“¿REACTIVACIÓN AERONAVAL?”

 

La concreción de un contrato de adquisición de aviones franceses Super Etendard puede significar un punto muy preciado desde lo histórico para Argentina ¿pero es una decisión acertada desde lo técnico y estratégico?

Por Javier B. Dal

 

 

Habiamos venido viendo como las Fuerzas Armadas argentinas se derrumbaban sin visos de una coherente y planificada reestructuración, propiciada en gran parte por la desidia política de los gobiernos de los últimos 40 años y especialmente, por la clara aversión ideológica y partidocrática del pasado gobierno “kirchnerista”.

Discurrir sobre la torpeza de estas posiciones ya no tiene interés. Aparentemente y luego de varios estudios, proposiciones y gestiones de los asesores del actual gobierno argentino, el poder ejecutivo habría puesto en camino la segura adquisición de equipamiento especialmente dirigido a una de las áreas más castigadas por falta de presupuesto como es la Armada Argentina.

Según han ventilado algunas fuentes, el arma naval estaría por recibir un lote de entre seis a siete aviones de fabricación francesa “Super Etendard”  a un costo por unidad de “diez millones de dólares”, una operación razonable considerando las capacidades de ése avión en las actuales condiciones del desarrollo bélico.

 

 

Sin dudas que se aplaude este sopló de oxígeno para la defensa nacional, pero aún esto es insuficiente. Vemos que claramente ha habido consideraciones de carácter político para orientar estas adquisiciones, especialmente dirigidas a que Argentina no se salga del marco de vendedores históricos, dejando de lado las magnificas oportunidades que ofrece el mercado ruso.Otro de los anuncios refiere a la adquisición de dos aviones “C-130J Hércules” y de la asistencia técnica de origen estadounidense que llegaría a la fábrica aeroespacial de FADEA en Córdoba, donde se reactivaría el desarrollo de aviones de manufactura nacional.

Los aviones franceses “Super Etendard” de la fábrica “DASSAULT BREGUET” demostraron una excelente perfomance en el Teatro bélico de Malvinas en 1982, sin dejar de considerar el valor agregado del recurso humano que los armaron, mantuvieron y pilotaron con éxito contra la aquella poderosa flota británica. Pero las actuales circunstancias  tecnológicas bélicas no dan clemencia. Aquellas jornadas contra la flota británica –que actualmente se halla renovada- son historia antigua y plantear una nueva misión con éstos aviones contra las actuales fragatas modernas inglesas, representaría un suicidio de los pilotos.

Obviamente que este gobierno no tiene en miras semejante hipótesis, pero la causa Malvinas supera los intereses de cualquier sector político y gobierno pasatista. En aquel sentido, adquirir estos aviones al menos reactivara la operatividad de una de las áreas más importantes de la defensa como es la custodia del extenso litoral marítimo.

Hay algo de snob en estas adquisiciones, pero también hay mucho de deliberada permisión por parte de Londres, que sabe muy bien que Argentina con estos “remozados” aviones franceses –los cuales ya no se producen- , no tendrán las mismas chances que en 1982, que no hay que olvidar, por aquel entonces París corto los suministros de misiles “Exocet” por pedido del Foreing Office en Londres. Algo similar ocurriría si el gobierno anunciara a bombo y platillo la adquisición de aviones “SkyHawk A4-Q”, que en la actualidad carecen de toda posibilidad de operatividad.

Desde el punto de vista estratégico, se trata de una compra absurda y hasta inútil. Absurda por el simple hecho de que más allá de que dicho avión cumplió exitosamente sus tareas en 1982, actualmente es un arma inoperante ante los nuevos y sofisticados sistemas antiaéreos y navales que tienen los británicos quienes además, luego del conflicto estudiaron al dedillo, como contra restar al sistema antibuque “Exocet” y por ende a su vector de lanzamiento (el Super Etendard).

 


Hace cuatro años Argentina había desperdiciado la oportunidad de adquirir nada menos que veinticuatro aviones navales Sukhoi SU-33 de IV generación (aunque otras fuentes identificaron como SU-35), lo que a la vista de los expertos fue una clara demostración de ignorancia estratégica y vacío político-estratégico del gobierno de Cristina Fernández que en realidad escondía, un miedo a trabar relaciones con Moscú. Inútil por el motivo que hemos mencionada inmediatamente arriba. Actualmente si Argentina entrase en un conflicto similar al de 1982 o incluso, solo en un incidente aislado, no solo no contarían con aquel “as” bajo la manga sino que para peor, los británicos tras décadas de haber desarrollado contramedidas contra misiles complejos, serían eliminados mucho antes de que sus radares iluminasen el blanco. Hoy existe el llamado sistema antimisiles “Aegis” que montado en las fragatas y destructores 2000, elimina mucho antes de la reentrada a cualquier misil que fura disparado contra una unidad en operaciones.

De haberse perfeccionado ese acuerdo hoy la situación geopolítica del país sería rotundamente diferente.

El desconocimiento de las necesidades y las conveniencias estratégicas llegaron a tal punto, que falto muy poco para que aquel gobierno “popular” se dejara embaucar con la entrega de chatarra israelí (aviones KFIR) que además de usada e inoperante, sería entregada sin sistemas de armas.

 

 

Otras de las ofertas de Moscú era la de proveer aviones de intercepción y caza “MIG-29” e incluso cuando el gobierno de Macri llego al poder, se rumoreaba que habían en danza las probabilidades de adquirir aviones “MIG-31E” a costos muy convenientes, lo que habría desatado la histeria de Londres, Santiago de Chile y de los ocupantes de Malvinas.

 

Pero quienes habrían dado su voto de desaprobación final fueron los estadounidenses, quienes ya desde antes de que Obama se fuera de la Casa Blanca, dejaron bien en claro que si habían compras de armas para una reestructuración estarían supervisadas por ellos; de ese modo, ¿se puede hablar de reactivación?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: