Carta Abierta al Señor Mariano Grondona

El domingo 28 de Marzo esperaba con ansiedad el programa televisivo HORA CLAVE, en razón que se trataría sobre el nuevo engendro llamado día de la memoria por el 24 de Marzo de 1976.

Pensaba ver una mesa equilibrada para que el debate tuviera la imparcialidad necesaria, pero no fue así, a la mesa le faltaba una pata y por eso estaba renga, no había un representante de quienes habían sido víctimas del accionar de los guerrilleros en los 70. Razón por la cual apagué el televisor con gran indignación al poco de iniciado el debate

Tomó la palabra el eterno trabajador de político Julio Bárbaro que con gran liviandad culpó de todo lo sucedido a los militares, y ante una pregunta del conductor del programa, referente al por que no se le da un cierre a todo esto, cicatrizar las heridas del pasado, respondió que cuando el dolor de los familiares y de las madres es muy grande es difícil cerrar las heridas, y se refirió al caso de España en donde también estaba promoviendo una revisión de los sucesos de la guerra civil española, lo que omitió decir que quien impulsaba dicha revisión era el juez Baltasar Garzón, de reconocida tendencia política de tinte comunista. Al igual que los que impulsan el juzgamiento de los militares que los combatieron en los 70.

Me preguntaba entonces si las madres de aquellos soldados muertos cuando se estaban bañando, por los subversivos cuando atacaron el Regimiento de Formosa no tendrían el mismo dolor o quizás mayor, por que sus hijos estaban cumpliendo con una ley de la nación del servicio militar obligatorio, en cambio los otros habían empuñado las armas por propia voluntad y sabían perfectamente que actuaban fuera de la ley y cuales podían ser sus consecuencias.

Me preguntaba si la viuda de Viola, era insensible al dolor por la muerte tan artera de su marido y de su pequeña hija en manos de estos asesinos que no titubearon en abrir fuego y acribillar el auto con las pequeñas adentro.

Me preguntaba por el dolor del los familiares del Tcnl Larrabure, de los familiares del Ingeniero Paz y tantísimos otros asesinados por estos criminales.

Sin embargo, de ellos nunca escuché palabras de rencor o manifestar deseos de venganza, en una clara diferencia que proviene de las enseñanzas recibidas en el seno familiar, tanto el Ingeniero Paz, como el Tcnl Larrabure en sus notas antes de que los asesinaran, les recomendaban a sus hijos no odiar, algo propio de buenos cristianos.

Los familiares de los criminales asesinos subversivos recibieron jugosas indemnizaciones para mitigar su dolor, no así sus víctimas, y hoy les levantan monumentos cual si fueran héroes, dándose la paradoja de quienes defendieron la nación de esta agresión apátrida al servicio de Rusia por intermedio de Cuba. Se encuentran presos en una violación clara de las leyes y de toda norma jurídica.

Quienes salieron en defensa de la Nación y sus instituciones en vez de llamarse defensores por la tergiversación de todas las cosas como siempre lo hacen los zurdos, hoy pasaron a ser represores.

¿Acaso podemos llamar represores a aquellos que defendieron nuestra patria en las invasiones inglesas? En los 70 ocurrió lo mismo

¿Qué pretendían?, ¿que se cruzaran de brazos y los dejaran tomar el poder e imponer su ideolología al resto de la sociedad, que siempre los había rechazado en las contiendas electorales en las que participaron?

Pero deseo volver al tema y refrescarle “la memoria” al Sr Julio Bárbaro y decirle que él formó parte de la dirigencia política que hundió en el caos a nuestra nación, la misma que al asumir Cámpora al gobierno el 25 de Mayo de 1973 escoltado por decenas de terroristas que ingresaron al salón blanco de la casa de gobierno, implementó una gestión favorable a la subversión instalando una política de indefensión y suicidio institucional, al destruir el aparato defensivo del Estado.

El ministro del interior de Cámpora y actual procurador general de la Nación Esteban Righi abrió las cárceles y puso en libertad a todos los guerrilleros que estaban siendo juzgados, antes de que se dictase alguna ley en tal sentido

Derogó una veintena de normas destinadas a combatir el terrorismo y disolvió la Cámara federal, organismo destinado a juzgar a los guerrilleros con todas las garantías constitucionales.

Se anuló todo juicio o proceso que se les seguía a los subversivos, limpiando así sus antecedentes.

La Corte Suprema de Justicia renunció en pleno al enterarse del resultado de la elección que llevaba la guerrilla a poder.

Para desmantelar el resto del poder judicial, se sancionó una ley que permitía a los jueces jubilarse sin haber alcanzado la edad con el 80 por ciento del sueldo y se le permitía seguir ejerciendo su profesión.

Todas estas leyes salieron con el voto de los diputados y senadores de la nación, que participaron en esta inmolación de la Nación

Tan desastrosa fue la gestión del “Tio” como le solían decir, que solo duró 49 días en el poder, en ella también debemos recordar la masacre de Ezeiza. Perón lo echó y al renunciar su vice, Solano Lima, debió asumir la presidencia, el presidente de la cámara de diputados Raúl Lastiri.

En el llamado a elecciones triunfó la fórmula Perón, Perón, llevando al viejo líder y su esposa al poder el 23 de septiembre de 1973, dos días después se produce el asesinato de José Rucci.

Diputado Julio Bárbaro: “El compañero Rucci a muerto a manos de aquellos que pretenden convertir el escándalo en algo cotidiano y que tiene un solo objetivo: la guerra civil.

Yo pienso que la muerte de un ser humano, más que escándalo es un crimen.

Pero de esto Ud. no se acordó nada, parece que más que el día de la memoria era el de la desmemoria.

También deseo recordar que durante el gobierno de Perón no disminuyó en nada el accionar subversivo, solo citemos el ataque a la guarnición de Azul, entre tantos otros. Analicemos las palabras del diputado sueldo referidas a este hecho.

“Asesinar soldaditos conscriptos que cumplen con su periodo militar…así como a oficiales y suboficiales, es algo que no empieza los últimos meses. Se practicó abundantemente durante la dictadura militar.

Entonces era bueno y ahora es malo.

El propio Perón comienza a reaccionar ante este atentado.

Todo tiene un límite…se trata de poner coto a la acción disolvente y criminal que atenta contra la existencia de la patria y sus instituciones.

Pero los políticos no reconocen sus responsabilidades en esta acción disolvente que atentaba contra la existencia de la patria y sus instituciones.

A la muerte de Perón le sucede su esposa, con incapacidad manifiesta para dirigir los destinos de la Nación, el caos se profundiza en todos los ámbitos, en el económico solo basta recordar el golpe inflacionario que se conoció como el “Rodrigazo”, ni ella ni la dirigencia política atinaba con alguna solución para la crisis profunda que vivía el país.

En plena tempestad, Isabelita pidió licencia, abandonó el barco y le entregó el fardo a Italo Luder. Se puede decir que ya no había gobierno

Senador Cerro: “ya cotidianamente abrimos las páginas de los diarios y nos parece un hecho natural el de los secuestros y asesinatos”

Senador Cornejo de Linares: “…esta es la hora de actuar, de defender lo más caro que tenemos… la misma nacionalidad, que se ve comprometida por esta conspiración de raíz internacional…el país vive una escalada de violencia que pone en peligro los supremos valores del Estado y de la Nación misma.

Veamos que decían los diarios en fecha próxima al 24 de marzo

La opinión: un muerto cada 5 horas, una bomba cada tres (tapa del 19 de marzo de 1976)

De jueves a jueves (entre el 11 y el 18 de marzo) 38 personas fueron asesinadas en todo el país sin que se produjera ni una sola detención, ni se diese cuenta de alguna pista. En el mismo período 51 bombas estallaron en distintos sitios.

Prensa (titulares del 21 de marzo) hubo 1358 muertos desde 1973 por acciones terroristas.

Repelieron ataques a dependencias policiales

Hubo hechos de violencia en Mendoza

Secuestraron a un gremialista

Sepelio de un policía muerto por terroristas

Hízose detonar una bomba frente a una peluquería

Habríase planeado un ataque contra un aeropuerto

Diario de sesiones del 10 de marzo de 1976, (La clase política reconocía su incapacidad para dar respuestas al desastre que se vivía.)

Senador Bravo: “En nuestro país…hay un vació de poder y no hay conducción de gobierno… este gobierno está en una pendiente inclinada y viene cayendo. Si no lo recogemos entre todos y ponemos orden, alguien va a tomar la conducción del país. Ningún país queda un día sin gobierno.

Reconocimiento pleno de que no había gobierno y que no tenían soluciones para encausar el desmadre que ellos mismos habían cometido. El 24 de Marzo de 1976, no hubo un golpe de estado, quienes debían ejercerlo se lo endilgaron a quienes creían que podían tener soluciones para la crisis que vivía el país.

El 24 de Marzo fue un día de júbilo popular, la gente salió a las plazas a festejar que los militares se hicieran cargo del gobierno, por que la clase política dio sobradas muestra de su incapacidad para cumplir con la función propia de gobernar.

Sr. Grondona quien escribe estas líneas supero por poco los 60 años, y creo que usted tiene algunos más, es decir que viví esa época con plena conciencia de lo que sucedía, y me extraña de Ud que es una persona por lejos más capaz que yo, que se comportara como si no recordara nada de esa época.

La historia debe escribirse con la verdad, y de esa parte inmediata de la misma, que ambos conocemos, debe defenderse con convencimiento y entereza. No puede hacerse a medias tintas, se ama a Dios o al diablo, pero no se puede pretender quedar bien con Dios y con el diablo.

Atentamente

Autor: Luis Razzolini