tiempo y digno ejemplo de un mesianismo del “no se sabe qué”,  la diputada Carrió que lleva consigo la “verdad revelada” y que tal como los cruzados templarios, “ha de liberar al mundo cristiano del Islam” –con la mano de Israel- vendría a impartir justicia al más alto nivel.  Supuestamente, vendría a destronar la inequidad y la obsecuencia de la Dra Gils Garbó, que opero descaradamente  para tapar en todo lo que pudiera, los chanchullos de los funcionarios  CFK, pero lo único que cambiara con la Carrió será el amo a quien servir.

 

carrio
Tan osca y autoritaria como “Cristina”, solo que sirviendo para otros intereses, Carrió pretenderá imponer su visión moralera de un cristianismo neosionista y abrirá de par en par las puertas al sionismo político y a sus oscuros elementos para que puedan moverse tranquilamente por el país. Con su gestión, se volverán a colocar como “la verdad revelada”, aquellos informes falsos del Mossad y a CIA sobre los autores de los atentados en el país y muy seguramente, se erigirá al fiscal Nisman que llenó sus bolsillos con dineros del lavado, en un “mártir de la justicia”. Y que no queden dudas, que quien se atreva a criticar los crímenes de lesa humanidad de Israel o se pida la detención de algún jerarca israelí que entre y salga de nuestro país y tenga antecedentes de crímenes contra la población palestina, caerá en saco roto.

Como se ven las cosas, el paso de una mujer por la Casa Rosada no trajo los magnánimos cambios que supuestamente el “toque femenino” le daría a la política nacional y para peor, en el horizonte se ve la sombra de una diputada que dirigirá el Ministerio público de la Nación con una bola de cristal.