“PREPARANDO LA GUERRA”

Tras el fracaso por fracturar a Siria y el fortalecimiento político de la resistencia árabe-islámica, Tel Aviv prepara una acción bélica veraniega

Por Pepe Beru

 

iss1

Con el fracaso estrepitoso por destruir al gobierno árabe de Damasco y por supuesto, a la nación siria, los principales promotores regionales de toda esa componenda han decidido que su próximo blanco, será más débil y accesible a sus ambiciones geopolíticas, como paso previo para atacar a Irán. En esta lógica han señalado al Líbano como objetivo dado que, además de haber fracasado con lograr instalar a las franquicias seudo-yihadistas de “Al Nusra” y del mismo “ISIS”, ven con notable desprecio y desconfianza el incremento de la fuerza del movimiento de resistencia árabe chiita “Hizb´allah” que ha sido un elemento fundamental para erradicar a las bandas de mercenarios que desde el 2012 trataron penetrar al territorio libanes.

En ese sentido, las operaciones intrusivas y provocadoras de Israel contra la soberanía del Líbano han sido continuas y muy delicadas, siendo una de las últimas detectadas, la interceptación de las comunicaciones de internet mediante plantación de equipos electrónicos en sitios dentro del territorio libanes por parte de la inteligencia israelí que trasmitían información hacia Israel (AL MANAR.http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?eid=122802&cid=23&fromval=1&frid=23&seccatid=31&s1=1 ) Por supuesto que estas no son las primeras ni serán las últimas, formas que tiene Israel de intervenir en el Líbano pero, en sus campañas pasadas y pese al dolor y la destrucción causados, no logro hacerse impunemente con territorios libaneses y tan solo logro retener por casi dos décadas una franja al sur de la cual fue obligado a retirarse en mayo del 2000. Y el factor principal para que Israel se fuera fue sin dudas la persistencia de “Hizb´allah”.

A partir de allí el movimiento de resistencia chiita, se volvió poco menos que la “bestia negra” para Tel Aviv y los intelectuales sionistas alrededor del globo, imagen que los medios pro-israelíes alrededor del mundo no dudaron en retrasmitir mediante continuas distorsiones y adulteraciones de la realidad de lo que sucede en la región (http://www.infobae.com/2016/01/22/1784921-el-jefe-hezbollah-amenaza-una-nueva-guerra-contra-israel)

Las ambiciones del estado de Israel vienen secundadas por un socio que, histórica e imprevisiblemente, no era posible de prever para el común de la opinión pública mundial. Apenas una década antes, hablar de que Riad y Tel Aviv mantenían contactos secretos y encima de ello, destinados a conspirar contra otros países árabes, era poco menos que una cuestión de ciencia ficción. Pero, lamentablemente la realidad –en este caso- superaba ampliamente la acostumbrada caricatura mediática de árabes irreconciliables con los occidentalizados israelíes, especialmente por la causa palestina.

Sin dudas que eso ayudo a que, regímenes aparentemente tan disimiles y supuestamente enemigos, coincidieran en lo que todos los grupos mafiosos tienen en común y como especial interés: el dinero y el poder. Y aunque esto pareciera reciente o circunstanciado a toda ésta megalómana y costosa maniobra llamada “Primavera árabe” que se puso en marcha hace cinco años –y con el apoyo financiero de los grandes inversores como Goldman Sacs y la Banca Rothschild-, ésta contra natura relación tiene bastantes años.

 

ArabiaSauditaIsrael7enero

Parece un desatino, pero para poder entender como un régimen árabe como el de la Casa “Al Saud” ha conspirado contra otros hermanos árabes musulmanes de la región, hay que verlo –metafóricamente hablando- como si se tratara de una gran familia en donde hay muchos hijos, tíos, sobrinos y con ellos, se van extendiendo el linaje familiar hasta perder la cuenta. Como en toda familia, existen los celos y la envidia, donde las inquinas se esconden bajo las apariencias más falsas y donde la traición fundada en alguna vieja rencilla no es despreciada. Es en esta atmosfera en la que el “enemigo” de la gran familia –Israel-  por haber sido tan dañino con los hermanos pobres de Palestina, hasta hace algunos años le tendieron la mano para que pudieran salir adelante y sacudirse de los tentáculos de aquel poderoso enemigo. Pero, sus hermanos pobres al no saber parar ni conocer las medias tintas de la política, llevo a poner a éstos benefactores y ricos parientes, a ir tomando distancia de aquellas causas dado que su apoyo, comenzó a complicar los negocios de los regordetes gobernantes del Golfo. Y si a ello le agregaban que, sus primos iraquíes no dejaban de reclamar sus legítimas deudas por años de haberse sacrificado en su beneficio –tras la guerra con Irán- llevó a que aquel “enemigo” pasara a ser a lo menos, un muy buen socio a tener en cuenta. A fin de cuentas, ambos poseen mucho dinero, excelentes conexiones con Washington y son prácticamente vecinos ¿Por qué no habrían de buscar buenos negocios en común?

Todas estas contrariedades e inquinas de Arabia Saudita con sus parientes fue aprovechado por Tel Aviv que tiene como lema insigne “el enemigo de mis enemigos son mis amigos”. Uno necesita protección y ayuda para lidiar con sus parientes revoltosos del barrio y el otro,  meterse dentro de la casa de aquellos para dañarles cuando mejor les convenga; además tiene los medios y los contactos para concretar las necesidades del temeroso reino petrolero. Y en ese ida y vuelta clandestino de sionistas y wahabistas se fueron estrechando aún más las relaciones e incluso, compartiendo ambos, las mismas fobias y preocupaciones. Por ejemplo, cuando los norteamericanos habían invadido Iraq en 2003 corrían rumores de que personal militar israelí se había trasladado al noroeste de Iraq donde y con la complacencia de Arabia Saudita, aviones israelíes pudieron pasar por su espacio aéreo y establecer una base secreta en “Al Hadhita” sin ser delatados al régimen colaboracionista de Iyad Alawi.

Con aquellos, llegaron a Iraq, equipos del ejército israelí y del Mossad que cumplirían vitales misiones de sabotaje y atentados contra blancos civiles en Bagdad para tratar de desgastar tanto al gobierno chiita como a la resistencia nacional (AAInteligencia. https://books.google.com.ar/books?id=aMc-GDFLJvQC&pg=PA44&lpg=PA44&dq=base+israeli+en+Irak&source=bl&ots=zQaDYVUw9D&sig=76A_V8WwTC1YUeaK9H-XioTBZAg&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjItavPzMrLAhVIgJAKHWDFB_oQ6AEITTAK#v=onepage&q=base%20israeli%20en%20Irak&f=false ) Desde hace años se sabe –y los mismos iraquíes lo saben- que el Mossad está detrás de los cruentos atentados que han sacudido su capital e incluso, de los asesinatos de científicos, profesores y académicos del país.

Muchas de estas incursiones no habrían podido ser realizadas sin el conocimiento de Arabia Saudita o incluso, con la participación de sus servicios de inteligencia. Sin dudas, todo esto ya era conocido por los iraquíes, palestinos y obviamente los iraníes, pero que sin posibilidad de exponerlo ante la opinión pública occidental, fue sistemáticamente ocultado o minimizado por los medios anglosajones. Pero tras el traspié que sufrió Israel en 2006 al tratar de invadir el Líbano, no solo dejó claro como operaba ente sionista y hasta donde podía llegar para causar sufrimiento, sino que dejó en claro que solo había una fuerza que era capaz de detenerlo y hacerlo volver por donde había venido.

 

Hezbollah-Libano-1

Hoy por hoy, tanto Tel Aviv como Riad y sus socios del Golfo, ven como principal y común preocupación el progreso y crecimiento de las fuerzas chiitas regionales inspiradas en el “Hizb allah” libanes, que además de ser una molestia para las ambiciones propias de Arabia Saudita, son la columna vertebral de la resistencia islámica contra el imperialismo sionista  y una calamidad para Israel en sus ambiciones expansionistas.  Es por ello, que han venido fallidamente operando en Yemen donde a las cuantiosas bajas sauditas se agregan la de mercenarios estadounidenses e israelíes que obviamente, nunca serán publicadas en los medios convencionales.

Tan lejos ha  llegado esta alianza espuria que, al amparo de Washington, el régimen saudita habría logrado hacerse con una ojiva nuclear adquirida con el consentimiento y control de Tel Aviv (PEyPhttp://pensamientoestraegico.blogspot.com.ar/2016/03/veteranos-de-ayer-arabia-nuclear-como.html ) con la finalidad de que sirva de advertencia a las supuestas ambiciones iraníes.

Pero los planes para agredir al Líbano es solo la antesala para involucrar a Irán. Cabe recordar que los esfuerzos de la inteligencia israelí por desatar una respuesta iraní han sido variados y cruentos. Desde hace más de seis años y en forma continua  el estado de Israel ha venido amenazando con que “EEUU debería lanzar una ataque preventivo contra Irán” porque según Netanyahu y Cía, Teherán es el responsable de los ataques terroristas en Buenos Aires y en especial porque según los informes de inteligencia, tenía “la bomba” –en alusión a la nuclear- sin mencionar claro, las centenares de ojivas nucleares que tiene el arsenal israelí y las “bombas sucias” que ha venido detonando desde hace al menos hace cuatro años en el desierto cercano a Dimona.

Al ser descubiertos y puestos en evidencia por investigadores israelíes sobre éstas pruebas, el gobierno allá por el 2013 y de la voz del ministro de defensa Moshe Ya´alon, Tel Aviv  justifico estas pruebas como una manera de estudiar el impacto de estos artefactos que supuestamente “Irán estaba preparando para plantar en New York y Washington” (Noticias.Terra.http://noticias.terra.com.mx/mundo/probo-israel-bombas-sucias-en-desierto,7a2332e60561220f9b99bd182716d887nyzgRCRD.html ) Pero para otros, estos ensayos tácticos, suponen posibles acciones de “Bandera Falsa” que orquestaría el Mossad contra las ciudades estadounidenses.

A nivel global, el sionismo viene haciendo un costoso e imaginativo esfuerzo por mantener en el aire mediático y mediante una continua propaganda por los multimedios, una imagen sucia contra Irán y contra el chiismo en particular. Desde jueces norteamericanos que hacen responsable a Irán por el “11/S” pasando por las continuas editoriales islamofobas de medios anglosajones hasta las distorsiones informativas creando supuestos que nunca sucedieron, son las tácticas desesperadas para argumentar planes para una nueva guerra. Uno de ellos fue, la supuesta leyenda que portaban misiles iraníes de larga distancia que agencias europeas como “AP” y “Reuters” citaban como “Israel debe ser borrada”, noticias que fue levantada por todos los medios occidentales pero refutada por Teherán.

 

(120927) -- NUEVA YORK, septiembre 27, 2012 (Xinhua) -- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pronuncia un discurso durante el debate general del 67 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organizaci¨®n de las Naciones Unidas (ONU), en la sede de la ONU, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos de Am¨¦rica, el 27 de septiembre de 2012. (Xinhua/Shen Hong) (mp) (ce)

(120927) — NUEVA YORK, septiembre 27, 2012 (Xinhua) — El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pronuncia un discurso durante el debate general del 67 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organizaci¨®n de las Naciones Unidas (ONU), en la sede de la ONU, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos de Am¨¦rica, el 27 de septiembre de 2012. (Xinhua/Shen Hong) (mp) (ce)

Todas las movidas para buscar estrechar filas entre las comunidades judías del mundo en torno a defender al estado de  Israel ante “la gran amenaza de Irán”, sigue sin cuajar en varios sectores del mundo hebreo que, no quieren ser parte de la militancia conducida por el sionismo político y religioso extremista, autor de situaciones revulsivas, que ha llegado a impulsar y cometer los crímenes más abyectos y aberrantes contra la integridad humana de los palestinos y de los pueblos árabes circundantes invocando argumentos muchas veces falsos.

 

Hoy, el estado de Israel y sus poderosos lobbies alrededor del mundo pero en especial, los que tienen sus centros de operaciones en Washington y New York, han lanzado una renovada campaña a nivel mundial para argumentar la necesidad de iniciar una agresión contra la república Islámica de Irán, utilizando para ello todos los eventos públicos e institucionales para promoverlo y obviamente justificarlo; uno de ellos es el que se está desarrollando con la cumbre del Congreso Judío Mundial (CJM) que se realiza  en la ciudad de Buenos Aires desde donde muy seguramente y enmarcado  en el pedido de esclarecimiento de los atentados de 1992 y 1994, se pretenderá comprometer al país, en el relato político pro-israelí y abiertamente anti-iraní que, bajo la legítima ambición de conocer a los verdaderos responsables de aquellos crímenes e incluso del ejecutado contra el fiscal Nisman,  puede llevar a una nueva guerra en la región.

“EL DILUVIO QUE VIENE”

Cómo se prepara el gobierno de Macri para saltar la gran ola de la “Hiper” que ya está asomando en el horizonte de la economía argentina

Por Charles H. Slim

Ni siquiera la alusión a la homónima obra de comedia musical de la década de los setenta, puede graficar o al menos describir, la “comedia económica” actual que muy pronto se transformara en una tragedia colectiva con consecuencias imprevisibles. El marco para esto, no podía ser mejor. Con una región con gobiernos en apariencias transparentes y “progresistas” que, salpicados de escandalosos casos de corrupción se están viniendo abajo como castillos de naipes, la irrupción de Washington a bombo y platillo con sus recetas recicladas que siguen escondiendo un capitalismo salvaje,  Mauricio Macri va por todo en su cruzada por tratar de estabilizar un país que fue dejado con sus cajas vaciadas y con el incremento desvergonzado de los patrimonios de los ex funcionarios K nacionales, provinciales y municipales.

Ante esta realidad imperante, hemos visto como si de una verdadera purga se tratase, miles de empleados y funcionarios que habían sido contratados en el gobierno anterior, son rápidamente cesanteados y enviados a sus casas sin mayores explicaciones. Esta política de limpieza de “ñoquis” parece incruenta e incluso impopular, pero sin dudas de que era una medida necesaria para comenzar a sanear una economía parasitada por el clientelismo militante de una época que dejó al país con una inflación de más del 700%. Sin dudas de que aquellos vivos que habían entrado en puestos públicos sin el menor conocimiento ni capacidad para ello, se sentirán furiosos de haber perdido la panacea de un empleo público al cual muchos, ni siquiera acudían a trabajar.

Pero no solo los pequeños “ñoquis” son objeto de esta limpieza. Con notable y agradable sorpresa, se ha visto como altos funcionarios como Cristóbal López, Aníbal Fernández y  Ricardo Echegaray son presentados ante la justicia por denuncias de grandes estafas contra el fisco que a su vez, conducen a la ex mandataria Cristina Fernández por el escándalo de la deuda de la INDALO con la AFIP.

Cada uno de estos “vivos”, cobraba un sueldo del estado –nacional, provincial, municipal- que podía ir de los doce mil pesos mensuales a los ochenta mil, obviamente muchos de ellos con viáticos y gastos de combustible incluidos. Sin dudas, fue la era de oro para los tránsfugas criollos, acostumbrados a cambiar de camiseta de acuerdo a la dirección del viento político del momento. Según algunas fuentes, han determinado que la totalidad de este tipo de fraude en el empleo público alcanzaría a unos ciento veinte mil (120.000) –de todos y todas-que cobraban sin hacer nada, llevando a que unos diez millones de pesos mensuales, se evaporaran del presupuesto para pagarle a ellos. Si se hace una cuenta anual de lo que costaba sostener a esta red de “vivos” se llega a la nada despreciable suma de unos 100 millones a 120 millones de pesos que salían del erario público para pagar a los “aplaudidores del modelo”.

Incluso y pese a los miles de ñoquis que ya han sido sacados de muchas de las reparticiones gubernamentales, según algunas fuentes reservadas, nos informan que las indagaciones por descubrir a más casos en otras áreas más sensibles del estado, continúan sin pausa y que pronto habrá nuevos anuncios de bajas y despidos.  No olvidar que apenas ingreso el gobierno de Macri, la AFI fue limpiada de agentes “K” despidiendo a más de setenta elementos puestos por la “Campora” y frenado el pase de unos 500 más.

Algunas fuentes han confirmado que la reestructuración del área está en manos de asesores norteamericanos quienes, entre otras cuestiones, modificaran los aspectos tecnológicos de la agencia. Muy seguramente hayan novedades en las hasta entonces secretas redes de buchones o informadores de todas las fuerzas de seguridad y armadas, que más que servir para los propósitos que la ley y los decretos le acordaron, se convirtieron en verdaderas mafias para concretar negocios poco claros y que en muchos casos son de carácter familiar. Seguramente y si se investiga con el mismo tesón que se hizo en las otras áreas del estado, podría hallarse una fuga de capitales tanto o más grande que la vista hasta ahora, con lo cual, además de mejorar el estado calamitoso de la economía, se saneara un ámbito vital para la defensa y la seguridad (http://pensamientoestraegico.blogspot.com.ar/2016/02/nacional-hasta-donde-llegara-el-control.html ).

A pesar de todas las medidas por achicar las fugas de dinero en situaciones como las que hemos visto, ello no alcanza. La supuesta militancia de una “juventud maravillosa y desinteresada” resulto ser un reclutamiento de punteros rentados y cuadros de mercenarios leales al cheque mensual. Y si eso no bastaba, la economía K, además de pésima había sido un verdadero artificio técnico que solo pudo sobrevivir ante la vista de la opinión pública mediante la fabricación de las cifras falseadas del INDEC, engaño que sigue siendo defendido por un indefendible como Guillermo Moreno.

Otro de los problemas que hace imposible que la economía se recupere es la situación de Argentina ante los llamados “Hold outs” con sede en New York, quienes por estos momentos esperan ansiosos el plan de pagos que si o si, deberá ofrecer el país. Y las chances para algún arreglo negociado son nulas; simplemente porque desde hace años que los “patrióticos” gobernantes de turno, entre otras, han renunciado a la competencia de los tribunales nacionales a favor de instancias extranjeras como es el caso del CIADI en la bonita “New York”.  A tal grado de incoherencia habían llegado los gobiernos previos, que los intereses del país eran representados por costoso Buffetes de abogados neoyorkinos que cobraban  miles de dólares la hora (Asociación de Abogados de Buenos Aires, AABA, Boletín Informativo 5 de Septiembre 2005).

Igualmente y aunque el gobierno pague lo que demandan estos usureros privados, no hay garantías de que haya un ingreso de capitales para la inversión porque, dicho sea de paso, la mayoría son del mismo grupo de intereses.  Incluso si estos llegaran, no significara que las cosas vayan  mejorar para el pueblo.  Y es precisamente en la dimensión cotidiana y común de los ciudadanos de a pie, donde se sentirá con más fuerza el sacudón que significara el ya anunciado ajuste que podría extenderse por más de seis meses.

Ante esto, han comenzado a moverse las placas tectónicas de una sociedad fracturada y llena de células cancerígenas, que fuera del circuito económico y productivo legal, verán con muy buenas perspectivas como el caos puede significar una época de carestía para los de abajo puede a su vez, ser de muy buenos dividendos para los estratos más altos de la sociedad argentina. Así, los grandes y elegantes criminales financieros vinculados al lavado de activos -y muy vinculados a la política partidaria-  mediante la colocación de empresas, negocios, obras de todo género  y todo tipo de emprendimientos que sirvan para blanquear los capitales que vienen del narcotráfico, verán la oportunidad de expandir su negocio a áreas de un desgajado estado, salvo que aumenten los controles.  Sin dudas estos intermediarios de la ilegalidad, tendrán a la mano una amplia oferta de mano de obra desesperada por dinero rápido y fácil aunque, ello pueda costarles la vida o la libertad.

Solo si el gobierno cumple con las anunciadas políticas de combate al narcotráfico, habrá una posibilidad de que esos dineros negros no se filtren a la economía nativa ya que, si ello ocurre, los empleos que financien la inversión de esos capitales serán ficciones que convertirán a los empleados en cómplices inocentes de una operatoria sucia que sirve para blanquear un negocio siniestro que, no hay que olvidar, está ligado a un ramillete de otros negocios turbios que no respetan clase, condición ni nivel social.

“¿POLÍTICA ECONÓMICA O ECONOMÍA POLÍTICA?”

 

Hasta donde podría llegar el gobierno neoliberal de Macri por amoldar al país a las condiciones internacionales

Por Javier B. Dal

 

rossad

Aunque el lector pueda decir que el título es poco original y muy trillado, cabe recordarle que los problemas de Argentina son de las mismas características siempre comprendidos dentro de ésta acostumbrada dicotomía. Pero en la actual realidad política del país, ésta se presenta muy clara y es necesario dejar en claro que es lo que el gobierno de Mauricio Macri pretende ejercitar para resolver los graves problemas estructurales que ha dejado no solo el gobierno K, sino una endemia latente que tiene ya cuarenta años.

Si comenzamos a discurrir sobre cuáles son las diferencias que hay entre un término y otro, se hace necesario que nos remontemos aunque  sea medianamente, a un origen  cercano de su etimología. De esta manera vemos que la llamada “Economía Política”  fue una elaboración del dramaturgo, aventurero y economista francés Antoine Montchrestien quien en un trabajo realizado para analizar las relaciones de producción dentro de la sociedad capitalista de su época, segmentaba a las mismas en clases a saber: Capitalista, proletaria y terratenientes.  De este modo vemos que lo que Montcherestein trata es la relación que se da entre los seres humanos a nivel de producción.

 

 

herenciak

Si vemos el desarrollo de la política del anterior gobierno, podrá advertirse rasgos de una economía proteccionista con pinceladas de un “marxismo” económico –especialmente en lo microeconómico- muy rebajado o mejor dicho, groseramente adulterado, con ingredientes macroeconómicos más bien orientados a la escuela de Keynes. Una verdadera creación frankesteiniana claramente signada a morir prematuramente.

Está claro que más allá de la incoherencia doctrinal que se ve en el engarce  de estas políticas antagónicas, la realidad demostró que lo que realmente existió fue una mascarada que trató de imitar de una economía productiva nacional que encubría las mismas recetas macroeconómicas de sello foráneo.  De esta manera, “ajuste y sacrificios para los de abajo” y “buenos negocios para los gobernantes”, siguió siendo la pauta dentro de aquel llamado “gobierno nacional y popular”.

Quizá suene hasta muy estrambótica la comparación  pero, la política que se implementaba durante la era “K” se parecía mucho al eslogan del “Tío Sam” que reza en sus afiches de reclutamiento para las FFAA de EEUU y que dice “No digas que es lo que tu país puede hacer por ti sino, que eso lo tu están dispuesto hacer por él”; solamente que en la Argentina de “Cristina” las circunstancias políticas y económicas que se manejaban hacia de que más bien se dijera “No digas, qué es lo que la Campora  puede hacer por ti, sino que puedes hacer tú por ella”. Palabras más palabras menos, el fondo es el mismo: el sujeto como medio para los fines del estado o de un grupo de vivos que fabricaron una supuesta militancia “desde las arcas del estado”.

Dentro de  esta mescolanza de doctrinas económicas y políticas izquierdistas de rancio abolengo, se manejaba una economía informal de capitales negros, provenientes del siempre y cada vez más lucrativo negocio del narcotráfico, una verdad a gritos dentro de la de por sí, ambigua sociedad política argentina.

Con esta contaminación financiera, es muy dudoso que pueda existir una economía sana y que, en forma legal, puedan estructurarse fuentes de desarrollo marcadas por el interés común. Es así como dos o a lo menos cuatro señores manejan los destinos del país y a su vez, pueden comprarse a las autoridades con un abrir y cerrar de ojos.  Es muy cierto que este problema no es solamente argentino, sino que afecta al mundo entero pero, sería una lucha muy interesante y honesta, romper estas reglas de juego.

 

thumb

Con la apertura de la Asamblea legislativa el 1º de marzo, Macri fue enfático en recordar cómo dejaron el país sus predecesores acudiendo a una descripción clara y cruda de lo que en realidad todos saben.  En lo económico, la herencia kirchnerista es muy pesada y parte de su peso puede hallarse en los bolsillos de todos sus funcionarios. Miles de millones de pesos se evaporaron de la noche a la mañana tras el triunfo de Cambiemos. Con solo hacer una mirada a vuelo de pájaro de cuáles son los patrimonios actuales de Cristina Fernández y familia, Amado Boudou, Alicia Kirchner, Alberto Fernández, Axel Kicilof y todo el resto de innombrables que fueron parte de la década “ganada”, se intuye a donde han ido esas abultadas sumas y a su vez se podrá concluir que gobernar es un muy buen negocio. En esto último y en apariencias, el gobierno actual apostaría por investigar a fondo todos los negociados que se celebraron durante aquella época lo que sin dudas –y si ello se cumple a raja tabla-, dará una bocanada de aire fresco en el viciado ambiente de una justicia  muy politizada y maniquea.

Ahora bien. Más allá de las medidas macro que se anunciaron para combatir todo el desastre económico que dejó el FPV, lo cierto es que en lo que hace a la economía domestica de los argentinos de a pie, ha pasado del pseudo-marxismo cerrado a una anarquía de precios que ha llegado a niveles extremos de la ridiculez, donde un producto natural como la naranja vale tanto o más que un producto manufacturado y artificial como puede serlo una simple lapicera. Así también se ha estado viendo con la carne, que a comparación de lo que se paga por el kilo vivo en Liniers, los precios que se ven en un mostrador  de esa misma vaca son triplicados o incluso quintuplicados por efecto de un fenómeno denominado “intermediación”. Es en estos puntos, donde el gobierno debería tomar acción de un férreo control y sanción de esta práctica que altera los precios y que perjudica a los consumidores.  Pero, estamos ante un gobierno de signo claramente neoliberal y ello hace que, como premisa fundamental en lo que hace a la economía, esta se rige por  “la libertar de mercado” que, según sus exponentes, genera competencia y mejores precios.

 

 

popes

Pero allí no terminan las recetas neoliberales. Según se ha conocido en los círculos íntimos al presidente, uno de los modelos que Macri tiene en mente para la Argentina, es el de la India caracterizado por ser un país de servicios y carente de políticas de industria nacional.  Semejante receta nos retrotrae a las épocas más recalcitrantes del menemismo donde y con los consejos de los “popes” de la “Globalización”, aconsejaban  éstas recetas como la panacea de la abundancia. Un modelo como el deseado, además de matar la enclenque industria argentina, volverá a la población en dependiente de los productos manufacturados en el exterior lo que, además de destruir el desarrollo y emprendimientos de tecnología nacional, convertirá a los trabajadores argentinos en meros empleados a sueldo –y discreción- de compañías y corporaciones  extranjeras. Así se destruirá el emprendimiento y las iniciativas nacionales, obligando a los cerebros y científicos a emigrar al exterior o simplemente ser absorbidos por las Corporaciones que ya están desembarcando en el país.

Para concluir, se puede ver que el gobierno de Macri ha puesto en marcha una política económica que tiene claras finalidades políticas y financieras en beneficio de los intereses que vienen a invertir al país y que se puede reducir a una verdadera economía política en la que los empresarios y sus CEO manejaran al estado nacional, como a una empresa privada y en la cual los ciudadanos serán tratados como meras variables que se estratificaran en varias clases de  empleados para la prestación de servicios privados como la hotelería, turismo, gastronómicos y todo lo que pueda servir en beneficio de quienes puedan pagar mejor.  El problema y la incógnita serán, si esta “economía política” llevará a que las áreas tan sensibles como la defensa y la justicia, serán tratadas con los mismos principios. Y entonces los argentinos deberán preguntarse si estos sectores  pasaran a ser privatizados?

“EL HOMBRE CLAVO”

 

Cómo las declaraciones ante la justicia de un nuevo Antonio Stiuso, se ha convertido en una seria molestia para los K

Por Javier B. Dal

stso

Si el lector cree que hay un error en el título de esta editorial, se equivoca. El mismo es deliberado y se ajusta al tema que desarrollaremos a continuación. Se sabe que hace una semana el ex espía de la SIDE (hoy AFI) Antonio Jaime Stiuso había llegado al país para prestar declaración en la causa por la sospechosa muerte del fiscal Alberto Nisman. Aquel veterano elemento de los servicios de inteligencia argentinos desde hacía un tiempo se hallaba resguardado en los Estados Unidos, obviamente bajo la protección de sus homólogos de la comunidad de inteligencia americana, quienes saben bien, que “se cazan más moscas con miel”. Su visita a tribunales parece haber abierto  la caja de Pandora por lo cual, él como testigo privilegiado de los enjuagues más sucios de los últimos cuarenta años y en especial de los últimos doce años, puede convertirse en el “clavo” del ataúd político de Cristina Fernández y de su gobierno.

Cuando en aquella mañana de enero del 2015 apareció el cuerpo sin vida del “fiscal y doble agente Nisman”, el gobierno argentino ciertamente acorralado por acusaciones y suspicacias que se lanzaban desde sectores alineados con las embajadas de EEUU e Israel en el país, lejos de apoyar a su más prominente hombre en las sombras, prácticamente lo arrojó a la fosa de los cocodrilos.

Sin dudas, Stiuso arde por cobrarse de lo que se la ha hecho. De este modo, un Stiuso con su rostro publicado por todos los medios, quienes transitan por el bajo mundo de la inteligencia, sabe que ello es como sentenciar a muerte a un agente de estas características salvo que, como en el caso de Stiuso, hoy acogido bajo las alas de la CIA, pueda hallar respaldo para una protección  razonable. Además, el ex agente ha sido un elemento neutro carente de lealtades políticas dado que ha estado al servicio tanto de militares, radicales, peronistas y los mutantes K.  Sin lugar a dudas, podría  calificársele como un verdadero “funcionario” en toda la acepción del término; pero eso era antes. Hoy por hoy, estamos sin dudas ante un nuevo Stiuso, con nuevas lealtades y funcional a quienes ahora le dan cobijo en estas horas oscuras.

Hoy por hoy, ante la compleja situación en la que se halla, nadie dice conocerlo o alguna vez, en el ejercicio de la función no haberlo conocido. Se trata de una constante en éste país, en donde, además de la costumbrista mansedumbre de sus habitantes, pocos son los que en la clase política tienen “el culo limpio”.

De este modo, se ha visto como personajes como Miguel Ángel Toma (ex jefe de la SIDE de Menem) –y quien propuso desmantelar las FFAA- se callan cuando se les inquiere cómo no sabía quién era Antonio Stiuso.  Ni hablemos de la incómoda situación a la que quedó expuesto en un programa de TV el lisonjeado fiscal Moreno Ocampo, quien visiblemente nervioso opto por irse del programa.

Sin dudas, para muchos expertos que observan el desarrollo de los acontecimientos en el país, especialmente en áreas como la inteligencia y la defensa, antes de caer de espaldas ante tantas desprolijidades no tiene otro comentario para calificar a los programas que se dedican a “opinar” como si se tratara de chismes del alcoba e incluso a quienes gobiernan como “simples aficionados”.

Consciente de la situación en la que fue colocado por el gobierno de Cristina Fernández, en sus declaraciones prestadas ante la fiscal Fein, parece haber sido contundente y categórico al señalar que además que el gobierno conocía el contenido de las escuchas, dejo entrever ciertas irregularidades en los mandos de la entonces SIDE bajo la égida política de los “K” destacando con claridad de que el entonces jefe de la AFI, Oscar Parrilli manejaba al organismo obedeciendo a las directivas que bajaban directamente de la persona de la misma Cristina.

No hay que ser demasiado ducho para sospechar de la “libertad” del ex agente para entrar y salir del país sin que ello represente un riesgo para su vida, máxime si se lo considera como una de las fuentes informativas que entre otras, podría echar luz sobre las verdaderas circunstancias y tal vez los verdaderos autores detrás de los ataques a la embajada de Israel en 1992 y a la AMIA en 1994.  Y ello por el simple motivo de que hoy por hoy,  pertenece a las filas de los “amigos del norte”. Esto último le garantizara –al menos hasta que les sirva- un salvoconducto mientras se trate de cerrar las causas AMIA y de Nisman.

Pero lejos de que sea la verdad la que prevalezca, el Stiuso que llegó al país para  hundir a la misma Cristina Fernández y a todo su aparato político, ha causado otros efectos muy predecibles.  Uno de ellos fue, la huida de la jueza Palmaghini quien tras comenzar a evaluar los testimonios de éste ex espía nacional, vio que la historia que depuso era tan pesada para sus oídos como peligrosa para su carrera, por lo cual y haciendo uso de una herramienta que le provee el código ritual, opto por “excusarse” .

 

 

mauro

A la par de esto –y casualmente-, la embajada de Israel daba a conocer que tiene el “identitik” del atacante suicida que habría conducido aquella fabulada camioneta con explosivos que fue planteada desde el inicio por el “Shin Bet” y el “Mossad” israelí, pero de la cual, las pruebas periciales no arrojaron evidencias de su existencia. Suena bastante raro que veinte años después, sean los israelíes los que vienen con estas supuestas “novedosas pruebas”. A la par de ello, los medios y algunos periodistas cercanos a la ideología que irradia desde dicha embajada, han puesto proa a volver a desplegar las velas islamofobas y prejuiciosas –dirigidas contra Irán-disfrazadas de “búsqueda de la verdad”. Ahora mediante interpretaciones de algunas escuchas –las mismas que se han difundido tras la muerte de Nisman- claramente tiradas de los pelos, algunos periodistas con historia en la embajada de Israel en Buenos Aires, tratan de engatusar  al televidente con “aparentes revelaciones”.

Más allá de que esto, se da en el marco de un gobierno claramente alineado a las políticas de Washington y Tel Aviv, el gobierno israelí por medio de la complacencia de funcionarios argentinos y de sus extensiones  en la DAIA está tratando de reinsertar sus ambiciones geopolíticas, especialmente dirigidas a fomentar sospechas xenófobas contra la república Islámica de Irán y el Partido de Dios libanes “Hesbollah”. Es una estrategia que se ve potenciada por las actuales y caóticas condiciones en las que se halla la región, especialmente en Siria sobre la cual, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu hubo declarado que sería muy auspicioso para Israel “la balcanización de Siria”, una declaración tan esperable como odiosa.

 

 

us_isr_saud

Solo para recordar cuales son las verdaderas  causas y las nefastas consecuencias que se le han impuesto a los árabes –musulmanes sunitas, chiitas y cristianos-sirios,  desde el 2011 la alianza entre Arabia Saudita, Qatar y Francia con el apoyo de Israel y dirección de Washington, usando a programas de mercenarios coordinados por la CIA como lo son el “Al Qaeda” y “Daesh” (ISIS),   han causado centenares de miles de muertos y una devastación que supera a la conflagración en los Balcanes en la década de los noventa.

Obviamente que este ángulo no será expuesto ni por éste renovado Stiuso ni por algunos medios argentinos y menos aún por aquellos periodistas con clara simpatía sionista.  De este modo, la opinión pública argentina seguirá siendo distraída con esta verdadera campaña de desinformación y en la cual, Stiuso será parte de éste engranaje ya que, solo ha cambiado de amos pero no su oficio. No caben dudas de que éste ex agente, ahora funcionara para los intereses de Washington y sus aliados sionistas en el país, sin necesidad de que éste permanezca en la Argentina.

Se trata de un juego muy peligroso y ello no porque los anteriores gobiernos no lo jugaran, sino porque las actuales circunstancias geopolíticas internacionales, combinado con la aberrante falta de una geopolítica nacional, puede llevar a la Argentina a ingresar a una contienda que no ha terminado y ciertamente no hay probabilidades de que culmine hasta que se resuelvan temas cruciales como la ocupación de Palestina, las agresiones a Iraq y Siria y las tramas constates de Tel Aviv para agredir a la República Islámica de Irán.