“ISIS: ÚLTIMOS EPISODIOS”

fake

Cómo algunos hechos desopilantes denunciados en Ramadi, dan la pauta de que la película de ISIS entra en sus últimos capítulos.

Por Charles H. Slim

Las últimas noticias que están llegando de la región del Medio Oriente, además de cruentas son en algunos casos  muy difíciles de asimilar. Pero no son informaciones “oficiales” y con ello queremos decir, aquellas que provienen del Pentágono o de los medios de información anglosajones; no nada de eso. Estas provienen de testigos directos en las primeras líneas de la batalla que se está aún desarrollando en la ciudad iraquí de Ramadi . Desde el gobierno estadounidense y sus correspondientes corporaciones mediáticas aún tratan de venderle al público de que EEUU encabeza una “guerra contra el terrorismo”  que desde el año pasado se halla encarnado por el ISIL o ISIS, pero eso cada vez está siendo muy discutido.

Lo que han estado presentando como afiebradas operaciones para la lucha contra una amenaza de nivel global, parece haber sido una gran charada que lejos había estado de buscar la paz o la seguridad que los funcionarios norteamericanos como el vocero del Pentágono John Kirby aseguran haber levado a Siria (1).

Lamentablemente para los sirios y los iraquíes que deben vivir la realidad, se trata de una broma de muy mal gusto a la que nos tienen acostumbrados los arrogantes personeros del temblequeante “Nuevo orden mundial”.  Y es que los últimos trascendidos venidos de esa zona, comprometen hasta el cuello no ya solamente a los turcos o a los sauditas o incluso a los israelíes, sino a los mismos estadounidenses que han sido pillados in fraganti cooperando con el “ISIS” para una retirada digna.

Pero como me dijo la otra mañana una corresponsal alemana en Kobane, ¿qué diablos está sucediendo aquí?  Habíamos sido testigos de todo tipo de irregularidades entre las autoridades fronterizas y militares turcos beneficiando al “Daesh” permitiéndoles entrar y salir con armas o el paso de camiones cisterna con crudo de los campos petroleros de Eid Zor en siria o del Kirkuk iraquí, pero ver que los estadounidenses habían venido cubriendo las actividades militares del estas bandas de mercenarios es el acabose de las estafas.  Más tarde, ella me dijo que había sobreactuado un poco dado que se habían venido  viendo actividades logísticas de los estadounidenses, para aprovisionar a los mercenarios, especialmente a los del “Daesh”.  Para quienes fueron testigos de todo lo que ha sacudido esta zona, los estadounidenses y sus aliados  no aportaron casi nada para luchar contra el “Daesh” sino, todo lo contrario. Los lugareños sin importar si son kurdos, turcomanos, árabes o yazidís, han visto con sus propios ojos como los gigantescos aviones norteamericanos en pleno día, arrojaban cargas en paracaídas con todo tipo de pertrechos y armas.

Cuando aquellas indiscreciones se filtraron a la prensa occidental –especialmente por las redes sociales-,  los lanzamientos comenzaron a hacerse noche e incluso, aterrizando en los aeródromos bajo control de los mercenarios.

A todo ello, están las vías de aprovisionamiento terrestres, que no han cesado en su tráfico de armas, explosivos y mercenarios para integrarse a algunas de las franquicias que operan en Siria.

 

SHIM
En el caso de la joven Shim,  además de ser corresponsal para la cadena iraní PRESS TV, estaba  investigando el origen de los grupos que buscaban derrocar  a Al Assad y que en momentos que viajaba junto al camarógrafo  fueron sacados violentamente del camino por un camión que, además de aplastar a la joven, nunca fue hallado.Por supuesto que en todo esto han estado los turcos que –y con la dirección de los estadounidenses-, incluso han venido teniendo una masiva actividad por perseguir y acallar a quienes se atrevan a documentar éste tipos de hechos. No hace mucho, apareció muerta una periodista británica independiente en el aeropuerto de Estambul, a finales de octubre el asesinato de dos periodistas sirios en Urfa al sur de Turquía  y de una joven free lance estadounidense llamada Serena Shim (2), sacudieron al mundo del periodismo internacional. Todos ellos comprometidos por investigar los nexos entre los “opositores sirios” y el gobierno de Erdogan que –para mal de Washington- conducen  hacia los mismos pasillos del Pentágono y la CIA.

La región es una verdadera película de terror y no porque solo sea el “ISIS” el gran cuco vendido por los medios occidentales. En este gran embuste están metidos todos los gobiernos e incluso los altos personeros del Kurdistán iraquí quienes han venido buscando presionar a sus hermanos sirios para que se pasen a sus proyectos de espander los dominios  de la región autónoma que se ubica en el norte de Iraq y solo por un objetivo: controlar el petróleo del norte.  Como bien dijo alguno de los periodistas que han muerto en búsqueda de la verdad, “detrás de las mascaras y de esos uniformes, puede estar cualquiera”, en clara alusión a la incursión de  agencias de inteligencia, grupos privados  y fuerzas especiales impostando ser parte de alguno de los bandos. Incluso se hubieron registrado operando a los israelíes que, para quienes habitan por esos lares no es una novedad. Aunque en Tel Aviv y en los gobiernos que discretamente comulgan con sus políticas enraizadas en el sionismo, pongan caras de sorpresa por estas informaciones, lo cierto que la huella de sus asesinos y sus armas están por doquier.

 

tupolev

Desde que Rusia entró en la región, los jueguitos sucios para cubrir lo que realmente se estaba llevando a cabo tras la máscara del “Daesh” se han venido viendo muy perjudicados. Y es que desde el segundo día que los aviones SU-25 y los  bombarderos supersónicos Tupolev comenzaron sus raids sobre los objetivos de los grupos mercenarios en Siria,  las diferencias con lo que supuestamente estaban haciendo los aviones de la “Coalición Internacional” comenzaron a notarse en el terreno. Demasiada información y toda contraria a los intereses de Washington, Ankara y asociados. Ya desde mediados del noviembre del 2014 comenzaron a asomar las primeras hilachas de lo que en realidad estaba detrás de ese autoproclamado “Califato” y su líder, un esbirro de las agencias occidentales, que al día de hoy –más allá de los sospechosos informes de la inteligencia militar- no se ha podido autenticar su origen “bagdadí”.

Hace menos de una semana se han ventilado investigaciones de un periodista rumano, que dan cuenta de una de las rutas para el aprovisionamiento de armas y equipos al “Daesh” y demás grupos mercenarios, comprometiendo seriamente a EEUU y a la OTAN (3)

La bandera negra del “Daesh” ha sido el telón de fondo de un escenario montado por las agencias occidentales y hoy, eclipsados y acorralados  por la inclemente maquinaria de guerra de la Federación rusa y las tropas patrióticas sirias, parece venirse abajo dejando ver en el trasfondo, a quienes en realidad estaba cubriendo. Y esto es tanto en Siria como en Iraq, donde la presión por un lado de Rusia y por el otro de Irán, ha hecho que se acaben las jugarretas de una supuesta invencibilidad que los medios desinformativos tratan de vender.  Con las escandalosas denuncias que han sido sostenidas por pruebas irrefutables sobre la colaboración estadounidense e incluso de Israel para que los grupos mercenarios lograsen sobreponerse a los reveces en el campo de batalla, se ha llegado al extremo de que los mismos helicópteros de transporte de tropas de “Marines” estén siendo usados para sacar a los más prominentes jefes de estás franquicias mercenarias, para evacuarlos del escenario y llevarlos seguramente a bases en Turquía o incluso –quien sabe- a los buques que navegan las aguas territoriales sirias.

Estos episodios no han sido los únicos y seguramente no serán los últimos. Lo que sí está claro, es que EEUU pretende  conservar a la estructura “pensante” de este grupo  y sin importar quienes estén en el camino, ponerlos a salvo para que puedan reorganizarse.

Ya lo habían denunciado en varias oportunidades, oficiales iraquíes leales al régimen títere de Bagdad, que los estadounidenses estaban dando cobertura al “Daesh”. Obviamente, el gobierno “títere” de Haider Al Abadi un don nadie puesto por Washington para reemplazar al carnicero Al Maliki, removido por ser un factor de inestabilidad que perjudicaba indirectamente a Washington. Incluso los fallidos norteamericanos en torno a todo esto, llego a bombardear a las fuerzas “populares” iraquíes en tierra, casualmente a las que en épocas de la ocupación, les hicieron pasar un infierno y que aún hoy no  quieren a los norteamericanos en Iraq.  Las últimas novedades que han denunciado las Brigadas iraquíes del “Kataib Hesbolla” han sido las operaciones de rescate aéreo de altos jefes del “Daesh” efectuado por helicópteros norteamericanos para sacarlos de la localidad de Ramadi en momentos que las fuerzas chiitas la mantienen sitiada.

Estas informaciones fueron difundidas por agencias iraníes como “FarsNews”, que han colocado a Washington y en especial al Pentágono en un serio dilema. Apenas hace un mes que se filtro a la red, un video donde se puede ver como unas 200 camionetas “Toyota”  HILUX (4) artilladas del “Daesh” en Iraq, eran escoltadas por un helicóptero Apache de EEUU mientras se dirigían raudas, a cruzar la frontera hacia Siria.

Sin dudas, éstas son la clara muestra de medidas desesperadas que, preanuncian un cercano final del “fenómeno yihadista” que al menos en Siria, no ha sido ni fenomenal y menos aún de raíz verdaderamente islámica, algo que de no ser atendido por la omniausente y parcial Naciones Unidas, conllevara a la subsistencia de ésta arma –el terrorismo- que sin dudas y sin el mínimo escrúpulo la usaran en otros escenarios.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: