“LIBELOS DE BARRO”

 

Así podría denominarse a la voluminosa causa AMIA que pese a las irregularidades que la manchan se insiste en tesis claramente tendenciosas e incongruentes

Por Charles H. Slim

am1

El atentado contra la embajada de Israel en 1992 y la voladura de la mutual AMIA de 1994 ambos ejecutados en la ciudad de Buenos Aires, sin lugar a dudas, fueron dos hechos repudiables que pese a la magnitud de semejante crimen, sigue siendo una materia pendiente para la justicia argentina que no hay que olvidar, pero ahora bien: ¿Cuáles han sido las reales implicancias que se movieron detrás de cada uno de estos actos y el interés continuo por detener las investigaciones hasta tanto no se rumbearan por líneas señaladas desde el exterior? Estos interrogantes han sido continuamente evadidos por los periodistas –salvo contados casos- y medios masivos en el país llegando a quedar en evidencia aquel dicho que reza “hay un elefante en la sala” y nadie pareciera verlo.

En realidad más bien habría que decir “que no quieren verlo” ya que los intereses que se verían involucrados detrás de estas dos masacres, además de muy influyentes son terriblemente peligrosos para tocar. De esta manera el mejor y único argumento que estos periodistas y medios gustan levantar es aquel en el que –recordemos bien- “los árabes”,  “el islam” y más tarde los “musulmanes” en general, deben ser los únicos implicados en las voladuras de estos sitios. Claro que para quienes no se hallaban informados, incluyendo a la párvula clase política, sobre cuáles eran las implicancias geopolíticas internacionales de comienzos de la década de los noventas, vender esta versión casi “Hollywoodense” se hizo muy fácil en un momento muy sensibilizado para la población en general.

Según esta versión, una célula de árabes locos muy bien escondidos y con una conexión local, habían sido los indudables autores de estos ataques.

De esta forma y mediante aquel fantástico relato, hubo una camioneta Traffic con un chofer libanés, preferentemente chiita y si es posible de adjudicar al movimiento de resistencia Islámica “Hesbolla” mejor, quien condujo el vehículo con una carga mortal de explosivos y mediante una maniobra bastante rebuscada se lanzo contra el portón  de ambas edificaciones. La misma táctica y los mismos autores. Todo muy claro, demasiado para las mentes inquietas que pudieron advertir casi en forma inmediata, que muchas cosas no cerraban en torno a esta versión. En este mismo sentido ¿por qué la seguridad del Shin Bet del edificio de la embajada y los representantes de alto grado, se había retirado unos momentos antes de este suceso? O ¿por qué ni bien sucedió el hecho, lo primero que aseguraron estos afortunados agentes del Shin Bet era que había sido  una camioneta bomba de Hesbolla? Y si esa era su certeza ¿por qué la continua negativa a realizar la pericia del radar para confirmar esa aserción? Para quienes no sepan que es el “Shin Bet”, es ni más ni menos que la “policía secreta” israelí que tiene en su haber, largos historiales de brutalidad y  torturas contra la población palestina.

Sobre estas incongruencias que los medios locales y sus insignes periodistas tratan de ralear, recordemos otras como fueron  las espurias relaciones de Rubén Beraja, el silencio del gobierno de Menem, las inconvenientes declaraciones del entonces canciller israelí Ithzak Aviran que fueron calificadas de “fantasías” por Tel Aviv y la lista sigue.

Pero volviendo al asunto central, mediante este acto horroroso y sorpresivo y con una población sumida en la más absoluta ignorancia de cómo se juega en el submundo del espionaje, las tácticas sucias y al engaño como argamasa para concretar sus planes, junto a la victimización eran elementos que servirían para enmascarar los verdaderos propósitos que acuciaban impulsar a Tel Aviv y en especial a sus sectores más radicalizados del sionismo.  Ello era que Argentina no entregara tecnología nuclear a Irán.

Era una circunstancialidad central que muy pocos estaban al tanto. Argentina como cualquier país soberano llevaba adelante –dentro de lo posible- relaciones políticas con cualquier país con el cual, pudiera desarrollar vínculos beneficiosos sin la interferencia de potencias extranjeras. En este sentido Argentina (durante el gobierno de Raúl Alfonsín) se había comprometido con la república Islámica de Irán mediante acuerdos bilaterales para la provisión de un reactor  nuclear que se vio recurrentemente retrasado por “misteriosos” contratiempos.

Para los iraníes estaba claro de donde provenían aquellas zanjadillas, pero estaban seguros de que el gobierno argentino no se dejaría presionar por intereses internos que se alineaban –y hoy continúan-  a las directivas que radiaban desde Tel Aviv vía embajada de Israel en Buenos Aires y que además, se alineaban por la derecha con Washington.  Pese a esta ominosa presión, el país siguió con su agenda bilateral con Irán como si se tratara de cualquier otro país del mundo y claramente rechazo las apretadas que continuamente recibía de los entes políticos sionistas para detener esa relación.

Incluso un año después del ataque a la embajada de Israel, las relaciones con Irán siguieron normalmente, pese a las fuertes presiones por vincular a cualquier nexo “árabe-islámico” –incluyendo a Teherán por supuesto–  a la autoría. Casualmente en 1993 y pese al alineamiento del gobierno argentino con Washington,  las relaciones comerciales y de intercambio de tecnología con Irán fueron inmejorables donde incluso Buenos Aires le entregó a Teherán Uranio U-235 enriquecido al 20% para el campo de la medicina.

Esto a cuento de la fábula que surgió de las supuestas fuentes del fiscal Nisman y que hoy invocan con vehemencia algunos como el fiscal Pablo Lanusse, sobre “la reunión en Alepo, Siria” que se habría desarrollado en ese mismo año donde presuntamente y –como en las películas de villanos- los iraníes reunidos en secreto en un cuarto entre penumbras, sentenciaron que había que atacar en Argentina. ¿Acaso tiene algún sentido esa supuesta versión surgida de fuentes de inteligencia israelíes? Pese a que existen intensiones de sacralizar estos “informes”  como accesorios de las investigaciones judiciales, la historia contemporánea ha demostrado con creces como las agencias de inteligencia –en especial la CIA y el Mossad- están más allá de la ley y de la justicia.

Pero a pesar de que se trato de endilgar la autoría a los “árabes” en general, el relato sionista fue puliéndose y de esa generalidad pasaron a ponerle nacionalidad y de ese modo fueron primero por una implicancia palestina –dirigida contra la Jihad Islámica- muy fogoneada por periodistas con historia funcional con la embajada israelí en el país; cuando esto se hizo inviable, se le tiro el bulto a Siria poniendo bajo sospecha a toda la comunidad sirio-libanesa del país. Cuando la llamada “pista siria” no iba a ninguna parte y con la clara intervención de las agencias como la CIA y el Mossad en la “aportación de pistas”, aquella fue abandonada. Cuando para finales de la década de los noventas y comienzos de los dos mil las ambiciones geopolíticas de Israel se orientaban a rivalizar frontalmente contra el desarrollo tecnológico de Irán, surgió el  presunto y más conveniente autor.

A partir de ese momento y como parte de esa visión geopolítica de Tel Aviv, que cabe recordar veía –y aún sigue viendo con frustración- como se veía limitada a actuar con impunidad sobre territorios libaneses especialmente por la presencia de “Hesbolla”,  fue sin dudas el elemento libanés –importante comunidad presente en la argentina- que serviría de nexo para tratar de vincular como más fuera posible, a la pista iraní.   Sin dudas, una jugada sucia y engañosa que no era nada nuevo en las tácticas usadas por Tel Aviv a lo largo de su guerra con los vecinos árabes.

Durante el periodo de Menem las investigaciones siguieron en el mismo sitial de estancamiento. Tras los informes presentados por la CIA y el Mossad al entonces jefe de la SIDE Miguel Ángel Toma, se trató de movilizar la pista hacia una ingeniería trazada en Teherán que poniendo en el centro a supuestos hermanos libaneses de apellido Berro en la cual uno de ellos, acusado de haber sido el presunto conductor de aquella presunta Traffic en la mañana de julio de 1994, no llego a ningún lado ya que éste joven  había quedado tullido por un bombardeo israelí. Además, aquél jamás había tocado  sud América,  e incluso había muerto en septiembre de 1994 por una incursión de la aviación israelí.  Al constatarse esto y pese al sistemático ocultamiento de la corporación de medios argentinos, el entonces fiscal “especial” Alberto Nisman se las vio en figuritas para tratar de seguir la hoja de ruta trazada por Washington y Tel Aviv.

Tal como lo han señalado algunos medios alternativos, solo por la valiente actuación de periodistas probos fue que allá por mayo del 2006, increíblemente el diario “La Nación” publico una nota lapidaria para el relato montado por el fiscal Nisman y Cia, llevando a que muchos periodistas que tratan de insistir en la misma tesis queden muy mal parados (v. http://pajarorojo.com.ar/?p=26009 ). Al mismo tiempo como lo señalan algunas fuentes, éstos periodistas que tan bien habían venido siguiendo las vicisitudes de ambas causas,  por un notable gusto por el dinero, han tomado por rumbos tan estrafalarios como racistas o acaso ¿Cómo puede interpretarse que de la nada y con el cambio de gobierno, se han encontrado presuntos “grumos de sangre” del supuesto atacante  –que deberá ser árabe- en una pieza de la supuesta Traffic presuntamente encontrada en los restos frente a la AMIA?

Otros aspectos que no han salido a la luz pública, son las extrañas incongruencias entre varios personajes que habían declarado una cosa y luego otros los contradecían. El caso de la enfermera que dijo haber visto una “Traffic color Beige”, cuando los restos presuntamente hallados eran blancos, hizo colapsar su declaración que hizo que –carcomida por los nervios- terminara denunciando que lo había hecho por la presión de altos funcionarios de Bomberos de la Policía Federal vinculado al Departamento de Explosivos de la PFA y que  a su vez se ven involucrados en la sospechosa muerte del bombero Alberto Cánepa Carrizo, quien venía denunciando a éstos jefes policiales. ¿Y quiénes estaban encima de estos funcionarios corruptos?

Hoy por hoy, el ascenso del gobierno de Mauricio Macri parece haber encarado una política de “revisión” en la justicia que, obviamente, incluirá a las causas AMIA que tal como lo han señalado los fiscales que ocupan actualmente la fiscalía especial, se halla repleta de fallas –algo que no asombra- pero que asombrosamente, no afectan la tesis central y la cual sigue siendo a toda costa, endilgarle a Irán el ataque.

 

Como sea que fuere, la acumulación de más de un millón de fojas, documentos, piezas informativas sueltas y sin lugar a dudas, montañas de basura desinformativa –incluidos los informes de la CIA y sus socios- destinada a embarrar y planchar la causa, hará falta mucho más que una “fiscalía especial” para llegar a la verdad de los hechos; solo será el compromiso de los mismos argentinos en no dejarse embaucar con un nuevo engaño que busca más bien objetivos geopolíticos sin interesarle para nada la justicia.

“GONNA”

Esto es lo que clara y tácitamente se ha escuchado en los círculos elitistas de Washington a favor de Hillary Clinton

Por Charles H. Slim

 

H2

Sin dudas, que el escandaloso cierre de las causas penales contra Hillary Clinton por parte de la fiscalía del gobierno de Barak Obama, fue una de las lavadas de cara más descaradas de la historia política estadounidense, que a pesar de la evidente indignación que desató en amplios sectores de la ciudadanía estadounidense, deja una muy buena enseñanza a todos los espectadores de alrededor del globo y ella es que “más vale prestar oídos a sus propios razonamientos que a los sermones de Washington”.  Es una adaptación de aquella sabía frase de Confucio quien dijo El mayor defecto de los hombres consiste en preocuparse arrancar la cizaña de los campos ajenos, descuidando el cultivo de sus propios campos, una enseñanza que deja expuesto en forma irrefutable, que Washington no es el faro más indicado para guiarse.

Es que lo visto por la justicia norteamericana, demuestra que sus autoridades políticas lejos están de poder o tener autoridad moral para andar señalando los errores ajenos.

Y la medida absolutoria no fue caprichosa. El 26 de julio pasado la señora Clinton fue ungida como la candidata del partido Demócrata para las elecciones presidenciales del mes de noviembre lo que viene a explicar éste oportuno y tan irregular borrado de gravísimos antecedentes criminales.

A pesar de los graves cargos que la candidata demócrata debía haber rendido ante un juez federal, los “Think Tanks” y los adictos medios neconservadores del país del norte, la ensalzan como la nueva esperanza para los EEUU y para el mundo, una alucinación tan increíble como nociva. Igualmente y como forma de reforzar  la masiva campaña mediática por “humanizar su figura”, se han planteado varias tácticas de campaña entre las que se cuentan, las alocuciones de su hija Chelsea Victoria Clinton haciendo emotivas alocuciones recordando las fortalezas de su madre hasta la publicación de su propio puño y letra de sus experiencias en la función pública. Como ella misma relata en un artículo publicado en el sitio Foreing Affairs  (v. https://www.foreignaffairs.com/articles/north-america/2010-11-01/leading-through-civilian-power ), su experiencia en el cargo de secretario de estado,  la llevo a implementar la diplomacia con el poder de la defensa (militar) como supuesta fórmula para darle un “enfoque inteligente” para resolver los problemas globales. Tan solo estas líneas, reflejan una clara inconsecuencia histórica con lo que ha realizado en el terreno de los hechos que no dejan lugar a una réplica.

 

Democratic presidential nominee Hillary Clinton gives her thumbs up as she appears on stage during the final day of the Democratic National Convention in Philadelphia, Thursday, July 28, 2016. (AP Photo/Carolyn Kaster)

Esta formulación de un “enfoque inteligente”, pareciera referirse a los planes desplegados en el norte de África en 2010 y que bajo el rótulo tragicómico de la “Primavera árabe”,  sumió en la miseria y la desgracia a varios países de la región sin que se haya escuchado aún de los labios de la candidata, algún tipo de reflexión coherente. Con estas semblanzas sensibeleras  para el consumo editorial, Clinton  trata de tapar el sol con el dedo.

Recordemos sino a Libia, un resultado de ese “enfoque”, que tras la agresión e invasión de la OTAN, hoy se haya convertido en el campo de entrenamiento a cielo abierto más grande del mundo para todos los grupos mercenarios que los militares norteamericanos, británicos y franceses puedan adiestrar para su lanzamiento a los escenarios en Siria e Iraq.

Tal cual lo habíamos adelantado en previas editoriales, la candidata Hillary Clinton es la sucesora de facto en la Casa Blanca y para ello, el desmedido Donald Trump es un aliado involuntario para que ello se concrete. Y aunque muchos nieguen el carácter claramente conspirativo de esta estos análisis, solo basta detenerse un momento y mirar lo que pasaba hace unos meses atrás con la insostenible situación judicial de la candidata demócrata.  No es posible que ante semejantes cargos y las ineludibles evidencias que había contra la senadora por el estado de New York pudiera salir airosa sin ni siquiera una citación para testificar informativamente de esos hechos. Ante esto, los simples ciudadanos estadounidenses se preguntaran ¿Podremos gozar de estas ventajas si mato a mi vecino y le robo todas sus pertenencias? Obviamente que no, sería la respuesta, para ustedes caerá todo el peso de la ley y un hermoso traje anaranjado.

Pero es que ha quedado muy claro a estas alturas, cómo y quiénes dentro de los EEUU son los que digitan las políticas de Washington, que sin rodeos y eufemismos son aquellos que tienen el dinero contante y sonante. Y son estos sectores que con sus abultados aportes de campaña y claro, sus muy buenas referencias a sus nexos externos especialmente con Tel Aviv, esperan como contra prestación políticas propensas a no descuidar el irrestricto apoyo militar, financiero y político a la causa mesiánica del “Gran Israel”.

Sobre aquello, para los sionistas en general, Clinton es la opción más razonable en el anaquel de los postulantes, aún cuando sus propuestas para los ciudadanos comunes de su país sean tan sosas como ambiguas.

 

trump-faces

Asimismo hay que señalar que no solo por este histórico punto  los Lobbies sionistas americanos le dan la derecha a la hoy candidata demócrata a la Casa Blanca, sino también por la clara incondicionalidad y previsibilidad que Hillary Clinton presenta en comparación con un  díscolo y hasta peligroso Trump, que entre sus últimas propuestas de política exterior, reveló que para descomprimir la situación de continua hostilidad de los EEUU en el este de Europa, propuso reconocer a la Península de Crimea como parte de la federación rusa, algo que además del malestar en el gobierno de Obama, causó un abierto rechazo en los sectores del Neocon y por supuesto, los sionistas del Congreso.

A contrario de esto, Hillary Clinton garantiza que no solo no habría ningún tipo de reconocimiento como el propuesto por Trump y menos aún algún grado de reconciliación, sino que ajustara aún más la política de sanciones y hostigamiento militar en torno a la Federación rusa algo de lo cual, Moscú es consciente y trabaja en para contra restar esa situación. Es que Clinton está en la sintonía de aquellos sectores que consideran a Rusia como un estado “enemigo” a quienes muchos han señalado como un punto de vista retrogrado y claramente “rusofobo” ya que, pretende reinstalar las viejas formas de pensar de una época pretérita en la que el mundo se halló sumido en la llamada “guerra fría”.

Hillary Clinton garantiza que al complejo de la Industria militar no le faltaran jugosos contratos de defensa y sus productos de última generación, podrán ser ampliamente vendidos y testeados en teatros de guerra reales tanto en el Medio Oriente como en  posibles nuevos frentes que podrían abrirse en el extremo oriente.

Junto a estos, los negocios de empresas privadas de servicios subcontratados para mantenimiento de instalaciones, repuestos, servicios de comida, vigilancia de complejos e instalaciones, contratistas de seguridad para operaciones militares especiales y de inteligencia y muchos otros, se verán beneficiados por el incremento de la economía de guerra que a costa del sufrimiento de las poblaciones de otros países, lubrica la inestable economía domestica norteamericana desde el 2001.

 

complejo-militar-industrial

Otras garantías que ofrece una Hillary Clinton en la Casa Blanca será sin dudas, la ampliación de las tareas de inteligencia y contra inteligencia que bajo el rótulo de la “guerra contra el terrorismo”, llegaran a los países de todo Latinoamérica con más profundidad y seguramente crudeza para entre otras “tareas” estará la definitiva terminación de  gobiernos opositores (Venezuela, Nicaragua, Ecuador) con la consecuente eliminación física de sujetos que cuestionen las políticas y las consecuencias que ellas están dejando en el camino.   Sobre este particular tópico han sido muy suspicaces las últimas noticias sobre la presencia de “ISIS” en varios países de sud América que se vieron ilustradas con la detención de diez ciudadanos brasileños acusados de planificar ataques en los juegos olímpicos presuntamente bajo las órdenes de aquella organización. Las últimas informaciones dieron cuenta que se trataban de meros pinches amateur, sin recursos, entrenamiento y menos aún armas para concretar sus amenazas.

Sobre esto último valga el recordatorio que vino desde el Líbano allá por septiembre del 2015, cuando el líder del Movimiento de resistencia Chiita Hesbolla, advirtió de los planes de Arabia Saudita y Cía, de trasladar y financiar su programa de “Yihadistas” a Sudamérica  donde podrían comenzar a darse hechos que luego se los vincularían con “ISIS”.  Estos señalamientos se cumplieron y hoy se ha comenzado a dejar rodar, rumores de que habría células del “ISIS” incluso en el norte argentino. Es claro que con ésta advertencias que pasaron silenciosas por los medios convencionales argentinos pero que ha sido difundida por los variados medios alternativos, rompen el factor sorpresa que los interesados en crear el terror buscan en una determinada región.

También hay que señalar que, casualmente con la nueva corriente por-estadounidense entre los gobiernos de la región, como sucede con Argentina,  los encargados de la seguridad interna y exterior, están siendo “asesorados”  por el Pentágono y la intervención de las agencias de inteligencia como la CIA, el Mossad israelí y la DGSE francesa en el rediseño de las estructuras de inteligencia como sucede con la AFI. Las consecuencias de ello las veremos pronto y una de ellas podría ser el involucramiento directo del país en sus operaciones en el Medio oriente.

 

En este sentido, Hillary Clinton en sus propuestas ha sido clara en mantener el relato de la “guerra contra el terrorismo”, un embuste que cubre un cúmulo de basura política que no podrá sostenerse oculto por mucho tiempo.  De este modo, la candidata demócrata reimpulsa su iniciativa de imponer una zona de exclusión aérea sobre el norte de Siria –tal como lo logro con la vergonzosa resolución 1973 de la ONU contra Libia- algo que podría verse muy difícil por la actuación de las fuerzas aeroespaciales rusas y por supuesto, mantener la ocupación en Afganistán.

“GOLPE DE EFECTO EN TURQUÍA”

Cuales habrían sido las verdaderas causas de este intento de golpe en Turquía 

Por Charles H. Slim

 

e1

Para muchos se trato de una noticia sorpresiva que toma desprevenidos a todos los habitantes de Turquía y del mundo, pero para otros muchos, especialmente los que seguimos los acontecimientos que vienen sucediendo en la región con la inserción del “ISIL” como el actor disonante que de los argumentos geoestratégicos a Washington, Londres y Tel Aviv, esta reacción interna en la nación musulmana lindera con la Europa cristiana y filosionista no representa una novedad.

Si hay algo que no distingue al gobierno de Tiyip Recep Erdogan es su popularidad. La llamada democracia en Turquía es una, claramente al estilo e interpretación del gobierno. Continuadamente, Washington y la UE han tolerado las violaciones a los derechos humanos que lleva a cabo Ankara y es que, como dijo un recordado funcionario estadounidense de uno de sus títeres en el Medio Oriente y que le cabe muy bien al mandatario turco es, “Erdogan es un HDP, pero es nuestro HDP”.

Pero las motivaciones para esta tentativa no estaba en las incongruencias del gobierno de Erdogan que se habían venido conociendo, vinculadas a la asistencia que se le estuvo prestando al “ISIL” y otras bandas seudo-jihadistas que asolan Siria e Iraq o, a los recortes a la libertad informativa mediante los cepos a la internet, los arrestos a diputados y periodistas  que habían descubierto los contubernios y los trabajos sucios entre el MIT y la CIA para expandir el terror en Siria. Las verdaderas razones de esto se basaron en la repentina decisión de Erdogan de dar un giro hacia Moscú y darle la espalda a Washington algo que no iba pasar sin consecuencias.

No hay que olvidar que la crisis del gobierno de Ankara había comenzado por finales de noviembre del 2015 cuando dos cazas F-16 guiados por un avión de inteligencia electrónica  AWACS  del Comando estadounidense con base en Arabia Saudita  derribaron arteramente a un S-24 ruso que operaba contra los mercenarios del Frente Al Nusra en el norte de Siria. Para Vladimir Putin y su gobierno la situación era intolerable y no había forma de que lo ocurrido quedara en el olvido.

Desde la ocurrencia de ese hecho muchos con muy buenos argumentos sospecharon que había sido una operación que estaba destinada a amedrentar a Moscú sobre las consecuencias de involucrarse en Siria.

 

 

e2

Pero la decisión de llevarla a cabo no había podido ser ejecutada autónomamente por los turcos, eso queda claro. Incluso viendo como se desarrollo ese ataque se comprobó que la acción involucro a los comandos aéreos de la OTAN, aviones aliados de la alianza y marcación del blanco por un avión comandado por tripulación estadounidense.

Tras ello, lejos de dejarlo en la anécdota, Vladimir Putin se comprometió en que dicho crimen no quedase impune comenzando a imponer sobre el gobierno turco una serie de sanciones comerciales que irían desgastando a la economía turca, especialmente basada en el turismo y la exportación de productos a Rusia.  Sin dudas que Putin y sus generales no ignoraban que detrás de todo esto se hallaba la OTAN que respaldaba a Erdogan para que pudiera hacer “la pata ancha” a Rusia, que estaba complicando las operaciones contra el gobierno de Bashar Al Assad y demorando sin solución de continuidad su derrocamiento.

Con este panorama, la situación de Erdogan y su gobierno se complicó aún más con la pelea con su ex aliado político el predicador  Fetulá Gulen, quien tras ser señalado por el círculo del gobierno como el “cerebro” de la intentona, rechazó de plano tener parte en la conspiración.

El hecho real que no todos saben en occidente, es la real situación interna dentro del gobierno y de las FFAA turcas, que se hayan divididas entre “Kemalistas” y “Islamistas” éstos últimos además de estar conformados  por los altos oficiales que son  favorables a las políticas intervencionistas de Turquía en los asuntos de Iraq y Siria, apoyan a Erdogan y a su familia. Pero también existe otra división que no es conveniente que se conozca en occidente y es la que divide al ejército entre oficiales pro-OTAN y los pro-rusos, éstos últimos arduamente perseguidos por el gobierno llevando en varios casos al encarcelamiento e incluso a  la muerte de oficiales de alto rango en circunstancias nada claras.

Sin dudas se trata del síntoma de una seria crisis en el estado profundo turco. Hay una lucha intestina que puede haberse iniciado mucho con éstas cruentas consecuencias, que tuvo como primeas manifestaciones los atentados que habían golpeado a Estambul un mes antes.  Lo visto en las calles de Turquía solo fue la visualización de una parte de esa lucha intestina que, ya venía desarrollándose y seguramente seguirá haciéndolo en el campo clandestino del espionaje que sin dudas, se halla tan dividido como sucede con los militares.

 

e3

Esto me hizo recordar a un interesante artículo del sitioForeing Affairs en el cual se señalaba el peligro de que Erdogan confiara  un mayor acercamiento hacia las fuerzas armadas con las cuales, desde un punto de vista político, se hallan bastante distanciados especialmente por las diferencias que surgen de las irreconciliables miradas por el estricto laicismo que defienden los militares turcos,  del islamismo soft que Erdogan y su gente tratan de insertar en la Turquía republicana fundada por Kemal Ataturk  .

Igualmente y pese a estas circunstancias particularmente turcas no hay que sacar de la vista a las posibles implicancias de factores externos, involucrados e interesados a sacar a un Erdogan caduco y sin el peso político necesario para encarar los desafíos que se le habían encargado y de los cuales tras las últimas señales dadas a conocer a Moscú, parece haberse rendido por la presión.  Recordemos que éste repentino e inesperado cambio en el discurso del mandatario turco, fue calificado por varios analistas políticos internacionales como un éxito rutilante para Vladimir Putin en particular y para la política de Moscú en general. Sobre esto mismo es necesario no olvidar el revuelo y desagrado que causó entre los altos jerarcas de la OTAN en Bruselas y los personeros políticos de Washington, la decisión de Ankara de ofrecerle a Rusia su cooperación para luchar decididamente contra el “ISIL” proponiéndole incluso, el uso de la base de “Incirilik”, histórico punto estratégico de la alianza y de EEUU en sus campañas contra Iraq en 1991 y 2003.

Este giro repentino de Erdogan puso muy nerviosos a los generales del Pentágono y a los diversos jefes de la inteligencia, en especial a John Brennan director de la CIA quien se halla profundamente implicado en las operaciones de las bandas mercenarias que son entrenadas por los asesores de la “agencia”  en Jordania y los campamentos montados al sur de Turquía, donde junto a sus colegas del MIT turco y otras agencias occidentales, entrenan, arman y facilitan la entrada de armas, equipos y mercenarios frescos para que operen en Siria. Así de simple y grave es la implicancia que se advierte entre una Ankara cooperadora bajo la dirección de Tiyip Erdogan y su repentino giro que daría la espalda a todo lo comprometido.

El pedido de disculpas a Vladimir Putin por el derribo del SU-24 entre otras fechorías cometidas con la implicancia de los mercenarios que son asistidos por la CIA y la inteligencia militar del Pentágono –quienes surten de misiles antitanque y sistemas antiaéreos- , solo sería uno de los factores detonantes de un posible golpe.  Una de las versiones que no se ventilaron por los medios oficiales de prensa, refieren a que la lucha interna entre los partidarios de la OTAN y los pro-rusos había llegado al grado de que el atentado del 16 de julio en el aeropuerto de Estambul habría estado dirigido a matar a un general de la OTAN que buscaba llegar  a  Moscú, para advertir  de peligrosos planes que no compartía con sus colegas de la organización atlántica  y que pondría en peligro a la paz mundial.

Según esta versión, se le encargó a las “cloacas del estado” llevar adelante una operación que en apariencias tuviese la forma y la simbología de un ataque extremista del “ISIL”  para desviar las sospechas sobre cualquier implicancia interna.  Lo cierto es que, una acción semejante a cargo de esta franquicia no solo es políticamente una inconsecuencia sino también, una provocación estúpida a las autoridades de un gobierno que les ha venido apoyando desde el inicio de las agresiones contra Siria.

 

No caben dudas de que éste conato ha sido en cierta medida, sospechosamente beneficioso para Erdogan y pareciera ser, que saldrá más fortalecido que no significa que tenga mayor legitimidad y menos aún mayor adhesión popular, pero si le servirá para apretar los tornillos de la seguridad interior con la cual, comenzara a estrechar aún más la cacería contra los disidentes políticos y cualquiera que se atreva a cuestionar sus políticas internas y externas.  Es por ello que más que un golpe de estado ha sido un golpe de efecto que dará vía libre para una profunda limpieza de opositores. La purga ha comenzado y se habla de 5 generales, 20 coroneles y 1600 soldados de tropa, arrestados lo que seguramente se extenderá a jueces, funcionarios de inteligencia y contrainteligencia que podría llevar a que se revelen los posibles nexos externos en esta fallida acción.

“CITACIÓN inesperada”

 

Cómo el ex canciller israelí, Tzipi Livni, que se citó en Londres por crímenes de guerra podría evadir Scotland Yard

Dany Smith

 

 

tz1

Fue una muy buena noticia que muestran algunos avances en la lucha para romper los cercos de impunidad que Tel Aviv a través de sus poderosos grupos de presión de todo el mundo, han tendido a mantener a uno se atrevió a cuestionar la “política de Israel.”J ust hace diez años, hubiera sido impensable que un gobierno y occidental menos uno, sin embargo, se atrevieron a exigir explicaciones a la justicia figuras políticas del Estado de Israel por crímenes de guerra cometidos contra la población árabe-palestina. Incluso los propios palestinos que saben de abusos e impunidad, vienen con la esperanza claro que el brazo de la justicia no puede ser encadenado por la influencia de Tel Aviv. Fue el caso del ex ministro Ehud Olmert, Tzipi Livni, que fue llamado por un tribunal británico para declarar sobre su participación en la “Operación Plomo Fundido” Israel lanzó contra la Franja de Gaza en 2009, causando una masacre que dio vuelta al mundo.

Procedentes de Gran Bretaña, la noticia no ha tomado prestado mayor impacto, pero una cosa es cierta y es que los británicos muchos años a esta parte han estado promoviendo políticas, mediáticas y legales para los funcionarios y el israelí medio militar y rangos altos no pasan desapercibidas por el Europeo Unión (o lo que queda de ella) y menos en Gran Bretaña, donde a pesar de ser uno de los más poderosos “bunker” del sionismo Europea, también son las empresas de la mayoría de los oponentes a los crímenes y la bestialidad que están justificadas en nombre de Israel.

 

gazaexplosion
Fueron 22 días de terror no por las milicias “Hamas”, sino para toda la población palestina, sin discriminación entre hombres, mujeres, niños o recién nacidos. La ferocidad y salvajismo demostrado por los pilotos, artilleros y tiradores israelíes Frank es digno de los carniceros más despreciables que podía concebir la historia. Esto está vinculado a una estrategia de guerra psicológica, además de la destrucción que su primera consecuencia para los civiles, es un doble mensaje que pretende aterrorizar a tirar la culpa a los militantes de la resistencia. No caer en el engaño de que muchos todavía están tratando de articular, cuando quieren referirse a los mayores criminales de la historia contemporánea, sus ojos se pusieron de nuevo a la Alemania nazi y la charla similares. Así que claramente irrelevantes son estos intentos de desviar la atención, incluso rechazado Judios de buena voluntad que sienten la vergüenza de que los sionistas tienen jerarca quien a su vez una representación que aquellos no reconocen arrogarse.Recordemos que consistía en y cuáles son las consecuencias de la “Operación Plomo Fundido” lanzada por las fuerzas israelíes contra la Franja de Gaza en 2009. Israel lanzó en forma continua e indiscriminada del mar, aire y tierra, todo tipo de bombardeos eran bombas de productos químicos, incluyendo los elementos sin tener en cuenta que estaba bombardeando centros urbanos que terminó la demolición de edificios, escuelas y hospitales, que a pesar de los intentos de ocultar en la prensa occidental, fue expuesto por la gran variedad de redes alternativas que para anunciar las pruebas dechados de brutalidad.

Tzipi Livni, fue ministro de Asuntos Exteriores de Israel y en este papel, trató de disimular las acciones llevadas a cabo su gobierno como “actos de defensa”, que en vista de que alguien incluso muchos israelíes y los Judios en todo el mundo Es una tomada de pelo. El funcionario israelí fue inmediatamente informado de que Scotland Yard quería hacer un “interrogatorio voluntario”, en referencia a los crímenes de guerra cometidos en la Franja de Gaza en 2009.

 

 

fosforo_blanco
Algunos de sus pensamientos más profundos son memorables y que ora matar a un terrorista no sólo es legítimo sino deseable después de 2014 israelí al intentar sin éxito matar al comandante de la “Hamas” Mohamad Al Deif, comandos de la resistencia palestina mató a su esposa y su hija. Esta forma de pensar es lo que caracteriza a la media sionista sin distinciones maniqueas entre izquierdistas o derechistas, ambos son perjudiciales para divulgar sus métodos y sed de sangre.A pesar de que las autoridades británicas actuaron -voluntary- y requiere la presencia del ex funcionario, mecanismos de influencia inmediata sionistas que Gran Bretaña alberga dentro de sus cuadros y diplomáticos político-parlamentarias movido, con la intervención de la embajada de Israel en Londres, en sintonía con el Ministerio de Asuntos Exteriores ( Asuntos Exteriores) lograron detener cualquier embarazosa escena de un ex ministro de Israel con esposas en sus manos. Se apoderaron de sus ingeniosas maniobras entre Londres y Tel Aviv acordaron que Livni daría inmunidad especial para no ser molestado.

Tal vez fue una mera ilusión, pero los grupos de derechos humanos y activistas pro-palestinos han intentado y continuará a pesar de esta puesta de largo claramente marcada influencia del dinero y la influencia política con Israel y sus partidarios manejar mundo. ¿Qué crímenes y delitos contra la humanidad, no sólo aplicables para alguna guerra; a pesar de que Israel y los EE.UU. no aceptan la petición de la Corte Penal Internacional, sin duda, en algún momento va a ser atraído a su jurisdicción, porque de lo contrario, el tribunal va a perder su legitimidad y razón de ser.

Israel, Israel, Israel debe ser agradable es una canción!, Dice. No hay belleza en las matanzas de derramamiento de sangre inocente y niños. Excusas a menudo argumentan que los sionistas casi siempre, Golems pimps- es que “Hamas” es una organización terrorista que amenaza a los cohetes de población israelí pobres “Qassam”, entonces Israel se ve obligado a contraatacar con misiles guiados y bombas de fósforo costosos para que el dolor es inaguantable.

Una gran cantidad de manipulación y desinformación absoluta es lo que durante décadas había rodeado a la cuestión de la “defensa política” de Israel que, además de los meramente un eufemismo absurdo, es claramente una contradicción andante, ya que, un ocupante no está defendida por una agresión irracional; Es un poder militar brutal que trata de aplastar a la población árabe-palestina.

A pesar de esta “operación” fue notablemente brutal, hay que dejar claro que no ha sido el único en la historia de la existencia del estado de Israel y ciertamente no el último. Uno de los rasgos característicos de las fuerzas de ocupación, es la inhumanidad deliberada y sistemática procedemos a erradicar los palestinos árabes, incluso la cooptación de las personas -Beduinos- tribus del desierto que hacer el trabajo sucio, ya que están siendo utilizados como soldados, conductores buldoser derribar al casas de los palestinos, matones privados, etcetc policía.

 

Tzipi Livni podría escapar del interrogatorio de un juez claramente definido por el poder de la lobbi sionista británico, pero sin duda muchos otros criminales israelíes que han visto esto como Netanyahu, Lieberman y miles más, y cebados en los años por asesinar sin ningún tipo de consecuencias legales, se les ha causado malestar en el estómago que les predice quizá más tarde que temprano, seguirlos y pueden no tener tanta impunidad para escapar de miles de demandas por los crímenes más atroces que han estado viendo en Palestina desde 1948.

“A QUÉ JUEGA RUSIA EN SIRIA”

“A QUÉ JUEGA RUSIA EN SIRIA”

Cuáles serían las ventajas que Rusia ha obtenido con las últimas omisiones a las incursiones aéreas israelíes sobre Damasco

Por Charles H. Slim

 

isr1

Sin dudas que la guerra que se ha llevado a Siria es una verdadera historia sin fin, en la cual los artífices en crear el caos, no reparan en medios, gastos y oportunidades para llevar el dolor y la destrucción sobre la población.  Más allá de las apariencias y de los compromisos asumidos por todas las partes ante la vista expectante de la opinión pública, parecieran existir extrañas situaciones que hablan más bien de “arreglos” entre algunos de los actores que juegan a los dados costa de la vida de los sirios.

Desde el inicio de todo esto, Israel había venido siguiendo de cerca la evolución de los acontecimientos, aparentando solo ser un mero espectador. Pero con el paso de los meses, se pudo comprobar que Tel Aviv tenía mucho más que curiosidad en todo lo que pasaba en la  vecina república árabe. Tras la detección de intervenciones de las comunicaciones civiles y militares e incluso la infiltración de comandos navales que plantaron ingenios electrónicos de espionaje camuflados de rocas en cercanías del puerto de Tartus, los sirios pudieron concluir que Israel tenía una implicancia mucho más amplia en todo lo que estaba ocurriendo, que iba más allá del aparente oportunismo.

Como siempre, los conglomerados mediáticos ayudaron a mantener estas intromisiones en el más absoluto silencio y encargándose a su vez de seguir manteniendo la versión radiada desde Washington que refería al “régimen maligno de Al Assad” y la del apoyo a los “rebeldes sirios”, dos grandes mentiras que quedaron claramente descubiertas apenas tres años atrás cuando comenzaron a manar las pruebas de la colaboración entre las agencias de inteligencia como la CIA, MI-6, el Mossad israelí y el MIT turco con las agrupaciones de mercenarios que reclutaban de todas las latitudes.

A medida que iban cayendo bastiones de los mercenarios, se pudieron ir recopilando piezas probatorias que revelaron la verdadera naturaleza de esos rebeldes y sus patrocinadores. Y aunque muy seguramente los servicios de inteligencia sirios e iraníes sabían que entre los principales sustentadores del material que se enviaba a los cuadros de mercenarios que se entrenaban en Libia y que luego se moverían a Turquía, Jordania y los campamentos del Sham en el desierto de Iraq,   eran los sauditas y sus colegas del CCG, detrás de estos meros monigotes estaban los cerebros de Washington, Londres y Tel Aviv, digitando la estrategia para tratar de quebrar en pedazos a Siria y a su población.

Sin dudas que estos interesados, comenzaron a verse frustrados en sus expectativas, ya que guiándose por la experiencia tejida contra Libia en 2011, les hizo creer que Siria sería mucho más fácil de destruir.

Recordemos como Damasco comenzó a ser blanco de brutales atentados terroristas muy similares a los que asolaban –y siguen asolando- a Bagdad y que, demostraban tener una muy buena cobertura celular que los hacía indetectables. En realidad, aquello solo funciona en Iraq por el simple hecho de que por efecto de la ocupación, los estadounidenses y los israelíes plantaron sus propias “cloacas” bajo los escombros de un estado derruido y ampliamente corrompido que ha facilitado la operatividad de estos grupos de asesinos que responden a sus intereses.

Por el contrario, en Damasco tras haber logrado cometer algunos cruentos crímenes en sitios públicos asesinando a cuantos civiles pudieran reportar como un dato de terror a favor de los medios occidentales que lo endilgaban al gobierno de Al Assad, lo cierto es que al permanecer la estructura de gobierno incólume –pese a algunos episodios de traición internos- aquellas tácticas que se usan cotidianamente en Iraq, no pudieron prosperar en Siria y muy pronto esas redes subterráneas de saboteadores fueron desmanteladas de los suburbios de Damasco. Tal como se venían dando esos “misteriosos atentados”, buscaban dividir la sociedad siria tratando de seccionarla mediante la desconfianza entre las comunidades alawitas, sunitas y cristianas lo que conllevaría a desarmar la unidad de las Fuerzas Armadas. Tan eficaz como siniestra es la táctica que emplean históricamente aquellas agencias de inteligencia.

Pero el fracaso de estas tácticas llevaría a medidas desesperadas; al menos así se podría entender las arremetidas de las Fuerzas aéreas israelíes sobre Damasco y sus alrededores a comienzos del 2013, que a pesar de haber lanzado sus ataques al amparo de la noche, no pudieron pasar desapercibidos y sus marcas quedaron a la vista en la mañana. En ese momento fue imposible que Tel Aviv pudiera argumentar algún elemento creíble para justificar la flagrante violación de la ley internacional y de la Carta de Naciones Unidas y salvar su deteriorada imagen política ante la cada vez más informada opinión pública mundial.

Por ese entonces Siria no tenía un sistema defensivo antiaéreo capaz de neutralizar la incursión de los aviones israelíes. Este dato duro de la realidad, facilitaba las incursiones para espionaje y los ataques impunes de Israel no solo contra Siria sino también como lo había realizado pocos años antes contra objetivos en el cuerno de África –con la complicidad de Arabia Saudita y otros estados del golfo- e incluso contra objetivos en territorio de Iraq.

Cuando se reveló la alianza bajo cuerdas entre Riad y Tel Aviv muchas cosas quedaron explicadas e incluso, muchos  misteriosos eventos bélicos que beneficiaban a Israel que no podían adjudicársele sin alguna explicación razonable –que lo dejaban impune- , se revelaban ante la mirada de los más escépticos.

 

 

isr2

Pero este tipo de relaciones inesperadas y que para muchos superan la ficción más extrema, en política son los intereses los que gobiernan y no lo sentimientos. Esto puede verse muy bien graficado en la salida de Gran Bretaña de la UE y su acercamiento inmediato a la China Popular que en la teoría de los historiadores atrasados, creen que es un modelo comunista que ha encontrado el éxito económico. Pues para aquellos, hay que darles una noticia: China es tan comunista como Cuba lo es. Mientras Pekin reporta  una conexión secreta con la banca financiera Rothschild, el Castrismo cubano es una maqueta de cartón que se lleva muy bien con el sionismo de Tel Aviv.

Y todo esto viene a cuento de los últimos hechos que han ocurrido en pleno Damasco cuando aviones israelíes lanzaron impunes, ataques contra unidades militares del ejército árabe sirio ante la mirada pasiva de los sistemas de defensa rusos S-400. ¿Cómo pudo pasárseles a estos sistemas una intrusión aérea semejante sin una respuesta? Es posible que los aviones israelíes posean un sistema para anular la detección de los poderosos radares de los “Triump” o incluso que los mismos sistemas pudieran haber fallado. Para los mal pensados  los rusos por algún motivo que los mismos encargados de manejar estos misiles no saben, se les ordenó desde Moscú no hacer nada.

Es necesario entender que en los conflictos actuales y en este en particular, no existen lealtades como se las pudo llegar a ver en épocas pasadas. Aquí no hay rastros de honorabilidad o de algún tipo de buena voluntad en las movidas que realizan los grandes actores detrás de los bandos que combaten en Siria.

Incluso cabe señalar que existen conflictos intergubernamentales dentro de Washington, como los que se están corroborando entre la CIA y el Pentágono, ambos implicados por separado, en el asesoramiento y apoyo de diversos grupos de mercenarios que les ha llevado incluso a cruzarse fatalmente en el campo de las operaciones.

Tal vez no sea eso lo que ocurra con Rusia, pero si es muy posible que entre Tel Aviv y Moscú se hayan acordado que dejarían pasar algunos de esos eventos a cambio de ciertas ventajas mutuas que realmente, solo conocen los que las han negociado. A su vez esto no significa que Putin y Netanyahu sean grandes amigos o incluso mantengan algún tipo de concordancia en cómo se manejan los asuntos en la región pero, si es muy posible que hayan acordado, tras la visita a Tel Aviv por finales del 2015 del representante ruso Alexander Lavrentiev,  un “toma y daca” en el cual Moscú le concedió a Tel Aviv hacer la vista gorda para un golpe como el realizado hace pocos días en cercanías de la capital, lo que despertó fuertes criticas de un general de brigada iraní que reprochó con mucho énfasis la pasividad de las baterías rusas ante las incursiones israelíes.

Hay que remarcar, que el sionismo –simpatizantes y partidarios del Gran Israel-domina la banca financiera internacional y como el poder tentacular que ello representa, puede muy bien ahogar –aunque más no fuera por un tiempo limitado-al gigante ruso lo suficiente como para desesperar a su población y con ello crear el caos económico-social y político como lo han hecho alrededor del mundo.

Pero los incidentes como estos son solo uno de los aspectos de la participación solapada de Tel Aviv en lo que pasa en Siria y en el Líbano donde vería con mucho interés, que floreciera una franquicia del “Daesh” como trato de gestarse hacer dos años atrás con la aparición sorpresiva de grupos militantes que respondían al “Jabbat Al Nusra”  en pleno Beirut y que tras una cruenta campaña de atentados contra sedes del Hesbolla y altos funcionarios del gobierno, fueron anulados y empujados por las fuerzas libanesas fronteras afuera a regiones sirias como Quneitra y Zabadani, donde regularmente los israelíes lanzan ataques aéreos contra el ejército sirio y combatientes de Hesbolla.

 

Sin lugar a dudas se puede concluir que nadie en este conflicto está apoyando a un band o a otro por simpatías políticas, religiosas o culturales –salvo los iraníes- . Aquí y en especial los dos grandes actores como son EEUU y Rusia juegan sus propias cartas orientadas a sus propias agendas geopolíticas aunque muchos crean que haya una especie de cruzada por defender a Israel por parte de Occidente y una a favor del mundo árabe por parte de Rusia.

“HOMBRES DE LA INDEPENDENCIA”

 

A doscientos años de la independencia Argentina, sigue pendiente la aparición de una clase política que emule a sus antecesores

Por Pepe Beru

 

9julio

Hace 200 años atrás la Argentina no existía aun como un ente nacional como tal, pero en las venas de los hombres y mujeres que habitaban este suelo, ya corría la sangre caliente dispuesta al sacrificio de la lucha por la libertad y una verdadera independencia de aquel poder central en España y por supuesto, de los peligros que representaban sus rivales Inglaterra y Francia que siempre estaban al salto de la oportunidad para tratar de sacar algún beneficio para sus coronas.

No se puede dejar de recordar y de valorar lo que significó para aquellas gentes vivir en esa época de tantas carencias y de una vida dura, en la que no había las ventajas tecnológicas, comunicacionales ni las banalidades estupidizantes que hoy están en voga globalmente. Allí los hombres que se proponían metas tan altas y serias como era conspirar contra la realeza foránea que solo buscaba riquezas y vasallaje, debían forjar su temple sobre la marcha y ante las adversidades que corrían ante aquellos vecinos que seguían viendo como muy conveniente mantener el “Status Quo” con Madrid,  quienes no dudaban en informar a los agentes de la realeza de la existencia de traidores a la “madre patria”.

La lucha indeclinable por la libertad de la corona dio lugar a la aparición de hombres destacables en la historia argentina, siendo algunos de ellos el general José de San Martín, el general Manuel Belgrano, Cornelio Saavedra, Hipólito Buchard entre muchos otros que hicieron proezas muy pocas veces contadas en los libros de historia nacionales. La razón para ello era por la inconvenciencia política y el pacatismo que para algunos gobiernos en épocas pretéritas, representaba ventilar acciones que dejaban mal parados a los entonces poderes imperiales.

 

 

 

bouchard
Nuestros bravos combatientes y la población estaban inermes ante el poder naval de los agresores realistas y fue por ello que y por el mérito de hombres visionarios y osados de carácter, emprendieron  la tarea de tratar de emparejar esa desventaja que hoy día puede verse en otras latitudes con las impunes y brutales agresiones aéreas sobre otros pueblos hermanos del mundo. En la tarea de crear una incipiente Armada para hacer frente a esta situación, fue  confiada al navegante maltés  Juan Bautista Azopardo quien tras lograr armar algunas goletas y bergantines con cañones de tierra y acorazarlos provisoriamente con maderos en las bajo cubiertas, hizo todo lo que pudo para defender las costas de la pequeña Buenos Aires, pero fue diezmado en la batalla de “San Nicolás” a comienzos de 1811, cayendo prisionero de España.Aquellos hombres y mujeres nacionales conocieron la presión insoportable del enemigo que asolaba desde el mar que con sus navíos que bloqueaban el Río de la Plata. Día y noche y cuando las condiciones lo ameritaban, los realistas bombardeaban Buenos Aires pintando un escenario grisáceo y taciturno ensombrecido por el humo de las baterías de los cañones, arcabuces pesados y las llamas de los lugares destruidos por aquellos.  Oh si, ciertamente que nuestros antepasados conocieron lo que era la presión de los poderes imperiales que valga la aclaración, en aquellas jornadas eran los mismos que actúan –de formas más discretas- en el presente.

De aquella jornada destacó su segundo, el francés André Paul Bouchard quien tras lograr escapar a la captura realista, siguió combatiendo en el Río Paraná corriendo a los navíos españoles e incluso franceses que querían penetrar al territorio nacional. En 1812 revisto como Alférez en el ejército de Granaderos del Gral San Martín y fue asignado a reforzar al “Ejército del norte” que era comandando por el Gral Manuel Belgrano. Su carácter inquieto y aventurero lo llevaron a volver a Buenos Aires y allí tomar el mando de la fragata “María Josefa”.  No paso mucho tiempo hasta que patriotas comprometidos con la causa, que trabajaban tras bambalinas y encarando proyectos de envergadura, financiaron patentes de Corso para que hombres como Buchard llevaran sus operaciones marítimas contra los realistas al pacifico, llevando a que se reuniera tras el cruce del Cabo de Hornos con quien sería el fundador de la Armada Argentina el Almirante irlandés Guillermo Brown.

 

 

 

bouchard3

La odisea de Bouchard continuaría sin pausa por los mares del mundo, con el único objetivo de apoyar la lucha de sus camaradas en el continente. Su fragata llegaría a lugares tan distantes como Hawai, Java e incluso, batiría sus cañones contra galeones españoles en el Callao del Perú y en las costas de la California española donde flameo por seis días la celeste y blanca.De las misiones bajo la patente de corsario, Buchard tuvo como destacados elementos de tripulación al joven Tomas Espora quien sería más tarde uno de los próceres del ideario nacional en el Mar. En sus aventuras que dieron la vuelta al mundo, estuvieron su expediciones al África donde junto a navíos británicos y franceses, hacían la vida imposible a la marina imperial española. Igualmente y contra la lógica que aquellas relaciones conllevaban, Buchard al realizar una inspección sobre tres naves inglesas y una francesa en el puerto Tamatave de Magadascar, comprobó que eran barcos negregros por lo cual ordenó la inmediata liberación de los esclavos a bordo y el arresto de los oficiales europeos.

Su misión para debilitar los intereses españoles y ayudar al crecimiento de una independencia real, lo llevaría a girar alrededor del mundo y someterse él y su tripulación a las duras condiciones de largas travesías, escorbuto y por supuesto las bajas por las batallas en el mar. Como contracara a la hazaña de hombres como Bouchard, Espora, Azopardo, San Martín y todos los hombres que combatieron a su lado, en Buenos Aires enmarcado en el localismo de la Asamblea “año XIII”, en Londres y París estaban aquellos “intelectuales” y politiquillos intrigantes que empequeñecidos por la grandeza de éstos hombres que destacarían por  su propio brillo, buscaban como el “judas” una recompensa en los poderes europeos por sus viles servicios traidores.  Ya lo había dicho otro gran pro-hombre de la patria como fue el Brigadier general Juan Manuel de Rosas cuando en momentos que las flotas imperialistas anglo-francesas –aliadas en la rapiña- se hallaban cerrando un cordón  naval sobre la desembocadura el Río de la Plata  De ser necesario, andaremos en patas y con taparrabos como nuestros hermanos los indígenas, como respuesta a uno de sus funcionarios ante el bloqueo que ejercían las potencias europeas que no dejaban pasar ni siquiera cargamentos de ropas y calzado provenientes del exterior.

Claro que, hoy en día si algún gobierno argentino decidiera poner en marcha una política de extranjería semejante para combatir y degradar los intereses del enemigo histórico –Gran Bretaña- sería considerado por los “amos de la verdad” y sus serviles locales,  como un acto de terrorismo.

Es cierto que el mundo ha cambiado y las circunstancias –en algunos casos- han variado ampliamente, pero los valores no debieran cambiar jamás ya que ellos son inmateriales e incorruptibles, nutren a los hombres en su esencia y les mantienen en pie aún en la adversidad; son el límite para su contra cara que tan conocida y extendida se puede ver por estos días como es la “ambición sin medidas”, que lleva a que los intereses manejados por unos pocos que a golpe de dinero y fuego, no dudan en pervertir – y si no alcanza, exterminar- a naciones enteras para someterlas a sus designios.

Sin dudas que el último grito de independencia tuvo lugar en la gesta de 1982 por la recuperación de las Islas Malvinas que, tras la derrota a manos de la OTAN,  además de tratar de esconder a nuestros héroes fue canallezcamente vapuleada por los gobiernos posteriores, quienes tras haber pasado al olvido como en un acto de justicia histórica y en contraposición a aquellos,  quienes lucharon cara a cara contra los enemigos más tenebrosos del país, hoy han recuperado junto a sus hombres el sitial que como héroes supieron conseguir.

Actualmente el alcance del término independencia, debe partir desde cada individuo para que propenda al beneficio común; que aquel sea un medio y fin en sí mismo que logre captar la admiración de los demás y se pongan en el camino de esa independencia individual que no es anarquía, sino el gobierno de uno mismo en coherencia con quienes nos rodean.

Los argentinos debieran abrevar mucho más en los ejemplos de su terruño, que como estos hombres dieron muestra de una potencialidad individual y colectiva que pocos países pudieron demostrar contemporáneamente ante los mismos enemigos que trataron de quebrarle sus rodillas.  

“¿EXISTE EL PERONISMO?”

“¿EXISTE EL PERONISMO?”

Como el paso del tiempo y las inconsecuencias de la clase política peronista ha llevado al partido al borde de la extinción

Por Javier B. Dal

 

pe1

Quien se atreva a formularse este cuestionamiento, comenzara a ver que lo que muchos siguen blandiendo como una bandera auténtica, solo son los restos de políticos reciclados que alguna vez se beneficiaron a costa del Justicialismo degradado por la apostasía menemista, un verdadero “Caballo de Troya” que disfrazado de “Caudillo” nacionalista del interior, terminó siendo el virus que insertó la obscenidad y la corrupción que terminó degradando a lo que quedaba del peronismo histórico.

Es sin dudas una cuestión que preocupa a muchos argentinos que tratan de creer en alguna ideología política que mínimamente represente a los intereses nacionales. Solo baste recalcar para los desmemoriados, que Juan Domingo Perón fue un líder realmente nacional que mediante las intrigas tejidas desde Londres y Washington quienes a su vez contaron el apoyo de sectores nacionales a todo nivel, terminaron derrocándole allá por 1955 sin que el revisionismo histórico hiciera incapié en algunos particulares hechos que marcaron aquellas jornadas.

Pero la realidad actual ha puesto de manifiesto hasta donde ha caído el descredito político o más bien dicho, por la clase política que desde hace veinticinco años hasta esta parte, además de no haber producido liderazgos destacables,  ha demostrado ser tan corrupta como mercenaria, salvo contados casos.

Asimismo con la caída de la última versión del “peronismo transgénico” encarnada en el llamado “Kirchnerismo” significó la demostración extrema de hasta donde se puede estirar una ideología para ajustarla a los intereses personales del mandatario de turno. Así como con Carlos Menem en los noventas el peronismo paso a ser una partido de “glamorosos neoliberales  pro-estadounidenses”, el peronismo entendido por Néstor Carlos Kirchner y su señora esposa fue convertido en una verdadera  bolsa de gatos en la que uno podía hasta hace unos meses encontrar, marxistas, castristas, radicales y hasta socialdemócratas de corte europeísta.

 

 

pe4
Ni uno solo de esos viejos peronistas –salvo la excepción de Julio Bárbaro- se atrevieron a desmarcar esa verdadera paparruchada que buscaba manipular a las masas de pobres que logró juntar con las alianzas que tejió con líderes de  movimientos sociales y ONG. En este sentido sin un Luís Delía, un Pérsico y la organización de “Madres de Plaza de Mayo”, otro hubiera sido el escenario para las actuaciones de la comedida mandataria.La llamada “década ganada” por la presidente Cristina Fernández y sus cercanos, más bien debería llamarse de “las ganancias” dado los escándalos judiciales de los que se hallan involucrados que alejan y mucho a la señora ex mandataria de sus discursos de impostadas poses “nacionales y populares”.  En todo este circo hay una gran responsabilidad de propios y ajenos; me refiero a que los que decían ser “peronistas” de la primera hora o los que tienen una notoria antigüedad en el partido, no hicieron nada para zanjar diferencias entre lo que había sido la vida y obra de Juan Domingo Perón y Eva Duarte, de lo que hacían Kirchner y su estrambótica esposa que a las claras, trataba de imitar a la carismática “evita”.

Igualmente, esta supuesta ceguera no es nueva ya que muchos de los viejos peronistas que han sobrevivido a los noventas, callaron complacientemente las incongruencias políticas de Menem y Cía.

Tal como lo habíamos previsto el año pasado, el “Kirchnerismo”, el llamado “Proyecto” –del cual no sabríamos decir cual era- y su falange de choque “La Campora”, se evaporaron tan pronto se enteraron de la derrota electoral. Sin dudas fue la muestra de una muy mala señal para una tropa de militantes que, supuestamente, guardaban fidelidad a muerte con su líder. Esto último es un agregado impensable en lo que era el FPV y sus amuchados seguidores que, solo mantenían lealtad al billete y al sobre de fin de mes. En eso y poco menos, se había convertido el peronismo, en una leva de mercenarios que extendían la mano para cobrar sin hacer nada.

 

 

CRISTINA-EVITA
Hoy causa mucha risa como varios de los que se beneficiaron y asintieron lo que CFK bajaba por sus canales de obsecuentes intermediarios, se hacen los valientes o los ofendidos cuando se los enfrenta a la realidad.  Miren sino al ex gobernador de la provincia de Buenos Aires Felipe Solá, que con su cara de malo y su típica pose de matón, emplaza a cualquier periodista que ose cuestionar sus funciones en la era K. O los desopilantes comentarios de un impresentable como Guillermo Moreno que es muy posible que si uno se lo cruza por la calle y le inquiere su desfachatez, sea capaz de buscar un round callejero.  Los más estridentes y rimbombantes nombres solo para el cartel. Un ejemplo de éstos “leales populares” que le soltaron la mano a la “Cristina” fue el dirigente del Movimiento Evita Emilio Persico, quien ya antes de que la mandataria saliera de la Casa Rosada  se plegó como una lapa a la candidatura del malogrado Scioli, que además de advenedizo, para muchos tiene de peronista lo que Menem de Perón. Igualmente aquello no sería nada  comparado con lo que ocurre actualmente, con el requerimiento de cuentas a Cristina Fernández   ante la justicia que la implica en el vaciamiento de las arcas públicas que, según el arrepentido Leo Fariña, alcanzaría a unos 120 mil millones de DÓLARES, una cifra sideral que no tiene precedentes en la historia de la corrupción nacional.

Pero estos son solo algunos de los ejemplos de la caradurez nacional.  Miren sino también a la señora “Chiche” de Duhalde quien sin vueltas, discursa contra unos y otros sin acordarse lo que fue la era menemista en la que su marido, fue el gobernador de la provincia y quien eligió a Kirchner como el candidato que luego ocuparía la presidencia.  O que decir de los “conversos” que supuestamente hipnotizados por los discursos de la presidenta CFK, se rindieron a sus pies para adscribir a sus mandatos.

Me refiero a los llamados “radicales K” que como Leopoldo Moreau, Eduardo Santin, demostraron ser verdaderos exponentes de lo que la palabra mercenario significa en el diccionario y que además tuvieron como lamentables ejemplos en intendentes y gobernadores.

Pero acá hablamos del peronismo y su actualidad. Sobre esto no sabríamos decir si actualmente existe como partido y menos aún si es un movimiento.  La realidad no informa que ambas formas de manifestación no existen en la puridad como se lo conoció, incluso en la era menemista. Los grandes títulos como “la presidencia del Partido Peronista”  o el “Movimiento Justicialista” son tan huecos como el vacío que existe en sus sedes partidarias de todo el país. Tal vez siga manteniendo su fuerza en el cono urbano y más precisamente en la Matanza donde claramente se hallan los cuarteles de invierno del PJ bonaerense, pero no son ya el poder omnímodo entre las clases trabajadoras.

Por sobre todo –y lo que más importa en la militancia de esta nueva era- es que se han cortado los canales de financiamiento que gozaban los fervorosos kirchneristas y sus  incondicionales militantes, que al advertir que no habrán más ganancias y ver cómo marchan sus “generales” al patíbulo de la justicia,  han preferido arrojar sus estandartes y huir para volver algún día?

En las actuales circunstancias se puede asegurar que lo que existe es una atomización total del “Peronismo” y que bien se puede resumir en una fórmula que espanta a los charlatanes y demagogos profesionales la cual se resume a que,  hay tantos “peronismos” como peronistas hallan en el país.

 

Sin dudas, con éste panorama se vuelve muy difícil para los “caciques” subsistentes, poder reclutar nuevas almas para un partido que al igual que el resto de los partidos tradicionales, ha caído en el descrédito total.