“EL JUEGO SUCIO”

Un fallido intento de ataque terrorista orquestado contra Corea del norte revela inéditas incumbencias y reaviva la discusión sobre el uso de armas químicas. La doble moral continua.

Por Dany Smith

 

Apenas unas horas atrás la cadena de noticias coreana Yonhap daba cuenta sobre la desarticulación de los planes de una célula de asesinos dirigida por la CIA y elementos de Corea del sur, preparaba nada menos que el discreto asesinato del líder Kim Yon Un y de su plana mayor con el objetivo de crear el colapso del gobierno en Pyongyang.  Lo que los norteamericanos tratarían de difuminar con burlas y sus acostumbradas sátiras mediáticas, no es una broma ni menos aún el resultado de la imaginativa propaganda norcoreana.  Se trata nada menos, que de años de ejercer operaciones negras que con la complicidad de otras agencias, utilizan agentes bioquímicos y radiactivos con fines nefastos.

Para desgracia de Washington y su aparato mediático, Corea del Norte ha dejado de ser ese hermético país que se escondía tras un celoso y muy controlado régimen de censura informativa símil al estilo de la Unión Soviética “Stalinista”  o del viejo régimen comunista chino con Mao a la cabeza. Pyongyang se dio cuenta que esas rígidas políticas jugaban a favor de sus detractores occidentales quienes por medio de todo ese oscurantismo informativo que supo existir en épocas de la guerra fría, servía para poner a rodar las más disparatadas e injuriosas mentiras sobre su país.

No hay que olvidar el papel que han jugado los medios hegemónicos a lo largo de estos últimos treinta años, especialmente avocados a justificar las más injustificables acciones impulsadas por EEUU y Cía.  Ridiculizar al oponente hasta convertirlo a los ojos de la opinión pública en un “loco” o la “encarnación del mal”, son algunas de las tácticas informativas más conocidas y empleadas por el arsenal de “guerra psicológica de occidente. 

Explotando ventajas como son la cultura, el idioma y el total desconocimiento de su historia, los ingenieros de estas operaciones saben cómo manipular a una opinión pública mayoritariamente abúlica y perezosa que se deja llevar por lo que los medios oficiales publican por sus diversos medios. Con el mundo árabe e islámico hicieron cuanto se les vino en gana para tergiversar y manipular sus posiciones políticas, sus corrientes religiosas y políticas aprovechando el claro desconocimiento del idioma árabe.

Que podemos esperar entonces con el idioma coreano ¿Usted entiende esos signos inteligibles que no son chino? Aunque suene anodino, los cerebros de la desinformación, aprovechan estos desconocimientos para fabricar una noticia o un trascendido que en realidad es falso. Si por ejemplo usted viera un video por “Youtube” que muestra imágenes de ensayos militares coreanos, con esa característica voz enfática del locutor acompañada de un “graf” en idioma coreano, usted querrá saber de qué se trata. Y es allí donde el diablo mete la uña y manipulando estos elementos, los amos de a controversia y la instigación le harán creer que lo que usted está viendo es una rebelión contra Pyongyang.   

 

 

Esta bravata del funcionario israelí fue dura e inmediatamente criticada por sus pares, entre ellos Moshe Yaalon y no porque haya insultado a la dignidad de un mandatario extranjero sino más bien, porque deja expuesto a Tel Aviv en sus estrechas y secretas actividades que desde hace décadas, mantienen con EEUU.Por suerte actualmente la opinión pública se ha vuelto más desconfiada y ello a su vez ha obligado a que varios de los involucrados tras las sombras, salieran a tratar de respaldar la propaganda contra Corea del Norte. Uno de ellos, Tel Aviv, quien de la voz de su ministro de defensa Avdigor Liberman califico al líder norcoreano de “villano” y “loco”, alineándolo con los líderes de Siria e Irán lo que no estuvo exento de respuesta por parte de Pyongyang.

Uno de los secretos de Israel es planificar y matar sin que nadie se dé cuenta de ello, al menos hasta que lo hayan hecho.

Pero por qué Tel Aviv viene a la palestra a dar una posición tan esmeradamente pro-estadounidense, en un conflicto en el que en apariencia no tendría nada que ver. Bueno, como bien se sabe Tel Aviv y Washington comparten desde hace décadas, muchos secretos sucios que cada día cuesta trabajo mantener bajo la abultada alfombra de la historia. Hay demasiada basura acumulada que no dejaría dormir ni al mismo demonio, diría alguien.

Cuando el gobierno norcoreano denunció la fallida intentona de asesinar a Kim Yon Un usando un elemento “bioquímico”, las dudas y las preguntas sobre este asomo israelí en la crisis de la península se aclararon. Desde hace décadas que la inteligencia israelí y sus colegas estadounidenses, ejecutan operaciones de ataque utilizando novedosos métodos de asesinato, entre ellos, con sustancias biológicas, químicas y hasta radiactivas (Polonio) que tras insertado en el objetivo pueden tardar varios meses para eliminar físicamente a la víctima.

Hasta hace unos años, estas agencias gozaban de la incredulidad que proporcionaba la desinformación de los medios y sus fechorías pasaban como meras anécdotas de ciencia ficción. Pero las investigaciones científicas y los antecedentes sobre éste tipo de “operaciones especiales” son variados y algunos de ellos han pasado a la historia.

 

El envenenamiento del presidente la Autoridad Nacional Palestina Yasser Arafat que termino con su lenta muerte en un hospital de París en 2004, pasando por los intentos fallidos de envenenar a Saddam Hussein o al líder de la resistencia islámica palestina Kaled Mashal a plena luz del día en la vía pública en Aman allá por 1997, o el envenenamiento de Hugo César Chávez con una dosis de radiación en una micro fibra metálica colocada en una silla tras su visita a una universidad en EEUU,  son solo algunos de los ejemplos de cómo opera Israel y sus colegas de la CIA para deshacerse de sus enemigos. En base a venenos y sustancias complejas desarrolladas por médicos, farmacéuticos y virólogos al servicio del Mossad, Tel Aviv ha demostrado ser un experto en el negocio de la muerte inducida.

Sus colegas de la CIA también cuentan con una vasta experiencia sin dejar de señalar que ambos, suelen operar conjuntamente para cubrirse mutuamente.

En el caso de esta intentona que fue desbaratada por Pyongyang, lo relatado por el ministerio de seguridad interior, la célula dirigida por la inteligencia surcoreana NIS que se había venido preparando desde el 2014 en Corea del sur, había reclutado a un simple ciudadano norcoreano, tal vez descontento con su gobierno, tal vez estimulado por los 20.000 dólares que pagaban por sus movimientos, tal vez por el simple hecho de que amenazaban a su familia de que les iría mal si no cooperaba. Igualmente tras el desbaratamiento de este plan la suerte de este ciudadano usado por aquellas agencias, no será para nada agradable.

Más allá de los antecedentes que verifican la viabilidad de orquestar un ataque como el denunciado por Pyongyang, los inusuales movimientos recientes entre Washington y Seúl confirman que algo ha salido mal y hay que taparlo de inmediato ¿Será acaso por este fracaso?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: