“ISIS: ÚLTIMOS EPISODIOS”

fake

Cómo algunos hechos desopilantes denunciados en Ramadi, dan la pauta de que la película de ISIS entra en sus últimos capítulos.

Por Charles H. Slim

Las últimas noticias que están llegando de la región del Medio Oriente, además de cruentas son en algunos casos  muy difíciles de asimilar. Pero no son informaciones “oficiales” y con ello queremos decir, aquellas que provienen del Pentágono o de los medios de información anglosajones; no nada de eso. Estas provienen de testigos directos en las primeras líneas de la batalla que se está aún desarrollando en la ciudad iraquí de Ramadi . Desde el gobierno estadounidense y sus correspondientes corporaciones mediáticas aún tratan de venderle al público de que EEUU encabeza una “guerra contra el terrorismo”  que desde el año pasado se halla encarnado por el ISIL o ISIS, pero eso cada vez está siendo muy discutido.

Lo que han estado presentando como afiebradas operaciones para la lucha contra una amenaza de nivel global, parece haber sido una gran charada que lejos había estado de buscar la paz o la seguridad que los funcionarios norteamericanos como el vocero del Pentágono John Kirby aseguran haber levado a Siria (1).

Lamentablemente para los sirios y los iraquíes que deben vivir la realidad, se trata de una broma de muy mal gusto a la que nos tienen acostumbrados los arrogantes personeros del temblequeante “Nuevo orden mundial”.  Y es que los últimos trascendidos venidos de esa zona, comprometen hasta el cuello no ya solamente a los turcos o a los sauditas o incluso a los israelíes, sino a los mismos estadounidenses que han sido pillados in fraganti cooperando con el “ISIS” para una retirada digna.

Pero como me dijo la otra mañana una corresponsal alemana en Kobane, ¿qué diablos está sucediendo aquí?  Habíamos sido testigos de todo tipo de irregularidades entre las autoridades fronterizas y militares turcos beneficiando al “Daesh” permitiéndoles entrar y salir con armas o el paso de camiones cisterna con crudo de los campos petroleros de Eid Zor en siria o del Kirkuk iraquí, pero ver que los estadounidenses habían venido cubriendo las actividades militares del estas bandas de mercenarios es el acabose de las estafas.  Más tarde, ella me dijo que había sobreactuado un poco dado que se habían venido  viendo actividades logísticas de los estadounidenses, para aprovisionar a los mercenarios, especialmente a los del “Daesh”.  Para quienes fueron testigos de todo lo que ha sacudido esta zona, los estadounidenses y sus aliados  no aportaron casi nada para luchar contra el “Daesh” sino, todo lo contrario. Los lugareños sin importar si son kurdos, turcomanos, árabes o yazidís, han visto con sus propios ojos como los gigantescos aviones norteamericanos en pleno día, arrojaban cargas en paracaídas con todo tipo de pertrechos y armas.

Cuando aquellas indiscreciones se filtraron a la prensa occidental –especialmente por las redes sociales-,  los lanzamientos comenzaron a hacerse noche e incluso, aterrizando en los aeródromos bajo control de los mercenarios.

A todo ello, están las vías de aprovisionamiento terrestres, que no han cesado en su tráfico de armas, explosivos y mercenarios para integrarse a algunas de las franquicias que operan en Siria.

 

SHIM
En el caso de la joven Shim,  además de ser corresponsal para la cadena iraní PRESS TV, estaba  investigando el origen de los grupos que buscaban derrocar  a Al Assad y que en momentos que viajaba junto al camarógrafo  fueron sacados violentamente del camino por un camión que, además de aplastar a la joven, nunca fue hallado.Por supuesto que en todo esto han estado los turcos que –y con la dirección de los estadounidenses-, incluso han venido teniendo una masiva actividad por perseguir y acallar a quienes se atrevan a documentar éste tipos de hechos. No hace mucho, apareció muerta una periodista británica independiente en el aeropuerto de Estambul, a finales de octubre el asesinato de dos periodistas sirios en Urfa al sur de Turquía  y de una joven free lance estadounidense llamada Serena Shim (2), sacudieron al mundo del periodismo internacional. Todos ellos comprometidos por investigar los nexos entre los “opositores sirios” y el gobierno de Erdogan que –para mal de Washington- conducen  hacia los mismos pasillos del Pentágono y la CIA.

La región es una verdadera película de terror y no porque solo sea el “ISIS” el gran cuco vendido por los medios occidentales. En este gran embuste están metidos todos los gobiernos e incluso los altos personeros del Kurdistán iraquí quienes han venido buscando presionar a sus hermanos sirios para que se pasen a sus proyectos de espander los dominios  de la región autónoma que se ubica en el norte de Iraq y solo por un objetivo: controlar el petróleo del norte.  Como bien dijo alguno de los periodistas que han muerto en búsqueda de la verdad, “detrás de las mascaras y de esos uniformes, puede estar cualquiera”, en clara alusión a la incursión de  agencias de inteligencia, grupos privados  y fuerzas especiales impostando ser parte de alguno de los bandos. Incluso se hubieron registrado operando a los israelíes que, para quienes habitan por esos lares no es una novedad. Aunque en Tel Aviv y en los gobiernos que discretamente comulgan con sus políticas enraizadas en el sionismo, pongan caras de sorpresa por estas informaciones, lo cierto que la huella de sus asesinos y sus armas están por doquier.

 

tupolev

Desde que Rusia entró en la región, los jueguitos sucios para cubrir lo que realmente se estaba llevando a cabo tras la máscara del “Daesh” se han venido viendo muy perjudicados. Y es que desde el segundo día que los aviones SU-25 y los  bombarderos supersónicos Tupolev comenzaron sus raids sobre los objetivos de los grupos mercenarios en Siria,  las diferencias con lo que supuestamente estaban haciendo los aviones de la “Coalición Internacional” comenzaron a notarse en el terreno. Demasiada información y toda contraria a los intereses de Washington, Ankara y asociados. Ya desde mediados del noviembre del 2014 comenzaron a asomar las primeras hilachas de lo que en realidad estaba detrás de ese autoproclamado “Califato” y su líder, un esbirro de las agencias occidentales, que al día de hoy –más allá de los sospechosos informes de la inteligencia militar- no se ha podido autenticar su origen “bagdadí”.

Hace menos de una semana se han ventilado investigaciones de un periodista rumano, que dan cuenta de una de las rutas para el aprovisionamiento de armas y equipos al “Daesh” y demás grupos mercenarios, comprometiendo seriamente a EEUU y a la OTAN (3)

La bandera negra del “Daesh” ha sido el telón de fondo de un escenario montado por las agencias occidentales y hoy, eclipsados y acorralados  por la inclemente maquinaria de guerra de la Federación rusa y las tropas patrióticas sirias, parece venirse abajo dejando ver en el trasfondo, a quienes en realidad estaba cubriendo. Y esto es tanto en Siria como en Iraq, donde la presión por un lado de Rusia y por el otro de Irán, ha hecho que se acaben las jugarretas de una supuesta invencibilidad que los medios desinformativos tratan de vender.  Con las escandalosas denuncias que han sido sostenidas por pruebas irrefutables sobre la colaboración estadounidense e incluso de Israel para que los grupos mercenarios lograsen sobreponerse a los reveces en el campo de batalla, se ha llegado al extremo de que los mismos helicópteros de transporte de tropas de “Marines” estén siendo usados para sacar a los más prominentes jefes de estás franquicias mercenarias, para evacuarlos del escenario y llevarlos seguramente a bases en Turquía o incluso –quien sabe- a los buques que navegan las aguas territoriales sirias.

Estos episodios no han sido los únicos y seguramente no serán los últimos. Lo que sí está claro, es que EEUU pretende  conservar a la estructura “pensante” de este grupo  y sin importar quienes estén en el camino, ponerlos a salvo para que puedan reorganizarse.

Ya lo habían denunciado en varias oportunidades, oficiales iraquíes leales al régimen títere de Bagdad, que los estadounidenses estaban dando cobertura al “Daesh”. Obviamente, el gobierno “títere” de Haider Al Abadi un don nadie puesto por Washington para reemplazar al carnicero Al Maliki, removido por ser un factor de inestabilidad que perjudicaba indirectamente a Washington. Incluso los fallidos norteamericanos en torno a todo esto, llego a bombardear a las fuerzas “populares” iraquíes en tierra, casualmente a las que en épocas de la ocupación, les hicieron pasar un infierno y que aún hoy no  quieren a los norteamericanos en Iraq.  Las últimas novedades que han denunciado las Brigadas iraquíes del “Kataib Hesbolla” han sido las operaciones de rescate aéreo de altos jefes del “Daesh” efectuado por helicópteros norteamericanos para sacarlos de la localidad de Ramadi en momentos que las fuerzas chiitas la mantienen sitiada.

Estas informaciones fueron difundidas por agencias iraníes como “FarsNews”, que han colocado a Washington y en especial al Pentágono en un serio dilema. Apenas hace un mes que se filtro a la red, un video donde se puede ver como unas 200 camionetas “Toyota”  HILUX (4) artilladas del “Daesh” en Iraq, eran escoltadas por un helicóptero Apache de EEUU mientras se dirigían raudas, a cruzar la frontera hacia Siria.

Sin dudas, éstas son la clara muestra de medidas desesperadas que, preanuncian un cercano final del “fenómeno yihadista” que al menos en Siria, no ha sido ni fenomenal y menos aún de raíz verdaderamente islámica, algo que de no ser atendido por la omniausente y parcial Naciones Unidas, conllevara a la subsistencia de ésta arma –el terrorismo- que sin dudas y sin el mínimo escrúpulo la usaran en otros escenarios.

LA DEFENSA NACIONAL COMO AUXILIAR

Con la finalidad de realizar tareas de detección, identificación, interceptación y transferencias de vuelos ilícitos, la Aviación Militar Nacional Bolivariana y la Fuerza Aérea de Brasil ejecutan la V edición de ejercicios combinados Venbra 2008.

Con la finalidad de realizar tareas de detección, identificación, interceptación y transferencias de vuelos ilícitos, la Aviación Militar Nacional Bolivariana y la Fuerza Aérea de Brasil ejecutan la V edición de ejercicios combinados Venbra 2008.

Otra área completamente desencajada y fuera de la compleja realidad que sacude a todo el mundo, es la defensa, materia que es de única y total incumbencia militar pero que en varias áreas, podría prestar un valioso apoyo sin perder la naturaleza del verdadero destino de las Fuerzas Armadas.

Recordar todas las décadas de abandono y relegamiento de ésta área es sobreabundante. La realidad puede ser constatada por cualquiera que éste medianamente informado de cómo se halla el país con sus temas de interés nacional y con respecto a los referidos a la gran geopolítica internacional. Sobre esto último, hay mucha tela para cortar y seguramente será tema de algún artículo futuro pero ahora, solo nos referiremos a lo estrictamente complementario a las fuerzas de seguridad interna.

En aquel sentido actualmente el gobierno viene estudiando varios proyectos de radarización y establecimiento de estaciones de monitoreo aéreo que –en teoría-deberían estar complementadas con una necesaria –y hasta ahora teórica –reestructuración de la Fuerza Aérea que es digno de que se recuerde, presenta un estado calamitoso. Sobre cuáles fueron las implicancias del gobierno CFK sobre esto último, basta decir –y para ser benevolentes- que fue preponderante.

Si Argentina reconstruye un sistema de defensa aérea real y efectivo, no solamente defendería sus espacios aéreos vitales sino también, podría anticiparse a los movimientos de los traficantes que mueven gran parte de su mercancía por aire utilizando aviones privados e incluso algunas fuentes revelan, la utilización de  “Drones”.

Aparentemente y según algunas fuentes, el área de defensa podría adquirir sistemas de vigilancia aérea de mediana modernidad destacándose como sistemas en estudio, los radares españoles “EVA”, Sistemas “SAAB” –poco recomendables ya que es el usan los ingleses- , o Sistemas AN-TPQ-48 de origen estadounidense. Anteriormente habrían habido tratativas para que Rusia proporcionara sus modernos sistemas “OTH” capaces de detectar con mucha antelación, el ingreso de vehículos aéreos tan disimiles como una pequeña avioneta hasta un misil crucero de última generación.

hawkeye

Como una de las posibles adquisiciones extra, se hallarían en curso tratativas para la adquisición de un avión de alerta temprana  para vigilancia pasiva/activa desde el cielo, teniendo en vista para ser los posibles candidatos dos viejos aviones E-2 “Haweye”  de origen estadounidense para operar especialmente en áreas navales; o un monumental  “Beriev A-50” de origen ruso que, siendo realistas, el gobierno “para-estadounidense de Macri” no vería con buenos ojos,  o algún “Embraer 145 AEW” de origen brasileño.

“EL FRACASO EN SIRIA, ES INEVITABLE”

 

 

1379174109_kerry-and-lavrov

Cómo el acuerdo entre Moscú y Washington ha llevado a que los neocolonistas europeos  e Israel vean frustrados definitivamente sus planes en Siria

Por Javier B. Dall y Danny Smith

Como hemos venido viendo desde hace cuatro años y en especial a lo largo del año que se está yendo, los planes por destruir a Siria y al eje de la resistencia árabe-islámica han caído en el fracaso más absoluto. A pesar de que los combates continúan y el “Daesh” realiza asombrosas operaciones de contraofensiva contra las fuerzas patrióticas árabes sirias y sigue aplastando al de por sí desarticulado ejército iraquí,  la suerte parece estar echada y pronto no habrá lugar para que los grupos mercenarios que operan en Siria puedan hallar refugio.

Los esfuerzos por sostener la infraestructura de los mercenarios que los medios occidentales venden como “rebeldes” y con categorías arbitrarias como “moderados” o “no moderados”, han perdido la poca credibilidad que pudieron haber tenido en algún breve momento del 2015. Con las pruebas a la vista sobre su artificial origen  y que han venido siendo puestas sobre la mesa no solo por  la intervención rusa sino también por  la infatigable voluntad de lucha de los sirios,  el proyecto de un rediseño del Medio Oriente a molde de los intereses geoestratégicos de Washington y su aliado Israel, ha sido herido de muerte.

Las esperanzas de que Rusia se apartaría del medio mediante la aplicación de una batería de sanciones económicas, también se han esfumado, causando por el contrario una reacción adversa.

Más allá de las superficiales y maquilladas noticias de los grandes medios conservadores anglosajones, que son levantadas y mucho mas retocadas por los medios conservadores argentinos,  la mirada en torno a la situación política que  hay de trasfondo en las cruentas luchas entre las fuerzas sirias y los mercenarios, los dos grandes actores en éste tablero, han llegado a un acuerdo en cual, ninguno de los asociados –incluyendo a Israel-  tienen peso para torcerlo.

Tal como lo han señalado varios investigadores, en especial del periodista francés Therry Meyssan (1) en uno de sus últimos artículos, el mundo ha cambiado mucho en los últimos años y lo que  gobiernos imperialistas como Francia, Gran Bretaña y del golfo creían lograr en unos meses, se ha convertido en una empresa imposible. Precisamente en este análisis, se hace una reseña clara de cómo fue la evolución de las tratativas entre Washington y Moscú desde el 2012 en momentos que mediante el acuerdo celebrado en Ginebra, fue saboteado por los Halcones del Pentágono y el sector de los neoconservadores,  actores  que su vez estaban sintonizados con  la entonces  secretaria Hillary Clinton  quien a su vez y junto a la Francia de Sarcozy impulsaban el llamado grupo Amigos de Siria, nada más ni nada menos que un rejunte de arribistas políticos sirios que buscaban acceder al poder con el apoyo de Washington.

 

clint
Pero y pese a todos estos engranajes orientados a desarmar a la república árabe Siria como entidad nacional, el gobierno de Bashar Al Assad con un muy importante apoyo de la población y por  la resistencia de unas fuerzas armadas compuestas por un 70% de efectivos sunitas –algo que había venido siendo ocultado por occidente- que recibieron el apoyo incondicional  de la resistencia chiita de Hesbolla y por supuesto de combatientes iraníes, lograron frenar a los mercenarios que hoy se baten en retirada a zonas desérticas. A la par de ello, la potencial intervención política y militar de Rusia que logró establecer parámetros de negociación con EEUU quien a su vez, con el apoyo de otras potencias de la OTAN e Israel busco intensamente sabotear cada intento de establecer la paz; tal vez uno de los más siniestros fue la masacre de “Al Gouta” en donde se determinó que “había una tercera fuerza”  interviniendo en la contienda.Tampoco había que olvidar el papel de Tel Aviv, que fue pillada en determinados momentos de esta tragedia, operando para darle una ventaja táctica a los grupos mercenarios. Desde la infiltración de comandos en las costas portuarias, la proporción de armas, hasta ataques aéreos nocturnos sobre Damasco, son un resumen de las implicancias que había venido teniendo  Israel en su participación en todo este dantesco complot, sin dejar de mencionar, su “humanitaria” cooperación sanitaria con los mercenarios de “Al Nusra”.

Tras estos sabotajes, los acuerdos habían quedado casi congelados y los desencuentros entre Moscú y Washington parecían interminables. Al ir complicándose la situación de los grupos mercenarios en Siria tras la intervención rusa y el derribo del avión SU-25 por aviones turcos, las conversaciones entre estadounidenses y rusos se han intensificado.  Y los motivos de ello son claros, ya que ha quedado expuesto a la vista del público que “la Coalición internacional”  no había estado haciendo nada por erradicar al “Daesh”. Es por esta inconveniencia, que La Casa Blanca ha optado por buscar el camino de un dialogo bilateral sin que los terceros involucrados en la contienda, influyan tanto en lo político como mediante la perpetración de actos o hechos –sabotajes, asesinatos, atentados- que traten de romper éste estado de dialogo entre Washington y Moscú.

Tras la reunión del 15 de diciembre 2015 entre el secretario de estado John Kerry y el canciller ruso Sergüei Lavrov la Alta Comisión de la oposición siria expidió las resoluciones 2253 y 2254, por las que sintéticamente se prohíbe el financiamiento a los grupos como “Al Qaeda” y el “Daesh”  propendiendo a resolver definitivamente la cuestión siria. En este sentido, Rusia ha adoptado medidas para coordinar esfuerzos con grupos opositores sirios, que están dispuestos a expulsar a las bandas mercenarias que responden a otros intereses y que tienen sustento en el exterior. Esto ha representado una muestra de buena voluntad tanto de Damasco como de Moscú dejando lugar a grupos que respeten la integridad nacional y la sobrevivencia de Siria como un estado soberano, para que participen en la lucha contra franquicias foráneas y falsas.

Esto viene a demostrar que este conflicto, ha sido generado con propósitos claramente políticos y usando la monumental maquinaria propagandística occidental, financiada por los  petrodólares de los reinos del Golfo  y de  un circuito financiero internacional sionista, que dejó libre circulación a las operaciones bancarias de estas transacciones negras, se uso la máscara del “extremismo islámico” encarnado en el “ISIS” o llamado por los iraquíes “Daesh” para justificar todo este sangriento festival de muerte, a costa de los ciudadanos de la región. De esta manera, el denominado “Daesh”  no es más que, el resultado del programa de contrainsurgencia alternativo al “Al Qaeda-Iraq”(2), compuesto por asesinos de varios lugares de la región,  creado por los funcionarios estadounidenses  como el general David Petraeus, Coronel James Coffman y el embajador en Bagdad John Negroponte allá por el 2005, cuando a un año y medio de estar ocupando Iraq, la situación para sus tropas se había vuelto insoportable.

 

 

petreaus
Aquellos actores y sus artimañas habían tratado de cortar todas las tratativas para un alto al fuego en Siria y lograr por todos los medios, el derrocamiento del Bashar Al Assad y la implantación de un gobierno absolutamente débil y lo más extremista posible. Con una situación semejante, las justificaciones para que Washington arribara a toda marcha sobre el territorio sirio bajo las excusas de que “Siria se había convertido en un santuario terrorista”  era una cantinela previsible. Sobre esto mismo no hay que olvidar el desembarco de tropas y vehículos blindados  que realizó EEUU en Jordania en el 2013 que Washington argumentó como forma de proteger la posible infiltración de “yihadistas” al reino hachemita.Tanto “Al Qaeda-Iraq” como el “Daesh” fueron parte de un programa de inteligencia estadounidense en el cual cooperaron muy gustosamente agencias como el MI-6 y el Mossad israelí, que actuando por su lado con especial intensión de provocar el choque entre las comunidades chiita y sunita, sembraron el caos y la confusión.

Ni que hablar de la congratulación de Tel Aviv y del sionismo mesiánico militante que  sin, dudarlo avanzarían mucho más allá de los Altos del Golán, apropiándose de los ricos recursos energéticos y de las valiosas reservas de  agua potable con la cual, Tel Aviv alimentaría  a los afamados “Kibbutz”.

Más allá de la presencia de la aviación rusa y de la instalación de varios sistemas de defensa antiaérea SS-400, los israelíes y sus socios franceses –especialmente-ven frenadas sus incursiones aéreas por las estrictas medidas que La Casa Blanca ha tomado para detener  cualquier acción que complique las conversaciones con el Kremlin que en apariencias y según algunas fuentes, han fructificado para que en resumidas cuentas y para pesar de  Tel Aviv, la República árabe de Siria sobreviva.

“PANQUEQUES TIMERMAN”

timm

Cómo el regreso de Washington y Tel Aviv a la órbita de la política argentina, ha comenzado a mostrar sus influencias

Por Charles H. Slim

Sin dudas, las cosas están cambiando rápidamente en la Argentina. A medida que se acerca EEUU a la nueva administración, parece desatar una ola de efectos que demuestran alterar el comportamiento de quienes fueron parte del anterior gobierno. Las actuadas arengas contra “los buitres” y las ampulosas discursivas de la presidenta Cristina Fernández  han pasado a ser historia y todo indica que regresan las épocas del glamur liberal para pocos –y pocas-.

Pero hablando en serio, se puede sentir como la presión política que ejerce este regreso anglosajón,  está surtiendo efectos casi catalépticos sobre los ex funcionarios “K”, que parecen haber  colgado  su carácter combativo en el primer perchero que encontraron.

Tal como muchos creían, la solidez ideológica que pretendía mostrar el llamado “Kirchnerismo” eran tan ficticio como su supuesto nacionalismo popular. Luego de haberlo comprobado solo minutos después de que cerraban los fatídicos comicios de noviembre, uno a uno, los supuestos incondicionales del CFK comenzaron a replegarse y desaparecer de los medios intentando desligarse de todos estos años de “década ganada” –para sus bolsillos-

La supuesta lealtad a la política “soberana” y de “lealtad con el proyecto” se fue al caño tan rápido como Cristina y su comitiva partieron en clase turista a la vaciada Santa Cruz. Entre los emblemáticos personajes del otrora gobierno y que se quedó solo en Buenos Aires es sin dudas, el canciller Héctor Timerman, conocido por sus vehementes defensas de las políticas de la presidenta y en especial por las impulsadas con la república Islámica de Irán para obtener lo que se conoció como el memorando de entendimiento (1), que inmediatamente asumido Mauricio Macri ordeno que no se apelara la declaración de inconstitucionalidad –medida que había sido impulsada desde New York-produciendo el efecto jurídico esperado por los lobbies sionistas locales e internacionales,  que lo dejo sin efecto.

 

netymac

Un punto para destacar sobre esto, es que tras haber quedado firme esta declaración de inconstitucionalidad, desde Tel Aviv, el mismo Benjamín Netanyahu llamo a Mauricio Macri para felicitarlo por la decisión (2); una en la cual se pudo ver, la manipulación de la justicia en pro, de una política que beneficia intereses geoestratégicos extranjeros claramente circunscriptos a justificar un ataque contra la república Islámica.

Sin dudas de que esta “nueva realidad” fue demasiado para el canciller que, recordemos, por su defensa a capa y espada de los acercamientos de Argentina con el mundo árabe y el reconocimiento del derecho a un estado Palestino; las tratativas con China, Rusia y claro –lo peor para los racistas del sionismo-  con Irán, llevo a que parte de su comunidad lo tildara de “mal judío” e improperios similares que buscaban segregarlo del resto de la comunidad. Y esos ataques se volvieron más virulentos cuando sucedió lo del fiscal Nisman donde ya no quedó solo en los ataques de sus propios dado que, ex dirigentes de la DAIA (3) pusieron en claro que había un sector de la comunidad que estaba trabajando –por supuesto bajo un buen financiamiento-  y con plataformas en sus embajadas, para los intereses de potencias extranjeras –EEUU e Israel-buscando dirigir la agenda política nacional en beneficio de aquellos.

Timerman se había opuesto valientemente a esas manipulaciones que venían inspiradas desde EEUU y por supuesto desde Tel Aviv, lo que le valió muchas horas sin sueño. Incluso cabe recordar su enérgica oposición al egreso de un avión militar norteamericano, hasta tanto se investigara el propósito de su arribo dado que,  traía en sus bodegas una carga muy sospechosa (4).

En razón de verdad, no se puede dejar de lado el notable pape del canciller Timerman en la era “K”. Sin dudas, -y más allá que nadie lo piense así- fue el único de los ministros y funcionarios que tuvo esa gestión, con una clara visión geoestratégica y sin las cortapisas que como parte de una comunidad tan influyente, estaba condicionado y escudriñado bajo el ojo atento del sionismo local y externo. A pesar de tanta presión, puso por encima su lealtad a la nación argentina por sobre su condición de judío que dicho sea de paso, no debería ser una chapa para estar por encima de cualquier otra de las tantas que alberga la república Argentina.

Casualmente y a una semana de que los neoliberales de “Cambiemos” asumieron el poder, aparecen unas supuestas grabaciones que acusan una supuesta aserción del ex canciller, en donde “implícitamente” reconocería la autoría de Irán en el ataque de la AMIA en 1994. En apariencias, estas piezas testimoniales vienen a encajar a la perfección –y muy convenientemente-, con el informe elaborado por la CIA y el Mossad por allá en el 2004 y que el entonces Néstor Kirchner mediante la creación de la Unidad especial aa mediados de septiembre del 2004 encabezada por el fiscal Nisman, ordenó que se agregara a la voluminosa causa AMIA. Sin dudas se trata del regreso al viejo libreto, guionado y dirigido para propósitos ajenos a la verdadera justicia.

Esto pretendería revivir aquellos informes que ya habían perdido credibilidad, por una cadena de hechos y testimonios, que de sujetos como el supuesto iraní arrepentido quien, tras haber acusado a Teherán de haber estado detrás de aquel evento en Buenos Aires, terminó desdiciéndose, dejando todo el asunto por el relatado como una catarata de invenciones que obviamente no fueron gratuitas.  Como la pista siria había perdido toda entidad, debieron haber sido los iraníes y cuando no existían pruebas sobre estas implicancias, el FBI, la CIA y el Mossad elaboraron “el informe” a medida para que fuera usado como prueba documental sobre esta supuesta autoría.

A pesar de que se gastaron miles de miles de dólares en costear la UFI-AMIA y a sus costosos funcionarios, entre ellos el fiscal Nisman, nunca pudieron colgarle el hecho a los iraníes, el repentino cambio de la geopolítica internacional –memorando firmado entre Washington y Teherán- fue sin dudas, el último clavo en el ataúd aquel ficticioso informe y un punto de rispidez que desató un terremoto político y que aún no termina de limarse con Tel Aviv.

Cualquiera podría ir hilando esta historia y ver que, en Argentina las cosas parecen cambiar casi en forma automática. A la hasta hace un mes política de multipolaridad y de independencia política a la que Timerman suscribía, parece que ha cambiado. Para quienes se dejan convencer por las “noticias oficiales” o de ciertos sectores del periodismo “serio”, estas grabaciones no habrían salido a la luz antes, por el temor al gobierno K?  (las risas han sido editadas).

“YIHADISTAS ARGENTINOS EN EL LEVANTE: ¿REALIDAD O FICCIÓN?”

 

Por qué de la nada y con notable coincidencia con la asunción de Macri, se habla de argentinos e ISIS

Por Charles H. Slim y Danny Smith

 

Yihadistas9751707_thumb[1]

Casualmente y no pasadas unas horas de la asunción del nuevo gobierno en Argentina, comenzaron a escucharse los rumores de que en las lejas tierras del Medio Oriente, sumidas en una guerra interminable, varios  ciudadanos argentinos habrían estado o aún estarían combatiendo a favor de ISIS. Según informes de inteligencia, entre los llamados “yihadistas exóticos” del EI estarían unos  26 argentinos que habrían llegado especialmente para  pelear en  Siria en las filas de la franquicia. Pero para ser mayormente preciso con los términos, es erróneo hablar de “yihadistas” –institución islámica bastante vapuleada por los medios- dado que  está  archi comprobado que en éste conflicto, hay organizaciones mercenarias solventadas  y sustentadas por potencias extranjeras.

Lo interesante de esta noticia es el momento en que se pone a rodar con tanta notoriedad, especialmente en medios argentinos, sabidamente desinteresados en la cruda realidad de lo qué allí está ocurriendo. Pues, como todo, este supuesto evento tendría una conveniente explicación y la misma responde a un sector muy interesado en promoverla, debemos ver cuáles son las circunstancias que rodean esta información.

Como vemos hoy por hoy, hay un cambio de corrientes políticas en Latinoamérica que no parece mermar y que tienen una tendencia claramente favorable a intereses muy puntuales. El regreso de partidos conservadores y neoliberales mimetizados como “progresistas”, muy afines a los intereses de Washington  -y tangencialmente a Tel Aviv- parece ser la llave de ingreso para el desarrollo de las políticas más variadas –entre ellas la nueva guerra- que tiene preparado el país del norte. La asunción de Mauricio Macri en Argentina es solo una muestra de lo que parece ser la pauta para el resto de la región y ello tendrá sus consecuencias inmediatas, mediatas y otras a largo plazo.

En el caso de Argentina, el tema de una nueva geopolítica es central. Con una historia contemporánea de relaciones carnales  -y todo lo que ello implicó-  con Washington y por extensión con Londres, muchos están haciendo vaticinios sobre el regreso a esas “maravillosas épocas del uno a uno” en lo económico, pero de humillante postración en lo que hace a la soberanía política nacional. Aunque ello se pretendiera reeditar, hay que decirles con claridad a aquellos melancólicos  del “memenismo” que “los tiempos no son los mismos “ y los noventas han quedado muy atrás; tanto que las amenazas de ese entonces son un juego de niños comparado con  lo que hoy conllevaría jugar los juegos que tiene en danza Washington.

Con la excusa del “terrorismo”, tanto Washington como Tel Aviv ven la mejor oportunidad para reinsertarse en las áreas castrenses, de inteligencia  y policiales de Argentina, con la finalidad de traer su doctrina de seguridad, claramente salpicada de una ideología segregacionista y forjada extensamente sobre un largo  y corroborable  historial de violaciones a los derechos humanos. El riesgo que involucra una asociación con estos sectores, es casi imposible de prever  pero claramente sopesable por sus cercanos antecedentes.

Aún más, el peligro que esto implica, se ve claramente representado en la evolución y la metamorfosis que han sufrido las relaciones entre los estados –en especial entre EEUU, la UE con  África y Asia- y las consecuencias que han devenido de los abusos del intervencionismo unilateral estadounidense que, articulado desde el simple uso de la fuerza bruta hasta la puesta en marcha de complejas “operaciones negras”,  paso a ser ejercitado en sociedad por las viejas potencias neocolonialistas como Francia, Italia y por su puesto los siempre presentes Británicos, persiguiendo como principal objetivo, el control de los recursos energéticos de las naciones derruidas y la creación de regiones de inestabilidad  bajo un “caos controlado” que no solo sirven como “tapón” para países como Rusia y China,  sino también, como semilleros interminables para reclutamiento de elementos que más tarde serán usados en programas retorcidos –pero muy convincentes- como “Al Qaeda” en los finales de la década de los setentas o el “Islamic State of Iraq” –o Daesh- en momentos que finalizaba la desastrosa ocupación de Iraq  y que culminará reapareciendo como por arte de magia en 2014 como el “ISIS” hoy el “Estado Islámico”.

 

saudita7

Todo este andamiaje “terrorista”, que ha venido siendo financiado mucho antes de que toda esa confederación de mercenarios se lanzaran a Siria y por supuesto, mucho antes de que elDaesh capturara y traficara e petróleo de Siria e Iraq, estaba planificado con mucha antelación en los laboratorios y cuarteles de la inteligencia estadounidense e israelí. Y tan complejo es el entramado de esta componenda que se ha visto como dineros árabes compran hombres, armas y explosivos –rusos, israelíes, estadounidenses, europeos-, quienes a su vez venden de a toneladas fusiles, cañones antiaéreos de todas las guerras pasadas en la región, rezagos libios, iraquíes y todo tipo de “AK-47” robadas por los traficantes de armas relacionados con las agencias de inteligencia, quienes a su vez les permiten el comercio selectivo.  Todo esto, para lograr propósitos y objetivos que enmascarados detrás de esta supuesta “lucha”,  beneficiaran solo a Washington y Tel Aviv.

Precisamente y en relación a esto último,  la “guerra contra el terrorismo” es un negocio sucio, peligroso y sin reglas, que sin dudas Washington viene trayendo como propuesta de participación a cada uno de los gobiernos que están asumiendo en el Cono sur. En este sentido, no es una novedad sobre la presencia militar estadounidense en varios países de la región –incluyendo Argentina- , algo que en muchos casos no ha sido explicado por los gobiernos y que en realidad sería muy difícil de explicar.

También, es otra realidad puesta al descubierto como agencias de inteligencia foráneas operan sin problemas dentro de las fronteras del país. Con los precedentes de dos atentados sin resolver  y la dudosa muerte del de por sí dudoso fiscal Alberto Nisman –implicado en actividades inconexas con sus funciones-, el nuevo gobierno se ha comprometido en retomar como verídicas las informaciones de la CIA y el Mossad, que se reflejan en esos informes falseados que constan en la voluminosa causa AMIA  en los cuales, se prefabricó la “pista iraní”, hipótesis vehementemente impulsada y financiada por los Lobbies sionistas estadounidenses.

Ni bien ganó el actual presidente –con confesados contactos con aquellas agencias-,  la dirigencia política judía argentina y los potentes lobbies sionistas locales e internacionales aunaron sus esfuerzos y recordaron a Macri su compromiso, no por resolver quién o quiénes son los verdaderos responsables de aquellos atentados y de la muerte de Nisman sino, de imputar a Irán de todo esto.  Lamentablemente y pese a las aseveraciones de Macri en su acto de asunción referidas a “una justicia independiente”,  con estas maniobras que nada tienen que ver con la justicia,  está procediendo en contra de lo prometido.

 

descarga

Haciendo un poco de historia, cuando se dieron ambos atentados, sin pruebas y sin la menor objetividad, los sectores del sionismo local –que no suelen ser judíos- levantaron inmediatamente sus dedos acusadores contra los musulmanes; incluso, muchos de los que hoy son parte del gobierno, pretendieron  argumentar  conexiones de “Al Qaeda” e “Irán” entre otras inconsecuencias insultantes que además de la ignorancia, revelan la clara tendencialidad arabofoba e islamofoba . Y ni hablar de las aseveraciones del entonces embajador de Israel Isaac Aviran que suelto de cuerpo dijo que –en referencia al Stablishment israelí- “ellos ya se habían encargado de los responsables” (¿Quiénes eran esos responsables?)

En este contexto sesgado y sugerente de un “terrorismo islámico” implicado en todo aquello, comienzan a rodar estas muy convenientes versiones de una participación de –y que como lo aclaramos al comienzo- “mercenarios” argentinos en Siria que muy probablemente sean verdaderas pero, que  no se entiende cómo no se detectaron antes. Pesquisar esto y comprometerse seriamente, haría muy difícil de explicar tanto  su reclutamiento, financiamiento y formación –dado que nadie va a una guerra sin adoctrinamiento-, lo que apuntaría a importantes e influyentes actores con suficientes recursos como para posibilitar esta movida, por lo cual, los comentarios de cirqueros mediáticos nacionales, solo se circunscriben a lo meramente efectista y nada más.

Sobre esto y desde muy lejos se han venido lanzando advertencias sobre oscuros planes por tratar de instalar este fenómeno de un pretendido “terrorismo seudo yihadista” en la región.  Desde hace años y proveniente de esos sionistas con sustento del norte, se trató de crear la paranoia de que “Hesbolla estaba en la Triple Frontera” o de que “tenía bases en Venezuela” y una sarta de tonterías más que buscaban mellar la imagen política del entonces  presidente Hugo César Chávez  y sembrar esa atmosfera islamofoba que se vive en EEUU o Europa.

Pero hoy por hoy, las circunstancias son diferentes y los que callan, son los principales interesados en que aquella creación artificial que se está devorando el Medio Oriente, venga a estos lares y cumpla con los objetivos de sus creadores: CREAR MIEDO y con ello, MAS VIGILANCIA.

Y las últimas señales de esa islamofobia en Argentina, pudieron sentirse inmediatamente sube este nuevo gobierno cuando sorpresivamente y bajo excusas pueriles cerraron el canal de temática islámica ANNUR.TV (2), que dicho sea de paso incomodaba  tanto a Israel como a los sectores “pro-israelíes” en Argentina.

 

Seyed-Hasan-Nasrolá-560x280

Pero volviendo al tema de los “mercenarios argentos”, curiosamente estas advertencias no llegan del Departamento de Estado o del Departamento de Justicia estadounidense o de la CIA, o incluso desde  Tel Aviv; no, las advertencias habían venido siendo emitidas desde el Líbano, particularmente desde la organización de resistencia islámica “Hesbolla” que, de la voz del secretario general Sayed Hassan Nasrallah denunció públicamente los planes de aquellos mismos que estaban dañando a Siria, instalar el “yihadismo saudita” nada menos que en  Latinoamérica (2). Y pese a que los medios occidentales ignoraron totalmente esta noticia,  los orientales y en especial los rusos (3) e iraníes no tardaron en publicar los pormenores de esta alarmante información que no debería ser pasada por alto.

A pesar de que el artículo que reproduce RUSSIAN TODAY habla de México, la posibilidad se extiende a muchos otros países, incluido sin duda  a la Argentina.  En este sentido y con los rumores de “mercenarios argentinos” peleando para el EI, estas advertencias debieran ser oídas. El contenido del mismo solo hace una breve síntesis sobre una conclusión de algunos analistas –con los cuales no estamos de acuerdo- que tratan de argumentar que la región no ofrece la infraestructura ni las circunstancias político-sociales para que ello se pueda originar, sin tener en cuenta de que este mal llamado “fenómeno” es un programa bien diseñado, armado y dirigido  por agencias gubernamentales  y que está bien financiado por quienes, desde los claustros políticos y mediáticos internacionales claman combatirlo.

Con esto a la vista y los rumores que se han estado oyendo, todos los argentinos debieran estar atentos a los pasos que ira tomando el gobierno de Macri y a las relaciones que trabara con Washington y Tel Aviv.