“JAQUE MATE”

 

Podrá recuperarse Tel Aviv del fallido golpe contra Siria y peor aún; podrá revertir la realidad de cielos blindados por una tecnología superior

Por Dany Smith

En la semana que paso, muchas fueron las novedades que se registraron en el campo de batalla sirio y en especial, una que ha dejado en claro que para disminuir los peligros de intrusos aéreos que tratan de explotar el caos en la superficie no hay nada mejor que los sistemas antiaéreos de las industrias militares rusas. Nos referimos al incidente registrado el 17 de marzo en altas horas de la madrugada que tuvo como protagonistas a una escuadrilla de cuatro F-16 israelíes que se colaron por el espacio aéreo libanes, como una forma de tratar de sorprender a los sirios en un  nuevo intento por alterar la balanza del conflicto a favor de los grupos como el “Daesh”.

Desde el comienzo de las agresiones contra Siria, Israel ha lanzado varias operaciones de bombardeo táctico causando daños y la muerte de varios ciudadanos sirios, algo que como de costumbre quedo para la anécdota de los archivos de Naciones Unidas y nada más. Fue recién para mediados del 2014 cuando Moscú comenzó a cooperar con mayor profundidad con Damasco permitiéndole a Siria  reestructurar sus antiguas defensas antiaéreas que ante la sofisticada tecnología furtiva de los aparatos israelíes quedaban obsoletas.

Viejo S-200 Angara

Tal como acostumbraba Tel Aviv, al ver que no había posibilidad de que sus aviones pudieran ser interceptados por fuego de tierra y menos aún por los viejos cazas sirios, prosiguieron con sus operaciones a las cuales tras ser denunciadas por el gobierno sirio ante el foro de Naciones Unidas eran negadas descaradamente. Sin dudas que a pesar de que a Damasco le asistía la razón, le hacía falta la fuerza para respaldarla y ello se pudo concretar cuando comenzaron a instalarse en Siria las primeras unidades móviles de misiles S-300 y un complejo de radares de alerta temprana de última generación que marco la diferencia.

Cuando aquellos implementos fueron llegando a Siria, Tel Aviv levanto una airada protesta contra Moscú e incluso motivo que Benjamin Netanyahu se entrevistara de urgencia con Vladimir Putin para “sugerirle” que detuviera la entrega de estos misiles a Siria a lo que Moscú le respondió, “que los mismos eran para la defensa” y no para usarlos en operaciones ofensivas. Para Netanyahu fue una visita amarga y falló en su misión por obstruir la provisión de estos sistemas antiaéreos que, tal como se lo habían informado sus generales, eran una amenaza para poder concretar sus misiones aéreas sobre Siria.

 

viejo ZU-23 sirio

Y eso no fue todo. Para octubre del 2015 el crucero ruso “Moskva” se fondeo  sorpresivamente frente a las costas de Siria llevando consigo, su propia plataforma de sistemas S-300, lo que puso en ascuas a los israelíes.
viejo ZU-23 sirio

viejo ZU-23 sirio

Igualmente y pese a que los primeros sistemas S-300 para finales del 2015 se hallaban en operaciones en Damasco y en cercanías de la base costera de Tartus, los israelíes lanzaron algunos ataques aéreos muy rápidos en zonas fronterizas como Quneitra y los Altos del Golán donde operan bandas de Al Nusra buscando allanarles el camino ante el asedio del ejército sirio y del “Hesbolla”.  Sabiendo que el cielo estaba siendo barrido por los radares rusos, se tuvieron que contentar con lanzar desde especio aéreo libanes y desde mucha altura, misiles guiados para que impactaran en algunos edificios en Damasco causando daños y bajas civiles.

En esos episodios, que fueron los últimos ataques de esas características registrados contra Siria, Tel Aviv no se contentaba con lanzar estos misiles guiados supuestamente por informes de su inteligencia militar y del Mossad operando allí, que al parecer no cumplieron con las expectativas; Netanyahu y su ministro de defensa Avigdor Lieberman no estaban satisfechos con los resultados y pidieron a sus comandantes aéreos que diseñaran operaciones furtivas para penetrar en Siria sin ser detectados por estos sistemas.

Según algunas fuentes extraoficiales, los generales israelíes habían presentado sus reticencias a este desafío y llamaron a Netanyahu a considerar las posibles consecuencias de operar con la vigilancia rusa que se veía peligrosamente complementada con los S-300W-ANTEY-2500 (https://mundo.sputniknews.com/infografia/201610061063925046-antey-2500-sistema-defensa-aerea/). En este sentido Lieberman fue categórico y pidió que pese a ello, había que atacar a Siria creyendo que Moscú y en particular Vladimir Putin se quedaría en las palabras y nada más.

F-16 derribado

Pero yendo a lo específicamente técnico, hay que ver que Tel Aviv tiene sus propias contramedidas electrónicas que pueden catalogarse como de punta y es allí que Lieberman había puesto sus fichas al creerlas superiores a los sistemas S-300 rusos, en una clara recreación de aquellos anacrónicos prejuicios de la guerra fría que solían ventilarse cuando se comparaba la tecnología occidental con la soviética, calificando a ésta última como “rudimentaria o incluso obsoleta”.

Aparentemente no solo este juicio errado fue el que impulso a penetrar sobre el espacio aéreo sirio con intensiones de llegar a Palmira. No hay que olvidar que hace unos meses un ataque aéreo israelí causo una masacre sobre una posición del ejército árabe sirio sin que los sistemas S-300 se hubieran activado. Esto les habría hecho creer que el sistema ruso tenía fisuras.  En ese momento una fuente siria habría revelado que dichos sistemas no operaron por el simple motivo de que se estaba reajustando para el trabajo conjunto con la infraestructura de las defensas aéreas sirias.

Radar ruso de Alerta Temprana

Esto cambio dramáticamente en la madrugada del 17 de marzo cuando, según fuentes en el Valle del Jordán, apenas cruzaron los aviones israelíes sonaron las alarmas antiaéreas y casi en forma automática los aparatos fueron localizados e interceptados por el disparo de misiles antiaéreos S-300W que prácticamente destrozaron a uno y tocaron a otro que pudo evadirse averiado obligando a la pareja restante a huir velozmente por el mismo corredor aéreo por donde ingresaron. Pese a las primeras negativas de Tel Aviv, según los últimos comentarios del ministro de defensa Lieberman dan cuenta de este amargo fracaso.

 

Lo cierto es que, pese a que los aviones F-16 tienen instalados software para crear ecos falsos, señuelos electrónicos que pueden confundir a los radares convencionales de los ejércitos árabes vecinos –incluyendo a los viejos equipos sirios- no pudieron con los sistemas rusos que pudieron verlos como si fuera de día e incluso, antes de que ingresaran a espacio aéreo sirio. Es ante esta victoria de la tecnología rusa que muchos se preguntan ¿Correrán los sauditas para adquirir ellos también sus S-300W dejando de lado a los equipos norteamericanos e incluso los adquiridos a Israel?

“LA ESPADA QUE PENCE SOBRE TRUMP”

 

Crecen los rumores de un posible desbanque del mandatario norteamericano para ser reemplazado por su vice Mike Pence

Por Charles H. Slim

A nadie le quedan dudas a esta altura de las circunstancias, que Donald Trump es un personaje mediático con una lengua demasiado larga para los intereses del poder real estadounidense. Tal vez sea por eso y por la actual situación por la que atraviesa los EEUU no sea raro que, detrás de las bambalinas del poder, se esté promoviendo una pronta salida por la puerta de servicio del magnate mediático sin importar si lo hará caminando o con los “pies para adelante”. Hay varios indicios que vienen dándose que parecen demostrar movimientos telúricos dentro de Washington que buscan abrir el suelo debajo de los pies del mandatario.

En este sentido sería innecesario tener que recordar cada uno de los escándalos que ha habido desde su asunción que se han verificado con la repentina salida de diferentes funcionarios de alto y mediano rango, que se enmarcaron particularmente en una descabellada acusación de “colaboración con Rusia”, claramente premeditada.

Agregado a esto, hay que señalar  que ha sido el resultado de una carísima operación de desinformación y propaganda orquestada por los sectores del Stablishment político y económico, los que buscan un cambio radical en la Casa Blanca,  quienes a su vez  se interrelacionan con el sector neocon y el sionismo estadounidense, que tienen amplias influencias en las esferas del  estado profundo.

 

Pero a pesar de que aquellas salidas fueron una especie de advertencia, la administración se ha mantenido intacta y en apariencias, también la voluntad de Trump de proseguir con su “agenda” planeada para su administración. Eso no quiere decir que no haya dado algunos giros y cambios de rumbo en cuanto a ella, especialmente en el tema de la política exterior y sus asuntos militares.
Precisamente y en referencia a la llamada “guerra contra el terrorismo”, ha habido notables cambios de visión en cuanto hace al alcance y concepto de dicha amenaza, circunscribiéndose a la organización “ISIS” y sus aliados operacionales sin olvidar, que han sido una elucubración de los servicios de inteligencia civiles y militares estadounidenses que proviene de la época de la ocupación de Iraq.  Esta notable precisión apunta a tratar de detener la acostumbrada sinonimia mediática que se había venido efectuando entre Islam y el “yihadismo” al cual a su vez asocian tendenciosamente con el “terrorismo”, algo que adquiere mayor sorpresa por el presunto impulsor, nada menos que el actual jefe del Pentágono el general James “perro loco” Mattis, quien es un reconocido islamofobo con un largo prontuario de crímenes contra la población civil en Iraq.Ha sido sin lugar a dudas en estas últimas áreas las que se han visto más afectadas por las presiones y los Lobbies dentro del Congreso que buscan seguir manteniendo la guerra en el Medio Oriente y en especial, con el objetivo de desmantelar a toda costa y sin medir las consecuencias a la república árabe Siria, aunque los medios hegemónicos angloestadounidense digan todo lo contrario.

Sin dudas que esto es muy esperanzador, pero a su vez es un gran inconveniente para los planes que habían venido desarrollando Londres y Paris quienes –desde y durante la administración Obama- participan junto a los esfuerzos de la CIA, por tratar de desgarrar a Siria en una lucha intestina que la lleve a la disgregación política y territorial que a su vez, favorecería a una intervención de Israel.

Esta situación ha llevado a que Donald Trump en persona deje en claro cuál es su agenda para el Medio Oriente y fije su posición con respecto a los países que patrocinan a los grupos terroristas como son Arabia Saudita, Turquía, Gran Bretaña y Francia, algo que deberá anunciar este 22 de marzo ( RED VOLTAIRE. http://www.voltairenet.org/article195609.html )

Para algunos expertos esto sería algo imposible de concebir. Para otros, Trump seguirá los consejos de su jefe del Pentágono y llevara adelante todas las movidas políticas que aconseje la situación que se pueda ir desplegando en el terreno. Sin lugar a dudas que la nueva posición de Mattis no es sentida sino más bien, una decisión táctica tratando de ganarse las simpatías de los musulmanes de la región, algo que creo será muy difícil de esperar. Esto a su vez ha desatado una ola de rumores de que si Trump no continua con aquellos planes con los cuales Obama, Londres, Paris y sus aliados en Medio Oriente se comprometieron para remodelar la región conforme lo habían acordado desde que se lanzó toda aquella revuelta en el norte de África en 2010, será reemplazado por su vice Mike Pence, quien ofrece garantías de continuar al pie de la letra con esta agenda y además, hacer partícipe a Tel Aviv en las decisiones vitales para remodelar el Medio Oriente.

 

El ex gobernador de Indiana fue señalado precisamente como el “arma secreta pro-israelí” en la administración de Trump quien además de mantener estrechos lazos con Tel Aviv y el gobierno de Benjamín Netanyahu, es un sionista militante que apoya sin reticencias las torturas, los asesinatos con Drones y cualquier otro plan que sea elaborado por Israel para ser ejecutado por Washington (VeteransToday.http://www.veteranstoday.com/2016/07/14/trump-chooses-pence-clown-toad-and-incompetent-for-vp/). Pence es uno de los políticos mimados por el AIPAC y adquirió mayor interés cuando en 2009 en plenas presiones de Tel Aviv por lanzar un ataque contra Irán, mostro su ferviente adhesión a que EEUU acompañara dicha moción.

Pese a que era un gobernador, Pence realizó varias actividades en pro de los intereses políticos de Israel, especialmente en lo que se refiere a la situación que mantiene con la población palestina. Pence hizo todo cuanto pudo a nivel legislativo local, al recortarles a los ciudadanos de Indiana la posibilidad de colaborar con las medidas de boicot (BDS) contra los productos israelíes.

Es por ello que no habría que tomar tanto a la ligera ni menospreciar los rumores de un golpe de estado contra Trump que buscan precisamente este fin (https://actualidad.rt.com/actualidad/233324-golpe-estado-washington-assange-trump-pence)

“TRUMP IGUAL A NIXON?”

 

Como la prensa estadounidense y los medios editoriales de pensamiento político tratan de argumentar la caída de Trump

Por Leonard D`Head

 

Richard Nixon, poses, June 22, 1960. (AP Photo)

Claro que cualquiera que no sea estadounidense, puede recordar mucho de quien fue aquel personaje de la política llamado Richard Nixon y sus actos de gobierno. 

Últimamente los medios neoconservadores y las editoriales de pensamiento han estado especulando con esta loca idea.  Entonces usted puede preguntarse ¿Qué diablos tiene que ver Nixon con la actual administración de Donald Trump? Permítame desarrollar la idea y verá a donde apunta el asunto. Como usted puede imaginar, el estado profundo en los Estados Unidos ha venido trabajando en forma acelerada e histérica para lograr algún modo de derrumbar los proyectos del mandatario de la Casa Blanca.

Similar a Richard Nixon, Tump se ha ganado el odio de los pilares institucionales de la Unión. Ha dicho que no confía en el FBI para la inteligencia interior, ha ido contra las decisiones de la Corte Suprema, ha provocado a la CIA con sus recriminaciones que se materializaron con los cambios en el Consejo Nacional de Seguridad; acuso a los medios insignes de EEUU de “fabricar noticias falsas” y lo peor para los neocon, ha defendido a Vladimir Putin señalando los crímenes que los mismos estadounidense habían cometido alrededor del mundo.

Al parecer estos sectores oscuros del poder norteamericano vienen malenando el poder para condicionar al caprichoso Trump, que parece estar reconduciendo su dirección a la ruta trazada desde hace más de dos décadas destinada al control global.  A no dudarlo que ello fue por los golpes contra sus más importantes funcionarios como el general Michael Flynn a cargo del Consejo de Seguridad Nacional y una ola de renuncias en el Departamento de Estado.

Sin dudas, a partir de esos episodios Trump comenzó a entender el mensaje aunque el solo parece que lo hace con matices. A pesar de que la prensa conservadora lo califica como un “supremacía blanco”, la realidad es que él es solo lo que sus cercanos lo alientan y en ese sentido, está rodeado por los más peligrosos extremistas neocon y sionistas que los republicanos pudieron conocer desde la olvidable administración de George W. Bush.

Detrás de todo esto haber estado la “Comunidad de inteligencia” y en especial la CIA, como un escarmiento ante la desafiante postura de Trump de pretender sacarles el control de sus operaciones más rentables y subordinarlos al Pentágono. De este modo, las filtraciones molestas y hasta peligrosas de documentos clasificados de la misma CIA son una advertencia a Trump pero para la agencia y el estado profundo solo lo toma como una situación de control de daños.

Como se puede ver hay una guerra dentro de Washington y puertas dentro de los círculos políticos entre los mismos sectores neocon y del Lobbie sionista que por un lado detestan las formas del presidente vulgar y los otros que simpatizan con la frontalidad de Trump siempre y cuando esté dispuesto  a meter a los EEUU en una nueva aventura ésta vez contra Irán.

Todo esto enmarcado en una feroz campaña de propaganda contra Trump que se parece a una de las tantas guerras psicológicas montadas contra otros gobiernos antes de derribarlos.

Así ver como Trump ha ordenado el financiamiento multimillonario para reconstruir despertando las sospechas de que habrá una mayor política de intervención bélica en el extranjero. Esto ya se está viendo con el incremento sin autorización de tropas regulares en Siria lo que se agrega el mejoramiento de las Fuerzas Armadas que además comprende, el crecimiento numérico de sus unidades

Otra señal de esto, es la cuestión inmigratoria que se apoya en políticas islamofobas que a pesar de agradar a los sectores neocon y sionistas, causan contrariedades con la opinión pública pero en especial, con los árabes colaboracionistas como ser los del régimen de Bagdad en Iraq, el repentino cambio de rumbo de sus férula de criminales que apenas pueden sostenerse sin que su pueblo los descuartice.

Otra notable señal del doble rasero Trump es su consecuencia con Israel para llevar adelante sus planes de atacar a la república Islámica de Irán a como dé lugar sin importar lo que la campaña había prometido. En este sentido, quien ser consecuente con estos planes ser el vicepresidente Mike Pence, un sionista militante recalcitrante y muy aplaudido por los Lobbies judío-americanos que poco puede envidiar al psicópata Steve Bannon y equipo de manipuladores de la información.

Desde el punto de vista de estos sectores del poder que manejan el poder real estadounidense y su agenda exterior, nadie y menos un estúpido engreído va a desviar la agenda globalista que tan bien llevo adelante Obama y que debe continuar Trump sino quiere salir de la Casa Blanca de una patada en el trasero.

Las campañas de propaganda en su contra arrecian y no parecen que disminuirán en su intensidad. Prueba de ello es la participación de los más costosos operadores y especialistas en operaciones psicológicas que el dinero puede pagar. Entre los más destacados se halla David Brock el agitador psicológico en la nómina de los Clinton y que además cuenta con nexos con la CIA y otras agencias de inteligencia federales.  

A estas alturas Trump debe haber entrado en cuentas sobre lo que le conviene. Seguir jugando al revoltoso mediático, desafiando a los pilares del estado profundo o prepararse a ser reemplazado por su vice Mike Pence, reserva inmoral para el trabajo sucio que el Lobbie sionista estadounidense prepara contra Irán. Con todo este panorama y más allá de las diferencias de época que existen entre el EEUU de Nixon y el actual con Trump, el final que puede hallar el mandatario de la Casa Blanca puede ser igual de escandaloso (TIME. http://time.com/4697223/trump-nixon-comparisons/).

En este sentido Trump sería como el Nixon del pasado creador de una incertidumbre político y social similar al “Water-gate”, un chivo expiatorio para las torpezas de la política norteamericana que acumular en cantidad desde hace 25 años a la fecha y que parecer que puede pasarlas por debajo de la puerta del olvido sin que nadie lo note.

La visita programada del candidato del Frente Renovador Sergio Massa a Israel y sus propósitos

Por Javier B. Dal

La semana pasada Tierra Santa tuvo una visita no anunciada; no al menos al conocimiento público masivo. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa y su esposa, quienes fueron acompañados por una comitiva de trabajo visitaron el estado de Israel en donde tuvo el recibimiento de un huésped de honor. Massa había sido invitado por el gobierno de Netanyahu para que se interiorice en sus novedosos implementos de vigilancia e interceptación de comunicaciones electrónicas con los cuales Tel Aviv mantiene un paso delante de sus contrincantes árabes.

Como el buen demagogo que es, Massa se convirtió en un judío más y como buen actor, no tardó en asimilar con agrado la arenga ideológica que acompaña a los visitantes que llegan a ese estado. Son casi pasajes obligados, que los personajes políticos visiten el Muro de los Lamentos y el Museo del Holocausto como una forma de legitimar al estado que debe lidiar con una creciente oposición en la opinión pública internacional por sus aberrantes crímenes contra la humanidad.

Pese a que Massa es cristiano, no le interesó ir a Belén donde tuvo su lugar de nacimiento Jesús. No, claro que no. Jesús no reporta ningún beneficio mediático y menos aún económico para los intereses del candidato camaleónico. Massa como un perro de presa, tiene el olfato para rastrear la mejor pieza y sabe muy bien que Israel y sus poderosas influencias en la Argentina tienen el dinero y las conexiones para subirlo hasta la cima del poder.

Massa e Israel comparten intereses y cada uno por su lado trata de obtener lo que quieren. El demagogo busca el apoyo económico y buenas migas políticas que lo sustenten en sus ambiciones por llegar a la Casa Rosada. Israel, poder tener una presencia más acomodada en Argentina, despejada de grupos que apoyan a la causa palestina y exenta de posibles reclamaciones judiciales cuando sus funcionarios lleguen por Ezeiza.

Como buen político y demostrando cómo se manejan los asuntos en la política internacional, Massa sabe que en los EEUU pese a la llegada de un supuesto “nacionalista” como Trump, quienes manejan los asuntos de trascendencia en lo que hace a la política de aquel país, pasa por los estrados y mostradores de los Lobbies pro-israelíes. En ese sentido queda claro que el tigrense trata de crear las condiciones para que ese “poder”  se instale definitivamente en el país y a cambio de buenas recompensas, pueda desplegar con seguridad su activismo sionista.

En realidad lo que hace Massa no es nuevo y no ha estado exento de lo que han venido realizando los demás políticos del Stablishment argentino que, aunque se rasguen los vestidos diciendo que lo combaten –como lo hace “Santa Lilita”- reciben el buen cobijo de esos sectores.

Se trata de un juego, hipócrita, pero es solo eso. Es un canje en el que los politiquillos como Massa venden las pelusas que le quedan de dignidad para que demostrando su adhesión al estado de Israel, éste le conceda algunos beneficios para su trepidante carrera.  Aunque para los israelíes que se jactan de que se la saben todas y que los demás están por debajo de sus zapatos, los políticos argentinos no tendrían el valor de reflejar tan solo una sola de las aberraciones que se diariamente cometen traspasando ese muro inmundo que tipos como Massa, hacen como si no existiera.

Massa es agradable a Tel Aviv por sus antecedentes. Durante su gestión en Tigre, el entonces funcionario “K” y obsecuente incondicional de Cristina celebró contratos de compra con empresas israelíes de equipos y sistemas de vigilancia con cámaras en la vía pública, las mismas que sirven a las fuerzas militares y policiales en sus “operaciones” contra la población palestina, la cual dicho sea de paso, sigue soportando la “picadora de carne” a la que la maquinaria sionista los somete.

En este mismo sentido y haciendo un poco de “ciencia ficción”, si Massa hubiera estado realmente interesado en el mejoramiento de la calidad de vida y en los avances que la tecnología israelí proporciona para sus propios ciudadanos –excluyendo a los palestino claros-  no habría aceptado la invitación. Si en realidad es un ser preocupado por la justicia y los “valores humanos”, no debería haber avalado las monstruosidades que las fuerzas de “seguridad e inteligencia” israelíes llevan a cabo a diario contra la población árabe.

¿Acaso usted podría imaginarse a un Massa increpando a Netanyahu o al nada amigable Avidgor Lieberman por la desaparición de miles de bebes judíos de origen yemení en los comienzos de los cincuentas? O de la brutalidad e impunidad con la que la maquinaria represiva israelí arrasa contra los pobladores árabes palestinos. O incluso, solicitar alguna explicación ante la aberrante causa del soldado israelí Elor Azaria que tras herir a un joven palestino y a plena luz del día le voló los sesos con disparo a la cabeza? (http://www.veteranstoday.com/2017/03/04/elor-azaria-and-the-myth-of-jewish-universal-values/). Por supuesto que no. Ni en mil años se podría haber producido tal situación y si por alguna rara razón eso se hubiera producido, que no le quede dudas a nadie que allí se habría terminado la carrera política de éste ilustre política argentino.  

Igualmente y aunque Massa crea que esto es una jugada maestra para arrimarse las simpatías de estos poderosos –especialmente en lo económico- sectores sionistas, ellos le marcaran el paso y solo le darán migajas. Al mismo tiempo algún que otro lector podría preguntarse ¿Es qué acaso estos sectores no han encontrado su lugar en el gobierno de CAMBIEMOS? Y la respuesta estridente es ¡Por supuesto!!, pero ellos nunca se quedan de un solo lado e incluso mantienen contactos con todos los niveles de la vida política.

 

Mientras lisonjean a Massa tienen sus dedos en el gobierno actual, solo se trata de momentos de oportunidad y sujetos que pueden ofrecerles los pasadizos para colarse en los asuntos políticos y económicos financieros del estado sin interesar quienes son ni de que partidos sean los gobernantes. Después de todo, para ellos los políticos argentinos son como los preservativos, una vez que se usan luego se descartan.

“LA GEOPOLITICA DE CARRIO”

Cuál es la visión geopolítica de la diputada Carrio y la importancia que para ella representa la India como actor prevalente por sobre China y Rusia

Por Pepe Beru

000911268

Cuantas veces habremos escuchado las particulares posiciones que la diputada Elisa Carrio ha expuesto sobre la política internacional que la Argentina debería llevar con los países y regiones del mundo, buscando fundar sus posiciones geoestratégicas con argumentos tales como, alianzas con países  “democráticos”, con “semejanzas con el cristianismo”  y por su puesto su tan a flor de piel “republicanismo”. Aunque esos adjetivos son más bien parte del libreto usado en el pasado para argumentar los beneficios de aliarse con EEUU o la Europa “cristiana”, Carrio lo vuelve a sacar del cajón para plantear nuevas relaciones con miras al Oriente y más precisamente el Asia.

Pero la propuesta de Carrio y según su juicio, las relaciones que Argentina debe abrir con aquella región tiene que ser solamente con países “democráticos” cayendo en aquel engañoso anatema –de origen estadounidense- que sin decirlo, relega al resto de los países que tengan otro sistema de gobierno.  En este sentido para Carrio la India es el país con el cual Argentina debe abrir relaciones amplias de mercado para tener una entrada vigorosa en Asia dejando de lado a China y a Rusia porque, según su sagrada visión, son los malvados de la región.

Para Carrio la India es el país que cumple con esas condiciones. Según ella la India presenta  “semejanzas con el Cristianismo” del cual tanto explota para sus teorizaciones y que más de una vez la han ubicado más bien, en la línea sionista religiosa que tanto daño ha causado y sigue causando en Palestina y en el Medio Oriente.

Pero centrándonos en ésta propuesta geoestratégica, hay que decir que no es para nada errada. Incluso Argentina debería de ampliar sus expectativas para estrechar sus lazos con China y ahondarlos con la Federación rusa pero, sabemos que la ideología de Carrio no le permite esa apertura dado que se halla demasiado comprometida con los intereses anglófilos y que la ligan tal vez por su gran admiración al detestable primer ministro británico Winston Churchill, que además de haber jugado muy sucio durante la segunda guerra mundial, fue quien promovió sin pausa y por intermedio de Washington el derrocamiento de Juan Domingo Perón.

Obviamente, eso no es de interés para la diputada. El pasado es el pasado y en lo que concierne a las relaciones estratégicas del país, se hace necesario una preparación clara y bien planificada que debe perdurar en el tiempo. Pero aquí no se han notado cambios o desarrollo de una planificación en torno a estos deseos. En Argentina el gobierno que asciende al poder suele de continuo y tal como lo marca su historia política, destruir lo que ha hecho el gobierno anterior llevando al país a situaciones tan caóticas como inentendibles. Sin dudas que la idiosincrasia de los argentinos es peculiar y  mucho más lo es la de  sus políticos.

Por ejemplo en el gobierno anterior y más allá de las críticas que se le pueda hacer, Cristina Fernández entablo una timorata relación con la Federación rusa pero al menos la entabló, un precedente que hubiera sido imposible de concebir en la era Menemista.

Para Carrio la “Rusia de Putin” es un riesgo y un peligro  para la paz, pero se abstiene constantemente de referirse a los riesgos y a las consecuencias que sus admirados estadounidenses y británicos han creado con su política agresiva y expansionista, causa indiscutible de la catástrofe que azota al Medio Oriente y a la república árabe siria, planes que tienen como uno de sus objetivos fundamentales el controlar la “ruta de la seda” desde Oriente a Europa.

Más allá de que Carrio sea un “carro de contradicciones” andante, lo cierto es que su propuesta focalizada solo sobre un solo país del Asia, tiene además de obtusa, una visión sospechosamente tendenciosa. ¿Pero por qué creemos que hay un extraño interés en la propuesta de Carrio? Bueno no olvidemos que la India es uno de los aliados de Washington y de Londres para crear un colchón de contención sobre China y también sobre Rusia. Desde hace décadas estos actores han venido manipulando situaciones locales y étnicas con miras a buscar alentar al separatismo de los pueblos próximos a China. Al mismo tiempo, Tel Aviv mantiene un estrecho interés sobre esa zona especialmente preocupado no por los lazos comerciales y culturales sino más bien, por la preocupante potencialidad nuclear de su vecino islámico, Pakistán.

Precisamente si algo une a Tel Aviv con Delhi es la necesidad de prevalecer sobre Pakistán con quien la India mantiene un histórico conflicto por la región de Cachemira que hoy por hoy podría terminar en una escalada nuclear.

Para aquellos actores, la India es un actor preponderante para poder desarrollar sus intereses geoestratégicos particulares que aunque tengan algunos puntos en común, son particulares de cada uno de ellos. Ni a Washington ni a Londres y menos aún a Tel Aviv, les interesa de que la India sea un país superpoblado y en el cual  la pobreza alcanza escandalosamente a un amplio sector de la población que además se halla subdividido en castas que revelan muy poca “democracia” de la que refiere Carrio.

Asimismo y pese a esa pobreza extrema de carácter estructural, la India es una potencia militar regional que –inversión millonaria mediante- precisamente viene desde hace quince años escalando en su carrera por la supremacía con aspiraciones a plantarse ante una China que viene sin pausa en un crecimiento que preocupa tanto a Nueva Delhi como a Washington.

En los últimos años ha cerrado varios contratos de compra de aviones de combate rusos MIG 29K, SU30 y otros equipos bélicos, como una forma de modernizar su Fuerza Aérea en la que revestían los viejos aviones británicos “Harrier”. Incluso mantiene con Rusia –denostada por Carrio-   una estrecha  participación en el desarrollo del misil anti-buque supersónico “BRHAMOS” que pese a los reparos demostrados por Washington y Londres, siguen con sus desarrollos.

Asimismo la India es el país que tiene la mayor población paupérrima del mundo y a su vez, bolsones de riquezas en pocas manos que son precisamente, los que se relacionan con los “civilizados” de occidente.  Para la diputada Carrio ese estado de pobreza no debe ser entendido como un retroceso social o algo negativo sino que se trata, de una de las mejores semejanzas que representa el cristianismo –Los humildes heredarán la tierra (Mateo. 5:5)- con el clasismo indio.

Igualmente es claro que Carrio “mea fuera del tarro”, ya que lo que se busca con una visión geoestratégica son nuevas rutas, mercados y la obtención de beneficios en intercambios primeramente económico-comerciales que podrán o no profundizarse con el área cultural y si quiere ella, religioso. Pero esa interacción tiene que ser con todos los actores asiáticos, sin los prejuicios y preconceptos que agita elaborados por sus ideólogos anglosajones quienes hoy por hoy, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca promueven muy activamente reactivar el “miedo a lo ruso”, la “rusofobia”  de la guerra fría, pretendiendo regresarnos a las épocas del “blanco y negro”, “EEUU líder del mundo Libre” y “Rusia la madre maléfica” que solo fueron slogans engañosos de una propaganda toxica y masiva que lo único que buscaba era, el dominio unilateral del mundo.

“PUTIN, EL HOMBRE DE LA DÉCADA”

EN DEBATE

“PUTIN, EL HOMBRE DE LA DÉCADA”

Tras una larga carrera en la política rusa, Vladimir Putin ha cosechado tragos amargos pero también brillantes éxitos que lo proyectan más allá de la Federación rusa y sin dudas que la gestión de estos últimos cuatro años ha dejado bien en claro que ha estado por sobre sus adversarios.

Por Charles H. Slim

 

SOCHI, RUSSIA - FEBRUARY 07: Russian President Vladimir Putin (R) enjoys the atmosphere during the Opening Ceremony of the Sochi 2014 Winter Olympics at Fisht Olympic Stadium on February 7, 2014 in Sochi, Russia.  (Photo by Pascal Le Segretain/Getty Images)

Cuando Vladimir Putin se hizo cargo en 1999 de los restos de lo que fue una Rusia potente y orgullosa, nadie daba un centavo por ese joven flacucho y sin expresión en el rostro.  Era solo una sombra detrás del etílico Boris Yeltsin, una decepción política surgida de aquellas jornadas del derrumbe de la URSS y un notable incompetente para hacerse cargo de los severos problemas políticos, económicos y sociales que surgieron tras aquel evento histórico.

Desde 1991 hasta la asunción de Putin el 31 de diciembre de 1999, la Federación Rusa se fue hundiendo poco a poco en una ciénaga de corrupción de la que nadie y menos aún, un solo hombre podría haber logrado rescatar.

Mientras tanto el mundo era testigo de la primera guerra trasmitida en directo –y prolijamente censurada- como si de un show se tratara y en la que EEUU inauguró su brutal carrera por insertarse en el Medio Oriente, Moscú era un caos y las ex repúblicas soviéticas se revolvían en luchas internas que bregaban por la separación definitiva del control ruso.

Fueron años oscuros en los que las “inversiones especulativas financieras de occidente” se hicieron su agosto, en los que las mafias de todo tipo proliferaron a costa de una galopante corrupción gubernamental y el mercado de la droga penetró con fuerza en el mismo corazón de Rusia propiciado, por una tóxica combinación de corrupción policial, mafias del Cáucaso que con conexiones con agentes de inteligencia occidentales, intentaron crear sus propios negocios de narcotráfico y armas en medio de la confusión.

 

 

v2
La flota del Mar negro en el puerto de Sebastopol se hallaba irremediablemente inmovilizada por carencia de repuestos y financiamiento. Peor suerte era para los submarinos nucleares anclados en “Balaklava”, donde por su abandono comenzaron a contaminar las aguas con sus reactores nucleares. Los MIG-29 eran alquilados para vuelos con turistas occidentales que pagaran unos cuantos dólares por saber que se sentía tripular una nave de combate. Los orgullosos uniformes del ejército soviético eran vendidos por sus propios dueños como “souvenir” a los turistas en pleno Moscú.Fueron días muy tristes y peligrosos para Rusia. Los profesionales no tenían trabajo y las maestras llegaron incluso a prostituirse para poder comer. En los cuadros militares cundió también la avaricia y la corrupción y como una peste, la insubordinación y la indisciplina se materializaron en todo tipo de formas que fueron desde los pequeños robos de equipos, prostitución masculina de conscriptos hasta la venta de armamento pesado en el mercado negro que incluía la posibilidad de acceder a los depósitos de uranio en los arsenales de misiles balísticos e incluso de material de sus centrales nucleares de “Kursk” o “Kola”.

Y en medio de este desastre, el fuego de la guerra en Chechenia no se apagaba y el precio que Rusia había pagado en sus intentos por recuperar el control de ese bastión musulmán del Cáucaso, habían sido devastadores. A las grandes bajas y considerables pérdidas materiales había que agregar la caída de la moral en la población que clamaba por el fin de aquella sangría en la cual y en forma encubierta venían trabajando las agencias extranjeras como el MI-6 británico proporcionándoles a los chechenos, armas, equipos e inteligencia para hacer frente a un ejército ruso muy superior.

 

 

v3
Fue selectivo y muy preciso al instruir a sus cuerpos de seguridad en cómo combatir a los “zares de la droga”, los lavadores de dinero  y a los mercaderes del tráfico de mujeres y niños para la prostitución, mercado muy requerido por importantes capitales occidentales.  Desterró con éxito la corrupción estructural y fue enérgico con aquellos que trataron de seguir con sus negocios sucios a costa del estado. Curiosamente cuando comenzó a cortar las rutas de movimiento del tráfico de opio, heroína y cocaína con rumbo a su país y los nexos financieros que se movían detrás, los problemas parecieron recrudecer con mayor fuerza para su gobierno y los intentos por difamarlo por los medio occidentales que hablaban de “brutalidad”  se volvieron cotidianos.Igualmente la estrategia de Putin prevaleció y logró desbandar a los combatientes chechenos expulsándolos de Grozny y a partir de entonces, pasaron a realizar acciones insurgentes y ataques terroristas como fue el ataque al Teatro Duvrobka en Moscú en el 2002.  Aquí también su apoyo a la estrategia para rescatar a los rehenes prevaleció y pese a las durísimas críticas que recibió por el método y los costos del asalto, prevaleció en el gobierno. Al mismo tiempo logró estabilizar la economía y a controlar el mundo del hampa que durante la era Yeltsin se había adueñado de la vida rusa.

Debió hacer frente a una de las tragedias navales más dolorosas que Rusia recordaba desde la II guerra como fue el extraño hundimiento del submarino  “Kursk” el 12 de agosto del 2000 que además de evidenciar la crisis material por la que atravesaba la flota rusa, soporto con paciencia las increpaciones de los familiares de los marinos que lo acusaron de negligencia y de no haber hecho todo lo posible para rescatarlos.

Luego en septiembre del 2004 vino aquel extraño ataque contra el colegio de Beslán que involucró varias manos oscuras y que nada tenían que ver con los musulmanes chechenos, como lo intentaron aparentar (RED VOLTAIRE.org.http://www.voltairenet.org/article122095.html ) Pero aunque Putin sabía que eso era tal cual, no estaba en posición de jugar en las grandes ligas de la política internacional, no al menos, hasta tanto reconstruyera el aparato de inteligencia y militar capaz de disuadir a este tipo de actividades sucias.

Putin demostró que podía romper las barreras culturales al estrechar lazos con Latinoamérica y en especial con la Venezuela “Bolivariana” llegando a trabar una amistad entrañable con otro líder indiscutido –y muy odiado por Washington y el sionismo- como lo fue Hugo César Chávez quien tuvo la visión de estrechar lazos estratégicos a base de un multipolarismo.

 

 

v4
En 2008 Washington y su aliado Tel Aviv se pusieron en campaña para darle apoyo militar al gobierno de Georgia que intentó tomar por asalto a Osetia del Sur lo que termino en una desagradable sorpresa para el gobierno de Saakashvili. Las fuerzas rusas le cortaron el paso y los georgianos debieron retirarse a regañadientes ante el abandono político de EEUU lo que terminó con su caída. Fue sin dudas el primer encuentro directo con los intereses occidentales tratando de remodelar a su gusto el mapa de la región.Hace exactamente diez años atrás en un discurso en Munich, Vladimir Putin fue profético al advertir de los  peligros y las consecuencias de un mundo unipolar como el que Washington y la OTAN trataban de imponer. Igualmente a esas alturas con un EEUU que estaba destrozando Afganistán y a Iraq, Rusia debía aún mantenerse al costado sin poder intervenir con el peso suficiente como para poder contrabalancear estas situaciones ante el foro de Naciones Unidas.

Actualmente y pese a los intentos solapados de crear controversia, Moscú ha dejado en claro que el triángulo compuesto por Abjasia, Rusia y Osetia del sur  sigue vigente y más vivo que nunca.

 

En 2010 con la farsa montada en el Norte de África y que los medios occidentales llamaron Primavera árabe el presidente Medvedev y el primer ministro Vladimir Putin mantuvieron una aparente apatía por los sucesos que se estaban registrando que en algún momento, llegaron a afectar intereses de Rusia en la región. Solo quedo ver como la OTAN despedazó a Libia y cuando eso se quiso recrear contra Siria, ya con Putin en la presidencia, las cosas cambiaron y a partir de ese momento comenzó a mostrar que durante todo ese tiempo en el que se había mantenido al margen de las cuestiones de la geopolítica internacional, había estado preparando a Rusia y sus frutos se vieron claramente en los éxitos geopolíticos de Crimea y Siria.

Carta de una estudiante rufinense

BY · FEB 27, 2017

 colectivo-rosario